close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El Inegi cancela o suspende 14 encuestas al no obtener los recursos que pidió para 2019

Diputados no aprobaron los 17 mil millones solicitados por el instituto; entre los estudios afectados y/o cancelados están: el Censo Agropecuario y la Encuesta Nacional de los Hogares. El organismo no descarta presentar una controversia constitucional ante la SCJN.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
24 de enero, 2019
Comparte

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) realizó ajustes en proyectos de información, prestaciones y salario de personal, informó su presidente, Julio Santaella Castell, tras no obtener los recursos presupuestales que solicitó para este año.

El Inegi solicitó para este año un presupuesto de 17 mil millones de pesos, pero la Cámara de Diputados le asignó 12 mil millones, monto menor al que proyectaron para su operación en 2019.

Lo aprobado por la Cámara de Diputados significa un ajuste de 5 mil millones de pesos, lo que le obligará a cancelar o suspender una decena de proyectos y hacer ajustes en los paquetes de remuneración de los servidores públicos del organismo.

Santaella Castell señaló que del presupuesto aprobado por 12 mil 129 millones de pesos del Inegi para este año, su Junta de Gobierno asignó 5 mil 447.7 millones a los Censos Económicos 2019 (2 mil 634.6 millones de pesos) y al Censo de Población y Vivienda 2020 (2 mil 813.1 millones de pesos), pero canceló el levantamiento de otros estudios como el Censo Agropecuario.

Apuntó que para el programa regular del organismo quedaron 6 mil 682 millones de pesos, lo que obligó a cancelar o suspender más de una decena de proyectos y programas.

Si bien el monto total asignado en este 2019 para el Inegi —12 mil millones— es un monto superior a lo que recibieron el año pasado —7 mil 778 millones—, el organismo público autónomo tiene este año a su cargo los censos, por lo que su solicitud de presupuesto fue de 17 mil millones de pesos para cumplir con esas funciones que implican más recursos.

En conferencia de prensa, Santaella Castell no descartó la posibilidad de que el organismo autónomo presente una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por este este ajuste presupuestal; “nos reservamos el derecho a hacerlo”.

Informó que como parte de las medidas de austeridad de la nueva administración y la promulgación de la nueva la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, a 68 altos funcionarios del Inegi se les redujo el salario, más de ocho mil perdieron su seguro de separación individualizada y más de 12 mil se quedaron sin seguros de gasto médicos mayores.

Con estas medidas, expuso, ahora la curva salarial de los 15 mil 950 empleados del organismo va de los 10 mil a los 106 mil pesos mensuales, sobre lo cual opinó que no es el mejor instrumento para una política de recursos humanos que permita reclutar, desarrollar, retener y hacer crecer al personal.

“Esta serie de decisiones, si bien en el corto plazo suenan razonables, y nosotros ya las hemos asumido, cuando las vemos con una perspectiva de largo plazo, creo que pueden ser consideradas relativamente miopes”, argumentó Santaella Castell.

Para lograr un verdadero servicio civil de carrera, dijo, los servidores públicos tienen que ser evaluados a lo largo de 15 o 20 años, de lo contrario habrá una alta rotación y solo quedarán funcionarios sin las mejores competencias, “el servicio público puede tener problemas de incompetencia y la evidencia nos dice que también generamos incentivos para la corrupción”.

Los proyectos con financiamiento externo que resultaron afectados y/o cancelados con el recorte presupuestal son:

  • La Encuesta Nacional de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED).
  • La Encuesta Nacional de Uso de las Tecnologías de Información en los Hogares (ENDUTIH).
  • La Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo.
  • La Encuesta Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (ENAID).
  • La Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE).
  • El Censo Agropecuario.
  • La Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA).
  • La Encuesta Nacional de Gasto en los Hogares (ENGASTO).
  • La Encuesta Nacional de Consumidores de Sustancias Psicotrópicas (ECOSUP).
  • La Encuesta Nacional de los Hogares (ENH).
  • La Encuesta Nacional de Micronegocios (ENAMIN).
  • La Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL).
  • La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil.
  • La Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO).

Santaella Castell dijo que a pesar del recorte, el INEGI mantiene el compromiso de autonomía técnica y de gestión, “es decir, de hacer nuestro trabajo libre de presiones políticas y apegándonos a los principios fundamentales de la estadística y al espíritu de lo que nuestra Constitución nos está mandando”.

