close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

Una avalancha de evidencia demuestra que el Chapo Guzmán es culpable: fiscal de EU

"Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable", dijo la fiscal al jurado, que podría comenzar a deliberar el viernes.
AFP Archivo
Por AFP
30 de enero, 2019
Comparte

Durante 12 semanas el jurado que debe decidir la suerte del Chapo Guzmán recibió “una avalancha de evidencia” que demuestra que es culpable de traficar cientos de toneladas de droga a Estados Unidos, afirmó el miércoles el gobierno estadounidense en el tramo final del juicio en Nueva York.

La fiscal Andrea Goldbarg aseguró que los testimonios de 56 personas, incluidos 14 excolaboradores del Chapo, así como llamadas telefónicas entre el acusado y sus socios grabadas en secreto, mensajes de texto interceptados e informes contables incautados son más que suficientes para declararlo culpable.

Mientras hablaba, cientos de fotos, videos, mapas y mensajes de texto entre el exjefe del cartel de Sinaloa y sus socios se sucedieron en una gran pantalla en la sala del tribunal, en una suerte de avalancha visual de la evidencia contra el mítico capo mexicano acumulada por la fiscalía durante más de una década.

Armas y drogas en la corte

A un par de metros del jurado, fue colocado un chaleco antibalas, un par de rifles -incluido un AK-47- y varios ladrillos de cocaína incautados al cártel.

“Han visto la evidencia: drogas, armas, informes contables, cartas. Todo esto prueba que el acusado es culpable de todos los cargos más allá de toda duda razonable”, dijo la fiscal al jurado.

El Chapo, vestido de traje oscuro, se mostró atento como durante todo el proceso, tomó notas y en un par de momentos hasta sonrió relajado. Como cada día, cruzó un saludo y miradas con su joven esposa Emma Coronel, de 29 años, sentada entre el público.

Joaquín “el Chapo” Guzmán, de 61 años, es acusado de 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero. Fue extraditado a Estados Unidos hace dos años, tras dos fugas espectaculares de prisiones mexicanas. Si es hallado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

Inicialmente, el Chapo fue acusado de 17 delitos, pero los cargos fueron reducidos luego a 11 y finalmente a 10.

Atando cabos

“Como dijimos en los alegatos iniciales, este caso es sobre drogas, dinero y violencia. A lo largo de 25 años, el acusado fue subiendo de rango en el cartel hasta convertirse en el principal líder del cartel de Sinaloa”, dijo Goldbarg al jurado.

“Su objetivo era distribuir tantas drogas como fuera posible en Estados Unidos, y obtener ganancias de millones de dólares”, añadió.

El gobierno estadounidense calcula que entre 1989 y 2014 el Chapo y su cártel facturaron 14,000 millones de dólares enviando cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana a Estados Unidos.

La fiscal comenzó su alegato final recordando una escena macabra contada la semana pasada por un exsicario del Chapo, Isaías “Memín” Valdez: el acusado disparando contra dos narcotraficantes del cártel rival de Los Zetas y dando órdenes de echarlos a una hoguera en las montañas de Sinaloa.

No solo ordenaba torturas y asesinatos, sino que él mismo “no tenía miedo de ensuciarse las manos” y “personalmente asesinó” a tres narcotraficantes rivales, según contaron testigos, dijo Goldbarg.

Luego comenzó a repasar cada uno de los 10 cargos y las 26 violaciones de las que es acusado, atando cabos sueltos al recordar los testimonios de los 14 testigos cooperantes de la fiscalía, destacando sus coincidencias.

Y volvió a difundir extractos de llamadas telefónicas y mensajes de texto del Chapo, donde éste habla de sus negocios de droga y de sobornos a funcionarios mexicanos, y que confirman lo contado por sus exsocios que decidieron traicionarlo para obtener una sentencia reducida.

Mejor el juicio que el trabajo

Un problema con una integrante del jurado fue discutido y resuelto rápidamente en la mañana por el juez Brian Cogan.

La jurado quería saber si el Chapo está pagando él mismo a sus abogados. Cogan se reunió con ella en privado, y según la transcripción de la corte, le explicó que no debe especular sobre ese tema, que no forma parte de la evidencia y por ende no puede afectar su veredicto.

La mujer dijo que comprendía.

El juez también quiso despachar a un jurado suplente cuyo jefe quiere despedirlo porque no puede trabajar desde el inicio del proceso el 5 de noviembre. Pero el jurado dijo que prefería seguir en el juicio hasta el final que regresar a su empleo, aunque eso implique quedarse desempleado.

Aunque avanza lentamente, la acusación estima que terminará sus alegatos finales este miércoles. Luego será el turno de la defensa, y el jurado podría comenzar a deliberar desde este viernes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

De Trotsky a Evo Morales: los asilados y refugiados políticos que ha recibido México

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a México tras aceptar la oferta del gobierno de ese país de concederle asilo político. Morales se suma a una larga lista de asilados y refugiados que han sido recibidos en ese país.
AFP
13 de noviembre, 2019
Comparte

Tras su renuncia a la presidencia de Bolivia, Evo Morales llegó a México aceptando la oferta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de concederle asilo político.

Así Morales es el último que se suma a una larga lista de asilados y refugiados en ese país que incluye a un ideólogo soviético, una activista de derechos humanos, ex presidentes de Centro y Sudamérica y exiliados republicanos españoles.

