close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
El combate a la pobreza en el sexenio de Peña fue insuficiente, afirma Coneval
El Consejo publicó su balance de la administración que recién concluyó, destacando que millones de personas salieron de la pobreza extrema pero otros ingresaron a la pobreza moderada.
Cuartoscuro
Comparte

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) concluyó que el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) dejó acciones insuficientes en el combate a la pobreza, pese a ser uno de sus principales compromisos durante el sexenio, tras obtener una medición promedio de 60.9 %.

Este 15 de enero, el organismo alertó que de 2012 a 2016, la pobreza extrema se redujo casi en la misma proporción con la que aumentó la pobreza moderada.

Aunque el Consejo reconoció algunos avances de la administración de Peña Nieto en cuanto a carencias sociales, lo que redujo la pobreza extrema, también destacó el estancamiento en el ingreso de los hogares, lo que elevó la pobreza moderada.

Los datos presentados por Coneval sobre pobreza en México de 2012 a 2016 (última medición multidimensional de la pobreza del Consejo) refieren que 2.1 millones de personas salieron de la pobreza extrema en ese periodo, mientras la pobreza moderada aumentó en 2.2 millones de personas.

Coneval

De esta forma, en el sexenio de Peña Nieto las personas en pobreza pasaron de ser 41.8 millones en 2012, a 44 millones en 2016, y la población en pobreza extrema pasó de 11.5 a 9.4 millones en el mismo periodo.

Para reducir significativamente los índices de pobreza en el país, advierte el Consejo, es necesario mejorar las condiciones de las personas pobres más allá de los satisfactores mínimos de bienestar que arrojan los indicadores de la medición multidimensional de la pobreza, como la alimentación y la salud. Lo que se requiere, agrega el documento, es aumentar el ingreso corriente a un nivel superior al de la línea de pobreza, a la par de disminuir las carencias.

“El desempeño del ingreso laboral ha sido muy errático desde 2005. Si no logramos mejorarlo, bajar esa pobreza moderada va a estar muy complicado, por más política social que uno le ponga”, dijo a Animal Político el secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona.

El reciente aumento al salario mínimo, agregó el funcionario, podría ayudar a reducir la pobreza sin ser la panacea para lograrlo, pues el aumento apenas es un piso mínimo para alcanzar la línea de pobreza, pero lo que realmente sacaría a las personas de la pobreza es un incremento de su salario.

“Estamos subiendo ese piso, pero no puedes reducir la pobreza a base de puros aumentos al salario mínimo. Tiene que ser por la vía del incremento a la productividad de la economía, a la inversión, a la educación de calidad de las familias. El crecimiento económico te lleva al incremento al salario, pero no viceversa”, puntualizó Hernández Licona.

 

Educación y vivienda, los más rezagados

Los indicadores de Coneval que registraron menores avances durante la gestión de Enrique Peña fueron el combate al rezago educativo y el acceso a vivienda de calidad.

Advierte que el rezago en educación disminuyó solo dos puntos porcentuales, mientras las carencias en acceso a vivienda de calidad solo se redujeron 1.6 %.

En cambio, los indicadores negativos que tuvieron mayor reducción entre 2013 y 2018 fueron las carencias por acceso a seguridad social (casi 6%), la carencia por acceso a servicios de salud (6 %) y la carencia por acceso a alimentación (2.2 %) durante el periodo 2013-2018, ya que en el caso de estos indicadores, el diagnóstico sí abarca todo el sexenio.

El gobierno del priista Enrique Peña no dio importancia al Plan Nacional de Desarrollo ni a los programas sectoriales, institucionales, regionales y especiales que exige la Ley de Planeación, sentencia el reporte, por lo cual el presupuesto no corresponde con la planeación de inicio de gobierno, que termina siendo un mero trámite burocrático, según el Consejo.

“Las metas de 2012 nadie las volvió a pelar. Y el gobierno en el día a día, año con año toma decisiones independientes de ese plan. A lo mejor al Plan Nacional de Desarrollo al principio le echan ganas, pero después deja de ser una ruta para guiar la política pública”, lamentó el titular.

No obstante, el balance reconoce algunos avances como la incorporación de indicadores en la planeación nacional, que permiten dar seguimiento oportuno sobre el avance en el cumplimiento de los objetivos.

“Pareciera que la elaboración y el uso de estos documentos es un mero trámite burocrático”, puntualizó el Consejo.

No obstante, reconoció también algunos avances como la incorporación de indicadores en la planeación nacional, que permiten dar seguimiento oportuno sobre el avance en el cumplimiento de los objetivos.

El Consejo planteó también los retos que tendrá la siguiente administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, para lograr los objetivos en los que su antecesor se quedó rezagado: establecer en el Plan Nacional de Desarrollo la urgencia de disminuir los niveles de pobreza en el país y diseñar políticas públicas en ese sentido, por lo que se deben generar ingresos suficientes para la población.

Coneval llamó al nuevo gobierno a fortalecer la descentralización para dotar a estados y municipios de herramientas para sumarse a la planeación nacional, con la capacidad de adaptar las intervenciones federales a la realidad y prioridades locales.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte