close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Diciembre de 2018, con la mayor caída de empleo observada en ese mes desde 1997: Semáforo Económico

En general, durante el año pasado, la generación acumulada de empleo fue de 660 mil 910 puestos; de acuerdo con México, ¿cómo vamos? era necesario crear 1 millón 200 mil plazas.
Cuartoscuro Archivo
23 de enero, 2019
Comparte

Durante diciembre de 2018, la cantidad de empleos formales en el país disminuyó en 378 mil 561 plazas, la mayor caída observada para ese mes desde 1997, indicó el Semáforo Económico de México, ¿cómo vamos?, al citar datos publicados por el IMSS.

Esa reducción, señaló México, ¿cómo vamos?, es consistente con lo observado en años anteriores debido a factores estacionales. En general, durante el año pasado, la generación acumulada de empleo fue de 660 mil 910 puestos. 

El #SemafóroEconómico señala que para dar cabida a las personas que se incorporan a la fuerza laboral del país se debieron generar 1 millón 200 mil plazas en el año, o 100 mil empleos por mes, por lo que su indicador de empleo formal para 2018 su ubicó en color rojo, al estar por debajo de la meta.

A lo largo del año pasado, de los 32 estados únicamente 6 lograron generar suficientes empleos formales para cumplir con la meta establecida por México, ¿cómo vamos?, la cual varía de acuerdo con las características de cada entidad.

Tres entidades – Coahuila, Chihuahua y Guanajuato – generaron entre 75% y 100% de la meta, mientras que 23 entidades generaron menos del 75%. Además, dos entidades, Guerrero y Tabasco, no sólo no generaron empleos nuevos, sino que tuvieron disminuciones en la cantidad de trabajos formales registrados.

Los estados con mejor desempeño fueron Quintana Roo, Querétaro y Baja California Sur, los cuales generaron 197%, 150% y 146% de su meta de empleo formal a lo largo del año. En 2017, también fueron los mejor posicionados, al generar 240%, 237% y 168% de la meta, respectivamente.

Las entidades que peores resultados en la materia tuvieron fueron Guerrero, Tabasco y Oaxaca. Oaxaca generó 390 empleos formales acumulados a lo largo del 2018, equivalente al 1% de su meta.

El registro en Guerrero disminuyó en lo equivalente a 16% de su meta, mientras que la cantidad de empleos formales tuvo una disminución igual al 15% de la meta en Tabasco. Además, Tabasco acumuló el cuarto año consecutivo con generación negativa de empleos formales.

El desempeño observado tanto a nivel estatal como nacional pone en evidencia la necesidad de un cambio en la manera de lidiar con el tema de la generación de empleo formal, consideraron los especialistas de México, ¿cómo vamos?

“Cuatro de los diez estados que menos empleos formales generaron en 2018 eligieron nuevo gobernador el año pasado. Será importante que las nuevas administraciones estatales de Tabasco, Chiapas, Veracruz y Morelos evalúen las políticas que se han implementado durante los últimos años, y hagan los cambios necesarios para lograr mejores resultados.

Además, la nueva administración federal deberá concentrarse en políticas que impulsen el crecimiento económico del país y estimulen la generación de empleo formal en el país, de manera que no sólo haya más plazas disponibles, sino que éstas brinden derechos laborales a los trabajadores y contribuyan a tener mayores niveles de productividad laboral”, refirieron.

 

 

A lo largo de la administración de Enrique Peña Nieto, se señaló en el #SemáforoEconómico, se generaron 4 millones 162 mil 990 empleos formales, cifra que rebasa lo generado en las tres administraciones anteriores.

“Sin embargo, la cantidad generada es menor a la que se debería haber generado en el periodo, de 7 millones 200 mil plazas. La mayor parte de estos empleos se generaron en los sectores de industrias de transformación y de servicios para empresas, personas y hogar, los cuales contienen 27% y 24% de los empleos formales registrados, respectivamente”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

SLS, el cohete más poderoso de la NASA con el que EU quiere volver a mandar humanos la Luna

La primera etapa del megacohete SLS, el más poderoso que la NASA haya construido, salió de la fábrica en Nueva Orleans y ahora se someterá a unas exhaustivas pruebas para preparar sus viajes a la Luna.
11 de enero, 2020
Comparte

El “megacohete” SLS, el más poderoso que la NASA ha construido hasta ahora, está un paso más cerca de salir al espacio por primera vez.

La primera parte del núcleo salió de la fábrica en Nueva Orleans para someterse a pruebas cruciales y prepararse para su lanzamiento.

El Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) es una parte crítica del programa Artemis de la agencia espacial estadounidense, cuyo objetivo es volver a llevar humanos a la Luna para 2024.

Este núcleo es la pieza central del nuevo cohete y se someterá a evaluaciones exhaustivas en el estado de Misisipi, en el sureste de Estados Unidos.

El miércoles, se montó en una barcaza que lo llevará a su destino.

El cohete, que será más alto que un edificio de 30 pisos, está siendo construido para la NASA por Boeing.

Jim Morhard, administrador adjunto de la NASA, asistió al despliegue del núcleo del cohete este miércoles en el centro de ensamblaje de Michoud, donde se construyó.

Núcleo del megacohete

NASA / Danny Nowlin
El núcleo del megacohete ayudará a impulsar la primera misión Artemis a la Luna.

Morhard dijo que representaba “un salto emocionante hacia adelante en el programa Artemis, ya que los equipos de la NASA siguen avanzando hacia la plataforma de lanzamiento”.

Pruebas

El programa, que se anunció en 2010, se ha visto afectado por demoras y sobrecostos.

Algunos en la comunidad espacial creen que sería mejor lanzar misiones al espacio profundo en cohetes comerciales. Pero los partidarios del programa dicen que la NASA necesita su propia capacidad de lanzamiento de carga pesada.

Después de salir del centro de ensamblaje Michoud, este miércoles, el núcleo se montó en la barcaza Pegasus de la NASA para viajar por agua al Centro Espacial Stennis, en Misisipi.

Núcleo del megacohete

NASA / Jared Lyons
El núcleo del cohete será transportado por agua desde la fábrica en Nueva Orleans.
Núcleo del SLS

NASA / Jared Lyons

La etapa de prueba en Stennis, llamada “Green Run”, implicará operar todos los sistemas del núcleo simultáneamente por primera vez.

Los cuatro poderosos motores RS-25 se activarán durante unos ocho minutos (o tal vez un poco menos) y serán acelerados en diferentes configuraciones. La NASA imitará los niveles de empuje necesarios durante el lanzamiento.

El núcleo del SLS contiene dos tanques propulsores: uno para almacenar oxígeno líquido y otro para hidrógeno líquido. Juntos, poseen una combinación de 2,7 millones de litros de propelente para los motores.

Proyecto anterior

El SLS fue diseñado para reutilizar la tecnología desarrollada originalmente para el programa de transbordadores espaciales de la NASA que operaron entre 1981 y 2011.

Centro de pruebas B-2

NASA
La zona de pruebas B-2 en el Centro Espacial Stennis de la NASA será usado para evaluar el núcleo del megacohete SLS.

Los propulsores RS-25 pertenecieron a otro orbitador y el núcleo del SLS se inspira en el tanque externo que almacenaba el propelente para los motores de los transbordadores (aunque con modificaciones significativas).

El cohete proporcionará la potencia necesaria para enviar a la nave espacial Orión, de la NASA, a la Luna.

Se espera que el lanzamiento inaugural del cohete (misión Artemis-1) ocurra en algún momento en 2021.

SLS

NASA
El SLS proveerá la potencia necesaria para enviar a la nave espacial Orión a la Luna.

En 2019, John Shannon, jefe del programa SLS de Boeing desde 2015, dijo: “Sospecho que una vez que el SLS esté listo, no habrá necesidad de otro vehículo de carga pesada en muchos años. Así que esta es una oportunidad única para toda una generación”.

El núcleo es el artefacto más grande que la NASA haya construido en la fábrica de Luisiana, contando al Saturno V del programa Apolo (desarrollado entre 1961 y 1972 y que llevó al hombre a pisar la Luna por primera vez en 1969).

Orión

Mientras tanto, la nave espacial Orión, para la primera misión de Artemis, ya está construida.

Nave espacial Orión

NASA
La nave espacial Orión, que llevará a la tripulación de la misión Artemis, está siendo probada en Ohio.

Actualmente está atravesando las pruebas finales en la estación de Plum Brook en Ohio, en el noreste de EE.UU.

Durante la misión Artemis-1, Orión volará alrededor de la Luna para probar el equipo en el espacio profundo. La nave espacial no llevará tripulación.

La primera misión tripulada será Artemis-2, que llevará a cuatro astronautas a orbitar la Luna.

Artemis-3, programada para 2024, llevará a un hombre y una mujer al polo sur lunar.

Será la primera vez que Estados Unidos ponga a sus astronautas en la superficie lunar desde 1972.

.


https://youtu.be/H8NO-TEa5QQ

https://youtu.be/-NSjnc3NL2k

https://youtu.be/24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.