close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desplazados de Guerrero esperan frente a Palacio Nacional audiencia con López Obrador

Desplazados de los municipios de Leonardo Bravo y Zitlala, en Guerrero, esperan frente a Palacio Nacional a que el presidente Andrés Manuel López Obrador les dé audiencia.
19 de febrero, 2019
Comparte

“Son tres meses ya de vida estancada, de no tener nada, de no hacer nada. El día se nos va y lo único que podemos hacer es tomar nuestros alimentos, ir al baño, dormir. Mi hija estaba en el último año de preparatoria y mi hijo en tercero de secundaria y ya no han podido seguir estudiando. Lo hemos perdido todo: casa, trabajo, escuelas, animales; por eso estamos aquí frente a Palacio Nacional, para que el presidente nos escuche y nos ayude”, dice una de las desplazadas de la comunidad de Filo de Caballos, en el municipio de Leonardo Bravo en la sierra de Guerrero.

Desplazados de Guerrero se instalarán afuera de Palacio Nacional; quieren audiencia con AMLO

Los desplazados se instalaron bajo toldos que ellos mismo trajeron. Foto: Andrea Vega.

Prefiere no dar su nombre, por seguridad, como el resto de sus compañeros que acceden a contar lo que están viviendo pero sin identificarse. Llegaron la noche del domingo 17 de febrero al Zócalo capitalino y se instalaron en casas de campaña, bajo toldos que ellos mismos trajeron o sobre una colchoneta, que en el día usan para cubrirse del sol.

Son alrededor de 300 pobladores desplazados –por la disputa de territorio entre bandas criminales– de las comunidades que conforman el corredor Filo de Caballos-Casa Verde, la ruta por donde se mueve todo lo que quiere entrar o salir de la Sierra de Guerrero. Hay también pobladores de la comunidad náhuatl de Tlaltempanaca, en el municipio de Zitlala.

Gobierno de Guerrero omite dar solución a desplazados por violencia; pedirán ayuda federal

Coinciden en que están en la Ciudad de México porque el gobernador de su estado, Héctor Astudillo, no ha querido ayudarlos.

“No nos ha dado ni audiencia, ni solución. A los cuatro días de que estábamos desplazados en el auditorio de la cabecera municipal de Leonardo Bravo nos dijeron que podíamos regresar a nuestras comunidades”, cuenta una de las desplazadas de la comunidad de Los Morros sobre su situación en la Sierra, “ya nos estaban subiendo, y nos balacearon, hasta los militares estaban temblando. Nos tuvimos que regresar. Por eso lo que pedimos es el repliegue de esos grupos armados, que no son policía comunitaria, son grupos crimínales”, afirma.

Cuatro mujeres explican que desde 2012 empezó la violencia en Leonardo Bravo, “pero se puso peor desde 2017. Empezaron las balaceras más seguido: una al mes, luego una a la semana, dos a la semana. Ya nada más corríamos a Campo de Aviación. Cuando se acababa la balacera, volvíamos. Pensamos que está vez iba a ser igual, pero no, hasta allí llegaron los balazos, tuvimos que irnos a la cabecera municipal y no hemos podido volver a nuestras casas”.

Los desplazados de Leonardo Bravo cuentan que el 11 de noviembre llegaron a sus comunidades más de mil hombres armados, vestidos todos de negro, entraron disparando y los obligaron a irse. “Sabemos que vienen de Tierra Caliente. Son gente muy pobre. Si nosotros estamos en malas condiciones, los que entraron a nuestras comunidades están peor, por eso los convencen de unírseles y a algunos los obligan”, cuenta un señor de unos 60 años, de la comunidad de La Escalera.

“Se ha dicho que son policía comunitaria y que entraron a la comunidad porque nosotros robábamos en el corredor de Los Filos-Casa Verde. Pero ni ellos son comunitarios ni nosotros somos delincuentes. Nos sacaron porque quieren el control del corredor, porque por ahí se mueve todo para la Sierra, y porque es zona minera y ellos extorsionan a los de las minas, o están coludidos con ellos”, asegura una de las afectadas de Filo de Caballos.

Desplazamiento forzado: el saldo oculto de la guerra

Los desplazados de Leonardo Bravo son en total 1,600 pobladores de 8 comunidades y su petición al gobierno federal es que desarmen a los grupos crimínales y que tome el control de la seguridad en la zona para que quienes han tenido que salir de sus casas puedan regresar en paz.

Los 78 desplazados de Zitlala, que están refugiados en una cancha de basquetbol del municipio vecino de Copalillo, lo que piden es la reubicación. De este grupo la mayoría son mujeres y niños.

De los que están frente a Palacio Nacional, pocos, solo los de menor edad, hablan español. “A mi papá, al papá de él (señala un bebé que carga una de las mujeres) y al papá de ella (una niña que está a su lado) se los llevaron. Entraron a las casas por ellos y se los llevaron. No sabemos por qué ni dónde están. Por eso nos fuimos, nos dijeron que si no, nos iban a matar”, cuenta una niña de unos diez años.

“Nosotros no podemos volver”, dice su tía con el poco español que logra hablar. Después suelta varias frases en náhuatl y la niña traduce que quieren un lugar donde vivir, que eso le piden al presidente, porque a su comunidad ya no pueden volver. “El grupo que está allí no nos va a perdonar que salimos huyendo”, agrega.

desplazados Guerrero

Los desplazados llegaron la noche del domingo 17 de febrero al Zócalo capitalino.

Manuel Olivares, director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), organización que acompaña a los desplazados de Zitlala y Leonardo Bravo, contó que la mañana del lunes 18 de febrero Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, le aseguró que gestionaría la reunión con López Obrador, pero hasta el cierre de esta edición los desplazados no tenían noticia alguna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La cantidad de CO2 en la atmósfera supera récord: Qué consecuencias tiene para el planeta

Los niveles atmosféricos de dióxido de carbono, el principal gas causante del cambio climático, superaron las 415 partes por millón por primera vez en la historia de la humanidad. ¿Qué implica haber cruzado ese umbral?
Getty Images
16 de mayo, 2019
Comparte

Jugando con fuego.

¿Es eso lo que está haciendo la humanidad?

La noticia fue recibida por algunos con profunda frustración, por otros con alarma.

El pasado 11 de mayo los niveles atmosféricos de dióxido de carbono o CO2, el principal gas causante del cambio climático, pasaron el nivel de 415 partes por millón (ppm) por primera vez en toda la historia evolutiva de los seres humanos.

La medición de 415,26 ppm fue realizada por una de las principales estaciones de monitoreo del calentamiento global en el mundo, el observatorio de Mauna Loa en Hawái que pertenece al Instituto Scripps de Oceanografía en Estados Unidos.

¿Qué significa para todos nosotros haber cruzado ese umbral?

Tres reconocidos expertos en cambio climático dieron su opinión para los lectores de BBC Mundo.


CHRIS RAPLEY, profesor de ciencia climática en University College London y exdirector del Instituto Antártico Británico

Es la primera vez que los seres humanos hemos inhalado aire con tanto CO2. Es un gas transparente y sin olor y no lo percibimos, pero está teniendo un enorme impacto en el planeta porque ha alterado su balance energético.

El CO2 adicional que hemos lanzado a la atmósfera está causando que la Tierra acumule energía del Sol más rápido de lo que la irradia.

Gráfico que muestra el efecto de invernadero

Getty Images
Debido a las emisiones de CO2, la Tierra acumula energía del Sol más rápido de lo que la irradia.

La medición de 415 ppm indica que aún estamos emitiendo dióxido de carbono hacia la atmósfera al nivel máximo de lo que se consideraba posible hace 20 años.

Si seguimos este curso de acción llegaremos a un aumento de la temperatura global de 3, 4 o 5 grados Celsius para fin de siglo, y eso tendrá consecuencias desastrosas para nuestros hijos y nietos y generaciones futuras durante miles de años.

No tendríamos que agregar mucho más dióxido de carbono para calentar el planeta lo suficiente como para que el hielo de Groenlandia y partes de Antártica atraviesen un punto de no retorno. Y en ese caso cualquier cosa que hagamos no impedirá el derretimiento de grandes sectores de hielo.

Si eso ocurre el aumento en el nivel del mar afectará a grandes ciudades en el mundo y desplazará a cientos de millones de personas, veremos olas de calor tan intensas que partes del planeta serán inhabitables y habrá migraciones que desestabilizarán a un planeta ya aquejado por problemas.

Desprendimiento de hielo

Getty Images
“No tendríamos que agregar mucho más dióxido de carbono para calentar el planeta lo suficiente como para que el hielo de Groenlandia y partes de Antártica atraviesen un punto de no retorno”, señaló Rapley.

Así que hay muchas formas en las que haber pasado 415 ppm es una noticia extremadamente mala y desesperadamentenecesitamos hacer algo al respecto.

El hecho de que llegamos a 415 ppm cuando el nivel natural de la Tierra ha sido durante millones de años de 280 ppm nos dice que hemos cambiado al planeta en formas que son casi inimaginables.


MICHAEL MANN, profesor del Departamento de Meteorología y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Pensilvania

Cuando mis coautores y yo publicamos hace 20 años por primera vez el gráfico llamado “del palo de hockey” con la curva empinada de aumento de CO2, los niveles eran de cerca de 365 ppm. Ahora son de 415 ppm.

Eso significa que hubo un aumento gigantesco de 50 ppm en dos décadas y estamos incrementando las concentraciones atmosféricas a una tasa de 3 ppm al año.

Gráfico que muestra la Curva de Keeling

BBC
La llamada Curva de Keeling muestra claramente el aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2.

Si haces los cálculos, superaremos los 450 ppm en poco más de una década, y eso implica un peligroso aumento del calentamiento planetario de más de 2 a 3,5 grados Celsius.

Esto significa que debemos hacer cambios dramáticos, ahora, para bajar las emisiones globales de CO2 en un nivel de 5 a 10% al año. Solo así evitaremos impactos catastróficos del cambio climático.

No sabemos exactamente cuáles son los niveles de ppm que llevarán a puntos de no retorno, como por ejemplo el derretimiento de grandes partes de hielo en Antártica que lleve a aumentos del nivel del mar de 3 a 4 metros, o el colapso de la circulación oceánica del Atlántico Norte, la desestabilización del metano atrapado en el permafrost u otros mecanismos amplificadores.

Fábricas emitiendo CO2

Getty Images
“La única estrategia razonable es dejar de quemar combustibles fósiles que emiten CO2 y calientan el planeta”, afirmó Michael Mann.

Algunos de estos mecanismos tal vez ya pueden haber sido disparados, otros podrían estar cerca de esa situación.

La única estrategia razonable es dejar de quemar combustibles fósiles que emiten CO2 y calientan el planeta.

Los impactos del cambio climático ya no son sutiles.Los estamos viendo en tiempo real en formas profundas.


JAMES DYKE, profesor de Sistemas Globales del Departamento de Geografía de la Universidad de Exeter

En términos de cómo ha venido cambiando el clima nada sucederá como consecuencia de haber llegado a 415 ppm en comparación con 414 o 412 ppm.

La razón por la que haber llegado a 415 ppm es significativo es que la última vez que la Tierra experimentó concentraciones de CO2 de este nivel fue probablemente hace 2,6 o incluso 3 millones de años.

Es decir, antes de la evolución de la especie humana.

Hombre con el agua a la altura del pecho en Carolina del Sur tras el huracán Florence en setiembre de 2018

Getty Images
El cambio climático está intensificando fenómenos climáticos como huracanes y olas de calor.

Y es importante recordar que no tenemos razones para creer que el aumento de CO2 se estabilizará en 415 ppm.

Los aumentos anuales han sido de uno o dos por ciento y no sabemos cuando se detendrán.

Hay algo que la gente debe entender cuando se habla de estabilizar el aumento de temperatura global a no más de 1,5 grados Celsius: en mi opinión, nadie cree que en realidad eso sea posible.

Los gobiernos internacionales y la cumbre de París de 2015 hablaron de limitar el calentamiento a no más de 2 grados, con una aspiración de hacerlo a no más de 1,5 grados.

Pero cuando hablas con los que deciden las políticas nadie piensa que eso sea posible, porque limitar el calentamiento global a 1,5 grados significa que el uso de combustibles fósiles debe acabar en un par de décadas y no hay evidencia ni siquiera de que vayamos en la dirección correcta.

Ilustración de continentes

Getty Images
James Dyke: “No creo que la mayoría de las personas sepan que estamos dependiendo esencialmente de que se invente nueva tecnología para salvarnos del colapso climático”.

Creo que la gente se sorprendería de saber que por un lado los gobiernos hablan de limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados, y al mismo tiempo esos gobiernos piensan que no podremos detener el uso de combustibles fósiles.

Los gobiernos pueden mantener esa posición porque asumen que podremos inventar tecnología de emisiones negativas, que extraigan enormes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera de la Tierra para mediados de este siglo y los siglos subsiguientes.

No creo que la mayoría de las personas sepa que estamos dependiendo esencialmente de que se invente esta nueva tecnología para salvarnos del colapso climático.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.