La campaña contra AMLO que presuntamente involucra al historiador Enrique Krauze
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

La campaña contra AMLO que presuntamente involucra al historiador Enrique Krauze

El editor Ricardo Sevilla reveló la existencia de una campaña negra contra López Obrador para evitar que ganara la presidencia, liderada por Krauze, quien niega los hechos y acusa ser criminalizado.
Especial
18 de marzo, 2019
Comparte

En enero de 2017, más de un año antes de que iniciara la contienda para la presidencia, se echó a andar una campaña para evitar que Andrés Manuel López Obrador ganara la presidencia, según cuenta Ricardo Sevilla columnista y editor.

En esta campaña estarían involucrados el historiador Enrique Krauze, empresarios como Alejandro Ramírez de Cinépolis y el grupo Coopel, según reveló la investigación titulada “Operación Berlín”, publicada por el diario Eje Central.

En una columna publicada en Aristegui Noticias, Sevilla narra que fue parte de un grupo que realizaba materiales “para atacar la imagen del político tabasqueño. El rigor era mínimo. Se trataba, en el peor de los casos, de hacerlo parecer zafio, intolerante y, sobre todo, como un dictador”.

Lee: Consejo Mexicano de Negocios participó en campaña contra AMLO, dice gobierno; organismo lo niega

Sevilla señala que Fernando García Ramírez cercano colaborador y amigo del historiador Enrique Krauze, coordinaba las peticiones de información contra López Obrador. Estas reuniones se realizaban en la calle de Berlín en Coyoacán o en las oficinas de Letras Libres, publicación dirigida por el historiador.

Entre las tareas que detalla Sevilla que le pedía García Ramírez estaban compilar información y “las debilidades” de los colaboradores cercanos de López Obrador o buscar audios de discursos del entonces candidato de Morena.

Según conversaciones publicadas por el editor, Krauze hacía estas peticiones, algunas las usaba para su columna en el diario The New York Times, y otras eran para su hijo, el periodista León Krauze.

Enrique Krauze negó este lunes haber participado la campaña.

Yo nunca maquiné nada contra López Obrador que no sea lo que he escrito en mis ensayos y mis libros desde 2005 para acá, eso es crítica política perfectamente válida. Se me ha querido vincular con una conspiración con un complot”, dijo el historiador en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

Krauze ha criticado a López Obrador desde hace más de 10 años. Lo ha llamado populista y autoritario en sus ensayos, uno de los más comentados fue el titulado “El mesías tropical”, publicado en 2006.

El historiador y director de la revista Letras Libres y la editorial Clío negó conocer a Sevilla – como éste menciona en su columna – y aunque reconoció que García Ramírez es su amigo, dijo que fue su colaborador hasta 2016.

“Solo tenía un diálogo con Fernando (García Ramírez), es un hombre crítico, él no es un robot, no es un bot mío”, defendió.

“Yo no intervine en absoluto ni en la configuración ni en el trabajo de ese grupo en el que participó Sevilla, que dice que yo lo recluté, que dice que yo maquiné. No existe ninguna evidencia de eso, lo que se falta aquí es a la verdad”, aseguró Krauze.

Aseguró que se le criminaliza al involucrarlo con dicho grupo y que lo dicho por Sevilla es “una mentira avalada por varios medios afines al gobierno”.

Pero este no es el único señalamiento. Tatiana Clouthier, quien fue coordinadora de campaña de López Obrador, en su libro “Juntos hicimos historia”, menciona a Krauze como el líder de una guerra sucia para evitar el triunfo del tabasqueño.

Clouthier aseguró a la revista Proceso que Krauze le envió un mensaje en que le advertía que si lo involucraba en la presunta guerra sucia contra el tabasqueño la demandaría.

“Me mandó decir, indirectamente, que pobre de mí que me atreviera, porque me iba a demandar”, dijo la ahora diputada federal por Morena.

Sobre los señalamientos de Clouthier, Krauze dijo que “es el poder contra la voz independiente de una persona”.

“Tatiana Clouthier es una diputada con fuero y habla desde el poder. Decirme que nos vemos en tribunales es una bravata”, señaló Krauze.

Este lunes, en su conferencia matutina, el presidente dijo que no quería polémica con el historiador quien “tiene una postura política, no precisamente afín a la nuestra pero merece todo nuestro respeto”.

López Obrador aseguró que ha tenido diferencias con Krauze pero que éste es libre de expresarse y manifestarse y que el Estado no perseguirá a nadie por sus ideas.

Pero dijo que “lo que estamos buscando es que el Estado ya no proteja a escritores, que no haya intelectuales orgánicos, es decir, que si los conservadores quieren tener a sus ideólogos, que ellos los financien, que no sea el Estado.

“Muchos son académicos, hay hasta maestros eméritos, tienen ingresos asegurados, pueden escribir un artículo a la semana o dos sin cobrar defendiendo su ideología, su forma de pensar”.

Ante esto, Krauze respondió vía Twitter al presidente: “Mi crítica ha sido franca y pública. He apoyado su proyecto social y moral. Y agradezco que reitere usted su postura de proteger las libertades”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

La 'broma' que usuarios de TikTok afirman haber hecho a Trump para dejar vacíos los asientos su mitin

Según políticos, expertos y medios, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop le jugaron una broma a Donald Trump.
AFP
21 de junio, 2020
Comparte

Todo había sido preparado con pompa para el gran regreso a la campaña.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvía este sábado otra vez al ruedo de los mítines electorales tras el largo lapso de la pandemia del coronavirus.

Y pese a los temores de que un evento de este tipo podría contribuir a la propagación del covid-19 en un país donde ya han muerto casi 120,000 personas por esa causa, el mandatario anunció que un millón de seguidores habían pedido entradas para ver y escuchar a su presidente.

“¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el Rally de la noche del sábado en Tulsa, Oklahoma!”, escribió en Twitter.

Mientras un funcionario de Tusla pronosticó que esperaban unas 100,000 en las afueras del lugar del evento, el Bank of Oklahoma Center.

Era tanta la multitud esperada que por primera vez desde que Trump se sumó a la política hace cuatro años, los organizadores decidieron instalar un escenario al aire libre para que el presidente también pudiera hablar a los que se quedarían fuera del lugar.

“Esta será la primera vez que el presidente hablará en persona a las multitudes que se encuentren tanto adentro como afuera”, escribió en Twitter Brad Parscale, el jefe de campaña de Trump.

Sin embargo, poco antes del esperado momento, el escenario exterior fue removido: no había casi nadie. Las esperadas multitudes nunca se presentaron.

Entretanto, dentro del recinto donde tendría lugar el mitin, con 19.000 asientos de capacidad, los largos espacios vacíos marcaban el discurso del presidente.

Trump llamó “guerreros” a los seguidores que llegaron hasta allí, en un número considerablemente menor al esperado.

Pero ¿qué pasó? ¿Cómo fue posible? ¿Cómo la campaña del presidente de EE.UU. pudo equivocarse de forma tan estrepitosa?

El desafío de Tiktok

La campaña de Trump culpó a los manifestantes “radicales” y a los medios de comunicación por la falta de participantes, aunque el presidente posteó fotos en su Twitter de las “multitudes” que habían llegado allí por él.

Sin embargo, cuando las fotos de los medios de comunicación comenzaron a mostrar la falta de público en un evento que prometía reunir hasta un millón de personas, las redes sociales comenzaron a ofrecer un punto de vista sobre lo que sucedía.

Según políticos, expertos y medios de Estados Unidos, miles de jóvenes usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop estuvieron detrás de lo sucedido: volvieron un desafío en la red social pedir tickets para el evento… para luego no presentarse.

trump

Reuters
El número de asistentes fue mucho menor que el esperado.

El estratega político Steve Schmidt, quien trabajó para la campaña de George W. Bush, reveló que miles de adolescentes de Estados Unidos ordenaron boletos sin tener la intención de presentarse para asegurarse de que hubiera asientos vacíos.

Schmidt, que pertenece al Partido Republicano, contó que su propia hija de 16 años y sus amigos habían solicitado “cientos” de boletos.

Varios padres respondieron a la publicación Schmidt contando que sus hijos habían hecho lo mismo.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez elogió en su Twitter a los jóvenes y a los fanáticos del K-pop que dijo que “habían inundado la campaña de Trump con reservas de boletos falsos” a través de TikTok.

No está claro cuántas de las cientos de miles de reservas de boletos promocionadas por la campaña de Trump fueron falsas, pero un video de TikTok del 12 de junio que alienta a las personas a registrarse para obtener boletos gratis para asegurarse de que haya asientos vacíos recibió más de 700.000 me gusta.

Según el Departamento de Bomberos de Tusla, solo unas 6.200 personas participaron en el mitin, aunque la campaña de Trump dice que unas 12.000 pasaron por el detector de metales.

El video fue publicado después de que se anunciara la fecha original del evento para el 19 de junio, lo que provocó numerosas críticas porque coincidiría con la celebración del fin de la esclavitud estadounidense y en el sitio donde tuvo lugar una de las peores masacres raciales en la historia del país.

Una chispa

Mary Jo Laupp, una mujer de 51 años de Iowa parece haber jugado un papel central en alentar a los jóvenes estadounidenses a ir al sitio web de Trump, registrarse para asistir al evento y luego no participar.

“Todos aquellos que queremos ver este auditorio de 19.000 asientos apenas lleno o completamente vacío, vayan a reservar boletos ahora para que lo dejemos solo (a Trump) allí en el escenario”, escribió en TikTok.

Mary Jo Laupp

TikTok
Mary Jo Laupp fu una de las que inició la broma en TikTok.

Fue una chispa en un polvorín: centenares de usuarios comenzaron a publicar videos que mostraban que también se registraron para el evento y publicaciones similares comenzaron también a aparecer en Instagram y Twitter.

Otro video se dirigió a los fanáticos de la música pop surcoreana, que cuentan con gran poder en las redes sociales y que se han unido en las últimas semanas a las protestas virtuales contra el racismo.

TikTok, una red social utilizada para compartir videos cortos y graciosos, no había sido utilizada hasta ahora para fines políticos de este tipo.

Miedos por el coronavirus

El mitin electoral de Trump en Tulsa estuvo marcado también por las preocupaciones por la celebración de un evento de este tipo a medida que los casos de coronavirus vuelven a aumentar exponencialmente en varios estados, incluida Oklahoma.

Los críticos del presidente lo cuestionaron por poner en riesgo a sus seguidores, a quienes no se les pidió que utilizaran mascarilla.

No obstante, los asistentes al evento tuvieron que firmar una exención que protege la campaña de Trump de la responsabilidad por si se enfermaban de covid-19.

Horas antes de que comenzara el evento, las autoridades dijeron que seis miembros del personal involucrados en la organización del mitin habían dado positivo a un test de coronavirus.

La pandemia fue de hecho uno de los temas que mencionó Trump en su largo discurso de casi dos horas de duración.

Según dijo, había pedido a sus oficiales que disminuyeran el número de pruebas que se hacían, porque a mayor cantidad de pruebas, mayores serían los casos.

Tabla con caso del covid19 en aumento en EE.UU.

BBC

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, se han reportado más de 2.2 millones de casos de covid-19 y 119.000 muertes asociadas a la enfermedad en EE.UU.

“Aquí está la parte mala: cuando hagas pruebas, vas a encontrar más personas, encontrarás más casos. Así que dije ‘hagan menos pruebas'”, dijo a la multitud que lo vitoreaba.

El comentario provocó amplio rechazo en EE.UU., por lo que un funcionario de la Casa Blanca luego trató de matizar lo sucedido y aseguró que el presidente estaba “obviamente bromeando”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.