Desplazados de Guerrero esperan frente a Palacio Nacional audiencia con López Obrador
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desplazados de Guerrero esperan frente a Palacio Nacional audiencia con López Obrador

Desplazados de los municipios de Leonardo Bravo y Zitlala, en Guerrero, esperan frente a Palacio Nacional a que el presidente Andrés Manuel López Obrador les dé audiencia.
19 de febrero, 2019
Comparte

“Son tres meses ya de vida estancada, de no tener nada, de no hacer nada. El día se nos va y lo único que podemos hacer es tomar nuestros alimentos, ir al baño, dormir. Mi hija estaba en el último año de preparatoria y mi hijo en tercero de secundaria y ya no han podido seguir estudiando. Lo hemos perdido todo: casa, trabajo, escuelas, animales; por eso estamos aquí frente a Palacio Nacional, para que el presidente nos escuche y nos ayude”, dice una de las desplazadas de la comunidad de Filo de Caballos, en el municipio de Leonardo Bravo en la sierra de Guerrero.

Desplazados de Guerrero se instalarán afuera de Palacio Nacional; quieren audiencia con AMLO

Los desplazados se instalaron bajo toldos que ellos mismo trajeron. Foto: Andrea Vega.

Prefiere no dar su nombre, por seguridad, como el resto de sus compañeros que acceden a contar lo que están viviendo pero sin identificarse. Llegaron la noche del domingo 17 de febrero al Zócalo capitalino y se instalaron en casas de campaña, bajo toldos que ellos mismos trajeron o sobre una colchoneta, que en el día usan para cubrirse del sol.

Son alrededor de 300 pobladores desplazados –por la disputa de territorio entre bandas criminales– de las comunidades que conforman el corredor Filo de Caballos-Casa Verde, la ruta por donde se mueve todo lo que quiere entrar o salir de la Sierra de Guerrero. Hay también pobladores de la comunidad náhuatl de Tlaltempanaca, en el municipio de Zitlala.

Gobierno de Guerrero omite dar solución a desplazados por violencia; pedirán ayuda federal

Coinciden en que están en la Ciudad de México porque el gobernador de su estado, Héctor Astudillo, no ha querido ayudarlos.

“No nos ha dado ni audiencia, ni solución. A los cuatro días de que estábamos desplazados en el auditorio de la cabecera municipal de Leonardo Bravo nos dijeron que podíamos regresar a nuestras comunidades”, cuenta una de las desplazadas de la comunidad de Los Morros sobre su situación en la Sierra, “ya nos estaban subiendo, y nos balacearon, hasta los militares estaban temblando. Nos tuvimos que regresar. Por eso lo que pedimos es el repliegue de esos grupos armados, que no son policía comunitaria, son grupos crimínales”, afirma.

Cuatro mujeres explican que desde 2012 empezó la violencia en Leonardo Bravo, “pero se puso peor desde 2017. Empezaron las balaceras más seguido: una al mes, luego una a la semana, dos a la semana. Ya nada más corríamos a Campo de Aviación. Cuando se acababa la balacera, volvíamos. Pensamos que está vez iba a ser igual, pero no, hasta allí llegaron los balazos, tuvimos que irnos a la cabecera municipal y no hemos podido volver a nuestras casas”.

Los desplazados de Leonardo Bravo cuentan que el 11 de noviembre llegaron a sus comunidades más de mil hombres armados, vestidos todos de negro, entraron disparando y los obligaron a irse. “Sabemos que vienen de Tierra Caliente. Son gente muy pobre. Si nosotros estamos en malas condiciones, los que entraron a nuestras comunidades están peor, por eso los convencen de unírseles y a algunos los obligan”, cuenta un señor de unos 60 años, de la comunidad de La Escalera.

“Se ha dicho que son policía comunitaria y que entraron a la comunidad porque nosotros robábamos en el corredor de Los Filos-Casa Verde. Pero ni ellos son comunitarios ni nosotros somos delincuentes. Nos sacaron porque quieren el control del corredor, porque por ahí se mueve todo para la Sierra, y porque es zona minera y ellos extorsionan a los de las minas, o están coludidos con ellos”, asegura una de las afectadas de Filo de Caballos.

Desplazamiento forzado: el saldo oculto de la guerra

Los desplazados de Leonardo Bravo son en total 1,600 pobladores de 8 comunidades y su petición al gobierno federal es que desarmen a los grupos crimínales y que tome el control de la seguridad en la zona para que quienes han tenido que salir de sus casas puedan regresar en paz.

Los 78 desplazados de Zitlala, que están refugiados en una cancha de basquetbol del municipio vecino de Copalillo, lo que piden es la reubicación. De este grupo la mayoría son mujeres y niños.

De los que están frente a Palacio Nacional, pocos, solo los de menor edad, hablan español. “A mi papá, al papá de él (señala un bebé que carga una de las mujeres) y al papá de ella (una niña que está a su lado) se los llevaron. Entraron a las casas por ellos y se los llevaron. No sabemos por qué ni dónde están. Por eso nos fuimos, nos dijeron que si no, nos iban a matar”, cuenta una niña de unos diez años.

“Nosotros no podemos volver”, dice su tía con el poco español que logra hablar. Después suelta varias frases en náhuatl y la niña traduce que quieren un lugar donde vivir, que eso le piden al presidente, porque a su comunidad ya no pueden volver. “El grupo que está allí no nos va a perdonar que salimos huyendo”, agrega.

desplazados Guerrero

Los desplazados llegaron la noche del domingo 17 de febrero al Zócalo capitalino.

Manuel Olivares, director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), organización que acompaña a los desplazados de Zitlala y Leonardo Bravo, contó que la mañana del lunes 18 de febrero Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, le aseguró que gestionaría la reunión con López Obrador, pero hasta el cierre de esta edición los desplazados no tenían noticia alguna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La carrera científica para encontrar a las personas resistentes a la COVID-19

Científicos en 10 países están investigando qué es lo que hace que algunas personas sean naturalmente resistentes a la infección del SARS-CoV-2.
22 de noviembre, 2021
Comparte

¿Has estado en contacto directo con personas enfermas de Covid-19 y nunca te infectaste? ¿Te hiciste pruebas de PCR o inmunológicas y salieron negativas?

Si tu respuesta es sí, podrías ser una de las raras personas en el mundo que tienen una resistencia genética al SARS-Cov-2, el virus causante de la covid-19.

Y si lo eres, podrías tener información “muy valiosa” sobre cómo prevenir esta enfermedad que ha causado más de cinco millones de muertes en el mundo.

Es por eso que un grupo de científicos de 10 países está llevando a cabo una búsqueda para encontrar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2.

Los investigadores lo anunciaron en la revista Nature y desde entonces han reclutado a más de 500 personas para someterlas a análisis y verificar si son portadoras de esta resistencia genética.

“Estamos buscando a miembros de una familia, un matrimonio, por ejemplo, en el que uno estuvo críticamente enfermo y el otro lo cuidó, sin adquirir la infección en ningún momento”, le explica a BBC Mundo Sara Espinosa, del Instituto Nacional de Pediatría de México.

“O puede ser alguien del personal de la salud, como un médico que estuvo expuesto cuidando a pacientes enfermos y positivos y nunca ha tenido la infección”, añade la doctora, quien coordina en ese país el llamado Consorcio Internacional para el Estudio Genético Humano de Covid.

“En estos casos podríamos estar hablando de un paciente que posiblemente es resistente. Es decir, una persona que tiene algún mecanismo en sus genes por el cual el virus no puede causar el proceso infeccioso”.

Ilustración de una cadena de ADN

Getty Images
Los científicos investigan el ADN de las personas que no se contagian.

Resistentes, no asintomáticos

El candidato “ideal”, explican los investigadores, es una persona que se ha expuesto en repetidas ocasiones al virus y nunca resultó infectado.

Esta persona tuvo que haber obtenido resultados negativos en las pruebas de PCR después de haberse expuesto al virus.

Y una vez que se le somete a una prueba de anticuerpos, esta debe ser negativa y mostrar que la persona no desarrolló anticuerpos contra el virus porque a pesar de que estuvo expuesta al virus nunca se infectó.

“La persona resistente tuvo que haber estado en estrecho contacto con la persona infectada y no haber tenido síntomas, pero además debemos confirmar que el virus no confirió infección con una prueba negativa por PCR y una prueba inmunológica de anticuerpos negativa”, aclara la doctora Espinosa.

Ahora sabemos que muchas personas pueden infectarse con el virus y no desarrollar síntomas de la enfermedad.

Pero los investigadores subrayan que estas personas que no presentan síntomas no necesariamente son resistente al SARS-Cov-2, y pueden tener el virus y contagiarlo a otras personas.

“Una persona asintomática puede estar infectada, tener el virus y pasarlo a otras personas”, explica el inmunólogo Evangelos Andreakos, de la Fundación de Investigación Biomédica de Atenas y quien también forma parte del Consorcio para el Estudio Genético Humano de Covid (COVIDHGE).

El proceso biológico de un enfermo asintomático es diferente yno estamos buscando a estas personas para este estudio”.

“La categoría que estamos buscando es de personas resistentes que no se infectan con el virus. Es decir, aunque el virus puede estar en contacto con las vías respiratorias de esta persona, no logra entrar a las células ni logra replicarse dentro de ellas“, explica el investigador.

Casos raros

La introducción del SARS-Cov-2 en las poblaciones alrededor del mundo ha permitido a los científicos estudiar grandes diferencias en los procesos de infección del virus, que van desde los contagios asintomáticos hasta las infecciones potencialmente mortales.

Desde diciembre de 2019, cuando se detectó por primera vez el virus, el conocimiento sobre la enfermedad de covid-19 potencialmente mortal y la susceptibilidad genética que hace que unas personas se enfermen más que otras ha ido en aumento.

Sin embargo, todavía se sabe muy poco sobre las bases genéticas de la resistencia al SARS-Cov-2.

Sars-cov-2

Getty Images

Los científicos señalan que esta resistencia, aunque rara, existe, porque ya se ha visto con otras enfermedades infecciosas.

“Pensamos que esta resistencia es muy rara porque eso es lo que hemos visto con otras enfermedades infecciosas. Se han visto casos de individuos con variantes genéticas que los han hecho resistentes a la infección de VIH”, señala el doctor Andreakos.

“Y también tenemos precedentes de resistencia a la malaria y a la anemia de células falciformes”, agrega el investigador.

Los investigadores están llevando a cabo análisis del ADN de los voluntarios con el objetivo de detectar regiones que son diferentes y compararlos con individuos que sí se han infectado con el virus.

El objetivo final, dicen los investigadores, es poder desarrollar una terapia o tratamiento para evitar la infección del SARS-Cov-2.

“El objetivo primario es entender y conocer el mecanismo por el cual algún cambio genético no lleva al proceso infeccioso”, le dice a BBC Mundo la doctora Sara Espinosa.

“Y ese conocimiento puede llevar a encontrar medicamentos que tengan efectividad en contra de SARS-Cov-2”.

“Porque hasta hoy los medicamentos que tenemos son para disminuir las complicaciones de la enfermedad, pero no tenemos fármacos en contra del microorganismo como tal”.

“Y esta investigación pretende también ayudar a encontrar esos medicamentos”.

Los investigadores señalan que identificar a estas personas resistentes al SARS-Cov-2 es “una tarea enorme”, pero tienen confianza en que las encontrarán.

“Sabemos que hay un número de personas que posiblemente tengan esa inmunidad, este cambio genético que confiere resistencia. Tenemos ya alrededor de 500 personas reclutadas y ya se están haciendo los estudios genéticos”, dice Sara Espinosa.

“La búsqueda no es fácil, pero es muy importante y aun si identificamos a pocas personas ellas pueden conferir mucha información y muy valiosa. Y es por eso que se está haciendo este esfuerzo en todo el mundo”.

En América Latina, además de México, el Estudio Genético Humano de Covid se está llevando a cabo también en Colombia y Brasil.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.