close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Foto: Facebook Tlahuitoltepec Xaamkëjxp
Al ritmo de banda, mujeres mixes rompen con el estereotipo de que la música es cosa de hombres
Leticia Gallardo logró estudiar música pese a que en su comunidad las mujeres no lo hacían. Ahora es la directora de la Banda Filarmónica Xaam Kiixi Xuxpëtë.
Foto: Facebook Tlahuitoltepec Xaamkëjxp
18 de marzo, 2019
Comparte

Vestidas con faldas de colores y blusas floreadas, 40 mujeres de la sierra mixe interpretan música tradicional de Oaxaca y rompen con el estereotipo de que solo los hombres pueden tocar.

En 2006, la maestra Leticia Gallardo, originaria Santa María Tlahuitoltepec, fundó la Banda Filarmónica Xaam Kiixi Xuxpëtë, que significa “Mujeres de viento florido”, conformada por niñas y jóvenes de la sierra mixe de Oaxaca.

Leticia Gallardo explica que, en gran parte de la sierra mixe, “las comunidades tienen bandas filarmónicas que las representan y dan servicio en festividades o entierros. Esto viene haciéndose desde hace muchos años, pero hasta hace poco, era una actividad exclusiva para hombres”.

Leer >> 100 días: Gobierno de AMLO sin una visión con perspectiva de género, dicen especialistas

Las oportunidades para que las mujeres participen en agrupaciones musicales en esta zona de Oaxaca comenzaron con la creación del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM), en 1977, donde Leticia estudió gracias a que su padre fue uno de los fundadores, y ello abrió camino a que más niñas pudieran acercarse.

“Yo asistí a clases de solfeo en el CECAM desde muy niña y empecé a incorporarme en el ámbito de la música, que en ese entonces tenía muy poca participación de mujeres, porque en nuestras comunidades el rol que cumplimos es diferente y se cree que debemos dedicarnos solo a las labores del hogar”, cuenta Gallardo.

mixe

Foto: Facebook Crónicas en Oaxa California

A pesar de las críticas por participar en un espacio que se pensaba como exclusivo para hombres, Leticia aprendió a tocar percusiones y el clarinete.

A los 14 años, el director del CECAM la ayudó a obtener una beca para estudiar en la Escuela de Música “Vida y Movimiento” del Centro Cultural Ollin Yoliztli, donde aprendió violoncello y clarinete.

Música contra la invisibilización de mujeres

Mujeres de viento florido surgió hace 13 años, bajo la batuta de Leticia Gallardo, como una opción para mujeres, quienes continúan teniendo espacios reducidos de participación en la música tradicional de Oaxaca, y contra la invisibilización en la vida cultural frente a la abundancia de agrupaciones conformadas solo por hombres.

La maestra Gallardo narra que, al principio, las mujeres comenzaron a animarse a aprender a tocar instrumentos como la flauta y clarinete. Poco a poco las músicas comenzaron a interesarse también por la tuba, el trombón, la trompeta y las percusiones.

Al inicio, la banda estaba conformada por 12 niñas y jóvenes, y actualmente son 40 integrantes. “Lo importante es que, de alguna manera, Mujeres de viento florido sirvió como referencia y como inicio de un proceso para que las mujeres pudieran participar en el ámbito musical”.

mixe

Foto: Facebook Patricia Alcaraz

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte