Una avalancha de evidencia demuestra que el Chapo Guzmán es culpable: fiscal de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

Una avalancha de evidencia demuestra que el Chapo Guzmán es culpable: fiscal de EU

"Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable", dijo la fiscal al jurado, que podría comenzar a deliberar el viernes.
AFP Archivo
Por AFP
30 de enero, 2019
Comparte

Durante 12 semanas el jurado que debe decidir la suerte del Chapo Guzmán recibió “una avalancha de evidencia” que demuestra que es culpable de traficar cientos de toneladas de droga a Estados Unidos, afirmó el miércoles el gobierno estadounidense en el tramo final del juicio en Nueva York.

La fiscal Andrea Goldbarg aseguró que los testimonios de 56 personas, incluidos 14 excolaboradores del Chapo, así como llamadas telefónicas entre el acusado y sus socios grabadas en secreto, mensajes de texto interceptados e informes contables incautados son más que suficientes para declararlo culpable.

Mientras hablaba, cientos de fotos, videos, mapas y mensajes de texto entre el exjefe del cartel de Sinaloa y sus socios se sucedieron en una gran pantalla en la sala del tribunal, en una suerte de avalancha visual de la evidencia contra el mítico capo mexicano acumulada por la fiscalía durante más de una década.

Armas y drogas en la corte

A un par de metros del jurado, fue colocado un chaleco antibalas, un par de rifles -incluido un AK-47- y varios ladrillos de cocaína incautados al cártel.

“Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable”, dijo la fiscal al jurado.

El Chapo, vestido de traje oscuro, se mostró atento como durante todo el proceso, tomó notas y en un par de momentos hasta sonrió relajado. Como cada día, cruzó un saludo y miradas con su joven esposa Emma Coronel, de 29 años, sentada entre el público.

Joaquín “el Chapo” Guzmán, de 61 años, es acusado de 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero. Fue extraditado a Estados Unidos hace dos años, tras dos fugas espectaculares de prisiones mexicanas. Si es hallado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

Inicialmente, el Chapo fue acusado de 17 delitos, pero los cargos fueron reducidos luego a 11 y finalmente a 10.

Atando cabos

“Como dijimos en los alegatos iniciales, este caso es sobre drogas, dinero y violencia. A lo largo de 25 años, el acusado fue subiendo de rango en el cartel hasta convertirse en el principal líder del cartel de Sinaloa”, dijo Goldbarg al jurado.

“Su objetivo era distribuir tantas drogas como fuera posible en Estados Unidos, y obtener ganancias de millones de dólares”, añadió.

El gobierno estadounidense calcula que entre 1989 y 2014 el Chapo y su cártel facturaron 14,000 millones de dólares enviando cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana a Estados Unidos.

La fiscal comenzó su alegato final recordando una escena macabra contada la semana pasada por un exsicario del Chapo, Isaías “Memín” Valdez: el acusado disparando contra dos narcotraficantes del cártel rival de Los Zetas y dando órdenes de echarlos a una hoguera en las montañas de Sinaloa.

No solo ordenaba torturas y asesinatos, sino que él mismo “no tenía miedo de ensuciarse las manos” y “personalmente asesinó” a tres narcotraficantes rivales, según contaron testigos, dijo Goldbarg.

Luego comenzó a repasar cada uno de los 10 cargos y las 26 violaciones de las que es acusado, atando cabos sueltos al recordar los testimonios de los 14 testigos cooperantes de la fiscalía, destacando sus coincidencias.

Y volvió a difundir extractos de llamadas telefónicas y mensajes de texto del Chapo, donde éste habla de sus negocios de droga y de sobornos a funcionarios mexicanos, y que confirman lo contado por sus exsocios que decidieron traicionarlo para obtener una sentencia reducida.

Mejor el juicio que el trabajo

Un problema con una integrante del jurado fue discutido y resuelto rápidamente en la mañana por el juez Brian Cogan.

La jurado quería saber si el Chapo está pagando él mismo a sus abogados. Cogan se reunió con ella en privado, y según la transcripción de la corte, le explicó que no debe especular sobre ese tema, que no forma parte de la evidencia y por ende no puede afectar su veredicto.

La mujer dijo que comprendía.

El juez también quiso despachar a un jurado suplente cuyo jefe quiere despedirlo porque no puede trabajar desde el inicio del proceso el 5 de noviembre. Pero el jurado dijo que prefería seguir en el juicio hasta el final que regresar a su empleo, aunque eso implique quedarse desempleado.

Aunque avanza lentamente, la acusación estima que terminará sus alegatos finales este miércoles. Luego será el turno de la defensa, y el jurado podría comenzar a deliberar desde este viernes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los enfrentamientos en Suecia tras los llamados a 'quemar el Corán' por parte de la ultraderecha

Varias ciudades suecas experimentan disturbios desde el jueves tras la convocatoria de un grupo de extrema derecha a quemar el texto sagrado del Islam.
18 de abril, 2022
Comparte

Docenas de personas fueron arrestadas en Suecia tras graves disturbios a raíz de convocatorias para “quemar el Corán” por parte de un grupo islamofóbico de extrema derecha.

Los enfrentamientos llevan produciéndose de manera consecutiva desde el jueves en varias ciudades del sur del país, donde el partido ultraderechista Stram Kurs (Curso Firme), liderado por el danés-sueco Rasmus Paludan, convocó los eventos.

Paludan dijo que habían quemado el texto sagrado del Islam y que repetirían la acción, que se produce durante el Ramadán, el mes sagrado musulmán.

Según un comunicado de la policía difundido este lunes, 18 personas fueron arrestadas en Linköping y ocho en Norrköping -con unos 130.000 habitantes y al suroeste de Estocolmo- donde se produjeron algunos de los disturbios más intensos.

Paludan había amenazado con realizar otra manifestación en esa ciudad el domingo, lo cuañ provocó que un grupo de contramanifestantes se reunieran allí, informó Deutsche Welle.

La policía local dijo en un comunicado que los agentes realizaron “varios disparos de advertencia” y que “tres personas fueron aparentemente alcanzadas” y están siendo atendidas en el hospital, pero agregó que ninguna de las lesiones es potencialmente mortal.

La noche anterior se registraron disturbios en la ciudad sureña de Malmö, a raíz de la convocatoria de otra “quema del Corán” por el grupo de extrema derecha liderado por Paludan.

Los manifestantes prendieron fuego a una barricada en Norrköping

EPA

“Una provocación”

Los gobiernos de Irán e Irak llamaron a consultas a los representantes suecos en sus países, y Arabia Saudita condenó lo ocurrido, considerándolo un “abuso deliberado del sagrado Corán por parte de algunos extremistas en Suecia, y una provocación e incitación contra los musulmanes”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irak dijo que los hechos tienen “graves implicaciones en las relaciones de Suecia con todos los musulmanes”.

El encargado de negocios sueco en Bagdad, Hakan Rooth, consideró los actos una “ofensa grave” y una “provocación” hacia los musulmanes.

El jefe de la policía nacional de Suecia, Anders Thornberg, dijo el sábado que los manifestantes mosraron indiferencia por la vida de los policías y agregó: “Hemos visto disturbios violentos antes, pero esto es otra cosa”.

Las protestas contra las amenazas de Stram Kurs de quemar el Corán se han tornado violentas en Suecia en otras ocasiones.

En 2020, hubo varias manifestaciones violentas, con quemas de automóviles y enfrentamientos en la ciudad de Malmö.

Paludan, quien estuvo encarcelado durante un mes en 2020 por delitos de racismo en Dinamarca, también ha intentado planear quemas del Corán en otros países europeos como Francia y Bélgica.

Rasmus Paludan en Estocolmo, Suecia, el 4 de septiembre de 2021.

Getty Images
Rasmus Paludan lidera el partido ultraderechista Stram Kurs

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6rSRX2Wu4m8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.