Durante casi todo el siglo pasado, México tuvo una activa política de asilo. La tradición, sin embargo, pareció perderse a partir de los años 90, cuando se modificó la forma de mediar en los asuntos de la región.

Estos son algunos de los personajes que llegaron a México buscando asilo o refugio político.

AMLO

Gobierno de México
El presidente López Obrador fue criticado por el asilo a Evo Morales.

José Martí

Entre los primeros que llegaron, aprovechando un acuerdo que se firmó en 1853 con el gobierno de Colombia para no extraditar a perseguidos políticos, fueron varios cubanos que lucharon por la independencia de su país en el siglo XIX.

El más notable de ellos, el poeta y revolucionario José Martí pasó dos años en México en 1875 durante un largo período de destierro de su país.

Víctor Raúl Haya de la Torre

El pensador y político peruano llegó a México en 1923 invitado por el escritor y ministro de Educación, José Vasconcelos. Llegaba como refugiado después de haber sido encarcelado durante el régimen de Augusto Leguía.

Fue en México donde, inspirado en la Revolución, Haya de la Torre fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), con la que inicialmente buscaba consolidar un proyecto para toda la llamada Indoamérica.

Trotsky y frida kahlo

Getty Images
Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo.

León Trotsky

En 1937, el gobierno de Lázaro Cárdenas accedió a concederle asilo político al ideólogo y revolucionario ruso León Trotsky, exiliado de la Unión Soviética por José Stalin.

Trotsky llegó a México tras una serie de gestiones realizadas por el pintor Diego Rivera, quien lo recibió junto con su esposa Frida Kahlo en su casa en la cuidad de México.

El asilo mexicano no terminó bien para el revolucionario. Después de sufrir dos atentados en la casa de Rivera, Trotsky fue asesinado en 1940 por el agente estalinista español Ramón Mercader mientras trabajaba en su despacho.

Luis Buñuel y Luis Felipe

Durante la Guerra Civil española en los 1930 varios republicanos que huyeron de su país también fueron recibidos por las autoridades mexicanas.

Entre 1939 y 1942, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, México asiló a más de 25,000 españoles. Entre ellos estaba el poeta Luis Felipe y el director de cine Luis Buñuel, quien posteriormente se convirtió en ciudadano mexicano.

castro

Getty Images
El refugio en México le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria.

Fidel Castro

En 1955, después de haber sido encarcelado por oponerse al régimen de Fulgencio Batista, un joven Fidel Castro de 28 años partió de Cuba hacia México.

El refugio en ese país le sirvió a Castro para preparar su campaña revolucionaria. Tras 18 meses en México regresó a su país junto con varios aliados, entre ellos Che Guevara, y eventualmente logró su objetivo de encabezar el régimen comunista en Cuba.

Héctor José Cámpora

Dos décadas después, en 1976, durante el golpe de Estado en Argentina, el presidente de ese país, Héctor José Cámpora, se asiló en la embajada de México en Buenos Aires.

El peronista permaneció tres años en la representación diplomática mexicana hasta que en 1979 las autoridades militares le permitieron partir hacia México.

Allí murió un año después a causa de un cáncer de laringe.

sha

Getty Images
El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista al shá de Irán y pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca

Sha de Irán

También en 1979 llegó otro personaje prominente al México: Mohamed Reza Pahlevi, el Sha de Irán, quien había sido derrocado durante la Revolución Islámica en su país.

El gobierno mexicano le otorgó una visa de turista y el sha pasó varios meses viviendo en la ciudad de Cuernavaca. Pero la hospitalidad mexicana al parecer tuvo un límite con el exmandatario iraní.

Cuando éste viajó a Estados Unidos para someterse a un tratamiento médico, el gobierno de México decidió bloquear su regreso.

La familia Allende

Durante la década de 1970 el gobierno mexicano recibió refugiados de Argentina, Chile y Uruguay que huían de los regímenes militares de sus países.

Entre los exiliados estaba la familia del presidente chileno Salvador Allende, destituido por un golpe, y de varios integrantes de su gabinete.

Entre los que llegaron a México estaba la viuda de Allende, Hortenisa Bussi, y sus hijas, Isabel y Beatriz.

Menchú

Getty Images
Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

Rigoberta Menchú

En los 1980 miles de indígenas de Guatemala que escapaban de la Guerra Civil en su país recibieron asilo en México.

Entre ellos estaba la activista de derechos humanos Rigoberta Menchú, quien pidió asilo en el país después de que su familia fuera torturada y asesinada en su país.

Menchú ganó el Nobel de la Paz en 1992.

El último, Manuel Zelaya

La tradición de otorgar asilo en México quedó suspendida durante los siguientes 24 años. Tanto los gobiernos de Ernesto Zedillo como el de Vicente Fox y Enrique Peña Nieto se vieron envueltos en controversias con los gobiernos de izquierda de la región.

Fue hasta 2009 cuando México reanudó su práctica y otorgó asilo a Manuel Zelaya, el presidente de Honduras depuesto en un golpe de Estado.

El entonces presidente mexicano Felipe Calderón lo recibió con honores, pero sólo dos días después Zelaya salió del país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WwvLDxhYclw

https://www.youtube.com/watch?v=da40FCAN4KI

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.