close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Seguridad sin Guerra

¿Abrazos o balazos? Colectivo lanza campaña para que senado vote contra la Guardia Nacional

El colectivo Seguridad Sin Guerra pide a tuiteros que presionen a legisladores para que voten en contra de la militarización de la Guardia Nacional.
Seguridad sin Guerra
Por Redacción Animal Político
18 de febrero, 2019
Comparte

“Queremos abrazos, no balazos”: con este eslogan, que fue una frase emblemática del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador durante su campaña electoral, el colectivo Seguridad Sin Guerra lanzó una estrategia en redes sociales para pedir a legisladores que voten en contra de la reforma que crea la Guardia Nacional, propuesta por el Gobierno.

La estrategia pide a los ciudadanos que “presionen” a los senadores mandándoles tuits y correos electrónicos, instándoles a votar en contra del proyecto de dictamen que se discute en el Senado, el cual, tal como lo publicó Animal Político, recorta varias disposiciones y condiciones que figuran en la minuta aprobada por los diputados en enero pasado, y que, además, regresa la colaboración explícita del Ejército en la Guardia.

En la web de Seguridad Sin Guerra, colectivo que agrupa 300 organizaciones civiles y activistas en contra de la militarización de la seguridad pública, aparece la lista de los senadores que, hasta ahora, se han manifestado a favor, en contra, o que aún no tienen un posicionamiento definido del proyecto de Guardia Nacional,

La cuenta de Twitter aparece junto al nombre del legislador o legisladora y al dar clic se genera un mensaje que varía dependiendo de su postura individual o de bancada.

Por ejemplo, si el senador mostró una postura favorable al nuevo proyecto de seguridad interior, uno de los tuits ya redactados en automático que se le envía es: “Votar por la #GuardiaNacional es votar una estrategia que ha dejado más de 213 mil homicidios dolosos. Senador, ¿de qué lado de la historia está?”.

Otro tuit es: “Senador, estamos a tiempo de dotar de conceptos reales de pacificación y vía civil a la estrategia de seguridad que adopte nuestro país. La militarización no es la solución. ¿Abrazos o balazos?”.  

En cambio, si el legislador ha mostrado públicamente su postura contraria a la Guardia Nacional, el tuit es: “Senador, gracias por defender nuestras instituciones civiles. Existen alternativas para construir una Guardia Civil Nacional que no dependa de las fuerzas militares”.

Mientras que, en el caso de los indecisos, el tuit dice: “Senador, ¿de qué lado de la historia quieres estar? ¿Del que entregó las instituciones a los militares? ¿O del que fortaleció las instituciones civiles para terminar con la violencia en México?”.

Además de los tuits, en la web del colectivo están las direcciones del correo electrónico institucional de cada legislador.

La campaña, lanzada el domingo 17 de febrero, logró que en menos de 24 horas más de 3 mil 536 personas mandaran un email a los senadores pidiéndoles votar en contra de la Guardia Nacional.

‘Un círculo vicioso’

José Guevara, director de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), y vocero del colectivo Seguridad Sin Guerra, explicó en entrevista con Animal Político que, además de esta campaña para “presionar” a los senadores a través de redes sociales, también lanzaron videos en Youtube.

En una de las piezas más recientes, la escritora Elena Poniatowska presta su voz para un video en el que exponen cifras de los últimos años de la llamada ‘guerra contra el narco’, a partir de la cual, en 2006, el Ejército y las fuerzas armadas mexicanas comenzaron a realizar labores ‘policiacas’.

“El número de homicidios dolosos subió de 10 mil 253, en 2007, a 25 mil 339 en 2017. Esto quiere que se pasó de 28 personas asesinadas diariamente en 2007, a 69 personas asesinadas. Y en 2018, la cifra subió a 88 personas asesinadas cada día”, relata Poniatowska en el video, que también señala que entre 1990 y 2006, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos recibió 462 quejas en contra de las fuerzas armadas por tortura y tratos cueles, mientras que de 2007 a 2017 sumaron 5 mil 606 casos.

“Hay una gran diferencia entre tener policías o militares encargados de la seguridad. El militar está entrenado para hacer la guerra. Mientras que el policía lo está para detener y poner a disposición del sistema de justicia a personas que presumiblemente cometieron un delito para ser procesadas y, en su caso, sancionadas”, añade el video, en el que se recuerda que, en septiembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia declaró que la participación de militares en las tareas que le corresponden a las policías es inconstitucional.

