CDMX incrementa de 50 a 80km/h límite de velocidad en tramos de 11 avenidas; limitan paso a bicicletas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

CDMX incrementa de 50 a 80km/h límite de velocidad en tramos de 11 avenidas; limitan paso a bicicletas

Entre esas avenidas se encuentra Eje Central 100 Metros, avenida Oceanía e Insurgentes Sur; expertos advierten riesgos y retrocesos en esta medida.
Cuartoscuro
20 de marzo, 2019
Comparte

El Gobierno de la Ciudad de México anunció que a partir del 22 de abril se incrementará de 50 a 80 kilómetros por hora el límite de velocidad en tramos de 11 avenidas de la ciudad, entre ellas Insurgentes Sur a la altura de Ciudad Universitaria y Eje Central 100 Metros. Además se prohibirá el paso de bicicletas y demás vehículos no motorizados  en carriles centrales de dichos tramos.

El argumento oficial detrás de esta modificación es que la infraestructura de dichas avenidas está diseñada para que los automóviles vayan más rápido de lo que actualmente está permitido. No obstante, especialistas advirtieron que este incremento en límite de velocidades es un retroceso en las políticas de movilidad que pone en riesgo a los usuarios de las vías.

Leer: Fotocívicas: Cómo se manejarán los puntos y cuáles serán las sanciones a partir del 22 de abril

Lo anterior forma parte del paquete de modificaciones al Reglamento de Tránsito de Ciudad de México publicado ayer en la Gaceta Oficial. La mayoría de esto cambios están centrados en la implementación del sistema de fotocívicas que sustituirá a las fotomultas que funcionaron durante los últimos tres años en la ciudad.

Pero como parte de estos cambios se anunció también una ampliación del concepto de “vías de acceso controlado” que define el reglamento. Antes de los cambios dichas vías estaban definidas como aquellas que tuvieran intersecciones a desnivel, con camellones que separan carriles centrales y laterales, y con carriles de incorporación o desincorporación de flujo continuo.

Ahora, con los cambios anunciados, se añade que también se considerarán vías de acceso controlado aquellas que “por sus características físicas y operacionales las determine la Secretaría de Movilidad… según el listado anexo al reglamento”. Y se añade un listado con los 11 nuevos tramos.

El cambio es relevante porque según el artículo 9 del Reglamento de Tránsito en una vía de acceso controlado el límite de velocidad para los coches en carriles centrales es de hasta 80 kilómetros por hora, a diferencia de las vías primarias donde el máximo son 50 kilómetros por hora. Además en vías de acceso controlado hay prohibición expresa para usuarios de vehículos no motorizados (bicicletas y similares) de circular en carriles centrales.

El titular de la Secretaría de Movilidad Andres Lajous confirmó a Animal Político que estos cambios significan un incremento de los límites de velocidad en los tramos mencionados y señaló que ello obedece a que la infraestructura en las referidas arterias está diseñada justo para que los autos avancen más rápido de lo que marcaba el reglamento.

Leer: Gobierno de CDMX aplicará 80% de descuento a vehículos con infracciones

“El problema es que poner límites de velocidad que son inconsistentes con la infraestructura, genera que no se respete por razones estructurales…. Lo que hace es subir el límite de velocidad en esos tramos, justamente por sus características físicas” dijo Lajous.

¿En qué tramos se incrementa límite de velocidad?

Los 11 tramos de vías primarias que serán considerados de acceso controlado y donde el límite de velocidad máxima crece de 50 a 80 kilómetros por hora son los siguientes:

*Eje Central 100 Metros de Insurgentes a Periférico

*Eje 1 Poniente Calzada Vallejo de Periférico a Clave

*Eje 5 Norte de Aquiles Serdán a San Pablo Xalpa

*Eje 3 Oriente de Avenida Oceanía a Circuito Interior

*Eje 5 Sur a partir de Calzada Ermita

*Eje 2 Norte desde Avenida Taxímetros hasta Eje 1 Norte 17

*Avenida Gran Canal de Periférico a Circuito Bicentenario

*Insurgentes Sur de Eje 10 Sur a Anillo Periférico

*Avenida 602 de avenida 608 a Vía Tapo

*Avenida Oceanía de Eje 1 Norte a Avenida Taxímetros

*Vía Tapo de Avenida Texcoco a vía Express Tapo

Leer: #NoMásMuertesViales: Exigen respeto para ciclistas y peatones con protesta en la CDMX

En los carriles centrales de estas arterias además de estar prohibida la circulación de vehículos no motorizados, también queda prohibida la circulación de vehículos de transporte colectivo de pasajeros, así realizar maniobras de ascenso o descenso de los mismos.

Retroceso y riesgo, advierten especialistas

Este incremento en los límites de velocidad en los referidos tramos fue criticado por expertos en temas de movilidad y uso de la bicicleta.

Areli Carréon, alcaldesa de La Bicicleta en CDMX y fundadora de la asociación civil Bicitekas, dijo en entrevista que hay tramos donde se incrementará la velocidad como el de Insurgentes Sur que es utilizado por los ciclistas para ingresar a Ciudad Universitaria, y donde no hay carriles laterales a donde puedan replegarse.

Leer: ¿Solo son un negocio? ¿Han salvado vidas? Los mitos y realidades de las fotomultas en la CDMX

“El factor más peligroso de todos es la velocidad y si tu permites velocidades más altas de facto estás haciendo que el riesgo aumente para cualquier usuario de la vía vayas en lo que vayas. Pero el tema es que además los ciclistas aquí no tienen espacio. Con el Metrobús no se dejó espacio más que para coches y ahora será más peligroso” dijo.

Cuestionado sobre qué pasaría en estos casos donde no hay laterales para ciclistas, el secretario de Movilidad Andrés Lajous dijo que “en vías con esas características a 50 km/h o a 80 km/h no se garantiza la seguridad de ciclistas. Precisamente por las características de la infraestructura”.

Pero Carreón advierte que no hay alternativas seguras para los ciclistas y que representa un retroceso el hecho de que, en lugar de trabajar para construir una vialidad segura para todos, se privilegie solo el paso de los autos.

“¿No sería mejor cambiar la infraestructura de esa avenida? Es inadmisible que en lugar de corregir la calle, se permita una excepción en un tramo de apenas un par de kilómetros. Hay incluso un estudio de la UNAM que señala a Insurgentes como de potencial uso de bicicleta si tuviera ciclovías” dijo.

En redes sociales varias personas expresaron su inconformidad justo en este punto. Por ejemplo Fabián Heredia señaló en un tuit que en la facultad de Ciencias hay más de 200 cajones de estacionamientos de bicicletas porque muchos estudiantes y profesores usan este medio de transporte, y dijo que “la seguridad vial es más importante que la velocidad máxima de pocos”.

“También nos friegan a los de la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Muchxs estudiantes y profes llegamos en bici” señaló La Fer en otro tuit. “Ya ha muerto mucha gente en estas vías, no queremos más velocidad #QueremosVivir” señaló el usuario @PeatonDelSur en este tuit.

Areli Carreón recordó que de acuerdo con cifras oficiales, en Ciudad de México mueren a diario tres personas en hechos de tránsito y en el país son 44 personas las que fallecen cada 24 horas. Y añadió que 9 de cada 10 de esas muertes eran prevenibles.

Laura Ballesteros, ex subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad e integrante de la organización “Mujeres en Movimiento” coincidió en que estas medidas no son acordes con la gestión de la velocidad en las calles que marca la Organización Mundial de la Salud.

“Las prácticas internacionales te dicen que tan solo un aumento de 10 kilómetros por hora es letal para la vida de las personas. Un auto a más de 50 kilómetros por hora es muy peligroso. En accidentes de ese tipo 8 de cada 10 personas fallecen” dijo, y añadió que además se ha incumplido con la Ley de Movilidad pues no se ha instalado el Comité de Clasificación de Vialidades que es quien tendría que tomar las determinaciones sobre cambios en las clasificaciones de las arterias.

En el caso específico de Insurgentes, Ballesteros reiteró que el aumento de velocidad es inseguro dado que solo hay un grupo de carriles (sin diferencia en centrales y laterales) lo que provocará un aumento en el riesgo de lesiones y muertes no solo para ciclistas sino también para los peatones.

“Tal vez no sea ilegal que ciclistas circulen en Insurgentes pero si será mortal” concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los ultrarricos que piden a sus gobiernos pagar más impuestos por la crisis de coronavirus

Más de 80 millonarios de varios países firmaron una misiva pidiendo una subida de impuestos para que ese dinero se destine a los programas sociales necesarios para reactivar la economía tras la crisis del covid-19.
14 de julio, 2020
Comparte
Abigail Disney, Jerry Greenfield y Richard Curtis

Getty Images
Abigail Disney, el fundador de la firma de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield y el director Richard Curtis están entre los firmantes de la carta.

Entrar en el selecto segmento de los ultrarricos requiere contar con un patrimonio superior a los US$30 millones de dólares.

Participar en el aún más pequeño grupo de “Multimillonarios para la Humanidad” exige tener una visión distinta a la mayor parte de este colectivo.

Hasta 83 ultrarricos de distintos países han firmado una carta en la que piden a sus gobiernos que les suban los impuestos para contribuir en la factura de los nuevos programas gubernamentales destinados a reactivar la economía tras la pandemia de covid-19.

Están convencidos de que vivir disfrutando de grandes sumas de dinero y la seguridad que esto aporta sin contribuir a la sociedad “está mal”.

“Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios que suscribimos esta misiva les pedimos a nuestros gobiernos que nos aumenten los impuestos. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente”, escribieron en una carta abierta.

“Tenemos mucho dinero”

“No estamos conduciendo las ambulancias que llevan a los enfermos a los hospitales. Ni reabasteciendo los estantes de los supermercados ni haciendo delivery de comida de puerta a puerta”, dicen, haciendo referencia a las actividades que han estado en la primera línea durante la fase de confinamiento.

“Pero sí tenemos dinero, mucho. Dinero que ahora se necesita desesperadamente”, escriben.

“Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados para la responsabilidad que tienen”.

El documento lleva la firma de distintas personalidades, entre las que se incluye la heredera de Walt Disney Co., Abigail Disney, el ex director gerente de BlackRock Inc., Morris Pearl, y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi.

Abigail Disney

Getty Images
Abigail Disney dijo una vez que de joven se avergonzaba de su fortuna.

También el guionista y director británico Richard Curtis, el cofundador de la marca de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield, o el rey de España, Felipe VI de Borbón, aparecen en la lista de los firmantes.

En su carta, los ultrarricos “explican que el impacto de la crisis actual se sentirá durante décadas y podría empujar a otros 500 millones de personas a la pobreza. Esto, dicen, es un problema que no se puede resolver con la caridad, por generosa que sea”, cuenta Theo Leggett, corresponsal de Negocios de la BBC.

“Por lo tanto, los impuestos sobre los ultrarricos deberían aumentarse de forma permanente para ayudar a pagar los sistemas de salud, las escuelas y la seguridad”, añade.

“Buena idea”

Para Arun Advani, profesor de la Universidad de Warwick, Reino Unido, un impuesto al patrimonio, como el que proponen los ultrarricos es “muy buena idea”.

“La pandemia de covid-19 ha expuesto deficiencias en nuestros servicios públicos después de una década de recortes en términos reales, lo que significa que rara vez ha habido un momento más urgente u oportuno para pensar en grande sobre los impuestos”, le dijo a BBC Mundo.

Bezos y su novia

Getty Images
Jeff Bezos, propietario de Amazon, es junto a Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo.

A la espera del G20

Esta petición se produce antes de la reunión este fin de semana de ministros de Finanzas del G-20, el grupo de países que representan el 85% de la economía mundial.

A medida que los países se esfuerzan por responder al impacto económico de la pandemia global, muchos ya han puesto la atención en los sistemas impositivos.

En Reino Unido, el grupo de expertos del Instituto de Estudios Fiscales dijo que los impuestos más altos son inevitables para una gran parte de la sociedad, no solo para los súperricos.

Y a principios de este mes, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, indicó que su gobierno evalúa si introducir impuestos más altos.

Rusia también analiza mayores gravámenes.

Por su parte, Arabia Saudita ya ha aumentado el IVA para compensar los efectos económicos de la pandemia y la caída en los precios del petróleo.

Pero el reclamo de un sistema fiscal más justo no es nuevo.

Varios de los firmantes pertenecen también al grupo de “Millonarios Patrióticos”, unos 200 ultrarricos que ya antes de la pandemia pedían que les subieran los impuestos.

Bloomberg recogía declaraciones de algunos miembros en las que afirmaban sentirse “culpables” de ser tan ricos y reconocían haber tenido muchas ventajas en la vida al nacer directamente en una familia adinerada.

Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Michael Bloomberg y Jack Ma.

Getty /BBC
Subir el impuesto a la fortuna o patrimonio de los más ricos por una sola vez, como una especie de “tasa solidaria” frente a la pandemia, es una de las propuestas que se han oído.

Varias críticas

Otros, como Karen Seal Stewart, reconocen haber sacado ventaja de su profundo conocimiento de “las leyes fiscales extremadamente favorables”.

“Casi todos los que tienen una cantidad significativa de riqueza en Estados Unidos se han beneficiado al menos en cierto nivel del trato preferencial que nuestro código tributario le da a los ricos”.

Quienes critican a estos ultrarricos apuntan precisamente a que durante años han aprovechado las favorables condiciones para su fortuna, aunque ahora pidan algo distinto.

Además, dicen, nadie les impide pagar más impuestos de forma voluntaria.

“Hay entre 10 y 12 millones de millonarios en este país y solo somos 200, ¿qué diferencia podemos hacer?”, dijo Seal Stewart en una entrevista a principios de este año.

“Creo que la pandemia ha llevado a las personas a ver cuánto dependen del Estado, por lo que existe una verdadera disposición a pagar más. Pero obviamente es difícil saberlo”, sentencia el profesor Advani.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.