close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
En Huauchinango y Tulancingo, demasiadas necesidades para cuatro programas sociales
A la gira del presidente López Obrador para entregar apoyos acude un mar de personas con una o varias necesidades apremiantes, que el gobierno espera satisfacer con becas y pensiones.
Cuartoscuro
Comparte

Adultos mayores de 70 años, indígenas, niños y adultos con discapacidad, madres solteras, jóvenes sin empleo. Muchos de ellos, con varias de esas características juntas acudieron este jueves a los municipios Huauchinango, Puebla, y Tulancingo, Hidalgo, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó los programas de su política de Bienestar con la esperanza de obtener algún apoyo que mejore en algo su precaria situación.

A un lado del templete en el que Obrador pronunció su discurso y entregó algunos apoyos simbólicos, en ambos eventos había varios puestos con agua, vacunas y una mesa de atención, a cuyo alrededor se remolinaron los potenciales beneficiarios de las becas y pensiones prometidas por el mandatario. Ninguno lo obtuvo en ese momento porque apenas se trata del registro, pero todos querían anotarse.

Mujeres y hombres indígenas, con zapatos de plástico y sombrero de palma, ellas cubriéndose el frío con un rebozo, todos en una visible edad de retiro, fueron a pedir lo que apenas llegará a un ingreso de supervivencia. Niños con síndrome de Down, alguno con parálisis cerebral y su madre llevándolo en una silla de ruedas. Hombres en edad productiva que no pueden caminar. Jóvenes que no superan los 20 años pero ya dejaron la escuela y esperan un bebé. Todos se formaron en una fila para ser ingresados a una lista de millones de esperanzados en un ingreso mínimo que les permita ocuparse de algo más que la comida de cada día.

También acudió al encuentro un grupo de mujeres que portaban playeras con la leyenda “Estancias infantiles”, para pedir al presidente que promueva la liberación de recursos para estos centros de cuidado para hijos de trabajadoras informales. Las encargadas de las estancias afirmaron que ya recibieron los recursos de diciembre, pero los de este año no pueden ser liberados mientras no sean publicadas las reglas de operación del Programa de Estancias Infantiles, que sufrió un recorte presupuestal.

Con la beca para jóvenes que no estudian ni trabajan, Guillermina espera poder regresar a la escuela cuando nazca su bebé. “Para superarme, aprender algo para no quedarme solo así”, argumentó la mujer de 20 años que portaba una etiqueta adherida en la sudadera, con la leyenda “beneficiaria”.

La señora María Solano, de 80 años, se quedó sentada en su silla junto a sus compañeras, aunque el evento ya había concluido. No sabía a quién acercarse para pedir su Pensión para Adultos Mayores, que duplicará su actual apoyo de 1,275 pesos bimestrales.

Agotada de lavar ropa de sus nietos para que su hija le dé a cambio 300-400 pesos en compensación por ayudarle, María esperaba el programa de Obrador para poder comprar productos y montar una tiendita en un pequeño terreno que tiene inutilizado.

“Ojalá” también le pudieran dar ayuda a dos de sus nueve hijos: uno que no puede trabajar por una lesión en la columna, y otro que no ve bien con un ojo, dañado por esquirlas de vidrio.

El presidente, así como la secretaria del Bienestar (María Luisa Albores), han calculado que si en una misma familia hay varios beneficiarios de sus programas sociales, pueden conseguir un ingreso mensual de hasta ocho mil pesos.

Este ingreso podría parecer suficiente para una canasta básica rural (mil 113 pesos) excepto porque los beneficiarios son personas de por lo menos 68 años cuya salud ya es más frágil; personas que consumen medicamentos costosos -como el hijo de María Solano, que gasta 700 pesos en cada frasco de gotas para su ojo-; y varios de ellos requieren cuidados permanentes que obligan a otro miembro de la familia a permanecer a su lado, sin posibilidad de trabajar fuera de casa.

Sin embargo, ellos dijeron en el evento que estos reducidos montos son mejor que nada. Por ello acudieron en masa, se formaron y esperaron bajo el intenso rayo solar a ser ingresados en las listas de apoyos.

Los ‘servidores de la Nación’, el ejército de voluntarios reclutados por el equipo de Transición de López Obrador para realizar el Censo de Bienestar, siguen haciendo labores ya con el gobierno en funciones. Una de ellas es la logística de estos eventos y el registro, en la Mesa de atención, de todas las personas que como un alud, llegaron a solicitar el programa del que son beneficiarios.

López Obrador visitó Huauchinango (Puebla) y Tulancingo (Hidalgo) como parte de la gira que lleva a cabo desde esta semana para promover sus programas sociales entre potenciales beneficiarios en esos municipios, que forman parte de los 91 definidos como objetivo de combate al robo de combustible (huachicol).

En esa ruta, aseguró el presidente, entregará un millón 688 mil 477 apoyos en una primera etapa, con una inversión de tres mil 857 millones de pesos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Así se prepara la NASA para un posible impacto de un asteroide
La posibilidad de que un gran asteroide choque en la Tierra es baja, pero la amenaza está ahí. Y si algún día llegase a pasar sería una catástrofe apocalíptica. Por eso, los científicos se toman el tema en serio y se entrenan para tener listo un plan de reacción.
1 de mayo, 2019
Comparte

El siguiente escenario es apocalíptico.

Que quede claro desde el principio que no es real. Pero solo imaginarlo es aterrador.

Un asteroide se acerca velozmente a la Tierra. Mide entre 100 y 300 metros y, de llegar a impactar nuestro planeta, liberaría entre 100,000 y 800,000 kilotones de energía, lo que causaría una gran devastación.

Como referencia, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima tenía “solo” 15 kilotones.

La Red Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés), calcula que el asteroide pasará muy cerca de nosotros dentro de ocho años (el 29 de abril de 2027) y tendrá un 10% de posibilidades de embestir la Tierra.

Ante esta amenaza, los científicos tienen una misión contrarreloj: evitar una catástrofe sin precedentes en el planeta.

Calma. Como avanzamos, este panorama es ficticio.

En realidad, es parte de un ejercicio en el que durante esta semana participan astrónomos de distintas partes del mundo, reunidos en la Conferencia de Defensa Planetaria convocada por la Academia Internacional de Astronáutica en Washington D.C, Estados Unidos.

Dentro de la conferencia, uno de los puntos centrales es este simulacro diseñado por la NASA, en el que los expertos deben diseñar estrategias de preparación en caso de que algún día un asteroide se acerque peligrosamente a la Tierra de manera real.

“Esta es una amenaza que podría ocurrir, aunque es muy poco probable“, le dijo a la cadena NPR Paul Chodas, director del Centro de Estudios para Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA (CNEOS, por sus siglas en inglés), quien diseñó el ejercicio.

“Nuestro objetivo es seguir todos los pasos que deberíamos llevar a cabo”, dice Chodas refiriéndose a cómo se preparan para un posible escenario real.

Misión: salvar el planeta

Según Chodas, el objetivo del simulacro es ajustar el sistema de toma de decisiones sobre cuál es la mejor manera de enfrentar este tipo de amenazas.

Aunque un plazo de ocho años para tomar una decisión parece bastante, Chodas advierte que, en realidad, es poco.

A diferencia de las misiones científicas en la que los investigadores eligen qué asteroide quieren analizar, en asuntos de defensa planetaria la situación es al contrario.

“Es el asteroide el que te elige a ti”, dice Chodas.

El reto de los astrónomos reunidos en Washington es realizar cálculos para determinar con precisión las características del asteroide y, a partir de ahí, proponer qué acciones tomar.

Entre las posibles estrategias para salvarnos del asteroide podría estar desviar su trayectoria con una nave o mediante una detonación nuclear.

Según el CNEOS el reto es desviar el asteroide sin fracturarlo, pues sus fragmentos podrían caer sobre la Tierra.

En caso de que el choque sea inminente, los planes deberían enfocarse en evacuar la zona del impacto.

¿Estamos en riesgo?

Según la NASA, diariamente sobre la Tierra caen unas cien toneladas de material interplanetario. La mayoría de ese material es polvo que se libera de los cometas.

Pero también, en un promedio de cada 10,000 años, existe la posibilidad de que asteroides mayores de 100 metros puedan impactar sobre la Tierra y causar desastres a nivel local o generar olas que inunden áreas costeras.

La NASA también calcula que cada “varios cientos de miles de años”, un asteroide mayor a un kilómetro podría golpear la Tierra.

Si eso sucede, los escombros se esparcirían a través de la atmósfera. Causarían lluvia ácida, se bloquearía parcialmente la luz del sol y las rocas volverían a caer en llamas sobre la Tierra.

La tecnología actual permite detectar un objeto que se acerca al planeta con varios años de anticipación, pero en todo caso, los expertos dicen que nadie debería preocuparse demasiado por el impacto de un asteroide en la Tierra.

Pero insistimos: el CNEOS advierte que, en este momento, no se conoce ningún asteroide que te tenga una “probabilidad significativa” de impactar sobre la Tierra en los próximos 100 años.


https://www.facebook.com/bbcmundo/posts/10157460396404665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=xw6EJRpPS-0&t=145s

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.