Norteamérica logra meta de conservación de la mariposa monarca
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alianza WWF-Telcel

Norteamérica logra meta de conservación de la mariposa monarca

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas anunció que la ocupación de la especie en bosques mexicanos creció 144%, con lo que el grupo trilateral llegó a la meta establecida para 2020. El lepidóptero creó una nueva colonia en el Edomex.
Alianza WWF-Telcel
Comparte

La presencia de la mariposa monarca en bosques mexicanos de hibernación aumentó 144% en el periodo 2018-2019 respecto al año anterior, informaron autoridades ambientales. Con este crecimiento, el Grupo de Alto Nivel creado por Norteamérica para conservar la migración de la especie consiguió su meta establecida para 2020: seis hectáreas ocupadas por el insecto en Michoacán y el Estado de México.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) informaron este miércoles que las mariposas establecieron 14 colonias en el periodo actual de hibernación -que inició en diciembre pasado- en esas dos entidades, incluida una colonia completamente nueva en el ejido Ojo de Agua, del Nevado de Toluca.

Este aumento en la población de mariposa monarca en bosques mexicanos es el mayor registrado desde el periodo 2006-2007, cuando llegó hasta 6.8 hectáreas ocupadas. Sin embargo, esta cifra aún es mucho menor que la del periodo 1996-97, cuando las mariposas ocuparon 18 hectáreas de bosque en México.

No obstante, el hallazgo de la nueva colonia en el Estado de México da esperanza al Comité Científico Trilateral -conformado por México, Estados Unidos y Canadá- de que puedan ser encontradas más colonias, lo que significaría que el lepidóptero está encontrando un mejor entorno para hibernar y su migración pueda recuperarse.

Lee: La vaquita marina y 370 especies en riesgo, con menos presupuesto para protección en 2019

“Hemos solicitado apoyo de las comunidades y nuestros guardaparques de estar atentos y vigilantes a otras posibles colonias. Identificar una nueva no es fácil porque es un pequeño punto en un complejo forestal pero estamos entusiasmados de que en el futuro vayamos encontrando colonias nuevas”, dijo a Animal Político Andrew Rhodes, titular de la CONANP.

En conferencia conjunta, la Comisión, el Fondo y expertos de los tres países explicaron que la monarca por sí misma no se encuentra en peligro de extinción pero sí su proceso migratorio por Norteamérica, que se ha visto afectado por tres principales problemas: la tala ilegal de bosques, el uso de herbicidas que contaminan las zonas de hibernación y el cambio climático, que ha provocado heladas y granizadas inusuales en la zona.

Las autoridades ambientales, junto con organizaciones como el WWF y fondos privados como la Fundación Telmex, realizan desde 1993 el monitoreo con fines de conservación de la mariposa monarca, cuya presencia tuvo su punto más alto en el invierno de 1996, cayendo drásticamente al año siguiente.

La ocupación ha fluctuado y registró su punto más bajo en el periodo 2013-14, cuando llegó a 0.67 hectáreas de bosque habitadas. Fue entonces que se creó el grupo trilateral para recuperar la migración, fijando como meta seis hectáreas para el año 2020.

La meta se consiguió, explicaron los funcionarios, gracias al trabajo con las comunidades que habitan las zonas en las que hiberna la mariposa, a las que se les ha pagado incluso un salario por cuidar y conservar los bosques con recursos del Fondo Monarca, en el que aportan gobierno, organizaciones civiles y propietarios de tierras forestales. Con esos recursos también han impulsado otras actividades productivas en la zona para inhibir la tala ilegal.

Te puede interesar: En riesgo, la mitad de la población nacional de jaguares si el Tren Maya no cumple ley ambiental

“Los guardaparques son fundamentales para acompañar a las comunidades en el tránsito de buenas prácticas hacia la sustentabilidad: artesanías, mejor uso y aprovechamiento de los recursos naturales, turismo, capacitación de guías certificados, apalancamiento de recursos de otros lados”, puntualizó el comisionado.

Por su parte, el director general del WWF en México, Jorge Rickards explicó que el crecimiento de la población de monarcas se debe a que durante la primavera de 2018 las mariposas que regresaron a Texas encontraron un ambiente favorable y nació la primera generación de ejemplares estadounidenses, que a su vez repobló todos los sitios de reproducción en Norteamérica.

