close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo
Una avalancha de evidencia demuestra que el Chapo Guzmán es culpable: fiscal de EU
"Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable", dijo la fiscal al jurado, que podría comenzar a deliberar el viernes.
AFP Archivo
Por AFP
30 de enero, 2019
Comparte

Durante 12 semanas el jurado que debe decidir la suerte del Chapo Guzmán recibió “una avalancha de evidencia” que demuestra que es culpable de traficar cientos de toneladas de droga a Estados Unidos, afirmó el miércoles el gobierno estadounidense en el tramo final del juicio en Nueva York.

La fiscal Andrea Goldbarg aseguró que los testimonios de 56 personas, incluidos 14 excolaboradores del Chapo, así como llamadas telefónicas entre el acusado y sus socios grabadas en secreto, mensajes de texto interceptados e informes contables incautados son más que suficientes para declararlo culpable.

Mientras hablaba, cientos de fotos, videos, mapas y mensajes de texto entre el exjefe del cartel de Sinaloa y sus socios se sucedieron en una gran pantalla en la sala del tribunal, en una suerte de avalancha visual de la evidencia contra el mítico capo mexicano acumulada por la fiscalía durante más de una década.

Armas y drogas en la corte

A un par de metros del jurado, fue colocado un chaleco antibalas, un par de rifles -incluido un AK-47- y varios ladrillos de cocaína incautados al cártel.

“Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable”, dijo la fiscal al jurado.

El Chapo, vestido de traje oscuro, se mostró atento como durante todo el proceso, tomó notas y en un par de momentos hasta sonrió relajado. Como cada día, cruzó un saludo y miradas con su joven esposa Emma Coronel, de 29 años, sentada entre el público.

Joaquín “el Chapo” Guzmán, de 61 años, es acusado de 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero. Fue extraditado a Estados Unidos hace dos años, tras dos fugas espectaculares de prisiones mexicanas. Si es hallado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

Inicialmente, el Chapo fue acusado de 17 delitos, pero los cargos fueron reducidos luego a 11 y finalmente a 10.

Atando cabos

“Como dijimos en los alegatos iniciales, este caso es sobre drogas, dinero y violencia. A lo largo de 25 años, el acusado fue subiendo de rango en el cartel hasta convertirse en el principal líder del cartel de Sinaloa”, dijo Goldbarg al jurado.

“Su objetivo era distribuir tantas drogas como fuera posible en Estados Unidos, y obtener ganancias de millones de dólares”, añadió.

El gobierno estadounidense calcula que entre 1989 y 2014 el Chapo y su cártel facturaron 14,000 millones de dólares enviando cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana a Estados Unidos.

La fiscal comenzó su alegato final recordando una escena macabra contada la semana pasada por un exsicario del Chapo, Isaías “Memín” Valdez: el acusado disparando contra dos narcotraficantes del cártel rival de Los Zetas y dando órdenes de echarlos a una hoguera en las montañas de Sinaloa.

No solo ordenaba torturas y asesinatos, sino que él mismo “no tenía miedo de ensuciarse las manos” y “personalmente asesinó” a tres narcotraficantes rivales, según contaron testigos, dijo Goldbarg.

Luego comenzó a repasar cada uno de los 10 cargos y las 26 violaciones de las que es acusado, atando cabos sueltos al recordar los testimonios de los 14 testigos cooperantes de la fiscalía, destacando sus coincidencias.

Y volvió a difundir extractos de llamadas telefónicas y mensajes de texto del Chapo, donde éste habla de sus negocios de droga y de sobornos a funcionarios mexicanos, y que confirman lo contado por sus exsocios que decidieron traicionarlo para obtener una sentencia reducida.

Mejor el juicio que el trabajo

Un problema con una integrante del jurado fue discutido y resuelto rápidamente en la mañana por el juez Brian Cogan.

La jurado quería saber si el Chapo está pagando él mismo a sus abogados. Cogan se reunió con ella en privado, y según la transcripción de la corte, le explicó que no debe especular sobre ese tema, que no forma parte de la evidencia y por ende no puede afectar su veredicto.

La mujer dijo que comprendía.

El juez también quiso despachar a un jurado suplente cuyo jefe quiere despedirlo porque no puede trabajar desde el inicio del proceso el 5 de noviembre. Pero el jurado dijo que prefería seguir en el juicio hasta el final que regresar a su empleo, aunque eso implique quedarse desempleado.

Aunque avanza lentamente, la acusación estima que terminará sus alegatos finales este miércoles. Luego será el turno de la defensa, y el jurado podría comenzar a deliberar desde este viernes.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Las innovaciones más prometedoras en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer
Mientras aumenta la incidencia del cáncer en la población mundial, la comunidad científica desarrolla innovadores tratamientos para hacer frente al llamado desafío médico del siglo XXI.
Getty Images
7 de abril, 2019
Comparte

El cáncer sigue siendo letal.

En 2018, la enfermedad provocó la muerte de 9.6 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y se espera que, para 2030, la cifra supere los 13 millones.

Una de las causas por las que cada vez más personas mueren producto de la enfermedad es el aumento de la esperanza de vida a nivel global.

Sin embargo, durante los últimos 20 años la ciencia ha hecho considerables avances en el diagnóstico y tratamiento de esta condición.

Las tasas de supervivencia de los pacientes han aumentado, a la vez que la comunidad científica experimenta con nuevos tratamientos.

Hay mucho que todos podemos hacer para reducir el riesgo de padecer cáncer. Según la OMS, entre el 30% y el 50% de las muertes por esta enfermedad se pueden prevenir.

Eliminar factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, el exceso de peso corporal y los alimentos procesados (además de mantenerse activo) puede ayudar a evitar algunos tipos de cáncer.

