close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Militar que presuntamente recibió sobornos del cártel de Sinaloa tuvo un cargo en Banjército durante gobierno de EPN
Se trata del general de División Humberto Eduardo Antimo, acusado por Vicente Zambada de haber cobrado 50 mil dólares entre 2007 y 2008, a cambio de protección para el cártel de Sinaloa.
Cuartoscuro Archivo
Por Claudia Altamirano
8 de enero, 2019
Comparte

El Oficial Mayor del Ejército que presuntamente brindó protección al narcotraficante Ismael el Mayo Zambada durante los primeros años de la administración de Felipe Calderón, ocupó también la subdirección del Banco Nacional del Ejército (Banjército) durante los primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Se trata del general de División Humberto Eduardo Antimo, acusado por Vicente Zambada -hijo del actual líder del cártel de Sinaloa- de haber cobrado 50 mil dólares mensuales al grupo delictivo entre 2007 y 2008, a cambio de protegerlo y entregarle información. Esto fue relatado por el Vicentillo durante su declaración en el juicio que se lleva a cabo en Nueva York al capo Joaquín el Chapo Guzmán. 


Leer: Reaparece el Vicentillo y suelta bombas

Antimo fue presidente del Tribunal Militar de 2000 a 2005, de acuerdo con su perfil curricular de la plataforma DeclaraNet. De 2005 a 2008 ocupó cargos diversos dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), periodo en el que presuntamente habría recibido los sobornos del cártel de Sinaloa. En abril de 2008 se retiró del servicio militar “por haber cumplido la edad límite en su jerarquía”, según un comunicado de la dependencia.

Pero no se retiró del servicio público. De septiembre de 2010 a abril de 2011 fue delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Pofepa) en Morelos; en ese año recibió la Legión de Honor del Ejército junto con otros 44 militares, de acuerdo con registros hemerográficos. 

Pese a que se retiró del servicio militar en 2008, fue subdirector del Banjército de 2013 a 2015, ya en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto. De acuerdo con su ley Orgánica, el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada depende de la Secretaría de la Defensa.

Aunque dejó la subdirección del Banco en abril de 2015, Antimo mantuvo la cuenta bancaria 001-131278-5 de esa institución, en la que cobraba las cuotas de 100 pesos mensuales a los miembros de la Asociación de Graduados del Colegio de la Defensa Nacional, de la cual fue presidente hasta octubre de 2018. El día 5 de ese mes, la Asociación renovó su Consejo Directivo, quedando el general Antimo como vocal de la Comisión de Honor.

Dicha asociación es de origen civil pero fue creada con autorización de la Sedena y su domicilio es el Campo Militar 1-B, ubicado en la calzada México-Tacuba de la Ciudad de México, según su página web.

Este medio buscó a la Asociación para conocer la versión del general Humberto Antimo Miranda respecto a las acusaciones de Vicente Zambada Niebla, pero hasta el momento no ha obtenido respuesta.

Más acusados

Otros militares señalados por el hijo del Mayo Zambada durante su declaración en el juicio contra el Chapo son Roberto Miranda y Marco Antonio de León Adams.

Miranda Sánchez fue jefe del Estado Mayor Presidencial en el gobierno de Ernesto Zedillo. Según Vicente Zambada, se reunió con él en la residencia oficial de Los Pinos en 1997, para pedirle que cesara la persecución contra los negocios de su familia, sin especificar si le ofreció sobornos o si hubo algún trato con él.

Miranda continuó ocupando cargos en la Sedena durante los siguientes sexenios, de Vicente Fox y Felipe Calderón, de los años 2000 hasta 2012, de acuerdo con su registro en DeclaraNet.

Por su parte, el coronel Marco Antonio de León, jefe de seguridad personal de Fox, se reunió en la Ciudad de México con el Mayo Zambada para establecer una alianza, según su hijo Vicente.

El militar y el capo se reunían, según el testimonio, en el restaurante El Lago del Bosque de Chapultepec, donde les informaba de operativos y ofrecía protección a cambio de sobornos.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, hasta ahora no se ha emprendido investigación alguna contra los militares mencionados por el Vicentillo, ni ha recibido ninguna solicitud del gobierno de Estados Unidos -país donde se lleva a cabo el juicio del Chapo- para investigarlos.

La dependencia no confirmó si en años anteriores hubo denuncias o procesos judiciales emprendidos contra ellos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
EU “abre la puerta” para que 2,700 niños centroamericanos se reúnan con sus padres
El gobierno de Donald Trump llegó a un acuerdo para que se tramite la solicitud de 12 familias que habían postulado al programa Menores Centroamericanos antes de que este se cancelara en 2017.
14 de abril, 2019
Comparte

El gobierno de Donald Trump cerró este viernes en los tribunales un acuerdo que abre la puerta a que unos 2.700 menores que viven en Centroamérica se reúnan con sus padres en Estados Unidos.

Las autoridades saldaron así una denuncia interpuesta por 12 familias que habían postulado al programa gubernamental Menores Centroamericanos (Central American Minors), que fue cancelado en 2017. Este daba a niños de Honduras, El Salvador y Guatemala el derecho a reunirse con sus padres en EE.UU.

Muchos de los centroamericanos que se beneficiaban de él habían huido de sus países por conflictos y desastres naturales.

Los demandantes estaban representados por la organización de ayuda a inmigrantes CASA.

El mes pasado, el juez de una corte distrital en San Francisco dictó que las solicitudes hechas por estos padres fueran tramitadas pese a la cancelación del programa.

Escapar del peligro

Una de las madres afectadas, identificada en el caso como SA, ya había gastado miles de dólares en pasajes de avión cuando el programa se eliminó.

“Mi corazón salta y llora de alegría porque hay tanta gente que necesita escapar del peligro. Tengo fe de que pronto estaré junto a mi hija y mi nieto”, dijo.

El gobierno debe acabar de tramitar las solicitudes de menores que estaban en las últimas fases del proceso.

Linda Evarts, abogada del Proyecto Internacional de Asistencia a Refugiados, afirmó: “Estamos tan complacidos de que, después de muchos años separados, nuestros clientes vayan por fin a tener la oportunidad de volver a estar juntos de forma segura”.

Según el grupo, el gobierno prevé que a la mayoría de solicitantes se les permita viajar a EE.UU.

El mes pasado, Trump cortó las ayudas a Guatemala, El Salvador y Honduras para presionar a los gobiernos de estos países para que acaben con la emigración.

El número de solicitantes de asilo que huyen de la violencia en estas tres naciones ha aumentado mucho. La mayoría de inmigrantes en la frontera sur de EE.UU. proviene de uno de estos Estados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q

https://www.youtube.com/watch?v=1qQvbkw0hf8&t=2s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.