INE descarta atribuciones para hacer consulta sobre termoeléctrica; viola recomendación de CNDH, dicen ONG
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

INE descarta atribuciones para hacer consulta sobre termoeléctrica; viola recomendación de CNDH, dicen ONG

El instituto aclaró que no descalifica el ejercicio de participación ciudadana, pero precisó que la ley vigente no la contempla entre sus competencias.
Cuartoscuro
18 de febrero, 2019
Comparte

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aclaró que no tiene atribuciones legales para participar en la organización de la consulta sobre la construcción de la termoeléctrica en Huexca, Morelos, debido a que no está prevista en la Constitución ni en la ley reglamentaria.

Afectados por termoeléctrica y gasoducto exigen a AMLO comisión de la verdad sobre corrupción en megaobras

Sin embargo, el instituto precisó que no descalifica el ejercicio de participación ciudadana, sino que la ley vigente no la contempla entre sus competencias.

En sesión extraordinaria, el instituto respondió a cuestionamientos planteado por el representante de Movimiento Ciudadano, Juan Miguel Castro Rendón, sobre cuál sería la actuación del INE ante este ejercicio, de acuerdo a lo que señala la ley en el tema.

El consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, destacó que la consulta que propone realizar el presidente Andrés Manuel López Obrador los días 23 y 24 de febrero, no está establecida en ninguna parte del Artículo 35 de la Constitución ni en la Ley Federal de Consultas Populares.

“En consecuencia, y en apego al principio de legalidad por el que debe regirse toda autoridad del Estado mexicano, el INE no participará en la consulta relacionada con la continuidad de operaciones de la termoeléctrica en Huexca, Morelos”, aclaró.

AMLO hará consulta para operar termoeléctrica en Morelos; habitantes han pedido cancelar el proyecto


De acuerdo con Córdova Vianello, para la respuesta, avalada por unanimidad, se llevó a cabo un análisis de las características y materia del ejercicio, el cual no se advierte que encuadre en alguna de las consultas que el INE esté facultado para organizar.


“Específicamente, este órgano concluye que el ejercicio a realizarse en los términos señalados en el escrito del representante de Movimiento Ciudadano, no corresponde al mecanismo regulado en el Artículo 35, fracción VIII Constitucional y sobre el que el INE desarrolla sus atribuciones, al pretenderse realizar bajo un procedimiento distinto al establecido en éste”, explicó el consejero.

Incluso, detalló que tampoco reúne las condiciones “jurídicas y materiales” para que el INE se haga cargo de la organización y desarrollo del ejercicio.

La consejera Pamela San Martín destacó que estos ejercicios deben estar sujetos a reglas claras, precisas, transparentes y conocidas por todos, pues no es simplemente “consultar sobre un tema que puede ser más o menos relevante para las ciudadanas y los ciudadanos, implica establecer los mecanismos que garanticen que el resultado es producto de la decisión de toda la ciudadanía”.

Despojo sistemático y estructural en comunidades de Tlaxcala

El consejero Ciro Murayama dijo que los mecanismos de participación ciudadana que contempla la Constitución son tres:

  • Consultas a los pueblos indígenas en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo (artículo 2, apartado B, fracción IX)
  • La incorporación de las aspiraciones y demandas de la sociedad para el Plan Nacional de Desarrollo (artículo 26, apartado A)
  • Consultas populares sobre temas de trascendencia nacional (artículo 35, fracción VIII).

El ejercicio en Huexca, dijo, “claramente no es una consulta popular como las que garantiza la Constitución a los ciudadanos, no a los gobernantes”, por lo que descartó participación del INE.

En tanto, el consejero Marco Antonio Baños precisó que el Instituto no va a colocar o a instalar las casillas, “porque simplemente este ejercicio señalado como consulta no corresponde con la regulación del artículo 35 constitucional, y tampoco con la Ley de Consulta Popular”.

El 27 de febrero de 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación hacia la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y a la entonces Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, por no otorgar una consulta previa libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada para las comunidades afectadas por el megaproyecto.

Tras el pronunciamiento, consejeros y representantes de partidos detallaron los motivos para respaldar o rechazar la propuesta de consulta del presidente.

El representante legislativo de Morena ante el INE, Alejandro Viedman Velázquez, argumentó que este ejercicio se trataba de una consulta “ciudadana” y no de una “consulta popular”, como lo marca la legislación, por lo que consideró que sí se podría realizar.

El representante del PAN ante el INE, Víctor Hugo Sondón, resaltó que es una ofensa a la democracia permitir el atropello de los principios de legalidad, que han costado grandes sacrificios al país.

Afirmó que en su partido “no estamos dispuestos a permitir, pues la decisión del presidente López Obrador de organizar una consulta popular desde la Secretaría de Gobernación en 24 municipios de Tlaxcala y todos los de Morelos, usurpa las funciones constitucionales del INE y expone una altitud autoritaria que debemos detener”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viernes 13: ¿cómo se originó la superstición que considera esta fecha como un día de mala suerte?

¿De dónde viene la superstición que dio paso a la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80?
13 de noviembre, 2020
Comparte
calendario

Getty Images
Aunque parezca poco frecuente, todo mes que comience en domingo, siempre tendrá en viernes 13.

Otra vez es viernes 13, y si eso nos preocupa, quizás podemos echar la culpa a un grupo de caballeros estadounidenses que eran enemigos de las supersticiones.

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13.

Pero, ¿por qué se juntaron ambos temores para generar una creencia con vida propia en el mundo angloparlante?

En Hispanoamérica y España, en cambio, la superstición se aplica a los martes 13.

En cuanto a los países de habla inglesa, las razones no parecen ser místicas.

“Desde el punto de vista astrológico, no hay necesidad de preocuparse por el viernes 13”, dice Robert Currey, de Equinox Astrology.

Las fechas y días de la semana solían estar estrechamente relacionados con los movimientos planetarios y las fases de la Luna en un sistema que se remonta a los babilonios, explica, pero ya no es el caso.

Sonia Ducie, una consultora de numerología que cree firmemente en la energía innata de los números, cree que 13 “tiene que ver con la transformación y el cambio“.

Viernes 13

Getty Images
Viernes 13, la película, tuvo su base en el mito.

Ducie considera al viernes el quinto día de la semana que se asocia con el movimiento.

“Uno puede ver cómo con esos dos números juntos podrían ser muy inquietos”, pero aclara: “Depende de nosotros. La energía es neutral”.

¿Por qué surgió esta superstición combinada?

En 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII” fue publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista (bull market) de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

viernes

Getty Images
En 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida

Así que en 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida.

No lo era un cuarto de siglo antes.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

Viernes 13

Getty Images
El objetivo del club era demostrar lo inútil de las supersticiones.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y realizar ejecuciones otros días también.

El diario estadounidense The New York Times informó que en la primera reunión, el comensal número 13 estaba retrasado, y Fowler presionó a uno de los camareros para que compensara la ausencia del comensal que completaría el número de mala suerte.

“A pesar de sus gritos estaba siendo empujado por debajo de las escaleras cuando llegó el invitado que faltaba”, narró el diario.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido“.

Viernes 13

Getty Images
El grupo buscaba terminar con los mitos vinculados el número 13.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y que se realizasen ejecuciones otros días también.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

¿Responsabilidad de los enemigos de la superstición?

A lo largo de las décadas, muchos se han preguntado si la superstición podría ser culpa del propio club.

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

Viernes 13

Getty Images
La superstición a veces ha inspirado motivos y disfraces para fiestas como Halloween.

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”

Dos de estas supersticiones vulgares han combatido con decisión y sin inmutarse“, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida, y expulsada de la Tierra”.

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.


(*) Este artículo fue publicado originalmente el 13 de noviembre de 2015. Un viernes 13, por supuesto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.