Advirtió que todavía no se puede hablar de una batalla ganada, ya que la tendencia de la ocupación, si bien es fluctuante, se ha mantenido a la baja. Indicó que se requiere mayor trabajo con las comunidades como el desarrollado el año pasado, y citó como ejemplos la respuesta de la ciudadanía estadounidense a un llamado para sembrar algodoncillos (la planta de la que se alimentan las larvas); o el establecimiento en México de jardines con flores para alimentar con néctar a las mariposas que les permita emprender su viaje.

Andrew Rhodes aseguró que la CONANP emprenderá planes de protección en la nueva colonia hallada en el Nevado de Toluca, “todas las colonias que se identifican dentro de áreas naturales protegidas nos llevan a definir sitios de importancia de la protección; lo que significa mayores rondines de vigilancia, trabajo de las comunidades locales, adquieren un nivel de prioridad más alto”, concluyó el funcionario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El misterioso “gen dentro del gen” que descubrieron escondido en el COVID-19

Los genes superpuestos, como también se les conoce, pueden contener información vital para entender mejor los virus.
13 de noviembre, 2020
Comparte

Siempre estuvo ahí, pero “escondido” y hasta hace poco nadie lo había descubierto.

Se trata de un gen misterioso llamado ORF3d y encontrado dentro de otro gen en el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19 y de la actual pandemia.

Este fue descubierto por un grupo de científicos liderados por el investigador Chase Nelson, del Instituto de Genómica Comparada del Museo de Historia Natural de Nueva York, Estados Unidos.

Si bien queda por investigar la función específica de este gen superpuesto, como también se le conoce, los investigadores consideran que descubrir este tipo de genes “puede revelar nuevas vías de control para el virus, por ejemplo, medicamentos antivirales”.

Tampoco descartan que este gen pudiese contribuir a la biología única del virus y su potencial pandémico.

Los hallazgos fueron publicados en la revista científica eLife.

Por qué importa este descubrimiento

Desde que se desató la pandemia, científicos de todo el mundo se han puesto manos a la obra para comprender mejor el virus y así acertar en la labor de contención.

Científicos examinando terapias contra el virus en China.

Getty Images
Una de las primeras labores de los científicos fue estudiar y secuenciar el genoma del coronavirus.

De acuerdo al estudio liderado por Nelson, para responder a todas las preguntas que deja el coronavirus es necesario entender los genomas virales con precisión y amplitud.

“Los genes superpuestos son quizá una de las formas en que los coronavirus han evolucionado para replicarse de forma eficiente, frustrar la inmunidad del infectado y transmitirse”, declaró Nelson.

Un gen superpuesto permanece oculto en una cadena de nucleótidos debido a la forma en que se superpone a las secuencias codificadas de otros genes.

Según el estudio, estos genes son difíciles de identificar, ya que la mayoría de programas informáticos científicos no están diseñados para encontrarlos. Sin embargo, son comunes dentro de los virus.

Laboratorio en Francia.

Getty Images
Los científicos confían en que saber más sobre este gen puede mejorar las terapias antivirales.

“Debido al tamaño de su genoma, el SARS-CoV-2 y sus parecidos se encuentran entre los virus ARN más largos que existen. Quizás sean más propensos a contener este ‘engaño genómico'”, añade Nelson.

Qué se sabe sobre la función de este gen

Como este gen oculto fue descubierto recientemente se necesita más investigación para conocer todas sus implicaciones.

“Aún desconocemos su función y significado clínico, pero predecimos que es relativamente improbable que este gen sea detectado por la respuesta de las células T, al contrario que una respuesta de anticuerpos”, comenta Nelson.

Las células T son una especie de células inmunes, cuyo principal propósito es identificar y matar a patógenos invasores o células infectadas.

Lo hacen utilizando proteínas en su superficie, que a su vez pueden adherirse a proteínas en la superficie de estos impostores.

Los investigadores también descubrieron este gen en el coronavirus de un pangolín, lo cual podría reflejar pérdidas y ganancias de este gen durante la evolución del SARS-Cov-2 y otros virus parecidos.

El estudio concluyó la necesidad de ahondar más en el descubrimiento, ya que “los genes superpuestos son una parte importante de la biología viral y merecen mayor atención”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.