“Cuando usamos la palabra cáncer, en realidad nos referimos a más de 200 enfermedades diferentes”, comenta el doctor Salvador Macip, especialista en cáncer de la Universidad de Leicester.

Radiografía.

Getty Images
Los expertos opinan que las tasas de supervivencia de pacientes con cáncer aumentarán en el futuro, gracias a tratamientos innovadores.

“Algunas de ellas las tenemos casi bajo control: las tasas de supervivencia en los casos más comunes como el cáncer de mama y próstata actualmente superan el 80%. Para para otros, como el de cerebro, pulmón o páncreas, tenemos pocas opciones”.

Según Macip, los esfuerzos para tratar la enfermedad toman tres direcciones principales simultáneamente: la detección temprana, los nuevos medicamentos y la prevención.

“Seguimos avanzando en todas estas áreas y las tasas de supervivencia global seguramente seguirán aumentando en los próximos años”, afirma.

Innovadores tratamientos como la terapia genética, la inmunoterapia y la experimentación con el microbioma humano son algunas de las alternativas más prometedoras para detectar y tratar la enfermedad.

Entonces, ¿qué es lo más reciente en la lucha contra el cáncer?

1- Cambios epigenéticos

Los expertos consideran que el diagnóstico temprano puede ser crucial para reducir la mortalidad por cáncer y un lugar crucial para buscar pistas es la sangre.

Investigadores del Centro de Cáncer Princess Margaret, en Canadá, han encontrado una manera de detectar cambios epigenéticos en muestras de sangre, con el fin de comprobar si ciertos genes están activados o desactivados.

Cáncer.

Getty Images
Las investigaciones en el campo de la inmunoterapia han recibido más atención desde 2018.

Esto puede indicar no solo la presencia del cáncer, sino también la tipología que padece el paciente.

La investigación aún se encuentra en sus primeras etapas, pero este enfoque sería capaz de identificar la enfermedad incluso antes de que la persona comience a desarrollar síntomas.

2- El “momento de la penicilina”

La inmunoterapia está de moda en este momento.

En 2018, el inmunólogo estadounidense Jim Allison recibió el Premio Nobel de Medicina por el gran avance científico que significó su técnica conocida como el “momento de la penicilina”, en la investigación del cáncer.

Los descubrimientos de Allison abrieron una nueva ventana al tratamiento contra la enfermedad.

En esencia, la inmunoterapia se basa en el argumento de que nuestro sistema inmunológico ha estado siendo engañado para que ignore las células cancerosas. Y ese proceso puede revertirse con anticuerpos desarrollados de manera especial.

Un paciente famoso por beneficiarse de esta terapia fue el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, quien padeció un cáncer agresivo que pudo ser eliminado de su hígado y cerebro a la edad de 91 años.

3- El microbioma

Investigadores del Centro para el Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, encontraron que un microbioma más diverso contribuye a mejores resultados de inmunoterapia entre pacientes con melanoma.

Radiografía.

Getty Images
Las investigaciones sobre el cáncer han avanzado considerablemente en los últimos 20 años.

Los científicos descubrieron que aquellos con un grupo más diverso de bacterias “buenas” en sus intestinos podían ayudar a su sistema inmunológico a combatir mejor el cáncer.

La relevancia de este descubrimiento es la posibilidad de cambiar nuestro microbioma con bastante facilidad mediante dieta y ejercicio, proporcionando así formas menos invasivas y más accesibles para mejorar la posibilidad de combatir el cáncer con éxito.

4- Terapia de genes

Otro avance prometedor es el medicamento de terapia génica Kymriah, que se usa para tratar a pacientes jóvenes con leucemia linfoblástica aguda, cuando todos los demás tratamientos han fallado.

Desarrollado por investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, el tratamiento consiste en extraer las células T (un glóbulo blanco que es un soldado de infantería en nuestro sistema inmunológico) sanas de un paciente y reprogramarlas para que reconozcan el cáncer.

Células T atacando a células cancerígenas.

Getty Images
Gran parte de la investigación sobre el cáncer está enfocada en hacer que el cuerpo humano logre luchar contra la enfermedad.

Las células T supercargadas se vuelven a introducir en el paciente para que encuentren y maten las células cancerosas.

Durante los ensayos clínicos con este procedimiento, el 83% de los pacientes entraron en remisión a los tres meses, y aproximadamente la mitad de ellos permanecieron sanos dos años después.

El medicamento ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, este tipo de inmunoterapia es muy costoso.

5- La prevención es más efectiva

Prevenir, coinciden los científicos, es una de las alternativas más recomendables cuando de cáncer se trata.

Por eso es recomendable administrar determinadas vacunas para enfermedades que son potenciales desencadenantes de esta condición.

Por ejemplo, un programa de inmunización introducido en Escocia hace 10 años logró eliminar una cantidad sustancial de casos de precáncer cervical en mujeres jóvenes, según una investigación reciente publicada en el British Medical Journal.

Vacuna.

Getty Images
Las vacunas preventivas para virus como el del papiloma pueden evitar casos de cáncer cervical.

La vacunación de rutina se administró a niñas de 12 y 13 años contra el virus del papiloma humano, una infección de transmisión sexual que a menudo puede desencadenar cáncer de cuello uterino.

Los investigadores descubrieron que la vacuna había provocado una reducción del 90% en las células precancerosas.

El uso de esta vacuna en Escocia es aproximadamente del 90%, pero incluso las mujeres no vacunadas mostraron una reducción de la enfermedad.

Estos resultados sugieren que la interrupción de la transmisión del virus del papiloma en Escocia ha creado una “protección de rebaño” sustancial.


(*) Este artículo es publicado en respuesta al interés mostrado por nuestros lectores cuando les preguntamos cuál era el desafío más urgente en materia de salud.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5pk11p8vZEY

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.