En Huauchinango y Tulancingo, demasiadas necesidades para cuatro programas sociales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En Huauchinango y Tulancingo, demasiadas necesidades para cuatro programas sociales

A la gira del presidente López Obrador para entregar apoyos acude un mar de personas con una o varias necesidades apremiantes, que el gobierno espera satisfacer con becas y pensiones.
Cuartoscuro
Comparte

Adultos mayores de 70 años, indígenas, niños y adultos con discapacidad, madres solteras, jóvenes sin empleo. Muchos de ellos, con varias de esas características juntas acudieron este jueves a los municipios Huauchinango, Puebla, y Tulancingo, Hidalgo, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó los programas de su política de Bienestar con la esperanza de obtener algún apoyo que mejore en algo su precaria situación.

A un lado del templete en el que Obrador pronunció su discurso y entregó algunos apoyos simbólicos, en ambos eventos había varios puestos con agua, vacunas y una mesa de atención, a cuyo alrededor se remolinaron los potenciales beneficiarios de las becas y pensiones prometidas por el mandatario. Ninguno lo obtuvo en ese momento porque apenas se trata del registro, pero todos querían anotarse.

Mujeres y hombres indígenas, con zapatos de plástico y sombrero de palma, ellas cubriéndose el frío con un rebozo, todos en una visible edad de retiro, fueron a pedir lo que apenas llegará a un ingreso de supervivencia. Niños con síndrome de Down, alguno con parálisis cerebral y su madre llevándolo en una silla de ruedas. Hombres en edad productiva que no pueden caminar. Jóvenes que no superan los 20 años pero ya dejaron la escuela y esperan un bebé. Todos se formaron en una fila para ser ingresados a una lista de millones de esperanzados en un ingreso mínimo que les permita ocuparse de algo más que la comida de cada día.

También acudió al encuentro un grupo de mujeres que portaban playeras con la leyenda “Estancias infantiles”, para pedir al presidente que promueva la liberación de recursos para estos centros de cuidado para hijos de trabajadoras informales. Las encargadas de las estancias afirmaron que ya recibieron los recursos de diciembre, pero los de este año no pueden ser liberados mientras no sean publicadas las reglas de operación del Programa de Estancias Infantiles, que sufrió un recorte presupuestal.

Con la beca para jóvenes que no estudian ni trabajan, Guillermina espera poder regresar a la escuela cuando nazca su bebé. “Para superarme, aprender algo para no quedarme solo así”, argumentó la mujer de 20 años que portaba una etiqueta adherida en la sudadera, con la leyenda “beneficiaria”.

La señora María Solano, de 80 años, se quedó sentada en su silla junto a sus compañeras, aunque el evento ya había concluido. No sabía a quién acercarse para pedir su Pensión para Adultos Mayores, que duplicará su actual apoyo de 1,275 pesos bimestrales.

Agotada de lavar ropa de sus nietos para que su hija le dé a cambio 300-400 pesos en compensación por ayudarle, María esperaba el programa de Obrador para poder comprar productos y montar una tiendita en un pequeño terreno que tiene inutilizado.

“Ojalá” también le pudieran dar ayuda a dos de sus nueve hijos: uno que no puede trabajar por una lesión en la columna, y otro que no ve bien con un ojo, dañado por esquirlas de vidrio.

El presidente, así como la secretaria del Bienestar (María Luisa Albores), han calculado que si en una misma familia hay varios beneficiarios de sus programas sociales, pueden conseguir un ingreso mensual de hasta ocho mil pesos.

Este ingreso podría parecer suficiente para una canasta básica rural (mil 113 pesos) excepto porque los beneficiarios son personas de por lo menos 68 años cuya salud ya es más frágil; personas que consumen medicamentos costosos -como el hijo de María Solano, que gasta 700 pesos en cada frasco de gotas para su ojo-; y varios de ellos requieren cuidados permanentes que obligan a otro miembro de la familia a permanecer a su lado, sin posibilidad de trabajar fuera de casa.

Sin embargo, ellos dijeron en el evento que estos reducidos montos son mejor que nada. Por ello acudieron en masa, se formaron y esperaron bajo el intenso rayo solar a ser ingresados en las listas de apoyos.

Los ‘servidores de la Nación’, el ejército de voluntarios reclutados por el equipo de Transición de López Obrador para realizar el Censo de Bienestar, siguen haciendo labores ya con el gobierno en funciones. Una de ellas es la logística de estos eventos y el registro, en la Mesa de atención, de todas las personas que como un alud, llegaron a solicitar el programa del que son beneficiarios.

López Obrador visitó Huauchinango (Puebla) y Tulancingo (Hidalgo) como parte de la gira que lleva a cabo desde esta semana para promover sus programas sociales entre potenciales beneficiarios en esos municipios, que forman parte de los 91 definidos como objetivo de combate al robo de combustible (huachicol).

En esa ruta, aseguró el presidente, entregará un millón 688 mil 477 apoyos en una primera etapa, con una inversión de tres mil 857 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Misión a Marte de Emiratos Árabes Unidos: ¿qué busca el país con la sonda Hope?