“A pesar de la decisión de la Corte, el actual gobierno está proponiendo la creación de una Guardia Nacional militarizada, que le otorga aún más poder al Ejército”, recalca la narración de Elena Poniatowska.


Sobre la participación de la escritora en los videos, José Guevara señaló que es “simbólico” que haya prestado su voz para un tema tan polémico.

“Es muy simbólico que una persona tan cercana, o que pareciera muy afín al gobierno (de López Obrador), haya prestado su voz para un tema tan complejo. Y a mí lo que me deja ver es que no todos en Morena piensan igual que el presidente”, dijo el vocero del colectivo Seguridad Sin Guerra.  

Por otra parte, cuestionado sobre qué pasos emprendería el colectivo de aprobarse en el senado el dictamen de proyecto de la nueva Guardia Nacional, Guevara anunció que emprenderían acciones legales para frenarlo mediante juicios de amparo ante la justicia mexicana. E, incluso, adelantó que acudirán a instancias internacionales de justicia, como la Corte Penal Internacional.

Propuesta: Guardia sin militares

Además de las iniciativas en redes sociales, el colectivo Seguridad Sin Guerra presentó el pasado 7 de febrero una propuesta en el Senado avalada por algunos legisladores de oposición, entre ellos Emilio Álvarez Icaza, que también reforma la constitución para crear la Guardia Nacional. Sin embargo, elimina cualquier componente militar de la misma, tanto en su operación, como en su conformación.

Entre los cambios propuestos en esta iniciativa se encuentra, por ejemplo, modificar el artículo 21 constitucional para definir a la Guardia Nacional como una “institución policial de carácter y dirección civil”, adscrita a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que actúe con respeto a los derechos humanos y con perspectiva de género.

A diferencia de la minuta aprobada en Cámara de Diputados, y que fue aprobada en Comisiones Unidas del Senado, el colectivo también propone que se elimine la injerencia de la Defensa Nacional en el reclutamiento y formación de los elementos.

La propuesta también contempla que se elimine cualquier alusión al fuero militar en la Guardia y que los elementos de Policía Militar y Policía Naval que se incorporen a ella sean dados de baja de esas corporaciones militares.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Cada vez son más las personas que se preocupan en exceso por la calidad, duración y detalles de su descanso diario, muchas veces insuficiente. Pero obsesionarse con el sueño perfecto no es la solución, dicen los expertos.
22 de junio, 2019
Comparte

Calcular cuánto descansas realmente cada noche, si hablas o te mueves mientras duermes, cuándo es tu sueño ligero o profundo, si roncas, si los ruidos te alteran, cuál es el momento idóneo para despertarte…

La calidad del sueño de depende de tantas cosas que puedes medir hoy en día gracias a las nuevas tecnologías que resulta difícil pensar que, aún así, uno pueda descansar mal. Sin embargo, ocurre.

De hecho, analizar todos esos parámetros puede perjudicar tu sueño y convertirse en una verdadera obsesión que los especialistas llaman “ortosomnia”, un término que proviene de “orto” -del griego orthos, que significa correcto- y “somnia”, sueño.

Según se lee en un estudio publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine, una revista mensual de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM, por sus siglas en inglés), algunas personas “están llevando la ‘autocuantificación’ (de los parámetros para dormir bien) demasiado lejos”.

Pero ¿cómo puede perjudicar la búsqueda del sueño perfecto a tu propio descanso?

En busca del sueño ideal

Un adulto debería dormir al menos siete horas, pero pocos cumplen la pauta, y cada vez son más quienes usan la tecnología para tratar de lograrlo.

“El uso de dispositivos de seguimiento del sueño se está expandiendo rápidamente y proporciona una oportunidad para que los individuos se involucren en el monitoreo de sus patrones de sueño”, explican Nancy Jao, Rebecca Mullen y otras tres especialistas de la Northwestern University, en Illinois, en el informe.

Hombre durmiendo con reloj inteligente

Getty Images
Los médicos son cautelosos a la hora de confirmar la eficacia de las aplicaciones.

“Pero hay un número creciente de pacientes que buscan tratamiento para trastornos del sueño autodiagnosticados, como la duración insuficiente o el insomnio por periodos de descanso ligero o sueño agitado que observan en los datos de sus aplicaciones”, añaden.

