Llegan más desplazados de Guerrero a Palacio Nacional; no daremos atención privilegiada, dice Gobernación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Andrea Vega

Llegan más desplazados de Guerrero a Palacio Nacional; no daremos atención privilegiada, dice Gobernación

El nuevo grupo se sumó a las personas que están desde hace tres semanas en espera de una audiencia con el presidente.
Foto: Andrea Vega
13 de marzo, 2019
Comparte

Un grupo de 56 desplazados del estado de Guerrero, 19 de ellos menores de 14 años, se sumó este martes a las 300 personas que estaban ya en plantón frente a Palacio Nacional, desde hace tres semanas, en espera de que el presidente Andrés Manuel López Obrador los reciba y puedan plantearle las demandas de retorno a sus comunidades o de reubicación.

Los recién llegados son del municipio de Heliodoro Castillo, de las comunidades de Pueblo Viejo, Vuelta del Sur y La Guitarra.

Hace un año, los obligó a salir de sus poblados el mismo grupo armado ligado a varios cárteles que en noviembre causó los desplazamientos en Tlaltempanaca, municipio de Zitlala, y en ocho comunidades de Leonardo Bravo, donde vivían los otros 300 desplazados que están en plantón en la Ciudad de México.

“Los de Heliodoro Castillo tienen ya más de un año fuera de sus comunidades. Han andado buscando cómo rentar una casita, cómo hacerle para seguir su vida, pero está difícil, y el gobierno estatal no les da solución, como tampoco nos la dio a nosotros, por eso se vinieron para acá a exigir que los reubiquen”, explicó Crescencio Pacheco, desplazado de la comunidad de Campo de Aviación, en Leonardo Bravo, y vocero de los afectados.

Leer: Desplazados de Guerrero cumplen 14 días frente a Palacio Nacional; los niños empiezan a enfermar

El primer grupo que llegó a instalarse afuera de Palacio Nacional desde el 17 de febrero, en espera de que el presidente Andrés Manuel López Obrador les dé audiencia, afirma que aun cuando el mandatario aseguró el 4 de marzo durante su conferencia de la mañana que ya se les estaba atendiendo, solo los han recibido funcionarios de la subsecretaría de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (Segob), pero no les han planteado solución a sus demandas.

Manuel Olivares, director del Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), quien da acompañamiento a los afectados, contó que el jueves 7 tuvieron una reunión con Neftalí Granados y Félix Santana, a quienes se designó como enlaces para atenderlos.

“Les presentamos una propuesta de atención humanitaria, lo que supuestamente le toca a esta subsecretaría. Los afectados pidieron ayuda para pagar la renta de una vivienda, por  familia, mientras el gobierno prepara las condiciones para que puedan regresar a sus comunidades o ser reubicadas”.

También solicitaron apoyo para acondicionar las casas, para comprar camas, sillas, y una cantidad mensual para despensa alimenticia. Los desplazados han denunciado que debieron huir de sus comunidades con muy pocas pertenencias, y que sus casas han sido saqueadas por los grupos armados que tomaron el control del corredor Filo de Caballos- Casa Verde, la puerta de entrada a la sierra de Guerrero.

“Los desplazados se han quedado sin nada, sin casa, sin muebles, sin trabajo, por eso las demandas presentadas al gobierno incluyen esos apoyos”, señaló Olivares. Sin embargo, aseguró, la respuesta de las autoridades es que no hay recursos para cubrir los requerimientos.

Los desplazados están solicitando 10 mil pesos mensuales por familia (son alrededor de 80) para cubrir los costos de renta y alimentación, en tanto su situación se normaliza.

“El gobierno no quiere hacer ese gasto, pero tampoco preparan las condiciones para que la gente armada que tiene tomadas las comunidades del municipio de Leonardo Bravo se repliegue y los desplazados puedan volver a sus casas, y tampoco les da solución a los pobladores nahuas de Tlaltempanaca, municipio de Zitlala, que piden ser reubicados”, denunció el activista del Centro Morelos.