El país de Medio Oriente dio su primer paso en la exploración espacial con el exitoso lanzamiento de la sonda Hope. Además de generar nuevos conocimientos sobre el planeta vecino, el objetivo del país también cambiar la mentalidad de los jóvenes.
20 de julio, 2020
Comparte

La primera e histórica misión espacial de Emiratos Árabes Unidos (EAU) a Marte está en marcha.

Después de un exitoso despegue desde una base en Japón, la sonda Hope surcó el cielo en un cohete H2-A y ahora está en un viaje de 500 millones de kilómetros para estudiar el clima del planeta rojo.

Si todo sale como está planeado, Hope llegará en febrero de 2021 y coincidirá con el 50 aniversario de la formación de EAU.

Sarah al Amiri, la líder científica de la misión, expresó su emoción y alivio al ver el cohete subir con éxito en el cielo. Y afirmó que el impacto en su país sería el mismo que en Estados Unidos tuvo en el alunizaje del Apolo 11 hace 51 años, también un 20 de julio.

“Hoy estoy muy contenta de que los niños en EUA se despierten en la mañana del 20 de julio con un proyecto propio, una nueva realidad, nuevas posibilidades, lo que les permite contribuir más y crear una mayor impacto en el mundo”, dijo.

¿Por qué EAU va a Marte?

El país de Medio Oriente tiene una experiencia limitada en el diseño y fabricación de naves espaciales.

Aun así, está intentando algo que solo EE.UU., Rusia, Europa e India han logrado hacer. Habla de la ambición de los Emiratos para atreverse a asumir este desafío.

La sonda Hope

MBRSC
El satélite fue en parte construido con ayuda de expertos de Estados Unidos.

Sus ingenieros, guiados por expertos estadounidenses, han producido una sonda sofisticada en solo 6 años. Y cuando esta misión llegue a Marte, se espera que proporcione nuevos conocimientos científicos sobre el funcionamiento de la atmósfera de ese planeta.

En particular, los científicos piensan que puede aumentar la comprensión de cómo Marte perdió gran parte de su aire y, con ello, gran parte de su agua.

Hope se considera como un proyecto de inspiración, algo que atraerá a más jóvenes en EAU, y en toda la región árabe, para estudiar ciencias en los colegios básicos y en la educación superior.

El satélite es uno de varios proyectos que, según el gobierno de EAU, destaca su intención de alejar al país de una dependencia del petróleo y el gas y mirar hacia un futuro basado en una economía del conocimiento.

Sarah al Amiri, la líder científica de la misión

Reuters
Sarah al Amiri, la líder científica de la misión Hope, celebró el exitoso lanzamiento con sus socios de Japón.

Pero, como siempre cuando se trata de Marte, los riesgos son altos.

La mitad de todas las misiones enviadas al planeta rojo han terminado en fracaso. El director del proyecto Hope, Omran Sharaf, reconoce los peligros, pero insiste en que hay razón para intentarlo.

“Esta es una misión de investigación y desarrollo y, sí, el fracaso es una opción”, le dijo a la BBC.

“Sin embargo, no progresar como nación no es una opción. Y lo que más importa aquí es la capacidad y y las habilidades que EAU obtuvieron de esta misión, y el conocimiento que trajo al país”.

¿Qué se espera de Hope?

Los emiratíes no querían llegar planeta rojo para repetir mediciones que ya habían sido realizadas por otros.

Entonces acudieron a un comité asesor de la Nasa estadounidense, el Grupo de Análisis del Programa de Exploración de Marte (MEPAG, por sus siglas en inglés) y preguntaron qué investigación podría generar una sonda de EAU al estado actual del conocimiento.

Sonda Hope

MBRSC
El satélite se ubicará en una regióin ecuatorial de Marte para realizar sus registros científicos.

Las recomendaciones de MEPAG enmarcaron los objetivos de Hope.

Por un lado, estudiarán cómo se mueve la energía a través de la atmósfera, de abajo hacia arriba, en todo momento del día y durante todas las estaciones del año en Marte.

Rastreará características como el polvo elevado que influye enormemente en la temperatura de la atmósfera.

También analizará lo que sucede con el comportamiento de los átomos neutros de hidrógeno y oxígeno en la parte superior de la atmósfera.

Existe la sospecha de que estos átomos juegan un papel importante en la erosión continua de la atmósfera de Marte, por las partículas energéticas que fluyen lejos del Sol.

Ilustración de la misión Hope

MBRSC
El satélite fluctuará entre alturas de 22.000 a 44.000 km en Marte.

Eso arroja luz sobre por qué el planeta está perdiendo la mayor parte del agua que claramente tenía al principio de su historia.

Hope tomará una órbita casi ecuatorial que se aleja del planeta a una distancia de 22.000 km a 44.000 km.

“Podremos volar sobre el Monte Olimpo (el volcán más grande del Sistema Solar) a medida que el Monte Olimpo se mueva a través de diferentes momentos del día. Y en otras ocasiones, dejaremos que Marte gire debajo de nosotros”, explicó el líder del equipo científico central en Hope, David Brain.

“Obtendremos imágenes de disco completas de Marte, pero nuestra cámara tiene filtros, así que haremos ciencia con esas imágenes. Obtendremos vistas globales con diferentes gafas protectoras, si así se desea”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hD37ABgn9b8

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.