close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Solo 6% de fondos federales se invierten en transporte público, aunque la mitad de los viajes se hacen por esta vía

A la infraestructura dedicada al automóvil privado se le dedica hasta 47% de los fondos, pese a que solo representa el 21% de los viajes y solo lo usa el 22.3% de la población.
Cuartoscuro Archivo
Por Andrea Vega
30 de enero, 2019
Comparte

En todo el país cerca de 50 millones de mexicanos se mueven en transporte público. Pero de los fondos federales dedicados a movilidad en 2015, solo 6% se destinó a esto, otro 5% a infraestructura para el peatón, 7% para espacio público y 1% para infraestructura ciclista. El 80% restante fue para pavimentación e infraestructura para el coche (33% y un 47% respectivamente).

Esto pese a que la última Encuesta Origen-Destino (EOD) de la Zona Metropolitana Del Valle de México, publicada en 2017, documenta que solo 21% de los viajes diarios se hacen en automóvil privado y 46% en transporte público.

Esa disparidad en el gasto dedicado a movilidad se replica en muchas otras ciudades mexicanas. Así lo señala el Índice de Movilidad Urbana (IMU), presentado este martes por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). En promedio, en las 20 metrópolis analizadas en el estudio (las más pobladas del país), apenas 2.1% de los fondos federales se invirtieron en transporte público.

La inversión, dice Oscar Ruiz, científico de datos del IMCO, debería estar a la par de cómo se mueve la población. Seguir bajo el esquema de movilidad que tienen la mayoría de las ciudades del país, enfocado en facilitar los traslados en automóvil en detrimento de otros modos de transporte más eficientes, significa condenar a la gran mayoría de la población a una movilidad ineficiente que no solamente genera disminución de la calidad de vida de las personas, sino también tiene repercusiones económicas graves por la pérdida de productividad y por la fuga de talento.

El IMCO ha determinado que cada año se pierden en productividad 33 mil millones de pesos sólo en la CDMX por la falta de traslados más eficientes. Las ciudades mexicanas no han priorizado la movilidad de las personas, han priorizado el flujo de automóviles y eso genera ineficiencia, dice Ruiz. “A las 9 de la mañana, de un día entre semana, para recorrer en coche 9 kilómetros en la Ciudad de México se invierte 1 hora 5 minutos cuando deberían ser 26 minutos”.

Las de mejor desempeño

El Valle de México ocupa la posición número 1, entre las 20 ciudades analizadas en el IMU en cuanto a eficiencia del gasto público en movilidad. La región tiene nivel de competitividad adecuada al destinar 36% de su presupuesto a transporte público, mientras que el promedio destina 2%, y Acapulco que está en el fondo de la tabla, 0%.

Destaca también el Valle de México por ser la ciudad con el mayor puntaje en el índice de gestión de calidad del aire. Sin embargo, su mayor debilidad se encuentra en el tema de transparencia, al presentar el menor puntaje en el Índice de Información Presupuestal Municipal de las 20 ciudades de la muestra.

Es por eso que en el IMU apenas alcanza a clasificarse entre las de nivel de competitividad adecuada, junto con Morelia y Mérida. Ninguna ciudad del país alcanza un nivel de desempeño alto. De las 20 ciudades, 15 ciudades no invirtieron presupuesto federal en 2015 en transporte público, a pesar de que en promedio, 38% de sus habitantes usaron este medio de transporte, precisa Fátima Masse, coordinadora de Proyectos del IMCO.

Las que tienen competitividad media alta en eficiencia y transparencia gubernamental en el gasto en movibilidad son: Querétaro, Saltillo, Veracruz, Cancún, Tijuana, Guadalajara, Toluca, Aguascalientes y Cuernavaca.

Mientras que en competitividad media baja se encuentran Puebla-Tlaxcala, León, Chihuahua y Tampico-Pánuco. Las clasificadas al final, de entre las 20, con nivel bajo son: Villahermosa, Monterrey, San Luis Potosí-Soledad y Acapulco.

Regulación y políticas públicas en favor de la movilidad

Sobre la existencia de un marco normativo que promueva la planeación adecuada en términos de movilidad, y su ejecución, Masse señala que hace falta permitir la innovación y el surgimiento de nuevas opciones de transporte administradas por tecnologías de la información.

