¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro
CNDH emite recomendación para el gobierno y Fiscalía de Chiapas por los desplazados de Chenalhó
El organismo determinó que se vulneraron los derechos a la seguridad personal, a la libertad de circulación y residencia de las 971 personas desplazadas.
Archivo / Cuartoscuro
Por Notimex
16 de enero, 2019
Comparte

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación al gobierno de Chiapas, la Fiscalía General de la entidad y a los municipios de Chenalhó y de San Cristóbal de las Casas, por el de Desplazamiento Forzado Interno (DFI) de 971 personas de la etnia tsotsil.

En el documento, el organismo solicita diseñar e implementar un programa de reparación colectiva para brindar a las personas desplazadas condiciones dignas de vida, así como herramientas y medios para restablecer sus medios de subsistencia, además de brindarles atención médica y psicológica.

Leer: Falso que indígenas de Chiapas fueron desplazados por empresas extranjeras; el video está sacado de contexto

La recomendación llega luego de que las autoridades no garantizaron la seguridad de los afectados ni previnieron los delitos y actos violentos en su contra durante los conflictos que provocaron la destitución de la entonces presidenta municipal de Chenalhó.

De acuerdo con la CNDH fueron vulnerados los derechos a la seguridad personal, a la libertad de circulación y residencia, el derecho a no ser desplazado forzadamente, a la propiedad, a la asistencia humanitaria, a las medidas de ayuda inmediata y a la alimentación.

Así como a una vivienda adecuada, educación, al trabajo, atención médica y protección a la salud, de acceso a la justicia y al interés superior de la niñez, ya que entre las 971 personas se encontraban 470 niños y adolescentes.

De acuerdo con la CNDH, en mayo de 2016, en la toma de protesta del presidente municipal sustituto de Chenalhó se registraron desacuerdos y enfrentamientos armados.

Derivado de ello vinieron agresiones que motivaron a 971 personas de la etnia tsotsil a abandonar sus propiedades; 274 de esas víctimas que apoyaron al nuevo presidente municipal se refugiaron en la Casa de la Cultura de la Cabecera Municipal.

Leer: Todos vienen y prometen, pero seguimos en la misma: la vida de los desplazados de Aldama, Chiapas

En tanto que 121 personas, sin saber a quién apoyaban, se resguardaron en un salón de fiestas ubicado en el vecino municipio de Pantelhó; en esos lugares recibieron alimentos y ayuda de autoridades del gobierno estatal.

Ante el riesgo y vulnerabilidad en que estaban las personas desplazadas, el 29 de mayo y el 1 de junio de 2016, la CNDH solicitó medidas cautelares para que se garantizara a las víctimas la satisfacción de sus necesidades básicas, se les brindara protección y resguardo, y se realizaran las acciones para solucionar esos hechos de violencia.

Tiempo después, el 22 de febrero de 2017, personas armadas llegaron a la cabecera municipal de Chenalhó y tomaron la Casa de la Cultura, por lo que nuevamente las familias huyeron, esta vez hacia una colonia de San Cristóbal de las Casas.

Por ello, la CNDH además de solicitar un programa de reparación colectiva, también pide realizar un censo que corrobore el número de personas víctimas del desplazamiento que salieron de su domicilio desde mayo de 2016 y un diagnóstico que evidencie su situación actual.

Leer: El costo de la impunidad: el impacto de los desplazados

Así como diseñar e implementar una campaña de información para comunicar a esas personas cuáles son sus derechos y a quién pueden acudir para protegerlos, e implementar de manera coordinada con ese municipio un protocolo de seguridad operado por las fuerzas del orden.

La Comisión destaca que es necesario un programa de acceso a viviendas del que puedan beneficiarse las personas desplazadas, el cual les permita vivir en condiciones de dignidad en tanto retornan a sus hogares; lo mismo programas de subsistencia, atendiendo a sus habilidades y conocimientos.

Otras peticiones que forman parte de la recomendación son: hacer un diagnóstico en todo el estado para evidenciar las causas del desplazamiento, los impactos en la población y las necesidades inmediatas de esas personas, así como informar a la Procuraduría Agraria sobre la situación de desprotección y posibles afectaciones que han sufrido las tierras ejidales y/o pequeñas propiedades abandonadas por los desplazados.

También solicita que la Fiscalía General realice las diligencias necesarias para la investigación de los hechos denunciados y colabore con la CNDH en la presentación y seguimiento de la queja que corresponda ante la Visitaduría Ministerial de esa Fiscalía, para que determine las responsabilidades en este caso.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Así se prepara la NASA para un posible impacto de un asteroide
La posibilidad de que un gran asteroide choque en la Tierra es baja, pero la amenaza está ahí. Y si algún día llegase a pasar sería una catástrofe apocalíptica. Por eso, los científicos se toman el tema en serio y se entrenan para tener listo un plan de reacción.
1 de mayo, 2019
Comparte

El siguiente escenario es apocalíptico.

Que quede claro desde el principio que no es real. Pero solo imaginarlo es aterrador.

Un asteroide se acerca velozmente a la Tierra. Mide entre 100 y 300 metros y, de llegar a impactar nuestro planeta, liberaría entre 100,000 y 800,000 kilotones de energía, lo que causaría una gran devastación.

Como referencia, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima tenía “solo” 15 kilotones.

La Red Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés), calcula que el asteroide pasará muy cerca de nosotros dentro de ocho años (el 29 de abril de 2027) y tendrá un 10% de posibilidades de embestir la Tierra.

Ante esta amenaza, los científicos tienen una misión contrarreloj: evitar una catástrofe sin precedentes en el planeta.

Calma. Como avanzamos, este panorama es ficticio.

En realidad, es parte de un ejercicio en el que durante esta semana participan astrónomos de distintas partes del mundo, reunidos en la Conferencia de Defensa Planetaria convocada por la Academia Internacional de Astronáutica en Washington D.C, Estados Unidos.

Dentro de la conferencia, uno de los puntos centrales es este simulacro diseñado por la NASA, en el que los expertos deben diseñar estrategias de preparación en caso de que algún día un asteroide se acerque peligrosamente a la Tierra de manera real.

“Esta es una amenaza que podría ocurrir, aunque es muy poco probable“, le dijo a la cadena NPR Paul Chodas, director del Centro de Estudios para Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA (CNEOS, por sus siglas en inglés), quien diseñó el ejercicio.

“Nuestro objetivo es seguir todos los pasos que deberíamos llevar a cabo”, dice Chodas refiriéndose a cómo se preparan para un posible escenario real.

Misión: salvar el planeta

Según Chodas, el objetivo del simulacro es ajustar el sistema de toma de decisiones sobre cuál es la mejor manera de enfrentar este tipo de amenazas.

Aunque un plazo de ocho años para tomar una decisión parece bastante, Chodas advierte que, en realidad, es poco.

A diferencia de las misiones científicas en la que los investigadores eligen qué asteroide quieren analizar, en asuntos de defensa planetaria la situación es al contrario.

“Es el asteroide el que te elige a ti”, dice Chodas.

El reto de los astrónomos reunidos en Washington es realizar cálculos para determinar con precisión las características del asteroide y, a partir de ahí, proponer qué acciones tomar.

Entre las posibles estrategias para salvarnos del asteroide podría estar desviar su trayectoria con una nave o mediante una detonación nuclear.

Según el CNEOS el reto es desviar el asteroide sin fracturarlo, pues sus fragmentos podrían caer sobre la Tierra.

En caso de que el choque sea inminente, los planes deberían enfocarse en evacuar la zona del impacto.

¿Estamos en riesgo?

Según la NASA, diariamente sobre la Tierra caen unas cien toneladas de material interplanetario. La mayoría de ese material es polvo que se libera de los cometas.

Pero también, en un promedio de cada 10,000 años, existe la posibilidad de que asteroides mayores de 100 metros puedan impactar sobre la Tierra y causar desastres a nivel local o generar olas que inunden áreas costeras.

La NASA también calcula que cada “varios cientos de miles de años”, un asteroide mayor a un kilómetro podría golpear la Tierra.

Si eso sucede, los escombros se esparcirían a través de la atmósfera. Causarían lluvia ácida, se bloquearía parcialmente la luz del sol y las rocas volverían a caer en llamas sobre la Tierra.

La tecnología actual permite detectar un objeto que se acerca al planeta con varios años de anticipación, pero en todo caso, los expertos dicen que nadie debería preocuparse demasiado por el impacto de un asteroide en la Tierra.

Pero insistimos: el CNEOS advierte que, en este momento, no se conoce ningún asteroide que te tenga una “probabilidad significativa” de impactar sobre la Tierra en los próximos 100 años.


https://www.facebook.com/bbcmundo/posts/10157460396404665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=xw6EJRpPS-0&t=145s

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal