close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

INE descarta atribuciones para hacer consulta sobre termoeléctrica; viola recomendación de CNDH, dicen ONG

El instituto aclaró que no descalifica el ejercicio de participación ciudadana, pero precisó que la ley vigente no la contempla entre sus competencias.
Cuartoscuro
18 de febrero, 2019
Comparte

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aclaró que no tiene atribuciones legales para participar en la organización de la consulta sobre la construcción de la termoeléctrica en Huexca, Morelos, debido a que no está prevista en la Constitución ni en la ley reglamentaria.

Afectados por termoeléctrica y gasoducto exigen a AMLO comisión de la verdad sobre corrupción en megaobras

Sin embargo, el instituto precisó que no descalifica el ejercicio de participación ciudadana, sino que la ley vigente no la contempla entre sus competencias.

En sesión extraordinaria, el instituto respondió a cuestionamientos planteado por el representante de Movimiento Ciudadano, Juan Miguel Castro Rendón, sobre cuál sería la actuación del INE ante este ejercicio, de acuerdo a lo que señala la ley en el tema.

El consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, destacó que la consulta que propone realizar el presidente Andrés Manuel López Obrador los días 23 y 24 de febrero, no está establecida en ninguna parte del Artículo 35 de la Constitución ni en la Ley Federal de Consultas Populares.

“En consecuencia, y en apego al principio de legalidad por el que debe regirse toda autoridad del Estado mexicano, el INE no participará en la consulta relacionada con la continuidad de operaciones de la termoeléctrica en Huexca, Morelos”, aclaró.

AMLO hará consulta para operar termoeléctrica en Morelos; habitantes han pedido cancelar el proyecto


De acuerdo con Córdova Vianello, para la respuesta, avalada por unanimidad, se llevó a cabo un análisis de las características y materia del ejercicio, el cual no se advierte que encuadre en alguna de las consultas que el INE esté facultado para organizar.


“Específicamente, este órgano concluye que el ejercicio a realizarse en los términos señalados en el escrito del representante de Movimiento Ciudadano, no corresponde al mecanismo regulado en el Artículo 35, fracción VIII Constitucional y sobre el que el INE desarrolla sus atribuciones, al pretenderse realizar bajo un procedimiento distinto al establecido en éste”, explicó el consejero.

Incluso, detalló que tampoco reúne las condiciones “jurídicas y materiales” para que el INE se haga cargo de la organización y desarrollo del ejercicio.

La consejera Pamela San Martín destacó que estos ejercicios deben estar sujetos a reglas claras, precisas, transparentes y conocidas por todos, pues no es simplemente “consultar sobre un tema que puede ser más o menos relevante para las ciudadanas y los ciudadanos, implica establecer los mecanismos que garanticen que el resultado es producto de la decisión de toda la ciudadanía”.

Despojo sistemático y estructural en comunidades de Tlaxcala

El consejero Ciro Murayama dijo que los mecanismos de participación ciudadana que contempla la Constitución son tres:

  • Consultas a los pueblos indígenas en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo (artículo 2, apartado B, fracción IX)
  • La incorporación de las aspiraciones y demandas de la sociedad para el Plan Nacional de Desarrollo (artículo 26, apartado A)
  • Consultas populares sobre temas de trascendencia nacional (artículo 35, fracción VIII).

El ejercicio en Huexca, dijo, “claramente no es una consulta popular como las que garantiza la Constitución a los ciudadanos, no a los gobernantes”, por lo que descartó participación del INE.

En tanto, el consejero Marco Antonio Baños precisó que el Instituto no va a colocar o a instalar las casillas, “porque simplemente este ejercicio señalado como consulta no corresponde con la regulación del artículo 35 constitucional, y tampoco con la Ley de Consulta Popular”.

El 27 de febrero de 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación hacia la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y a la entonces Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, por no otorgar una consulta previa libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada para las comunidades afectadas por el megaproyecto.

Tras el pronunciamiento, consejeros y representantes de partidos detallaron los motivos para respaldar o rechazar la propuesta de consulta del presidente.

El representante legislativo de Morena ante el INE, Alejandro Viedman Velázquez, argumentó que este ejercicio se trataba de una consulta “ciudadana” y no de una “consulta popular”, como lo marca la legislación, por lo que consideró que sí se podría realizar.

El representante del PAN ante el INE, Víctor Hugo Sondón, resaltó que es una ofensa a la democracia permitir el atropello de los principios de legalidad, que han costado grandes sacrificios al país.

Afirmó que en su partido “no estamos dispuestos a permitir, pues la decisión del presidente López Obrador de organizar una consulta popular desde la Secretaría de Gobernación en 24 municipios de Tlaxcala y todos los de Morelos, usurpa las funciones constitucionales del INE y expone una altitud autoritaria que debemos detener”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El empresario que gastó más de un millón de dólares para vivir 180 años

Se inyecta células madre en el cuerpo, electrodos en la cabeza, toma baños de luz infrarroja y nitrógeno. Así vive el empresario Dave Asprey, fundador del café Bulletproof, cuya receta proviene de Tíbet.
Getty Images
26 de junio, 2019
Comparte

Dave Asprey planea vivir hasta los 180 años. De verdad, no es una broma, él está convencido de que puedo lograrlo.

“No creo que sea ciencia ficción”, dice el empresario estadounidense de 45 años, fundador de la marca de culto de café, Bulletproof.

“Alguien tiene que hacerlo, y yo estoy dispuesto a morir intentándolo”.

Mientras mucha gente lo describe como un excéntrico, Asprey se define como “el primerbiohacker profesional del mundo”.

Un biohacker es una persona que usa la ciencia y la tecnología para intentar mejorar su salud “pirateando” o “hackeando” su propia biología, a menudo haciendo cosas que el resto de nosotros consideraríamos un poco locas.

Y el régimen al que ha sometido a su cuerpo no decepciona. Su búsqueda de la inmortalidad lo ha llevado a que le extraigan parte de la médula ósea cada seis meses, para conseguir algunas de sus células madre y luego inyectárselas en todo el cuerpo.

Dave Asprey

Getty Images
Asprey mantiene un estricto régimen de ejercicios.

También usa parte de su tiempo en una cámara de crioterapia, que utiliza nitrógeno para enfriar su cuerpo. Y como si fuera poco, se da “baños” de luz infrarroja y se pone electrodos en la cabeza.

Cuenta que ha gastado más de US$1 millón para mejorar el funcionamiento de su cuerpo y su cerebro.

El financiamiento de sus aventuras proviene de la popularidad de su marca de café Bulletproof, un producto que él califica como un biohackeador del cuerpo.

El café se hace con una inusual receta que requiere que los consumidores compren tres productos por separado: café, al que se le agrega mantequilla, y una forma purificada de aceite de coco.

Aunque se le podría agregar cualquier mantequilla o aceite de coco, él vende “la versión original”.

Asprey asegura que el producto puede ayudar a mejorar la salud física y mental de una persona. Y tiene sus adeptos.

Bulletproof

Getty Images
El empresario asegura que su receta de café ayuda a mejorar la salud mental y física.

Desde que Asprey comenzó a vender el producto en 2012, estima que se han consumido más de 160 millones de tazas.

El exitoso emprendimiento ha conseguido inversiones por más de US$68 millones, dice Asprey, y se ha expandido hasta convertirse en una marca más amplia que incluye productos alimenticios como barras de proteínas, camisetas y libros de dietas.

Asprey ha sido objeto de duras críticas, especialmente de profesionales de la salud, quienes argumentan que el emprendedor no tiene ninguna certificación médica ni entrenamiento nutricional.

Y señalan que agregarle mantequilla al café no es saludable.

La idea del café se le ocurrió en 2004 mientras viajaba por el Tíbet.

Nacido en Nuevo México, Asprey desarrolló una carrera exitosa como ejecutivo de tecnologías de la información en Silicon Valley.

Pero con el paso de los años adquirió sobrepeso y se enfermó. Dice que en su peor momento llegó a pesar 136 kilos.

Tibet

Getty Images
La idea del café Bulletproof se le ocurrió durante un viaje a Tíbet.

Como una forma de mejorar su salud, Asprey viajó al Tíbet para aprender a meditar.

Y mientras hacía una caminata por la montañas, le ofrecieron una taza de té con mantequilla de yak (un pariente del búfalo y el visón).

“Después de tomarlo me di cuenta de que mi cerebro se sentía mejor“, dice.

Después de volver a California, comenzó a experimentar hasta llegar a su propia versión del brebaje.

El emprendedor asegura que toma su café todas las mañanas y que le ayudó a “cambiar mi vida y perder 45 kilos”.

Yak

Getty Images
En vez de utilizar leche de yak, Asprey usa mantequilla de vaca.

Desde que nació el negocio en 2012, su crecimiento fue gradual, hasta que en 2016 las ventas aumentaron cuando comenzó a distribuirlo en la cadena de supermercados Whole Foods Market.

Jonny Forsyth, investigador del grupo Mintel, dice que aunque los cuestionamientos al café Bulletproof persisten, la marca ha logrado ser bastante influyente.

“La ciencia detrás de los beneficios para la salud del producto sigue siendo difusa”, explica.

“Pero tiene una poderosa narrativa para los consumidores“.

Dave Asprey

Dave Asprey
Bulletproof ha sido objeto de duras críticas.

Sin embargo, Aisling Pigott, nutricionista y portavoz de la Asociación Británica Dietética, tiene una mirada crítica.

Nunca recomendaría el café Bulletproof, porque tiene calorías y grasa extra sin proveer ningún otro valor nutricional”, argumenta.

“No hay ningún beneficio en agregarle mantequilla al café”.

Asprey se muestra consciente de las críticas, pero apunta que otros profesionales dicen que las dietas altas en grasas -y bajas en azúcar- son buenas.

“Tenía artritis en mis rodillas y síndrome de fatiga crónica. Tenía disfunción cognitiva y estaba bajo el riesgo de un ataque al corazón. Era pre-diabético y me sentía terrible todo el tiempo”, cuenta.

“Logré cambiar todo eso”.

Asprey además destaca que, a diferencia de las dietas modernas, su producto está basado en un costumbre tibetana ancestral.

“Me siento bien de ser parte de una dieta con más de 4.000 años”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.