Esa “búsqueda perfeccionista del sueño ideal” puede resultar en un incremento del cansancio diurno ya que los dispositivos que se usan para medir todo tipo de constantes sobre el sueño pueden aumentar la ansiedad en algunos pacientes, explican.

Además, advierten que hay varios estudios que dicen que los dispositivos que se usan para medir el sueño son “poco precisos” y que la “falta de transparencia” de esos aparatos imposibilita saber hasta qué punto son fiables.

Un ejemplo de cómo las aplicaciones que monitorean el sueño -como Sleep Cycle, Pillow o Sleep Time– pueden ser contraproducentes es que a veces nos empujan a pasar demasiado tiempo en la cama para tratar de aumentar la duración del sueño que reporta la app, “lo cual puede exacerbar el insomnio”, advierten.

“Puesto que esos dispositivos tienen a sobreestimar el sueño, pueden servir para reforzar los malos hábitos animando a prolongar el tiempo que pasamos en la cama”.

sleep tracker

Getty Images
Los llamados “sleep trackers” o aplicaciones y dispositivos para medir el sueño analizan todo tipo de parámentros.

Quienes sufren ortosomnia a menudo padecen irritabilidad, problemas de concentración y apatía cuando al despertar comprueban en la aplicación que sus horas de sueño no fueron todo lo buenas que deberían.

Los expertos analizaron el uso de dispositivos para medir la calidad del sueño en Estados Unidos y concluyeron que los utilizan un 10% de la población en ese país y en torno al 50% considera comprarse uno. Existen cientos de aplicaciones, pero las marcas más usadas son Fitbit, Apple Watch, Nike o Jawbone.

Su uso no se limita a EE.UU.; se está extendiendo por el mundo.

Las pulseras y relojes inteligentes, y las aplicaciones que para medir el sueño prometen un análisis profundo del descanso.

“Si utilizas un dispositivo Fitbit para monitorizar el sueño, verás un registro de las fases por las que pasas durante la noche”, dicen los fabricantes de la pulsera de actividad. En el sitio web de Apple Watch se lee que puedes usarlo para “hacer un seguimiento de las horas de sueño en el iPhone” e incluso registrar un historial.

Sleep Cycle promete un “análisis del sueño patentado” y hacer que despertar te resulte “muy sencillo” para que te sientas “descansado y lleno de energía”. Y Sleep Time, de Apple, permite evaluar tendencias “a largo plazo” o analizar tus ciclos de sueño.

Sin embargo, “a pesar de su interés creciente entre los consumidores, los profesionales del sueño han sido muy cautelosos a la hora de incluir estos dispositivos en un tratamiento por su poca concordancia con la polisomnografía y la actigrafía (los aparatos médicos que se usan para medir el sueño)”, dice el estudio.

La duración y calidad del sueño son los factores que más preocupan a la gente, según los científicos.

elementos para dormir bien

BBC
la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM, por sus siglas en inglés) dice que hay una epidemia global de sueño.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la falta de descanso es un problema global, por eso cada vez se le da más importancia en la salud pública.

Pero a eso se suma que la mayoría de quienes padecen problemas de sueño no buscan ayuda profesional.

La falta de sueño puede convertirse en un problema grave para la salud, pero obsesionarse con lograr el descanso perfecto puede ser una fuente de estrés. Por eso los médicos del sueño prefieren recetar cambios de rutinas que aplicaciones.

joven despierta

Getty Images
Es recomendable alejar de tu dormitorio los celulares, computadoras y otros aparatos para dormir bien.

Consejos para dormir bien

según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos:

  • Ajústate a un horario de sueño: acuéstate y levántate a la misma hora cada día.
  • Evita la cafeína y la nicotina.
  • No hagas ejercicio muy tarde durante el día.
  • Evita las bebidas alcohólicas antes de acostarte.
  • Evita comidas y bebidas abundantes a altas horas de la noche.
  • No duermas una siesta después de las 3:00 pm.
  • Relájate antes de acostarte; por ejemplo, no tomes un baño caliente.
  • Crea un ambiente apropiado para dormir.
  • Deshazte de las distracciones que tengas en la habitación: ruidos, luces brillantes, una cama incómoda, un televisor o una computadora.
  • Visita a tu médico si continúas teniendo problemas para dormir.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.