close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Centro cultural en Islas Marías abrirá en junio, pero aún no tiene presupuesto ni plan para operar

Las instalaciones para el Centro Muros de Agua serán habilitadas en las construcciones que servían como centro penitenciario en Islas Marías. La obra, al igual que su costo, correrán por cuenta de un seguro, informó la Semarnat.
Cuartoscuro
20 de marzo, 2019
Comparte

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció que el Centro de Educación Ambiental “Muros de Agua, José Revueltas”, abrirá sus puertas en junio de este año, en las instalaciones penitenciarias de las Islas Marías.

En conferencia de prensa, la titular de Semarnat, Josefa González Blanco, informó que el centro tendrá dormitorios, un museo, un vivero didáctico y oficinas, áreas deportivas, una clínica, una iglesia, pista aérea y un relleno sanitario, aunque dijo que aún no se cuenta con información sobre el presupuesto con el que va a operar.

Lee también: Sin reos y aún dañadas por un huracán: así lucen las Islas Marías tras su cierre como prisión

De acuerdo con González Blanco, las instalaciones para el Centro Muros de Agua serán habilitadas en las construcciones que eran ocupadas como centro penitenciario federal, y la obra, al igual que su costo, correrán por cuenta de un seguro del que no ofreció más detalles.

“No todos los costos van a caer en nosotros… El sitio tiene construcciones, lo que vamos a hacer es usar las construcciones que ya hay, usar las casas que están en buen estado, los dormitorios, entonces no hay una inversión porque lo que ha tenido daños lo tiene que cubrir el seguro”, dijo la secretaria.

Al ser cuestionada acerca de si Semarnat ya realizó una evaluación de impacto por la habilitación de las instalaciones para convertirlas en Centro de Educación Ambiental, la titular de la dependencia afirmó que “no vamos a impactar ambientalmente absolutamente nada, porque ya está impactado”, por lo que no habrá un estudio.

Lee: Las Islas Marías dejarán de ser cárcel: se transformarán en centro para las artes y estudios ambientales

Josefa González explicó que, aunque no tienen definida la forma en que las personas interesadas en visitar el centro podrán anotarse para ser consideradas, se espera que niños y jóvenes inscritos en escuelas públicas sean los principales beneficiarios del proyecto, especialmente los menores de comunidades indígenas.

Para acudir al centro cultural, las personas deberán ser transportadas en un buque de la Marina que partirá de Manzanillo, Colima, hasta las Islas Marías. Sin embargo, la funcionaria reconoció que tampoco cuentan con información sobre cómo se desarrollarán las actividades, ni con una estimación del presupuesto con el que se llevarán a cabo.

Te puede interesar: Vejaciones y comida en descomposición: los motivos del motín en Islas Marías en 2013

Las actividades que se impartirán en Islas Marías serán de formación de valores socioambientales como el respeto a la naturaleza, compromiso, empatía y solidaridad, así como de adquisición de conocimientos en ecosistemas, historia natural y cultural del territorio, problemática ambiental, conservación de flora y fauna y ecotecnias.

Para la parte de cultura y medio ambiente, el centro contará con espacios para realizar fotografía, pintura, dibujo, teatro, música y danza; también se practicará senderismo, avistamiento de aves y caminatas nocturnas.

De acuerdo con la titular de Semarnat, el Centro de Educación Ambiental trabajará con energía solar, contará con una estación biológica, granjas autosustentables, una planta para tratamiento de agua y sistemas de captación pluvial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El revolucionario material natural desarrollado en Finlandia para reemplazar el plástico

Se trata de una combinación única de materiales que supera en rigidez, resistencia y extensibilidad a los actuales productos sintéticos y naturales que, además, es biodegradable.
Getty Images
17 de septiembre, 2019
Comparte

Uno de los grandes desafíos de la ingeniería de los materiales ha sido lograr crear un producto que sea fuerte y extensible a la vez.

