close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Estancias Infantiles ayudan a madres con su empleo, aunque el programa tiene debilidades: Coneval

El Consejo Nacional de Evaluación documentó efectos positivos para beneficiarios, pero también que el subsidio pudo darse a estancias que no lo requerían.
Cuartoscuro Archivo
8 de febrero, 2019
Comparte

El programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras (PEI) contribuye a mejorar las condiciones de acceso y permanencia en el mercado laboral de madres, padres solos y tutores, aunque también tiene debilidades en cuanto a la asignación de recursos, señaló el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su análisis sobre este programa para el ciclo 2017-2018.

Al hacer un seguimiento y supervisión del ejercicio de recursos, un 93.9% de los beneficiarios consideró que el programa les brinda la posibilidad de contar con empleo, salud mental, salud física e ingresos monetarios.

El 96.5% consideró que la atención y cuidado tuvo un impacto positivo en el desarrollo del lenguaje de los niños, 97.5% observó una mejora en su desarrollo motriz, y 96% dijo que los menores desarrollaron mejores habilidades sociales. Todos estos datos están basados en un estudio que realizó, sobre el programa, el Instituto Nacional de Salud Pública en 2011. Entre los indicadores más actuales que se presentan en la evaluación del Coneval está el Índice de Satisfacción con la calidad en los servicios de cuidado infantil en estas estancias, que de 2014 a 2017 se ubicó entre 92 y 97 puntos de 100 posibles.

Leer: Mujeres cuidadoras atienden a 42 millones de personas dependientes; el Estado no reconoce su trabajo

Al cierre de la Cuenta Pública 2017, los indicadores de resultados registraron un avance adecuado con un cumplimiento superior al 90%; sobresale que, en promedio, las madres y padres beneficiarios contaron con 34 horas a la semana para acceder al mercado laboral, permanecer en su empleo o, en su caso, estudiar.

Debilidades del programa

Sin embargo, el Coneval también documentó que respecto a los subsidios otorgados en el componente de Impulso a los Servicios de Cuidado y Atención Infantil, considerados para quienes desean poner en marcha uno de estos centros, “el apoyo podría otorgarse a beneficiarios que en ausencia del recurso bien podrían financiar la instalación y operación de la estancia”.

El PEI contempla dos modalidades de apoyo: a las madres y padres solos para el pago de los servicios de las estancias infantiles, por 900 pesos mensuales por niña o niño de entre 1 a 3 años 11 meses; o 1,800 si presenta alguna discapacidad, y en este caso se consideran a niñas y niños de entre 1 a 5 años 11 meses. La segunda forma de apoyo es para el impulso a los servicios de cuidado y atención infantil, dirigido a personas físicas o morales que deseen establecer y operar una estancia.

El monto inicial de apoyo es de hasta 70,000 pesos para la adecuación del espacio, la compra de mobiliario, el pago de la Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil y Daños a Terceros, y para gastos relacionados con la elaboración de un Programa Interno de Protección Civil. Es en este segundo subsidio donde el Coneval advirtió que pudo haberse otorgado a quien no lo requiere.

Entre las debilidades del programa, el organismo también señaló que los criterios de elegibilidad no eliminan los incentivos que podrían tener los solicitantes para falsear información sobre su condición laboral, y sobre el ingreso del hogar y así lograr ser acreedores al apoyo.

Además, el programa no contempla un esquema de seguimiento de la calidad de los trabajos a los que accedieron los beneficiarios, ni tampoco evalúa si aquellos que ya laboraban pudieron mejorar su empleo o ingreso.

Al considerar dentro de sus criterios de focalización el nivel de percepción monetaria de las madres y padres solos, y favorecer a aquellos de hogares que no rebasan la línea de bienestar, se podría haber alentado a los beneficiarios a trabajar menos horas para tener una remuneración menor y así conservar el subsidio del servicio.

Hasta diciembre de 2018, el PEI tenía cobertura nacional. En 2017 tuvo presencia en poco más del 50% de los municipios del país. A través de 9,399 estancias infantiles proporcionó el servicio de cuidado y atención a 310,968 madres y padres solos, y atendió a un total de 327,854 niños y niñas.

Te puede interesar: Abuelas cuidarían mejor a los niños, dice Urzúa sobre dar dinero directo a familias y no a estancias infantiles

Las entidades federativas con el mayor número de beneficiarios son: Estado de México (12.2%), Veracruz (7.2%), Puebla (5.6%), la Ciudad de México (5.5%) y Jalisco (5.32%). Desde su creación en 2007, el PEI ha beneficiado a 1,825,394 madres y padres solos y ha atendido a 2,174,415 niñas y niños.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), en diferentes informes que citó el diario Reforma en su edición del 7 de febrero, ha señalado deficiencias en la operación del programa de Estancias Infantiles, como falta de personal capacitado, carencias en instalaciones y mobiliario, fallas en la comprobación de recursos ejercidos, y que el gobierno no medía correctamente cómo ayuda a las familias mexicanas a mejorar su condición socioeconómicas, y el desarrollo de los menores.

Partidos de oposición y diferentes organizaciones se oponen al recorte del presupuesto de las Estancias Infantiles, en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, mientras la administración federal ha señalado que cambiará el esquema de distribución de recursos, para otorgarlos directamente a las familias y no a las estancias, y así evitar la presunta ejecución irregular del gasto que presuntamente existía.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
David Levenson/Getty Images

Nobel de Literatura: quiénes son Olga Tokarczuk y Peter Handke, los ganadores del premio de 2018 y 2019

El premio fue anunciado este jueves por el vocero de la Real Academia de las Ciencias de Suecia, organismo que otorga el galardón cada año. Olga Tokarczuk es polaca y Peter Handke austríaco. Ambos tienen una larga trayectoria.
David Levenson/Getty Images
10 de octubre, 2019
Comparte

La Real Academia de las Ciencias de Suecia anunció este jueves 10 de octubre a la escritora polaca Olga Tokarczuk y al austríaco Peter Handke como los ganadores de los premios Nobel de Literatura de 2018 y 2019.

De la novelista y cuentista Olga Tokarczuk, ganadora de la edición del 2018, la academia dijo que se lo otorgaban por su “imaginación narrativa que, con pasión enciclopédica, representa el cruce de fronteras como forma de vida“.

En cuanto al ganador de 2019, Peter Handke, la academia sueca indicó que se lo ganó por “un trabajo influyente que con ingenio lingüístico ha explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana“.

Olga Tokarczuk

Comprometida políticamente con la izquierda ecologista, Olga Tokarczukha sido descrita como una de las escritoras vivas más importantes de las que nunca se ha oído hablar, al menos fuera de Polonia.

Tokarczuk nació en Sulechów, un pueblo polaco, en 1962 y actualmente vive en Breslavia, al oeste del país. Sus progenitores eran profesores y el padre también trabajaba en la biblioteca de la escuela.

En esa biblioteca la futura escritora leyó tanto como pudo. Fue allí donde desarrolló su apetito literario, se lee en el sitio web de la Fundación Nobel.

Olga Tokarcxuk en el Hay Festival de Gales, 2018.

David Levenson/Getty Images
Olga Tokarczuk en el Hay Festival de Gales, 2018. La Academia dijo que premió su “imaginación narrativa”.

La Academia elogia ampliamente su “impresionante” novela “Casa diurna, casa nocturna”, 1998, “una rica mezcla de bellas e impactantes imágenes” en donde “se encuentra la intención de representar una región entera con muchas culturas, destinos y perspectivas individuales en conflicto“.

También destaca la colección de historias cortas “Concierto de varios tambores”, de 2001, y la novela “Los corredores”, de 2007, que habla sobre el cruce de fronteras, y “Los libros de Jacob”, una novela histórica.

“Tokarczuk nunca ve la realidad como algo estable o eterno; ella construye sus novelas en una tensión entre opuestos culturales”, explican desde la Fundación Nobel.

Peter Handke

Handke es autor de teatro, novela, poesía y ensayo. También es guionista y director de cine y una de las plumas más reconocidas de la literatura alemana.

Su primera novela es de 1966, “Los avispones” y es autor de guiones de cine (como el Cielo sobre Berlín, de Wim Wenders), y ganador del Premio del Cine Alemán a Mejor Guión.

Peter Handke recogiendo un premio en 2014

FREDRIK VARFJELL/Getty Images
El novelista austríaco Peter Handke ganó un Premio Internacional Ibsen en 2014, pero en Noruega hubo controversia por su visión sobre la Guerra de los Balcanes y rechazó la dotación económica.

“Después de haber producido una gran cantidad de obras en diferentes géneros, se ha establecido como uno de los escritores más influyentes en Europa después de la Segunda Guerra Mundial”, dice la Academia sueca.

“El peculiar arte de Handke es la extraordinaria atención a los paisajes y la presencia material del mundo, lo que ha hecho del cine y la pintura dos de sus mayores fuentes de inspiración”, agregó la institución.

Un año, dos premios

Hace más de 40 años que no había un Nobel de Literatura compartido. La última fue en 1974 a Harry Martinson y Eyvind Johnson.

Además, el año pasado y por primera vez desde 1943, la Academia Sueca no entregó el Nobel de Literatura por un escándalo de abusos sexuales y otras denuncias que provocaron la renuncia de siete de los 18 miembros del jurado.

La institución explicó en un comunicado que el premio de 2018 se concedería en 2019, junto con el correspondiente a ese año.

Aparte de seis años durante las guerras mundiales, solo ha habido un año en que no se otorgó el premio, en 1935, cuando el galardón se declaró desierto, una potestad de los organizadores si consideran que no hay candidatos a la altura de las expectativas del galardón.

Hasta la fecha, se han entregado 112 premios Nobel de Literatura (a 116 premiados), 11 de los cuales fueron para escritores hispanohablantes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.