No descarta que ante esta situación, funcionarios del INEGI presenten una controversia constitucional ante la SCJN por la nueva la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, que prohíbe que los servidores públicos ganen más de los 108 mil pesos mensuales que percibe el presidente.

“No descartamos hacerlo (…) estamos revisando el sustento jurídico que tenemos y estamos revisando las comunicaciones que los ministros de la SCJN han notificado en las distintas manifestaciones que se han presentado”, expresó.

Aclaró que el Inegi no discrepa con las medidas de austeridad, honestidad y honradez, promovidas por la actual administración, no obstante consideran que debe haber una valoración de costo beneficio para la asignación de los presupuestos, para darle prioridad a los programas que tienen más beneficio social.

Santaella Castell estimó que, a la larga, las medidas que afectan el paquete de remuneraciones de los servidores públicos pudieran ser contraproducentes para tener un servicio público de calidad y competente.

Con información de Notimex

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son los 'condones USB' y cuándo deben utilizarse

No son de látex, pero son igual de efectivos. Los bloqueadores de datos USB protegen contra los programas maliciosos que pueden robar datos muy sensibles.
2 de diciembre, 2019
Comparte
Cable USB con preservativo de látex.

Getty Images
Los condones USB protegen a tus dispositivos de los ataques de los cibercriminales.

Que a día de hoy nos quedemos sin batería en nuestro teléfono ya no es tan dramático como podía serlo hace unos años.

En la actualidad existen puertos USB para cargar nuestros móviles por doquier. Los hay en aeropuertos, en los baños públicos, en cualquier hotel, en cada centro comercial y cada vez más en medios de transporte como aviones, autobuses y trenes.

Esto que parece tan ventajoso encierra un peligro para nuestra privacidad. La disponibilidad masiva de estos puertos es en realidad una brecha que los cibercriminales podrían utilizar para acceder a nuestros datos más sensibles.

Por esta razón, hace unos años que están en el mercado los llamados bloqueadores de datos USB, mejor conocidos comocondones USB.

Y aunque estos “preservativos” no son de látex, son igual de efectivos.

Protegen contra los peligros del llamado juice jacking, una especie de ataque cibernético que consiste en que “los criminales instalan un programa malicioso en los puertos de carga de las estaciones que infectan teléfonos y otros dispositivos de usuarios desprevenidos”.

Así lo alertó a comienzos de noviembre Luke Sisak, asistente de la Fiscalía del Condado de Los Ángeles, en Estados Unidos.

¿Cómo funcionan?

Los “condones USB” son pequeños adaptadores USB con puerto de entrada y salida que permiten la alimentación energética del dispositivo pero bloquean el intercambio de datos.

Señal de carga en una zona pública.

Getty Images
La urgencia por cargar nuestros teléfonos puede exponernos a riesgos innecesarios.

Su precio ronda los US$10 y son pequeños y, por tanto, portables.

Según Sisak, las consecuencias de un ciberataque de esta naturaleza pueden ser “demoledoras”.

Una carga gratuita de tu dispositivo puede vaciar tu cuenta bancaria. Si los cibercriminales consiguen instalar el malware, pueden bloquear tu teléfono, robar información muy sensible como los datos del pasaporte o la dirección domiciliaria”, alertó en un video el asistente de la Fiscalía del Condado.

Las infecciones por softwares maliciosos “secuestran la potencia informática, resultando en un mayor uso de la computadora y una ralentización de los dispositivos”, de acuerdo a un informe sobre ciberseguridad de la compañía tecnológica IBM.

Puerto USB en un medio de transporte.

Getty Images
Conectar el teléfono a un puerto USB de un transporte podría ser peligroso.

El mismo reporte señala cómo se han incrementado los ataques contra la industria de transportes, el segundo sector más vulnerado en 2018 después del de los servicios financieros.

“No solo es una cuestión del volumen de los ataques, sino también del calibre de las víctimas. En 2018 vimos más brechas públicas en la industria de transporte que en años anteriores”, según el documento.

Durante una entrevista en Forbes, Caleb Barlow, vicepresidente del área de ciberseguridad X-Force en IBM avaló el uso de los condones USB para disminuir la exposición al hackeo.

Además de ese método, la Fiscalía del Condado de Los Ángeles también recomendó cargar los dispositivos directamente desde la corriente y siempre tener de emergencia un cargador portátil.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.