“En este sentido es importante desregular primero antes de prohibirlas, permitir que operen, analizar cómo funcionan, generar información basada en evidencia y entonces regular”, sugiere. Esto en referencia a opciones como los patines eléctricos.

Leer: Más redes de transporte, uso de la bici y reducción de contaminantes: plan de movilidad de Sheinbaum para CDMX

Respecto a los taxis privados que usan aplicaciones móviles, como en el caso de Uber, el estudio del IMCO precisa que de las 20 ciudades evaluadas en el IMU solo siete consideran de manera explícita en sus leyes de transporte o movilidad al sistema operado a través de aplicaciones móviles y solo tres enumeran de manera limitativa los requisitos para que estas plataformas funcionen y se registren ante el gobierno del estado.

Los legislativos locales –dice el estudio del IMCO– están fallando en su obligación de generar un marco normativo que especifique los derechos y obligaciones de las plataformas proveedoras de este tipo de transporte y en hacer explícitas las condiciones que deben cumplir los conductores miembros de la plataforma.

En noviembre de 2017, Uber sumó a la lista de ciudades donde opera a La Paz, Guasave, Nogales, Guaymas, San Luis Río Colorado y Navojoa; mientras que en la Ciudad de México y otros estados se desplegó también la oferta de este tipo de servicio en aplicaciones como Avant, EasyTaxi, Yaxy y Cabify.

Esto demuestra que los servicios de transporte operados a través de aplicaciones móviles, al menos en el corto o mediano plazo, no van a desaparecer, sino que van a ampliar su alcance, y por eso, es necesario garantizar su adecuado funcionamiento en cualquier estado y en cualquier momento mediante un marco jurídico que dote de certeza a todos los agentes involucrados.

En este subíndice de regulación, el Valle de México ocupa también la posición número 1, puesto que la mayoría de sus municipios cuenta con una ley de movilidad. Destacan también la CDMX, el Estado de México, Jalisco y Coahuila por tener una regulación en este sentido. Acapulco está en el fondo de la lista por carecer de ella.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo es Palacio Nacional, el edificio más importante de México donde decidió vivir López Obrador

Por primera vez en 135 años un presidente vivirá en Palacio Nacional. López Obrador vivirá en el lugar que durante siete siglos ha sido la sede del poder de México.
Getty Images
15 de julio, 2019
Comparte

En el lugar vivió Moctezuma Xocoyotzin, el último tlatoani o gobernante del pueblo azteca. Fue residencia de Hernán Cortés, de los virreyes de la Nueva España y ahora, por primera vez en 135 años, será la casa de un presidente.

Se trata del Palacio Nacional, el edificio público más importante de México, ubicado en el centro de la capital, en la plaza del Zócalo.

Oficialmente es la sede del poder ejecutivo pero durante varias décadas fue oficina de la Secretaría de Hacienda, así como recinto para ceremonias protocolarias.

Ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió vivir en el Palacio junto con su familia.

Es algo que no sucedía desde 1884 cuando el entonces presidente Porfirio Díaz, quien habitaba el lugar, se mudó al Castillo de Chapultepec.

Se trata de otro de los edificios emblemáticos en la historia del país. Díaz fue el último mandatario en ocupar el Palacio.

Con esta decisión AMLO, como se le conoce en México, concreta un viejo plan que empezó desde la primera vez que buscó la presidencia, en 2006.

AMLO

AFP
El presidente López Obrador planea vivir en el histórico edificio.

Antes de López Obrador la casa familiar de los mandatarios era la residencia oficial de Los Pinos, y que también albergaba las oficinas presidenciales.

Desde la campaña electoral el ahora presidente dijo que no ocuparía ese conjunto de mansiones y oficinas de lujo, porque representan una muestra de la desigualdad en el país.

“No puede haber un gobierno rico con un pueblo pobre”, es una de sus frases más repetidas. Ahora este conjunto se convirtió en un espacio abierto al público, algo que no sucedía desde que se construyó, en 1937.

Hasta ahora no hay una fecha para la mudanza de la familia presidencial, pero el departamento que ocuparán ya fue remodelado.

“Aquí vamos a vivir”

Los anteriores gobernantes que residieron en Palacio Nacional ocuparon áreas que ahora son parte de museos, o bien se utilizan como oficinas.

La estancia del presidente López Obrador será distinta. AMLO ha dicho que vivirá en un departamento construido dentro del recinto.

Palacio Nacional México

Gobierno de México
El Palacio Nacional cuenta con lujosos salones.

La vivienda fue habilitada durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012). En ese sitio pretende hospedarse con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y su hijo menor, Jesús Ernesto.

BBC Mundo solicitó al Gobierno de México detalles sobre el departamento, pero la respuesta fue que no tenían esa información.

Sin embargo López Obrador habló sobre el tema durante una de sus conferencias de prensa matutinas.

“Vamos a vivir aquí, como lo plantee, una vez que termine el ciclo escolar” de su hijo, comentó. “Se hizo lo mínimo, una limpieza general y pintura” añadió.

El departamento cuenta con tres habitaciones, cocina y una estancia, explicó. “Ahí voy a estar, donde vivió (Benito) Juárez” quien es uno de los expresidentes que más admira López Obrador.

Palacio Nacional México

Getty Images
El edificio ha ido acumulando estilos de arquitectura a través de los siglos.

Desde enero AMLO ha dormido varias veces en la vivienda, sobre todo cuando se prolonga su agenda de trabajo. La casa donde vivía el presidente con su familia se ubica en la alcaldía de Tlalpan, a unos 25 kilómetros al sur de Palacio Nacional.

Antes de la mudanza se desocuparon algunas oficinas cercanas a la vivienda, para brindar un espacio de privacidad a la familia presidencial.

Según las autoridades, no se estableció vigilancia especial pues dentro del Palacio existen instalaciones militares, y desde hace décadas es custodiado por soldados y marinos.

La historia

Originalmente el sitio donde se encuentra la nueva casa del presidente López Obrador fue, en la época prehispánica, el palacio del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin. Fue construido, como el resto de Tenochtitlán la capital del pueblo azteca, en terrenos ganados al Lago de Texcoco.

Después que el pueblo azteca fuera derrotado, Hernán Cortés ordenó derruir el palacio y sobre las ruinas construyó otro.

El edificio fue ampliado al paso de los siglos. Durante la Colonia fue ocupado por los virreyes españoles, y tras la independencia fue casa de los presidentes.

Palacio Nacional México

Gobierno de México
El Palacio Nacional es uno de los museos más importantes de México.

Uno de los períodos más difíciles fue durante la ocupación del ejército de Estados Unidos (1846-1848). En esa época la bandera de ese país ondeó en el asta central de Palacio.

Esos años son considerados por los mexicanos como una de las etapas más oscuras en la historia del país.

El sitio también fue ocupado por el emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota, durante el tiempo que gobernaron el país entre 1864 y 1867.

A partir de ese momento y hasta 1884 fue la residencia presidencial de México.

Cada uno de los ocupantes hizo aportaciones personales al edificio. Carlota, por ejemplo, ordenó construir una escalinata para subir a sus habitaciones.

Es una escalera que, para la época en que se terminó, fue considerada de vanguardia pues parece desafiar la gravedad: está adosada a uno de los muros en el ala norte de Palacio.

Siete siglos de poder

Así, la construcción del monumental conjunto es ecléctica, es decir, reúne varios estilos de arquitectura en un solo espacio.

Dentro del terreno del Palacio, de unos 40.000 metros cuadrados de extensión, pueden encontrarse edificios Art Decó, construcciones neocoloniales, patios de estilo barroco sobrio y esculturas y habitaciones modernas.

Murales Diego Rivera

Getty Images
En las escaleras principales del Palacio Nacional hay murales de Diego Rivera.

También existen jardines botánicos que reúnen muestras de muchas especies endémicas de México, y en las escaleras principales existen murales pintados por el artista Diego Rivera.

En los salones principales hay numerosas obras de arte, jarrones con cientos de años de antigüedad así como candiles y muebles de siglos pasados.

En estos lugares el piso es de madera, aunque también abundan alfombras y tapetes antiguos y de alto precio.

Durante más de un siglo el conjunto ha sido fundamentalmente un museo, y también para actos de protocolo.

Desde su balcón central, por ejemplo, los presidentes encabezan la ceremonia del Grito de Independencia, el evento para recordar el inicio de la guerra para separarse de España en 1810.

La historiadora Carmen Saucedo Zarco dice que el conjunto arquitectónico es una muestra de la evolución del país.

Pero también es algo más: en los últimos siete siglos Palacio Nacional ha sido el centro del poder en México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.