close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Presupuesto de becas para jóvenes es insuficiente; el programa está sesgado y tiene visión de corto plazo: estudio
Para dar apoyos a 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, que es el objetivo del programa, se requieren 60 mil millones de pesos adicionales, indicó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).
Cuartoscuro Archivo
5 de febrero, 2019
Comparte

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro tiene como objetivo becar a 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, durante 12 meses, para lo que serían necesarios 99 mil 360 millones de pesos; sin embargo, solo se le asignó como presupuesto 40 mil millones de pesos, “monto que permite becar únicamente a 925 mil 926 jóvenes por ese periodo”, indicó un estudio del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El presupuesto asignado, detalló el Centro, representa sólo 40.3% de la población objetivo del programa. Se requieren 60 mil millones de pesos más, agregó.

La población potencial del programa, además, podría ser mayor que la que se tiene prevista, refirió el Centro.

“En 2016, 5.2 millones de personas de 18 a 29 años declararon no haber trabajado en el mes previo a la encuesta ni estar estudiando en el momento del levantamiento, 22% de la población total de 18 a 29 años”, indicó el CIEP.

Para 2019, el CONAPO calcula un total de 25.8 millones de personas de 18 a 29 años. El 22% de esa cifra es 5.7 millones de jóvenes, que potencialmente sería la cifra de aquellos que no estudian ni trabajan.

En otro punto, el estudio señala que dada la predominancia de mujeres en la población que no estudia y no trabaja (83% en 2016), omitir una estrategia de género para el programa Jóvenes Construyendo el Futuro podría generar que la población que demande la beca sea menor que la estimada.

“Motivar la inserción al mercado laboral de las mujeres que no estudian ni trabajan, dedicadas en su mayoría a quehaceres del hogar, podría requerir de otro tipo de incentivos, como servicios de guardería y la alternativa de combinar su capacitación con los quehaceres del hogar”, indicó el CIEP.

En cuanto a posibles fallas, el Centro también señaló que “no se ha informado sobre una estrategia coordinada entre las secretarías que operan el programa. Se desconocen los lineamientos de operación por parte de la SEP, por lo que no es posible conocer qué diferencias hay entre estas becas y otras que ya existen para nivel superior”.

Y agregó: “El programa está sesgado al ámbito urbano. El perfil de los centros de trabajo que solicita empata más con los disponibles en las urbes, dificultando el acceso de la población rural a los beneficios del programa”.

El programa, concluyó el Centro, “tiene una visión de corto plazo, dado que la capacitación puede ser máximo de un año y no está necesariamente vinculada con el giro de trabajo de los becarios. Además, los lineamientos del programa no plantean una estrategia de seguimiento. Esta desarticulación podría provocar que al término de la capacitación vuelvan a la inactividad”.

Aquí puedes consultar el estudio completo

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Kakebo, el método japonés que te puede ayudar a ahorrar hasta 35% de tu sueldo
Los japoneses usan un método que requiere cierta metodología, pero no necesita muchos recursos: apenas una libreta, algo con lo que escribir y, eso sí, constancia y fuerza de voluntad.
28 de marzo, 2019
Comparte

Ahorrar es uno de esos propósitos que uno se hace, generalmente, cada vez que recibimos el sueldo. Y frecuentemente fracasamos: o no ahorramos en absoluto o lo hacemos en menor medida de lo deseado.

Todo a pesar de que existen diversos métodos y técnicas.

Los japoneses usan una herramienta que les ayuda en la tarea: el kakebo, que requiere cierta metodología, pero no necesita muchos recursos: apenas una libreta, algo con lo que escribir y, eso sí, constancia y fuerza de voluntad.

https://www.instagram.com/p/BvFQN-_AQ2u/

Dicen que quien ahorra no es el que menos gasta, sino el que gasta sabiamente. Así que ya seas buen administrador o más bien de los que les cuesta llegar a fin de mes, aquí puedes descubrir una nueva forma de, al menos, intentar aumentar tus ahorros.

Origen

El kakebo (pronunciado “kakiboh”) es la palabra japonesa para libro de cuentas del hogar y su origen se remonta a 1904, según Fumiko Chiba, autora de Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero.

Chiba cuenta en su libro que la ideóloga de este método fue Hani Motoko, considerada la primera mujer periodista de Japón, quien quiso buscar una forma de que las esposas pudiesen manejar la economía familiar eficientemente.

“Aunque Japón es una cultura tradicional en muchos aspectos, el kakebo fue una herramienta liberadora para las mujeres, porque les daba el control sobre las decisiones financieras“, escribe Chiba en su obra.

Hoy en día, a pesar de que ya hay en el mercado multitud de aplicaciones con las que puedes controlar tus ingresos y gastos desde tu celular, estos particulares libros de cuentas siguen comercializándose en Japón.

https://www.instagram.com/p/BsdjDVjj3tl/

Suelen venderse al principio de cada año y, de acuerdo con Chiba, son bastante populares.

El método

La tarea puede ser bastante laboriosa, especialmente al principio, pero en ello reside también su éxito, dicen los expertos.

Primero debes apuntar tus gastos diarios (o semanales, según te resulte más cómodo) en distintas categorías. Por ejemplo: ingresos (salario, rentas, pensiones); gastos esenciales (vivienda, transporte, comida, servicios para el hogar y medicinas); ocio (restaurantes, compras, gimnasio, etc) y extras (regalos, reparaciones, viajes).

Niñas metiendo dinero en tarros de vidrio con pegatinas.

Getty Images
Una de las claves de este método es establecer categorías para saber en qué rúbricas te gastas más dinero.

Puedes establecer cuantas categorías necesites y también utilizar distintos colores, para hacerlo más visualmente atractivo. Al final de mes, es cuestión de restar: ingresos menos gastos. Sencillo, ¿no?

Pero no acaba aquí, porque kakebo es algo más que controlar lo que gastas, sino aprender a mejorar tus finanzas.

El balance

La filosofía detrás del uso del kakebo es poner el énfasis en las cosas de las que no se puede prescindir y aprender a deshacerse de aquellas que no son un gasto elemental.

Para ello, cuando llega el momento de evaluar cuánto, cómo y en qué nos hemos gastado el dinero hay que hacer balance contestándose a cuatro preguntas clave:

  • ¿cuánto dinero has conseguido ahorrar?
  • ¿cuánto dinero te hubiese gustado ahorrar?
  • ¿cuánto dinero estás gastando en realidad?
  • ¿qué cambiarías el mes que viene para mejorar?
Niño haciendo cuentas

Getty Images
¿Y si consiguieras ahorrar hasta un 35% de tu sueldo?

Los defensores de este método dicen que el hecho de que este sea un método manual, asegura Chiba en su libro, te hace más consciente de en qué gastas el dinero y te obliga a pensar en cuáles son tus metas para que tu ahorro sea más efectivo. El margen de ahorro, escribe, puede alcanzar hasta el 35% de tus ingresos.

¿Te atreverías a intentarlo?


La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.