close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
¿Sabes cómo identificar el mejor pescado? Te damos algunos consejos para esta Cuaresma
El secreto está en los ojos, la consistencia de la carne y el color de las branquias; estos consejos te ayudarán a identificar qué tan fresco está el producto.
Cuartoscuro
21 de marzo, 2019
Comparte

Desde hace dos semanas inició la época de Cuaresma, misma que termina con la Semana Santa y en la incrementa el consumo de pescado, en todas sus modalidades.

Ante esto, la Agencia de Protección Sanitaria (AGS) dio a conocer las siguientes sugerencias para comprar y consumir los mejores pescados y mariscos.  

Leer: No sabes lo que comes: El engaño en la venta de pescado en México

Si piensas cocinar y acudes a la pescadería de tu preferencia, no debes comprar el producto si:

  • Tiene los ojos hundidos o pupilas grises.
  • Tiene agallas cafés o amarillentas.
  • Su carne es blanda y sin consistencia.
  • Tiene mal olor.

En cambio, las características que indican que el pescado o marisco está en buen estado son:

  • La carne firme, que debe regresar a su lugar al presionarla.
  • Debe tener las escamas adheridas.
  • Los ojos deben ser saltones, transparentes y brillantes.
  • El pescado debe tener un olor fresco y suave.
  • Las branquias deben ser color rosado o rojo claro.

En el caso de que solo consumas el pescado en un restaurante, antes de ingerirlo debes revisar que se encuentre en perfecto estado, ya que al ser una época de calor suelen contaminarse fácilmente.

Leer: No sabes lo que comes: a tu mesa llega la pesca ilegal y la sobreexplotación de especies

Estas sugerencias se suman a los resultados del estudio hecho por la organización Oceana, “Gato por liebre”, en la que se descubrió que en México es común la práctica de sustitución de pescados.

En el estudio, hecho en pescaderías, restaurantes y supermercados de tres ciudades del país, se concluyó que el engaño de dar una especie por otra, no solo afecta el bolsillo de quien compra pescados, también tiene repercusiones ambientales en el ecosistema marítimo y en la dinámica pesquera del país.

El resultado fue, en promedio, de un 31% de sustitución de especies —en total fueron identificados 116 casos de sustitución—. En al menos una de cada tres ventas hubo “gato por liebre”: la gente pidió un tipo de pescado, y en realidad pusieron una especie distinta en su plato. Con diferencias de precios, en algunos casos, de más de 200 pesos.

Leer: ¿Su pescado de cuaresma está listo?

En general, en donde se presentó el nivel más alto de sustitución fue en las pescaderías, con un 36.5%; en segundo lugar los restaurantes, con 33.5%, y en tercer sitio los supermercados, con 16.5%.

En cuanto a especies, en las tres ciudades las cinco más sustituidas fueron marlín, con un nivel de sustitución del 95%; sierra (89%); mero (87%), huachinango (54%) y robalo (53%).

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte