Crisis en Nicaragua: más de 100 detenidos y duras críticas a la "violencia y represión" de la policía en protesta contra el gobierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Crisis en Nicaragua: más de 100 detenidos y duras críticas a la "violencia y represión" de la policía en protesta contra el gobierno

16 de marzo, 2019
Comparte

Mujer detenida

AFP
Más de 100 personas fueron detenidas en Managua este sábado por una policía cuya actuación fue duramente criticada por organismos internacionales.

Organismos internacionales y de derechos humanos criticaron duramente la violencia empleada por la policía de Nicaragua este sábado para impedir una manifestación que se saldó con más de 100 personas detenidas.

La marcha había sido convocada en Managua por la Unidad Nacional Azul y Blanco -una alianza opositora al gobierno de Daniel Ortega formado por más de 40 organizaciones sociales- para pedir "la liberación de todos los presos políticos" en el país.

Manifestantes

Reuters
Los manifestantes querían exigir la liberación de todas las personas detenidas durante los últimos meses en las marchas contra el gobierno de Ortega.

Las autoridades nicaragüenses informaron el viernes que la manifestación no estaba autorizada, pero la Unidad mantuvo la convocatoria apelando a "los derechos de liberad de expresión y movilización" recogidos en la Constitución.

Herido en Managua

EPA
Algunas personas tuvieron que ser atendidas por equipos médicos.

"A pesar de las advertencias formales de la Policía Nacional sobre una actividad no autorizada (…), salieron al lugar grupos de personas que violentaron el orden público", expresó la policía en un comunicado.

Por este motivo, la institución comunicó que "se vio en la obligación de capturar a 107 personas, que fueron trasladadas a la Dirección de Auxilio Judicial".

Mujer detenida

AFP
El gobierno confirmó la detención de 107 personas aunque la oposición eleva esta cifra.

En el comunicado se informó también que gracias a gestiones del nuncio del Vaticano en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag, "la Policía Nacional está poniendo en libertad a esas personas".

La Unidad Nacional Azul y Blanco, sin embargo, publicó en Twitter que había "164 secuestrados" y seis heridos con perdigón y balas de goma.

"Represión inaceptable"

Las personas arrestadas trataban de participar en la manifestación que, debido a la actuación de la policía, no pudo llevarse a cabo.

Periodistas ante la policía de Nicaragua

AFP
El reportero de la agencia AFP Luis Sequeira (en el centro) denunció haber sido golpeado por la policía, que le confiscó su cámara y teléfono.

La Agencia Efe informó que muchas de las detenciones ocurrieron de forma violenta e incluyeron disparos.

Organismos de derechos humanos y medios locales denunciaron que varios manifestantes y periodistas que cubrían el evento fueron golpeados.

https://twitter.com/laprensa/status/1107013388918509568

Asimismo, decenas de agentes entraron a establecimientos privados donde manifestantes se habían refugiado y rodearon estos edificios y gasolineras a la espera de su salida.

Tras seis horas, la policía y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron que los agentes permitirían salir a las personas de varios centros comerciales sin ser arrestadas, informó EFE.

Manifestante

AFP
La policía impidió que la manifestación se llevara a cabo y muchas personas se refugiaron en gasolineras o centros comerciales que fueron rodeados por agentes durante horas.

La Unidad Nacional Azul y Blanco comunicó que, entre los detenidos, se encontraban el exministro de Educación nicaragüense Humberto Belli, la exguerrillera sandinista Mónica Baltodano, la líder opositora Ana Margarita Vigil y la periodista Marlen Chow.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció una "inaceptable represión de la policía" contra una protesta pacífica.

https://twitter.com/OACNUDH/status/1107030365506596864

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), igualmente, condenó esta "represión" contra periodistas y manifestantes.

https://twitter.com/CIDH/status/1107026309937618949

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que "no se puede avanzar hacia una negociación creíble si al momento de sentarse a la mesa se reprimen protestas legítimas".

https://twitter.com/Almagro_OEA2015/status/1107053337772462085

La Embajada de Estados Unidos en Nicaragua también llamó a las autoridades a "cesar el uso de fuerza excesiva" contra quienes ejercen su derecho a la libre expresión.

https://twitter.com/USEmbNicaragua/status/1107032907498090498

Liberación de presos

La manifestación por la puesta en libertad de "presos políticos" estaba convocada después de que este viernes el gobierno de Nicaragua liberara a 50 personas encarceladas tras participar en manifestaciones contra Ortega en los últimos meses.

Esta cifra fue considerada insuficiente por la opositora Alianza Cívica, que amenazó con abandonar el diálogo que busca resolver la grave crisis política que vive el país si no se libera a 677 manifestantes que hasta el jueves permanecían en prisión.

nicaragua

Reuters
El estudiante Norwin Gutierrez fue uno de los manifestantes liberados este viernes.

La crisis en Nicaragua comenzó en abril del año pasado con una protesta estudiantil contra una reforma a un plan de pensiones y escaló hasta pedir la salida del poder de Ortega, de 72 años.

De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), "crímenes de lesa humanidad" cometidos por el gobierno y enfrentamientos entre manifestantes y policía dejaron ya más de 325 muertos, aunque grupos locales elevan la cifra a 561.

El gobierno, por su parte, asegura que ha sufrido un intento de "golpe de Estado" y solo reconoce la muerte de 199 personas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q

https://www.youtube.com/watch?v=ov_tH2IIT58

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Valle de México suma 5 días de descenso en hospitalizaciones por COVID

Después de rozar el colapso hospitalario, con niveles de ocupación de más de 90%, la capital y su zona conurbada empiezan a registrar descensos en el número de personas que están internadas por COVID.
Cuartoscuro
7 de febrero, 2021
Comparte

Desde el 3 de febrero, la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) ha registrado descensos importantes en el número de personas que se encuentran tanto en hospitalización general como en camas para intubación. 

Te puede interesar: México supera las 166 mil muertes por COVID; casos activos bajaron 33%

El miércoles 3, de acuerdo a la información que proporciona todos los días el gobierno de la Ciudad de México (CDMX), hubo, en la ZMVM, 309 personas menos en hospitalización general y 63 pacientes intubados menos. 

Desde ese miércoles, los números han seguido descendiendo en la ZMVM. Este sábado 6 de febrero se reportaron 184 pacientes menos en hospitalización general y 11 intubados menos. En tanto que solo la CDMX registró 133 personas menos en hospitalización general y 23 menos con soporte ventilatorio. 

En total, en los hospitales de la ZMVM había este sábado, 8 mil 861 pacientes en camas generales, de los que 2 mil 257 estaban intubados. Mientras que en la CDMX, había 6 mil 505 en camas generales y mil 767 con soporte de un ventilador mecánico.

La capital estuvo varios días rozando el límite de saturación  hospitalaria, como el 20 de enero cuando apenas se tenía un 9.4% de disponibilidad en camas de hospitalización general y 15.3% en camas con ventilador. 

Las autoridades de salud trabajaron a marchas forzadas en la reconversión y ampliación de camas para ofrecer un lugar a las personas que llegaban demandando atención a los hospitales de la ZMVM, después de que los contagios en las fiestas de diciembre dispararon los casos de COVID y llevaron a los hospitales al borde del colapso. 

La indicación, dijo un en esos días a Animal Político un enfermero del Hospital General Regional N. 1 Dr. Carlos Mac Gregor del IMSS, fue atender a la mayor cantidad posible de personas. “En el hospital se han reconvertido áreas para atender COVID y aún así siguen siendo insuficientes. En un área donde caben 48 personas, recibimos a 74. Estamos desbordados”, alertaba. 

Eran los días de mediados de enero, cuando en lugar de registrar menos pacientes, como en estos primeros días de febrero, el número crecía y crecía. El 15 de enero, por ejemplo, se registraron 60 pacientes intubados más que el día anterior (14 de enero) en la ZMVM y 76 más en hospitalización general. 

