close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Proveedores que venden millones al IMSS no aseguran ni pagan cuotas de sus empleados

Germán Martínez, titular del Instituto, dijo que los principales proveedores tienen uno o ningún empleado registrado. Los adeudos de particulares y gobiernos con el IMSS suman 50 mil mdp.
Cuartoscuro
15 de marzo, 2019
Comparte

Diez de los principales proveedores de medicamentos y equipo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no tienen trabajadores registrados ante este organismo para recibir servicios de salud y prestaciones, reveló este viernes el director, Germán Martínez, en comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado.

Grupo Fármacos Especializados, empresa que acaparó el 35% de compras del sector salud durante el sexenio pasado, sólo paga cuotas obrero-patronales por un empleado registrado ante el IMSS. Lo mismo los otros dos principales proveedores, Maypo y Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico (Dimesa), que también tienen únicamente un trabajador inscrito.

Apenas el pasado miércoles, Presidencia publicó una lista de las empresas que concentraron el 80% de contratos de este sector, tras criticar que se recurre a los mismos proveedores pero en los hospitales y clínicas no hay abasto suficiente.

En lo expuesto por Martínez este viernes hay otros grandes distribuidores de medicinas que no reportan ante el IMSS a ningún trabajador: Comercializadora Pentamed, Savi Distribuciones y Casa Marzam. Sobre esta última, una investigación de Mexicanos contra la Corrupción descubrió que sus ventas se incrementaron a más de 500 millones en tres años a partir de que el papá de uno de sus dueños formó parte del  Consejo Técnico del Instituto.

La lista exhibida por el director del IMSS la completan Ralca, con dos trabajadores inscritos; Comercializadora de Productos Institucionales (CPI), Compañía Internacional Médica (Cinsa), y Pego, con un solo empleado cada una.

“Estamos nosotros en un ejercicio inicial, esas son las empresas que licitan, vamos a profundizar la auditoría, vamos a profundizar a subcontratistas, vamos a profundizar hacia terceros. No necesariamente esto implica… pero nosotros queremos saber si hay una subestimación en la cuota obrero-patronal de nuestros propios proveedores: estos son los que se presentan a las licitaciones”, señaló Martínez.

Empresas, gobiernos y universidades deudores

En su comparecencia por los primeros 100 días del gobierno, el funcionario también habló de la necesidad de sanear las finanzas del organismo, que tiene más de 50 mil millones de pesos en litigios, 23 mil de ellos, en deudas y omisiones de pagos de distintos entes públicos y privados.

Uno de los mayores deudores privados es Oceanografía, contratista de Pemex que en 2014 se vio implicada en un fraude millonario pero ya fue reestablecida a su dueño, Armando Yáñez, que debe 482 millones. También una filial de esta misma empresa, Mano de Obra Calificada del Golfo SC, que debe 324 millones.

La mayor deuda individual es de Compañía Mexicana de Aviación, quebrada en 2010, que quedó a deber al IMSS 598 millones de pesos. Otra empresa de las más endeudadas es Desarrolladora de Casas de Noroeste Homex SA de CV, con 433 millones de pesos por pagar.

Entre los deudores públicos, Martínez destacó a tres gobiernos: el municipio de Carmen, Campeche, debe 401 millones de pesos; el gobierno del Estado de Michoacán, 304 millones; y en tercer lugar, el municipio de Ensenada, Baja California, con 215 millones de pesos.

En cuanto a universidades, la Universidad de Nayarit es la primera, con un saldo por pagar de 509 millones de pesos; la Universidad Autónoma de Morelos, con 302 millones; y el Colegio de Bachilleres del estado de Zacatecas, 124 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo debes sentarte correctamente para ir al baño y evitar complicaciones para tu salud

El inodoro o retrete de asiento convencional ha sido considerado como una señal de "civilización" occidental, pero estar sentado en ese "trono" no es lo más eficiente ni saludable.
Getty Images
15 de septiembre, 2019
Comparte

Si estás sentada o sentado en el inodoro leyendo esto y estás teniendo dificultades para evacuar tal vez sería recomendable que consideres si la posición que has adoptado es la mejor para ir al baño.

¿Cómo? Te preguntarás. ¿Hay algo que pueda superar la comodidad de un baño moderno?

Este no es un asunto trivial. Una persona promedio invierte seis meses de su vida sentada en el inodoro o retrete.

En ese proceso produce 145 kilos de materia fecal al año. Más o menos lo que pesa un gorila adulto.

Teniendo en cuenta la relevancia de esto en nuestras vidas, vale la pena evaluar si la posición que adoptamos al ir al baño es la correcta.

¿Cuánto tiempo gastas yendo al baño?

A mediados del siglo XX, un grupo de médicos europeos que trabajaban en zonas rurales de África quedaron sorprendidos ante la baja incidencia de problemas intestinales y digestivos entre la población local.

Esa tendencia se pudo constatar en varios otros países en desarrollo a través del mundo.

El fenómeno no se debía solamente a la dieta. Tenía que ver con el tiempo en que pasaban evacuando los intestinos y la posición que adoptaban al hacerlo.

Baños públicos en África

Getty Images
En África, los escusados generalmente obligan a la persona a acuclillarse.

El tiempo promedio que una persona de Occidente pasa cada vez que se sienta en el inodoro para realizar esta actividad vital es entre 114 y 130 segundos.

Resulta que, en varios países en desarrollo, hace sus necesidades en el campo, la calle, o en baños rudimentarios donde no hay inodoros de asiento como los conocemos, sino básicamente huecos en el suelo que obligan a la persona a acuclillarse.

Parecerá indecoroso, pero los que adoptan una posición en cuclillas gastan sólo 51 segundos yendo al baño y eso, señalan los expertos, es más saludable.

Lo que sucede es que la posición sentada en el retrete coloca nuestro canal anal a un ángulo de 90 grados.

Eso hace que un músculo en el suelo pélvico constriña el colon, lo que nos obliga a esforzarnos para evacuar.

Ilustración de los intestinos y colon

Getty Images
La posición sentada constriñe el colon y nos obliga a esforzarnos para evacuar.

¿Por qué seguimos usando inodoros de asiento en muchas partes del mundo?

Se estima que los primeros retretes básicos se remontan a unos 6,000 años, en la antigua Mesopotamia.

Para el año 315 d. C., en Roma había 144 escusados públicos e ir al baño se había convertido en un evento social.

Ilustración de un baño romano

Getty Images
En la antigua Roma, ir al baño era un evento social.

Un baño público de 2,000 años de antigüedad, excavado en el monte Palatino en Roma, estaba compuesto de más 50 huecos, uno al lado del otro. Eso sí es estar en íntima compañía.

La creencia popular es que Thomas Crapper, un plomero inglés, fue el inventor del retrete clásico de asiento. Sin embargo, su diseño apenas fue patentado en 1861.

En realidad, el primer retrete con descarga fue inventado en 1592 por John Harrington, un cortesano isabelino, que llamó su creación el Ajax.

Lo que Crapper sí desarrolló fue la tubería en U, que creaba un tapón de agua para evitar el regreso de gases y olores producidos por el desperdicio.

Retretes diseñados por Thomas Crapper

Getty Images
El diseño de Crapper, con la tubería en U, obligó a que los retretes fueran elevados en forma de silla.

Ese invento fue lo que hizo que los retretes fueran construidos elevados del piso porque facilitaba su instalación.

Ese modelo de retrete de asiento ha llegado a ser considerado como un gran logro y señal de la “civilización” en Occidente.

Los riesgos a la salud

Todos hemos pasado por la angustia de apretar los dientes y empujar hasta que se nos hinchan las venas y el corazón se acelera.

Eso puede deberse al estreñimiento. mala digestión y otros problemas intestinales.

Pero muchos expertos culpan la posición sentada que hay que asumir en los retretes de asiento convencionales.

Esa ha sido vinculada a los problemas de hemorroides, desmayos e, inclusive, derrames cerebrales.

Hombre esforzándose por ir al baño

Getty Images
Hacer mucho esfuerzo al ir al baño puede causar hemorroides, desmayos y hasta derrames cerebrales.

A mediados de los 1960, el profesor Alexander Kira, de la Universidad de Cornell, describió el retrete de asiento como el más inadecuado elemento jamás diseñado”.

El médico personal de Elvis Presley especuló que el ataque cardíaco que mató al rey del Rock fue causado por el esfuerzo que hizo yendo al baño.

Sencilla solución

No se trata ahora de deshacernos de los inodoros que tenemos instalados en casa y acuclillarnos en un hueco en el baño.

Hay una opción más sencilla.

Elevar las rodillas al ir al baño para cambiar el ángulo pélvico de 90 a 35 grados podría ayudar a relajar tus intestinos.

Ilustración de cómo mejorar la posición de 90 grados a 35 grados para ir al baño.

Getty Images

Eso reduciría el constreñimiento en la curva donde el colon se une con el recto.

Eso lo podrías lograr fácilmente colocando tus pies sobre un taburete o, si no lo tienes y es una emergencia, usando un par de directorios telefónicos.

Así que no los tires a la basura. Esos gruesos libros todavía tienen uso práctico después de todo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4&t=69s

https://www.youtube.com/watch?v=iKOxDhRdnj4&t=44s

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.