Netflix y 100 años de soledad: las razones por las que García Márquez nunca quiso que filmaran su obra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Netflix y 100 años de soledad: las razones por las que García Márquez nunca quiso que filmaran su obra

Netflix compró los derechos para producir la primera versión filmada de la novela cumbre de Gabriel García Márquez; el fallecido escritor siempre la quiso lejos de las pantallas.
Getty Images
6 de marzo, 2019
Comparte

¿Es posible ponerle rostro al coronel Aureliano Buendía más allá de la imaginación de quien empieza a leer “100 años de soledad”?

¿O que el desventurado militar tenga finalmente una cara reconocible gracias a convertirse en personaje de una saga al igual que pasó con Harry Potter?

Netflix quiere lograrlo y por eso compró los derechos para producir la primera versión filmada de la novela cumbre de Gabriel García Márquez, la obra que el fallecido escritor siempre quiso lejos de las pantallas.

El anuncio fue realizado por la compañía de entretenimiento en línea este miércoles 6 de marzo, fecha en la que el colombiano ganador del Nobel de Literatura cumpliría 92 años.

“Netflix ha adquirido los derechos para desarrollar la amada y aclamada novela, considerada una de las obras más importantes del siglo XX, en una serie original en español”, señaló la empresa en un comunicado.

La plataforma, que llegó a un acuerdo con la familia del escritor, añadió que los hijos de García Márquez, Rodrigo y Gonzalo, serán los productores ejecutivos de la saga y que será filmada en su mayoría en Colombia.

“En la actual era dorada de la serie, la calidad cinematográfica del contenido y la aceptación por parte del público mundial de programas en idiomas extranjeros, no podía ser el mejor momento para hacer la adaptación”, declaró su hijo Rodrigo pese a la histórica oposición de su padre a que esa novela fuera llevada a las pantallas.

Una novela no apta para el cine

Y es que, aunque varios de sus trabajos fueron adaptados para el cine, “Gabo” escribió “100 años de soledad” como un escape de la pantalla grande, explica Nicolás Pernett, investigador especializado en la obra de García Márquez.

Libros de 100 a;os de soledad

BBC
La novela “100 años de soledad” tiene más de 100 ediciones.

“La novela fue una reacción al mundo del cine. En aquel momento, en México, había logrado trabajar en esa industria escribiendo guiones y haciendo adaptaciones”, señala a BBC Mundo.

Pero “100 años de soledad”, cuya primera edición sale en 1967, “juega en contra de muchas de las convenciones del cine“, añade Pernett.

“Se le da la inspiración para hacer una novela que fuera difícil convertirse en una película”, afirma el experto al señalar elementos del libro como el manejo del tiempo, los monólogos de los personajes y ciertas escenas del libro que serían muy complicados de llevar a la pantalla.

Las ofertas rechazadas

Los registros señalan que fueron varias las veces que productores y directores tentaron a García Márquez con filmar “100 años de soledad” para el cine o la televisión, pero una en particular ganó notoriedad.

Fue una propuesta realizada por Anthony Quinn, el actor y director de origen mexicano que intentó convencerlo con una oferta pública de US$1 millón a finales de la década de los 70.

Primera edición

BBC
La primera edición de “100 años de soledad” salió en 1967.

El hecho no habría pasado de ser una mera anécdota si no fuera porque el ganador de dos premios Oscar se ganó un desmentido del colombiano en una de las columnas que escribía en esa época .

Quinn, según relató el propio García Márquez, lo había acusado en una revista española de comunista y de pedirle que la oferta económica no se haga pública.

Finalmente, ambos se conocieron en una cena, pero de la oferta no se volvió a hablar.

El colombiano revelaría también que mucho antes de aquello ya le había ofrecido US$2 millones por llevar al cine “100 años de soledad”.

Un hombre de cine

Pese a que su mayor reconocimiento se debe a la literatura, los aportes de García Márquez a la cinematografía son parte importante de su trayectoria.

La producción audiovisual fue parte de sus pasiones y lo demostró desde los guiones que escribió, adaptaciones, crítica especializada y la apertura de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba) que inauguró junto a Fidel Castro en 1986.

En francés

BBC
La primera traducción de “100 años de soledad” fue al francés.

Pero en criterio de Nicolás Pernet, los reparos para filmar su novela más famosa no son contradictorios con la pasión del colombiano por la cinematografía.

De hecho, destaca que desde San Antonio de los Baños incentivaba a los alumnos a la producción de series televisivas “ya vaticinando el enorme potencial que este género tomaría”.

Los hijos de Gabo quieren ahora aprovechar ese potencial para que finalmente puedan tener rostro los numerosos personajes de “100 años de soledad”, aunque esto no vaya de la mano con lo que su padre escribió en una columna de 1982.

“Mi deseo es que la comunicación con mis lectores sea directa, mediante las letras que yo escribo para ellos, de modo que ellos se imaginen a los personajes como quieran, y no con la cara prestada de un actor en la pantalla“.

“Anthony Quinn, con todo y su millón de dólares, no será nunca para mí ni para mis lectores el coronel Aureliano Buendía”, afirmó tajante.

De momento, habrá que esperar hasta 2020 para ver el resultado y poner rostro, finalmente, al mítico personaje de “Gabo”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=NqngeECM8oA&t=1s

https://www.youtube.com/watch?v=MwE1aP9WWS0&t=27s

https://www.youtube.com/watch?v=_A9aSuiQFCQ&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Solo 5 de los 32 generales que dirigen la Guardia Nacional están capacitados como policías

El resto de los mandos (y el 85% de todos los elementos) carece de la certificación vigente que avale que son aptos para realizar funciones de seguridad pública.
Cuartoscuro
10 de septiembre, 2021
Comparte

La Guardia Nacional es hoy la mayor fuerza policial del país: con más de 100 mil elementos está encargada de tareas que van desde la prevención de robos hasta la intervención de comunicaciones o la contención de migrantes. Sin embargo, solo 5 de los 32 generales que la dirigen están certificados como aptos para ser policías.

Los otros 27 generales que coordinan operativamente a esta fuerza —al igual que casi el 85% de todos sus efectivos— carecen de las evaluaciones vigentes que prueben que pueden trabajar como policías. Además del potencial riesgo que eso representa se trata de una violación a lo que establece la Constitución, la ley del sistema nacional de Seguridad Pública, y la ley de la propia Guardia Nacional.

Datos oficiales obtenidos por Animal Político a través de solicitudes de transparencia arrojan que son cinco los coordinadores estatales de la Guardia Nacional que cuentan con el Certificado Único Policial (CUP) vigente. Se trata de los generales Héctor Ortiz Caletty, coordinador de Guanajuato; Lucio Vergara Gómez, coordinador de Guerrero; José Manuel Ramírez Martínez en Nuevo León; Ernesto García Sánchez en Puebla; y Francisco Juan Toscano Camacho en Quintana Roo.

Los 27 coordinadores de los estados restantes, todos ellos generales provenientes de la Sedena, no cuentan con un CUP expedido y vigente como reconoce el propio documento oficial.

El Certificado Único Policial es la constancia que se entrega a un policía en México cuando supera satisfactoriamente cuatro procesos de capacitación: la formación inicial, la evaluación de competencias, la evaluación de desempeño y la aprobación de los exámenes de control de confianza.

No superar cualquiera de esos procesos impide contar con el certificado. Y de acuerdo con las leyes que regulan la función policial en México y la propia ley de la Guardia Nacional, ninguna persona puede desempeñarse como policía si no cuentan con este certificado que avale que cuentan con este nivel de formación básico.

Cuando en 2019 se aprobó la reforma que posibilitó la creación de la Guardia Nacional como una fuerza de seguridad civil se dio un plazo de tolerancia de dos años para que todos sus elementos fueran evaluados y certificados. Esto a sabiendas de que se integraría inicialmente con elementos de las fuerzas armadas que nunca habían sido capacitados ni evaluados con los estándares que requiere la función policial.

Pero dicho plazo de tolerancia se finiquitó desde mayo pasado, por lo que los 27 generales que lideran a la Guardia Nacional en los estados están abiertamente incumpliendo con este requisito legal obligatorio.

De acuerdo con la Ley de la Guardia Nacional, en el esquema jerárquico por encima de los coordinadores estatales solo se encuentran los coordinadores territoriales que son los responsables de coordinar las acciones en tres o más estados.

Animal Político solicitó a la Guardia Nacional conocer si dichos coordinadores territoriales sí cuentan con el CUP, pero la respuesta de la institución es que no hay nadie que ocupe actualmente esos puestos debido a que la corporación sigue en proceso de formación. Es decir, al frente del cuerpo de seguridad está solo el comandante en jefe y los 32 coordinadores estatales ya mencionados que carecen, en su mayoría, de las certificaciones correspondientes.

Tampoco el 85% de la tropa

En otras dos solicitudes de información, este medio requirió a la Guardia Nacional su estado de fuerza completo al cierre de agosto, así como conocer cuántos de esos elementos cuentan con el referido certificado policial obligatorio. La respuesta fue que, en promedio, 8 de cada 10 efectivos tampoco han completado el proceso de certificación a más de dos años de su despliegue.

Los datos proporcionados muestran que, en total, la Guardia Nacional cuenta con 102 mil 944 efectivos, de ellos 61 mil 708 pertenecen a la Defensa Nacional, 17 mil 418 son efectivos asignados desde la Marina, y 23 mil 818 son exelementos de Policía Federal. Como Animal Político ha documentado, estos datos prueban que la mayoría de los elementos de la GN son en realidad elementos asignados desde las Fuerzas Armadas.

De todos ellos, la corporación indicó que solamente 15 mil 476 efectivos cuentan con el CUP expedido y vigente, lo que equivale a menos del 15% de toda la fuerza. De acuerdo con la ley, el resto de los elementos no deberían permanecer en activo realizando funciones policiales.

Si esto se analiza por los grupos de origen de los guardias nacionales, los más atrasados son los que provienen de la Sedena, pues solo 6 mil 408 de ellos cuentan con el certificado, lo que equivale al 10.3%. Le siguen los que provienen de la Marina, pues apenas el 13.3% cuenta con el certificado policial.

En cambio, de los 23 mil 818 efectivos que provienen de la extinta Policía Federal hay 6 mil 408 que cuentan con el CUP vigente, lo que equivale al 28.3%. Aunque no es ni la tercera parte del total se trata del grupo más avanzado en cuanto a certificaciones dentro de la GN.

Retrasos y omisiones en informes

La Ley de la Guardia Nacional establece en sus artículos 96 y 99 que el gobierno federal debe presentar cada año ante el Senado de la República un informe escrito en el que de cuenta de manera detallada de todas las actividades realizadas el año anterior por dicha corporación. Dicho informe debe contener, entre otras cosas, un balance del uso de la fuerza de dicha corporación y posibles casos de abusos en el ejercicio de esta.

La norma añade que el documento debe entregarse durante el segundo periodo de sesiones de la cámara alta, es decir, a más tardar en mayo de cada año. Los senadores deben recibir el informe, analizarlo, y en su caso aprobarlo en ese mismo periodo.

Animal Político solicitó al Senado copia de los dos informes que, para este momento, debería haber entregado ya la Guardia Nacional correspondientes a sus dos primeros años de funciones. La respuesta de la cámara alta es que el Ejecutivo solo entregó el primer informe correspondiente al 2019, el 27 de febrero de 2020.

Dicho informe, agregó el Senado, fue aprobado por la Comisión de Seguridad y presentado ante el Pleno el 7 de octubre del año pasado para su primera lectura. En noviembre de ese mismo año fue aprobado.

Lo anterior significa que el Senado no respetó lo establecido en la Ley de la Guardia Nacional respecto a que dicho informe debía ser aprobado en el mismo periodo de sesiones en el que se presentó. En este caso, se tardaron prácticamente nueve meses desde que se recibió hasta que lo votaron.

Pero además el Senado no dio detalles sobre el segundo informe de la Guardia Nacional correspondiente al año 2020. Fuentes legislativas confirmaron a este medio que el Ejecutivo no ha mandado dicho documento y los senadores no han enviado ningún tipo de exhorto o extrañamiento a la GN por este motivo.

Irregularidades y accidentes

En los poco más de dos años de despliegue de la Guardia Nacional dicha corporación ya se ha visto involucrada en diversas irregularidades. A partir de documentos internos y testimonios de los afectados, este medio ha documentado diversos casos de abuso de la fuerza de efectivos de dicha fuerza, y el ofrecimiento de indemnizaciones cuantiosas por parte del Ejército a las víctimas.

En respuesta a una solicitud presentada, la Guardia Nacional reconoció que ha separado o cesado de la institución a 60 de sus elementos implicados por diversas irregularidades, y ha denunciado penalmente a tres de ellos por verse involucrados en posibles delitos.

Apenas el pasado viernes se registró una nueva denuncia por posibles irregularidades de los guardias nacionales, luego de que un colectivo reportó que elementos de dicha corporación ingresaron violentamente al domicilio de una buscadora de desaparecidos en Guanajuato con el pretexto de una denuncia por supuesta posesión de drogas, y golpearon a varias personas, entre ellos menores y personas con discapacidades.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.