Ahora parece que ha llegado a esta zona del país un leve respiro. Así lo confirman paramédicos de la Cruz Roja Mexicana y el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) a Animal Político. “Empezamos el año con un record de 20 o 22 llamadas, ahora estamos con 18 llamadas en promedio. Va bajando, pero todavía tenemos alto número de llamadas para asistencia por la pandemia de COVID-19. De todas esas llamadas, la mitad se convierten en traslados”, dice Francisco Javier Rodríguez Abarca, coordinador estatal de Socorros de Cruz Roja Mexicana en el Estado de México. 

Guido Sánchez Coello, director general de ERUM, que trabaja en CDMX, dice que ahorita la capital ya está en un proceso de reducción en la emergencia. “Hay ya unos 20 traslados por día, ya estamos a la baja. A principio de enero y hasta la primera quincena se hacían hasta 38 o 40 traslados por día y ahorita ya estamos llegando a la mitad de eso”, asegura 

Aun con ese descenso, los paramédicos deben esperar un promedio de cuatro horas todavía para poder ingresar al paciente al hospital, mientras se desocupa la cama que utilizará o el personal de la institución termina de acondicionar un espacio para el nuevo enfermo.

Esto pese a que las ambulancias de la Cruz Roja no están haciendo traslados sin tener un hospital dispuesto a recibir al paciente. Si no hay un hospital que asegure que lo recibirá, se le indica a la familia que debe esperar en su casa y solo se les da asesoría para cambiarlo de posición y tenerlo con oxígeno, mientras las autoridades se vuelven a comunicar para avisar que ya hay institución receptora.

Los paramédicos tanto del ERUM como de Cruz Roja se coordinan con el Centro Regulador de Urgencias Médicas  (CRUM), vía el 911, C5 o el Centro Coordinador Hospitalario (CCH) en caso del Estado de México, para tener ya asegurada la recepción del paciente.

“Nos llegó a pasar a mediados de diciembre que teníamos las ambulancias paradas afuera del hospital, con el paciente adentro, hasta ocho horas. Es tener un vehículo de emergencia detenido y una persona arriba en alto riesgo, así que cambiamos los protocolos por seguridad de todos y ahora si no hay hospital que diga sí lo recibimos, el traslado no se hace”, dice Mario Vázquez, coordinador estatal de Comunicación Social de Cruz Roja Mexicana Estado de México. 

El descenso ha descomprimido la emergencia, pero los paramédicos aseguran que habrá que esperar a ver qué tantos nuevos contagios se generan entre quienes se atrevieron a celebrar el Día de la Candelaria, el 2 de febrero, y se juntaron para los tamales y entre quienes se reúnan para festejar el 14 de febrero. 

Lee más: Dos mundos ante la COVID: Las cifras que muestran la desigualdad en la vacunación

Y llegan medicamentos

Durante la segunda ola de contagios de COVID-19 en el país, que tuvo su pico máximo a finales de diciembre y todo enero, integrantes del personal de salud de hospitales como el Enrique Cabrera, de la Secretaría de Salud de Ciudad de México; el Hospital Juárez, de la Secretaría de Salud federal, y el Hospital General de Zona N. 47 del IMSS, informaron a Animal Político que había desabasto de medicamentos, como Midazolam y Propofol, para sedar a los pacientes intubados.

Autoridades de Salud federales y de la Ciudad de México confirmaron, durante sus conferencias diarias de prensa, que en efecto había desabasto de algunos medicamentos, causado por la demanda mundial y problemas de las farmacéuticas para producirlos, pero que se estaba trabajando para traerlos al país y tener un abasto oportuno. 

Este domingo por la mañana, los Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), una compañía paraestatal que se está encargando de la distribución de medicamentos, informó, a través de un comunicado, que se habían comprado 3 millones 363 mil 715 unidades de Midazolam, Dexmedetomidina, Propofol, Enoxaparina, Rocuronio y Norepinefrina.

“Los medicamentos provienen de Lituania, Madrid e Italia. Son anestésicos y anticoagulantes y se usaran para atender a pacientes COVID. Birmex hará la distribución a los hospitales del sector público. Con este lote se garantiza el suministro por dos meses. Este 6 de febrero se logró traer ya el cargamento completo (a México)”, señala el comunicado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.