Hasta ahora, aumentar la rigidez de un material significaba reducir su extensibilidad, y viceversa.

No obstante, investigadores en Finlandia han resuelto el problema inspirándose en la naturaleza y con ingredientes biológicos para crear un producto realmente revolucionario.

Se trata de una combinación única de materiales que supera en firmeza, resistencia y extensibilidad a los actuales productos sintéticos y naturales y que, además, es biodegradable.

Madera y telaraña

Técnicos e ingenieros de la Universidad Aalto y el Centro de Investigación Técnica VTT, en Finlandia, adhirieron fibras de celulosa de madera a la proteína de la seda de telaraña.

Telaraña

Getty Images
La seda de telaraña es uno de los productos naturales más flexibles y resistentes.

El resultado es un material muy firme, elástico y resistente que bien podría reemplazar el plástico en múltiples usos.

Sus aplicaciones futuras incluyen compuestos con base biológica, productos médicos, fibras quirúrgicas, la industria textil, empaques y envoltorios.

Según el profesor Markus Linder, de la Universidad Aalto, la naturaleza ofrece excelentes materias primas que están fácilmente disponibles para el desarrollo de nuevos materiales, como la celulosa rígida y la resistente y flexible seda que se utilizaron en la investigación.

La ventaja de ambos materiales es que, contrario al plástico, son biodegradables y no dañan el medio ambiente ni constituyen un potencial riesgo para la salud como los microplásticos.

“Nuestros investigadores sólo necesitan poder reproducir estas propiedades naturales”, señaló el profesor Linder, que también dirigió la investigación.

Materiales y métodos

Uno de los productos naturales que utilizaron provino del abedul, un árbol abundante en los bosques del norte de Europa, que combinaron con proteína de seda clonada sintéticamente.

Bosque de abedules

Getty Images
El abedul es un árbol abundante en el norte de Europa.

La celulosa de la madera y la seda son biopolímeros que demuestran un gran potencial como futuros materiales sostenibles.

También tienen propiedades que se complementan y son aptas para combinarse en materiales compuestos donde la celulosa forma el elemento de rigidez y la seda la matriz resistente.

“Utilizamos pulpa de abedul, desintegrada para obtener nano fibrillas y éstas las alineamos en forma de un andamio firme. Al mismo tiempo, infiltramos esa estructura con una matriz adhesiva de seda de telaraña que es suave y disipa energía”, explicó Pezhman Mohammadi, científico investigador de VTT.

La seda es un producto natural que es secretado por animales como gusanos de seda y que también se encuentra en las telarañas.

Sin embargo, la seda utilizada por los investigadores de la Universidad de Aalto no fue realmente tomada de las secreciones de estos invertebrados sino producida por los científicos combinando bacteria y ADN sintético.

“Como conocemos la estructura del ADN, podemos copiarla y utilizarla para fabricar las moléculas de proteína de seda que son químicamente similares a las que se encuentran en los hilos de una telaraña”, indicó Linder. “El ADN contiene toda esta información”.

Imágenes microscópicas de material

VTT/Universidad Aalto
Los investigadores midieron la resistencia de varias combinaciones del material.

Nuevos compuestos

Los investigadores añadieron que su trabajo ilustra las nuevas y versátiles posibilidades de la ingeniería de proteínas.

“En el futuro, podríamos fabricar compuestos similares con materiales básicos ligeramente diferentes y lograr una colección de productos con características diferentes para otras aplicaciones”, dijo Pezhman Mohammadi.

“Actualmente, estamos trabajando en la producción de nuevos materiales compuestos como implantes, objetos resistentes a los impactos y otros productos”, concluyó el científico.

El proyecto investigativo es parte de un trabajo desarrollado por el Centro de Excelencia en Ingeniería Molecular de Materiales Híbridos Biosintéticos (Hyber).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w&t=65s

https://www.youtube.com/watch?v=MH6SfxrAAYw&t=32s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.