Félix Santana, director general de Estrategias para la Atención a los Derechos Humanos de la Segob, aseguró en entrevista que los recursos para despensa están garantizados.

“Lo que vemos más complejo es el pago de las viviendas porque eso implicaría un costo por mes. Además, no podemos darle atención privilegiada a un grupo de víctimas sobre los demás. El gobierno mexicano tiene la responsabilidad de atender a todos los desplazados del país y para eso se está preparando una estrategia integral, pero ésta a traviesa por un diseño institucional de largo aliento. Recomponer el escenario no va a ser sencillo, son varios años de descomposición”.

El funcionario detalló que están en la fase de diagnóstico, ubicando zonas y causas. El problema es muy complejo, aseguró, “tan solo en el caso de Guerrero, el eventual retorno atravesaría por el desarme y la pacificación de la zona. Hemos identificado más de una docena de grupos del crimen organizado que coexisten en esa área y eso hace complicado el retorno”.

Ni un vaso de agua

A tres semanas de que llegó el primer grupo afuera de Palacio Nacional, los desplazados se quejan de falta de apoyo humanitario por parte del gobierno federal.

“No nos han dado ni un vaso de agua, ni comida, nada. La única atención médica que hemos recibido es la visita de paramédicos que vienen y nos revisan. Si alguien está enfermo, le dan una receta y hay que comprar la medicina. Mi esposa estuvo bien mala de gripa y tuvimos que ir a la farmacia de similares por los remedios”, contó uno de los desplazados.

“Estamos en muy malas condiciones –describió otro– peor de lo que estábamos en Chichihualco, en la cabecera municipal de Leonardo Bravo donde nos fuimos a refugiar, porque allá estábamos en un auditorio, teníamos donde bañarnos, aquí tuvimos que poner unos plásticos y ahí nos metemos a bañar cuando conseguimos agua”.

Cuestionado sobre si es verdad que no se les está proveyendo ayuda a los desplazados que se encuentran en plantón afuera de Palacio Nacional, Félix Santana afirmó que les han hecho el ofrecimiento de brindar todas las condiciones humanitarias cuando estén listos para regresar a Guerrero.

“El apoyo se los daremos allá, la atención es allá. Este gobierno garantiza el derecho a la protesta, pero no la vamos a incentivar, porque creemos que el problema tiene resolverse de forma integral, en los estados, y con la participación de los gobiernos estatales”.  

Crescencio Pacheco, vocero de los desplazados, aseguró que este viernes podría llegar otros grupo de 50 desplazados de Guerrero y que los desplazamientos y la violencia seguirán en ese estado si el gobierno federal no actúa pronto para replegar al grupo armado que está sacando a los pobladores de sus casas para quedarse con el control de la zona de la sierra y hasta Chilpancingo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Kobe Bryant: qué dice el audio de los últimos momentos del vuelo en el que murió la leyenda de la NBA

Desde horas tempranas del domingo, una niebla densa cubría varias zonas del estado de California y la propia policía de Los Ángeles decidió dejar sus helicópteros en tierra dada la escasa visibilidad que hacía peligroso los vuelos.
AFP
28 de enero, 2020
Comparte
terreno

AFP
Las autoridades intentan recuperar los cuerpos en el remoto lugar donde cayó el helicóptero.

El último minuto trajo un inusual silencio del otro lado.

La torre de control trata de comunicarse fallidamente con el helicóptero N72EX, en el que viajaban Kobe Bryant y otras ocho personas el domingo en Los Ángeles.

No tienen respuesta.

Una grabación del sitio especializado LiveATC.net permite escuchar cómo los controladores aéreos intentan otra vez.

“N72EX cuáles son sus intenciones”, pregunta el controlador. Como respuesta solo hay silencio. “N72EX, siguen a muy baja altitud para poder seguir haciendo el seguimiento del vuelo…”, continúa.

Segundos después, el Sikorsky S-76B se estrella en una zona de difícil acceso cerca de la ciudad de Calabasas.

No hubo sobrevivientes.

Kobe Bryant y su hija Gianna

Reuters
Kobe Bryant junto a su hija Gianna. Ambos fallecieron en el accidente del domingo.

Desde que se conoció que el astro de la NBA iba en el vuelo, la conmoción por la noticia dio la vuelta al mundo.

Las autoridades iniciaron inmediatamente la investigación para determinar las causas del accidente, pero medios locales han reportado que las condiciones del tiempo en California se habían deteriorado y no eran óptimas para volar.

Desde tempranas horas del domingo, una niebla densa cubría varias zonas de la zona y la propia policía de Los Ángeles decidió dejar sus helicópteros en tierra dada la escasa visibilidad.

Sin embargo, el helicóptero que llevaba a Kobe Bryant despegó a las 9:06 hora local (17:06 GMT) del aeropuerto John Wayne, en Santa Ana, en el sur de Los Ángeles.

El final llegaría menos de 40 minutos después.

La comunicación con tierra

Según trasciende de la conversación filtrada con la torre de control, el piloto recibió un permiso para volar llamado “reglas de vuelo visual especial” (SVFR, por sus siglas en inglés), que le permite dirigir el helicóptero en condiciones en las que la visibilidad no es óptima.

“Mantener un SVFR a los 2.500 (pies) o menos”, se escucha al piloto confirmar la instrucción a la torre.

Según le explica a BBC Mundo el controlador de vuelos Kevin Karpé, es el piloto quien solicita a la torre volar bajo estas condiciones, ya que dependen de su visibilidad, algo que los controladores no pueden determinar.

“En estos casos, es el piloto quien pide volar bajo estas reglas, que implican que tiene una visibilidad de al menos una milla o de menos si se trata de un helicóptero”, agrega el especialista de The Expert Institute, un sistema que reúne expertos en aviación en EE.UU.

Sikorsky S-76

Getty Images
El modelo Sikorsky S-76 es normalmente utilizado para trasladar a autoridades, empresarios y celebridades, como la familia real británica.

Un monitoreo del vuelo del sitio Flightradar24 muestra que el helicóptero se dirige entonces rumbo noroeste buscando un destino al que nunca llegará.

Según muestran los datos de radar, entra en la zona de la torre de control de Burbank, en el norte de Los Ángeles.

El controlador le comunica entonces al piloto que esa área está en IFR (“reglas de vuelo instrumental”) y le pide que explique intenciones.

Según los expertos consultados por BBC Mundo, esto implica que la visibilidad es muy limitada.

“Cuando hay condiciones para IFR se trata de que no hay visibilidad y entonces el piloto tiene que volar y guiarse por los instrumentos”, indica Karpé.

El controlador explica además que para volar bajo IFR tanto el piloto como la aeronave deben haber obtenido una certificación específica.

Mapa del siniestro

BBC

Tras escuchar el mensaje, el piloto responde que mantendrá la SVFR.

El controlador de Burbank le dice entonces que debe esperar, porque tiene otra aeronave en el área.

“N72EX, esperando”, se oye confirmar al piloto.

Según la base de datos de certificación de pilotos de la FAA, Ara Zobayan, el piloto que llevaba el helicóptero, tenía certificación para instrumentos y obtuvo su licencia comercial en 2007.

El registro indica que era también instructor de vuelo certificado con instrumentos para pilotos de helicópteros.

helicóptero siniestrado

Getty Images
Aún no se tiene certeza respecto a las causas del accidente.

Un piloto de Miami contactado por BBC Mundo considera que una de las grandes interrogantes del accidente es por qué se decidió volar con SVFR y no con instrumentos (IFR), que hubiera sido lo más seguro para condiciones de escasa visibilidad.

“Las condiciones eran de baja visibilidad y se sabe que los helicópteros de la policía estaban en tierra. En esas condiciones, un vuelo con IFR era la opción más segura”, opina.

De acuerdo con el piloto consultado, aunque la autorización de SVFR es “bastante común” y se puede pedir antes de despegar o en medio del vuelo, “no es algo que siempre es recomendable desde un punto de vista de seguridad”.

