Guatemala frente al espejo: una autocrítica ciudadana ante la crisis política y social (capítulo de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Portada del libro

Guatemala frente al espejo: una autocrítica ciudadana ante la crisis política y social (capítulo de regalo)

Animal Político te regala un fragmento del libro "Guatemala frente al espejo. Reflexiones sobre cómo construir o destruir una nación", de Julio Ligorría (Planeta).
Portada del libro
Comparte

Presuntos actos de corrupción y escándalos políticos en los que están envueltos funcionarios guatemaltecos, como su actual presidente y excomediante Jimmy Morales, son el hilo conductor del libro “Guatemala frente al espejodel escritor Julio Ligorría, quién señala que en este ensayo los lectores encontrarán un ejercicio de introspección social ante la situación política y social que atraviesa este país.

“Los guatemaltecos estamos conscientes de la crisis, cada quien la entiende desde su perspectiva, con sus explicaciones y justificaciones. No es simple la tarea de concitar la unidad y promover el sacrifico de algunas zonas de interés particular”, dijo en entrevista para Animal Político.

En Guatemala, -explicó Ligorría-, la denuncia de los actos corruptivos no era una práctica usual, donde los mecanismos de investigación y denuncia funcionaban muy poco. “Lamentablemente, los abusos cometidos por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) hicieron de la denuncia espuria una moneda de cambio aceptada socialmente al inicio, porque provocaron la caída de un gobierno, pero a medida que el show mediático de la comisión avanzó y los resultados no eran ni son visibles, los ciudadanos perdieron la fe en la comisión y comenzaron a ver las partes oscuras”.

Al ganar la desconfianza de la sociedad, el proceso en la denuncia de actos corruptos se fue degradando. “Cada vez se ve con mayor suspicacia las denuncias porque si antes eran sensacionalistas y luego dejaron entrever la mala intención de los investigadores y del mismo comisionado, ahora se desconfía de la real intención de hacer semejantes denuncias”.

La CICIG surge de la firma del Acuerdo entre la ONU y el Gobierno de Guatemala el 12 de diciembre de 2006. Se trata de un órgano independiente de carácter internacional, cuya finalidad es apoyar al Ministerio Público, la Policía Nacional Civil y a otras instituciones del Estado tanto en la investigación de los delitos cometidos por integrantes de los cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad.

El espejo guatemalteco

En Guatemala frente al espejo, de Julio Ligorría, se habla de la construcción y destrucción de una nación, él lo explicó con dos casos recientes en la historia latinoamericana: Venezuela, “el país con las mayores reservas de petróleo del planeta viviendo en el caos y la miseria”, y Chile una nación con problemas pero “con una economía que sostiene posiciones de fortaleza y una estabilidad social que avanza con claridad de rumbo estratégico superior a la de muchas naciones del hemisferio”.

“Destruir es fácil y se documenta con relativa propiedad pero construir, a partir de cenizas y dolores, es todo un reto que reclama la comprensión del proceso (con todo y sus matices) y la decisión de hacer los sacrificios que sean necesarios para ir avanzando paso a paso”.

Libertad de expresión, CICIG y la sociedad

La crisis guatemalteca puede analizarse desde diferentes ángulos pero Ligorría se basó en los medios de comunicación como uno de los sectores más afectados.

“Formaron parte de una ola que revelaba ‘filtraciones’ que nadie sabía a ciencia cierta de dónde venían, y cuyo final era la vindicta (venganza) pública contra personas y circunstancias antes de que empezaran los procesos”, explicó.

Con la llegada de las redes sociales, que aparecieron como un Caballo de Troya, según describe el autor, “atrajeron la atención con noticias y denuncias morbosas y luego algunos usuarios envenenaron la mente de sus seguidores, de tal manera que ahora, las redes cuestionan todo lo que los medios masivos tradicionales informan”.

El CICIG también atraviesa una situación crítica en Guatemala tras la cancelación del mandato de este organismo por parte del presidente Morales. “Suena un tanto inverosímil, pero los excesos cometidos por ese paraorganismo adscrito a Naciones Unidas y el daño al sistema de justicia del país es de tal magnitud, que la nación iba hacia un colapso inevitable”.

Sin embargo, las demandas de la sociedad han quedado de lado, pues grupos organizados asumieron como propia la representación de los ciudadanos y se han apoyado en cuanto recurso propagandístico tienen a su alcance para desfigurar la realidad, explicó el autor.

“Hoy, cualquiera dice ser representante del pueblo y utiliza las redes para crear la ficción de masa, de representatividad. Pocos entienden lo que pasa, pero cuando ven las agendas de los grupos que están recurriendo a la impostación de la voz del pueblo, entienden que hay imitadores, manipuladores y extorsionistas que se abrogan la representación del pueblo para amañar el cumplimiento de agendas políticas y mediáticas impresentables”, detalló.

Julio Ligorría aspira a que las generaciones encuentren en este libro una herramienta que les permita tomar nota “de lo mal que lo hemos hecho las generaciones de nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros y a partir de estas reflexiones encuentren elementos que les permitan iniciar el camino para corregir el rumbo y rescatar a Guatemala hacia un mejor destino que sin duda se merece”.

Ligorría analiza y proyecta en Guatemala frente al espejo a un país multilingüe y pluricultural, regido por una constitución que lo enmarca en el modelo republicano, de estructura económica industrial, que sobrevivió a la descomposición social de un conflicto interno de 36 años caracterizado por una ubicación geoestratégica privilegiada, en tanto colinda con NAFTA y dista tres horas de vuelo de Estados Unidos. Señala que la movilidad humana es apresurada, mientras que la socioeconómica es sumamente lenta.

Animal Político te regala un fragmento del libro “Guatemala frente al espejo. Reflexiones sobre cómo construir o destruir una nación”, de Julio Ligorría (Planeta)  © 2018. Cortesía otorgada bajo el permiso de la editorial:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.