Solo tres ciudades en México tienen servicios adecuados de transporte y movilidad

Pero ninguna destaca por tener un alto desempeño en este rubro. La que no enfrenta problemas de inseguridad, tiene demasiados autos y mala calidad del aire o un transporte demasiado costoso para los salarios que gana su población.

Solo tres ciudades en México tienen servicios adecuados de transporte y movilidad
Cuartoscuro
Mexico Desigual

Ninguna ciudad en México tiene opciones de transporte que reduzcan las horas perdidas durante los traslados, ni los impactos de esto sobre la salud y el medio ambiente. Las que mejor desempeño tienen en movilidad son solo tres, el Valle de México, Saltillo y Guadalajara, pero incluso éstas enfrentan graves retos de inseguridad, en calidad del aire o en salarios demasiado bajos para cubrir los altos costos del transporte.

Así lo documenta el Índice de Movilidad Urbana (IMU) presentado este martes por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el cual evalúa 20 ciudades, que se componen de 203 municipios, donde se concentra el 43% de la población nacional y el 68% de la actividad económica urbana.

Leer: Los más pobres gastan más en transporte y jóvenes son más propensos a morir en accidentes

El IMU está formado por 100 indicadores, repartidos en dos variables de referencia en los temas de: movilidad en vías y accesibilidad sustentable, y en siete subíndices: transporte seguro, accesibilidad y funcionamiento de la infraestructura urbana, contexto urbano, aire limpio, eficiencia y transparencia gubernamental, regulación y políticas públicas en favor de la movilidad y economía dinámica y competitiva.

En términos generales, el IMU refiere que en muchas ciudades del país, una gran parte de la población vive en zonas remotas, provocando que su gasto en transporte aumente. A nivel nacional, este representa 19% del gasto total de los hogares, lo que equivale a un promedio de mil 815 pesos mensuales. Ese porcentaje es el más alto entre los países del G20. En Canadá́ es de 16%, en la Unión Europea, 13% y en Estados Unidos, 10%.

En las zonas más alejadas, como las periféricas, no llegan opciones como el metro o Metrobús, exponiendo a la población más pobre a las peores condiciones de inseguridad. Por ejemplo, en la Ciudad de México, la mayoría de los robos en el transporte son en microbuses que funcionan bajo el esquema de concesión hombre camión. Es decir, es transporte poco estructurado y poco profesionalizado.

La última encuesta Origen Destino de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) señala que este tipo de transporte no estructurado mueve diario a más de 6 millones de personas, cantidad mayor a la que mueven los autos (3.2 millones) o el metro (2.4 millones). En promedio, se hacen 11.5 millones de viajes diarios en transporte colectivo tipo microbús, 74% del total de los viajes hechos en transporte público.

Leer: Más redes de transporte, uso de la bici y reducción de contaminantes: plan de movilidad de Sheinbaum para CDMX

Aún así, las ciudades siguen modelos de desarrollo horizontales, extensos y desconectados, donde el gasto en infraestructura no sigue a los modos de transporte más eficientes, sino que continúa priorizando al automóvil privado. Esto, además de tener repercusiones económicas graves, significa condenar a la gran mayoría de la población al rezago, a la baja productividad y al deterioro de su calidad de vida.

Punteros no muy bien parados

Aunque el estudio del IMCO señala que el Valle de México es la ciudad que destina el mayor porcentaje de su presupuesto para movilidad al transporte público (con un 36%), y presenta fortalezas en regulación y políticas públicas en favor de la movilidad, tuvo la percepción de inseguridad en el transporte público más alta y fue la tercera ciudad con el mayor porcentaje de encuestados que dejó de usarlo por este motivo.

También, señala el documento, enfrenta retos en términos de calidad del aire, es una de las cinco ciudades con la mayor tasa de muertes por infecciones respiratorias y fallas cardiacas, presentó 5 muertes por cada 10 mil habitantes, mientras que el promedio de las ciudades evaluadas fue de 4.4. Los problemas de contaminación y tráfico en parte se asocian con el mayor crecimiento de la flota vehicular de la muestra (9% entre 2015 y 2016) y a que el 81% de los viajes que se hicieron en 2015 en la ciudad fueron viajes intermunicipales.

Saltillo tiene la percepción de riesgo de asalto en la calle o transporte público más baja de las ciudades evaluadas y el segundo porcentaje más bajo de encuestados que reportaron sentirse inseguros en los traslados. Pero es la segunda ciudad con el más alto gasto en transporte de los usuarios para llegar a su destino y solo 25% de los encuestados reportaron usar el transporte público (contra 38% de la muestra). Esto se refleja en los malos resultados en el subíndice de Aire limpio, donde la ciudad tuvo de las mayores emisiones de contaminantes provenientes de fuentes móviles.

En tanto que Guadalajara si bien tiene buenos resultados en el subíndice de Accesibilidad y funcionamiento de la infraestructura urbana, al contar con transporte masivo en operación y ubicarse en 2015 como la ciudad con mayor percepción de disponibilidad de información (horarios, paradas y recorridos) en las unidades de transporte público, tiene deficiencias en la distribución modal y mala calidad del aire, lo que se reflejó en la mayor tasa de muertes por infecciones respiratorias y fallas cardiacas con 6.4 por cada 10 mil habitantes.

De acuerdo al IMU, las ciudades que tienen una competitividad media alta en movilidad (por debajo de la adecuada y lejos del alto desempeño) son: León, Toluca, Mérida, Morelia y Querétaro. Entre las de media baja están: Aguascalientes, Monterrey, Chihuahua, Veracruz, San Luis Potosí, Cancún, Puebla-Tlaxcala, Tijuana, Cuernavaca y Tampico, Pánuco. Las de competitividad baja en movilidad, de entre las 20 evaluadas son: Villahermosa y Acapulco. 

Quién es quien en los subíndices

Mérida es la única ciudad del todo el índice que alcanza una calificación de competitividad alta y la tiene en transporte seguro, que mide el nivel de riesgo de ser víctima de un delito, estar involucrado en un percance vial o cambiar los hábitos de transporte.

En el subíndice de accesibilidad y funcionamiento de la infraestructura urbana –que mide las condiciones de la red de transporte público, vialidades y mobiliario urbano que facilitan a los ciudadanos llegar a su destino de manera eficiente, confiable y satisfactoria– las ciudades mejor rankeadas, pero apenas con nivel de competitividad adecuada, son: León, Chihuahua, Guadalajara y Monterrey. Mientras que Morelia, Querétaro y Puebla-Tlaxcala alcanza un nivel adecuado en aire limpio.

Close
Comentarios