Avance hacia el fin

Un rato más tarde, la grabación deja escuchar al controlador, que dice que ha dejado el helicóptero en espera por 15 minutos.

Antes había mencionado que otros vuelos estaban cruzando la zona con condiciones IFR.

Finalmente le da autorización para que siga rumbo noroeste y le dice que será entonces la torre de Van Nuys quien continuará el control.

El servicio de radar con Burbank termina.

Se escucha entonces al piloto comunicarse con los controladores de Van Nuys y les indica que vuela con SVFR.

Una controladora lo recibe en ese espacio aéreo, le da las condiciones de visibilidad y altitud, y luego le pregunta si se comunicará con otra torre de control, la llamada Socal.

Los minutos finales

Los registros de radar muestran que entonces el avión entra al espacio de Socal y poco después, el controlador aéreo trata de establecer comunicación con el helicóptero.

“Helicóptero N72EX, identificación”, le dice.

La comunicación del piloto no se recibe.

“Esto puede pasar porque hay muy poca recepción en el área o porque la aeronave está volando a muy baja altitud”, explica Karpé.

“Yo he trabajado sirviendo a aeronaves que vuelan en esa área y no es inusual que se pierda la señal, porque es una zona muy montañosa”, agrega el experto.

homenaje

AFP
La muerte de Bryant causó conmoción internacional.

La torre de control vuelve a tratar de contactarlo y le pregunta si está pidiendo “seguimiento de vuelo” (flight following, en inglés).

El piloto de Miami contactado por BBC Mundo explica que bajo “seguimiento de vuelo” la aeronave no constituye una prioridad para la torre de control.

“Este es un sistema de trabajo en el que los controladores ofrecen un servicio al piloto para ayudarlo en vuelo: le darán consejos generales, posición de otros aviones… das cualquier información, pero es un servicio adicional que se ofrece cuando está disponible“, explica.

“En estos casos, los controladores están más enfocados en los aviones que vuelan sin visibilidad, con instrumentos, esa es su prioridad, si viajas con VFR especial y los controladores están ocupados, puede que no estén al tanto cada segundo de tu avión”.

montañas

Reuters
La zona donde cayó el helicóptero es muy montañosa.

Pero la torre de SoCal no recibió respuesta de si el helicóptero necesitaba “seguimiento de vuelo”

“Helicóptero N72EX, dónde, intenciones”, pregunta el controlador.

“Para un controlador es predecible que se pierda el contacto en esa área, por eso no siempre significa que haya algún problema de seguridad, sino que la aeronave está volando tan bajo que es imposible para el radar detectarlo”, indica Karpé.

A las 9:44 hora local (17:44 GMT) es cuando el controlador le dice que vuelan demasiado bajo para poder proceder con el seguimiento.

“N72EX, (aquí) SoCal”, se oye decir al controlador.

Poco antes, había perdido la señal del helicóptero en los radares.

Menos de tres minutos después se recibiría la primera llamada al teléfono de emergencias 911 sobre un helicóptero caído en las montañas de Calabasas.


La búsqueda

Desde que se recibieron los primeros reportes, la policía de Los Ángeles se dirigió al lugar de los hechos, pero las condiciones del terreno dificultaron las tareas de búsqueda.

“En cierto sentido, es una pesadilla logística porque el sitio del accidente en sí no es fácilmente accesible“, explicó el alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva.

Jonathan Lucas, el jefe forense del condado, anunció este lunes que las tareas de recuperación de los cadáveres estaba en marcha desde la jornada anterior, pero que podría “tardar días”.

La policía anunció en la noche del domingo que había interrumpido las tareas por “cuestiones de seguridad”, mientras un equipo de investigadores de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte llegó este lunes al lugar del accidente para comenzar a documentar la escena.

Según anunció la policía, los investigadores examinarán datos meteorológicos, información de radar, las comunicaciones de control de tráfico aéreo, así como los registros de mantenimiento del avión y el expediente del piloto.

Medios locales estimaron que el reporte final del accidente podría tardar hasta un año.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=SON0H-nAbZw

https://www.youtube.com/watch?v=6ri6xiEMwao

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts