close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Detienen a tres hombres por presunto abuso sexual en estaciones del Metro

Los casos contra usuarias se registraron en las líneas 8, 1 y 3 del Sistema Colectivo Metro.
Cuartoscuro Archivo
5 de marzo, 2019
Comparte

Tres hombres fueron detenidos en estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro por presunto abuso sexual, informó la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Luego de que pasajeras pidieron ayuda, los elementos de la Policía Bancaria e Industrial detuvieron en distintos momentos a los tres hombres.

Los casos contra usuarias se registraron en las líneas 8, 1 y 3, detalló en un comunicado la dependencia capitalina. 

Lee: MP móviles, más seguridad e iluminación en estaciones, la estrategia de CDMX ante reportes de secuestro en el Metro

En el primer caso, una mujer de 22 años de edad pidió apoyo de los policías asignados a la seguridad de la estación Constitución de 1917, en la Línea 8, ya que había sido víctima de tocamientos al viajar en uno de los vagones.

La afectada señaló a un hombre por hacerle tocamientos, por lo que solicitó a los uniformados su detención. El presunto responsable, de 47 años de edad, fue trasladado ante la Fiscalía de Delitos Sexuales.

En el segundo caso, oficiales del Cuadrante del sector “H” fueron alertados por una usuaria de 25 años en la estación Candelaria, de la Línea 1, para que detuvieran a un hombre que al viajar en el convoy le había hecho tocamientos.

Por este motivo un hombre 25 años de edad fue detenido y presentado ante la Fiscalía de Delitos Sexuales FDS-1, detalló la Secretaría capitalina.

Lee: Unidad especial de PGJCDMX atenderá denuncias por delitos contra mujeres cometidos en el metro

Otro caso ocurrió en la estación Hidalgo, en la Línea 3, donde los policías del Cuadrante del sector “F” detuvieron a un hombre de 39 años de edad, después de que fue acusado por una pasajera de haberle realizado en repetidas ocasiones tocamientos cuando la saturación de usuarios era excesiva en uno de los vagones.

Por este hecho, y a petición de la denunciante, el sospechoso fue puesto a disposición de la Fiscalía de Delitos Sexuales- 6.

En los tres casos, de acuerdo con el protocolo de actuación policial, a los sospechosos se les comunicó su derecho a guardar silencio, contar con un abogado y enterar a algún familiar de su detención por la Policía capitalina de la Ciudad de México.

De acuerdo con el último reporte del 13 de febrero, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México dio a conocer que entre el 31 de enero y el 11 de febrero fueron abiertas 48 carpetas de investigación por intentos de secuestro y de sustracción de menores en distintas estaciones del metro.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo el rostro de los perros evolucionó para enternecer a los seres humanos

Un músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger, de acuerdo a un nuevo estudio. Ese músculo fue fundamental para la domesticación de los perros a partir de los lobos a lo largo de miles de años.
Getty Images
18 de junio, 2019
Comparte

Los perros tienen un rostro tan expresivo que parecen implorar a sus dueños.

Pero esa gran capacidad de comunicación es un mecanismo evolutivo y su fin es manipular los sentimientos de los seres humanos, según un nuevo estudio.

Un pequeño músculo en torno a los ojos de los perros evolucionó para permitirles expresarse en formas que impactan en los seres humanos, de acuerdo a investigadores en Reino Unido y Estados Unidos.

Ese músculo facial permite que los perros tengan expresiones similares a las de un niño y despierten en los humanos un deseo de proteger.

Esa expresividad canina fue clave en el proceso de domesticación que separó a los perros de los lobos a lo largo de miles de años.

“Demostramos que, en apenas 33,000 años, la domesticación transformó la anatomía muscular facial de los perros específicamente para su comunicación con los humanos”, señala el estudio.

Investigaciones anteriores ya habían mostrado que las expresiones faciales de los perros afectan a las emociones humanas.

Pero este trabajo es el primero que constata la existencia de cambios anatómicos detrás de ese proceso.

“Cejas expresivas”

El músculo identificado en el estudio permite que los perros tengan “cejas expresivas”, que crean una ilusión de comunicación similar a la humana.

“Cuando los perros hacen ese movimiento con sus cejas, parecen despertar en los seres humanos un fuerte deseo de cuidarlos“, afirmó Juliane Kaminski, investigadora de la Universidad de Portsmouthe, Inglaterra, y una de las autoras del estudio.

El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Perro con expresión triste

Getty Images
El músculo facial hace que los ojos caninos “aparezcan más grandes, más similares a los que un bebé, o a la expresión de los seres humanos cuando están tristes”.

Kaminski asegura que las personas tienen una preferencia inconsciente de proteger más a las razas caninas con ojos más expresivos, lo que les concede una ventaja evolutiva que se refuerza en las generaciones siguientes.

En otras palabras, las preferencias humanas influyeron el proceso de selección de razas más expresivas.

“Hay pruebas convincentes de que los perros desarrollaron un músculo para levantar sus cejas luego de que fueron domesticados y se separaron de los lobos”, señaló Kaminski en el estudio publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences, o PNAS.

En términos evolutivos, los cambios faciales de los perros fueron “increíblemente rápidos”, según Anne Burrows, experta en anatomía de la Universidad Duquesne en Estados Unidos y coautora del estudio.

Un chihuahua y un labrador

Los investigadores no solo filmaron expresiones faciales de perros y lobos para su estudio.

También hicieron disecciones de animales adquiridos de taxidermistas, cuatro lobos y seis perros (un chihuahua, un pastor alemán, un labrador, un perro de San Huberto, un husky siberiano y un perro mestizo). No se realizó ninguna disección de animales vivos.

Madre y niña con un golden retriever

Getty Images
Las preferencias humanas por razas más expresivas influyeron el proceso de selección evolutiva.

El músculo que permite elevar las cejas no estaba presente ni en los lobos ni en la raza más antigua, el husky siberiano. Y eso indica que se desarrolló a lo largo de miles de años de convivencia entre perros y humanos.

Investigaciones anteriores constataron además que los perros tienden a usar sus cejas expresivas cuando una persona los mira, y ello significa que se trata de un comportamiento dirigido especialmente hacia los seres humanos.

La investigación demuestra “cuán importantes son las expresiones faciales para captar nuestra atención y para las interacciones sociales”, afirmó Bridget Waller, profesora del departamento de psicología evolutiva de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, y otra de las autoras del estudio.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.