close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Cuatro partidos, con respaldo de expertos y sociedad civil, presentan iniciativa de Reforma Educativa
La propuesta “MMI: mantiene, mejora e innova” plantea, entre otras cosas, concursos de selección para el ingreso docente y la creación de un organismo independiente de evaluación de la política educativa en el país.
Cuartoscuro
7 de febrero, 2019
Comparte

Investigadores, sociedad civil y especialistas en educación hicieron una propuesta de Reforma Educativa que fue avalada por el PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD y publicada este miércoles en la Gaceta de la Cámara de Diputados, que busca complementar la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Entre los principales aspectos está centrar el mérito para el ingreso y desarrollo docente a través de concursos de selección, pero excluyendo las medidas punitivas establecidas en la Reforma Educativa del expresidente Enrique Peña Nieto, y la necesidad de contar con un organismo independiente de evaluación de la política educativa en el país.

La propuesta de reforma denominada “MMI: mantiene, mejora e innova”, forma parte de las iniciativas de la sociedad civil para los foros públicos organizados por el Legislativo y la Secretaría de Educación Pública en la que se busca escuchar a expertos, universidades y padres de familia rumbo a la aprobación de la Reforma Educativa del nuevo gobierno.

Los especialistas que hicieron dicha propuesta conformaron la iniciativa RED (Red, Educación, Derechos), con tres premisas básicas: “los elementos de la iniciativa enviada por el Ejecutivo que son valiosos y deben mantenerse; los aspectos que pueden mejorarse del Artículo Tercero actual, y los temas en donde sugerimos innovar basándonos en nuestra experiencia escolar y de investigación”, explica Pedro Flores Crespo, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro.

La iniciativa busca abonar a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador anunciada en diciembre pasado en la que planteó derogar la Reforma Educativa aprobada en el sexenio pasado como parte de un “compromiso cumplido, maestros y maestras” para no volver a “faltar al respeto” a los docentes con evaluaciones “punitivas”. 

Sin embargo, en dicha propuesta no se establece cuál sería el mecanismo para el ingreso de nuevos aspirantes al servicio docente ni el tipo de evaluación para los maestros en activo.

Por lo tanto, los expertos plantean en la iniciativa que “se elimina la evaluación del desempeño ligada a la permanencia, toda vez que su aplicación, en los términos del texto vigente, ha sido identificada como un elemento punitivo, diluyendo su función diagnóstica y formativa orientada a la mejora de la práctica docente”.

Así, la propuesta de reforma al artículo Tercero constitucional se propone que el ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y la media superior “se llevarán a cabo mediante  concursos de selección que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan”.

Y en una ley reglamentaria se establezcan los criterios, términos y condiciones de la evaluación respetando los derechos constitucionales de los trabajadores y tomando en cuenta sus contextos demográfico, social y económico. Por lo tanto, “serán nulos todos los ingresos y promociones que no sean otorgados conforme a la ley”.

Con ello se aspira a “despojar a la evaluación docente de connotaciones punitivas y sumativas privilegiando su contribución a la mejora continua del sistema educativo”, cumpliento con ello que el ingreso al servicio profesional ocurra “bajo los principios de legalidad, imparcialidad, transparencia y objetividad”.

Esto porque parte de las prácticas previas a la Reforma del expresidente Peña Nieto era la venta y herencia de plazas docentes, lo que impedía que el mérito y el perfil de los nuevos maestros estuvieran acorde a las necesidades educativas.

Otro de los puntos es que la medición del mérito, proponen, debería realizarse por instancias con autonomía plena y técnicamente calificadas para diseñar instrumentos adecuados y adaptados al contexto de cada profesor, justamente atendiendo uno de los argumentos de los profesores que han insistido en que no puede evaluarse de la misma forma a quien da clases en Guerrero que en Nuevo León, por ejemplo.

En la propuesta de Reforma del presidente López Obrador se establece la eliminación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la creación del nuevo órgano autónomo Centro Nacional para la Mejora Continua de la Educación (el Centro).

Al respecto, los expertos proponen que el nuevo Centro “cuente con las garantías institucionales que brinda la autonomía constitucional” para cumplir con su responsabilidad de “generar y difundir información con base en la cual emitirá recomendaciones de política educativa”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
EPA
Qué es "la luna de gusano", la superluna que no se veía desde hace casi 40 años
Llega la primavera al hemisferio norte y este año viene acompañada de una superluna llena, la tercera y última del año.
EPA
20 de marzo, 2019
Comparte

La primavera llega este miércoles al hemisferio norte del planeta con una luminosa compañera: la tercera y última superluna llena del año.

La llamada “luna de gusano” ya se puede apreciar desde algunos lugares de la Tierra, pero el momento de mayor visibilidad se dará poco después del inicio oficial de la primavera en el hemisferio norte y del otoño en el hemisferio sur, que se produce este miércoles a las 21:58 GMT.

Lo llamativo de esta superluna es precisamente la coincidencia con el equinoccio de primavera y de otoño (en el sur), algo que no sucedía desde hace casi 40 años, en 1981.

Luna… ¿de gusano?

El viejo almanaque de los campesinos nativos de Norteamérica empezó a poner nombres a las lunas llenas en la década de 1930.

Algunos escritores vinculan dichos nombres a los meses de nuestro calendario moderno, pero también es posible que estén asociados a las estaciones del año.

“Luna de gusano” se refiere a la primera luna llena de marzo en referencia al deshielo primaveral en el hemisferio norte que libera gusanos en el terreno.

Pero también tiene otros nombres, como “luna de cuervo” (los graznidos de los cuervos indican el final del invierno) o “luna de savia o de azúcar” (para marcar el inicio de la temporada de jarabe de arce).

Celebración de la llegada de la primavera en India

EPA
La luna llena y la llegada de la primavera se celebran en Bhopal, India, de una forma especial, con el festival Holi.

Además, los nombres específicos para la luna llena suelen recibir calificativos adicionales cuando coinciden con otros eventos lunares.

En enero, por ejemplo, hubo una “superluna de sangre de lobo” y en febrero tuvimos una “superluna de nieve”.

“Lobo” y “nieve” son los nombres para las primeras lunas llenas de enero y febrero, respectivamente.

Otros nombres incluyen “fresa” para junio, “esturión” para agosto y “fría” para diciembre.

Cuando en un mismo mes hay una segunda luna llena se la conoce como luna azul.

Qué es una “superluna”

Cuando observamos la Luna, su tamaño parece fluctuar levemente en el cielo nocturno porque orbita la Tierra en una trayectoria elíptica.

Así, parece ligeramente más grande cuando está en el punto más cercano a nuestro planeta en su órbita, lo que se conoce como perigeo, según explica la NASA (Agencia Espacial de Estados Unidos).

Los astrónomos usan los términos “superluna” o “de perigeo” cuando la Luna está llena y en su punto más cercano a la Tierra.

La NASA dice que una superluna se ve un 14% más grande y un 30% más brillante que una luna llena normal, aunque la diferencia es difícil de distinguir a simple vista.

La de este miércoles es la tercera y última superluna de 2019. No será una luna de sangre, como las dos anteriores de este año, porque no coincide con un eclipse lunar.

Tampoco será la más brillante puesto que la de febrero fue la más cercana a la Tierra y pudo verse en todo su esplendor durante seis horas, según explicó la NASA.

Los astrónomos esperan otras tres superlunas (no llenas) este año: el 1 y el 30 de agosto y el 28 de septiembre. Nuestro satélite estará entonces en su punto más cercano a la Tierra, pero no será visible porque no reflejará la luz solar.

La siguiente superluna llena será en marzo de 2020.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.