close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

ONG señala ocho aciertos (con sus peros) y cuatro focos rojos en la política social de AMLO

El contexto exigía cambios, pero los nuevos programas sociales no están basados en análisis técnicos ni muestran una estrategia clara, advierten expertos.
Cuartoscuro
12 de marzo, 2019
Comparte

A 100 días de haber iniciado su gestión, el nuevo gobierno federal ha hecho cambios importantes en la política frente a la pobreza y la desigualdad. Algunos de estos cambios –como el incremento al salario mínimo, la prioridad para atender a la población indígena y becas para jóvenes– pueden lograr resultados si se ejecutan bien. Pero se debe evitar toda forma de simulación, corrupción o clientelismo, advierte la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

En su posicionamiento y análisis de la política social de la nueva administración federal, esta asociación alerta sobre cuatro riesgos y focos rojos para los derechos humanos y la institucionalidad democrática, relacionados con la asignación discrecional de transferencias monetarias y con los cambios sin sustento técnico en programas que no parecen tener una estrategia clara.

Lee: 100 días de gobierno: los dichos de AMLO vs los hechos

El nuevo gobierno recibe un panorama muy negativo –reconoce la organización en su análisis– producto de acciones y omisiones de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, en la que creció la pobreza por ingresos, se perdieron más de la cuarta parte de empleos de mejor remuneración, fracaso la promesa de Hambre Cero y la desigualdad extrema siguió afectando sobre todo a la población indígena.

Las causas de esos errores fueron diversas: se mantuvieron las políticas generadoras de pobreza, marcadas por las ocurrencias y la dispersión de programas; se optó por la simulación y por maquillar las cifras negativas, mientras aumentaba la corrupción y el uso clientelista de los programas sociales.

“La Estafa Maestra” y los reportes anuales de la Auditoría Superior de la Federación documentaron el desvío de recursos que debían beneficiar a la población más vulnerable.

Ante ese contexto, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza reconoce como positivas ochos medidas de la actual administración, pero advierte que necesitarán mejoras.

1.- Incremento al salario mínimo por encima del costo de la canasta básica.

Esta decisión es la más relevante, señala la organización en su análisis, porque rompe con una política de contención salarial que llevaba décadas y que es uno de los principales factores de pobreza en México. Pero deberá tener como siguiente paso, asegura, la aprobación de un plan multianual de crecimiento del salario mínimo, ejecutado de forma responsable, que contribuya a recuperar su valor perdido.

2.- Prioridad a las zonas indígenas para implementar los programas sociales

Si los programas son efectivos y se aplican conforme a este principio pueden ayudar a reducir la pobreza crónica y la desigualdad extrema. Pero se deberá cuidar no dejar excluida a la población que vive en zonas urbanas, y que representa la mayoría de quienes padecen pobreza.

3.- Creación de pensión universal para adultos mayores

Es una medida con efecto redistributivo y de reducción de carencias para quienes ya no están en condición de generar ingresos por su cuenta  –indica Frente a la Pobreza– aunque el monto no cubre el costo total de la canasta básica. El punto a cuidar es evitar duplicidades que generen distorsiones al entregar subsidios a quienes ya reciben montos muy superiores por medio del IMSS y otras formas de pensión que también se pagan, al menos de forma parcial, con recursos públicos.

4.- Nuevas transferencias monetarias a personas con discapacidad

Esta medida es relevante porque las personas con discapacidad que viven en condición de pobreza o rezago son un sector de la población excluido e invisibilizado, con condiciones específicas de discriminación. Pero las transferencias de dinero no sustituyen las políticas públicas de inclusión educativa, atención especializada en salud, inserción laboral y accesiblidad, entre otras.

5.- Apoyos para formación en el trabajo a jóvenes desocupados

Dar prioridad a los jóvenes, señala el balance de Frente a la Pobreza, es una de las mejores decisiones de política social. Promover su inserción laboral y la mejora de su empleabilidad genera igualdad de oportunidades, reduce factores de riesgo y detona crecimiento incluyente de la economía. Pero para que sea una política exitosa, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro deberá garantizar el acceso a personas con mayor rezago y promover formación en habilidades socioemocionales.  

6.- Mayores opciones educativas y becas para jóvenes

Crear nuevas universidades y espacios educativos, así como el incremento en el monto y la cobertura de becas para educación media superior y superior impacta en el desarrollo de capital humano y del país. Sin embargo –subraya la organización civil en su balance– se debe considerar ofrecer opciones técnicas y tecnológicas acordes a las realidades económicas de cada región y abrir alternativas de “segunda oportunidad” para 11 millones de jóvenes de entre 18 y 30 años que no han completado la educción media superior.

7.- Cobertura universal de servicios públicos de salud

El acceso universal a servicios de salud es un derecho humano y social básico. No obstante, el anuncio de “recentralización”, que reasigna la responsabilidad operativa al gobierno federal abre muchas interrogantes. Por una parte se cuestiona su viabilidad, la forma en que se puede volver a un modelo centralizado y el papel del IMSS en esa nueva institucionalidad.

Pero también plantea la pregunta sobre si esa medida puede resolver de fondo el problema de la segmentación y de la falta de equidad y calidad en el acceso a servicios de salud.

8.- Apoyo a pequeños productores del campo

Se han anunciado varias medidas de apoyo a pequeños productores del campo, especialmente la siembra de 1 millón de hectáreas de árboles frutales y maderables y la recuperación de precios de garantía para un conjunto de productos generados en zonas de muy alto rezago social.

Las acciones con efecto económico son una decisión adecuada. El riesgo en esta serie de políticas, advierte Frente a la Pobreza, es que el concepto de autosuficiencia alimentaria, una de las banderas en estos apoyos, genere “aislamiento” y promoción del autoconsumo.  Además, la organización subraya en su análisis que se deberá tener muy vigilados a los esquemas asociados a CONASUPO, ahora a través de la nueva entidad que fusiona DICONSA y LICONSA, para evitar prácticas de corrupción.

Respecto a medidas con efectos negativos, la organización alerta sobre cuatro riesgos y focos rojos.

1.- Sustitución de programas de servicios por programas de transferencias, como el caso de las Estancias Infantiles

No se puede justificar, dice, la eliminación de un programa que promueve el ejercicio de derechos o que afecten el interés superior de la infancia con base en prácticas o casos de corrupción. La reducción de cobertura, monto y responsabilidad específicas de supervisión, capacitación y evaluación, contradicen el principio de “progresividad” en el ejercicio de derechos sociales previsto en el art. 1º de la Constitución.

2.- Eliminación del modelo de corresponsabilidad y colaboración con las organizaciones de la sociedad civil (OSC)

La cancelación de las convocatorias abiertas a OSC –subraya la asociación– afecta acciones como los refugios para mujeres víctimas de violencia, la atención a personas con VIH, o proyectos de promoción y empoderamiento social en zonas de mayor rezago, y en campos de especialidad, como: economía social y solidaria, nutrición, salud, educación formal y no formal, prevención de la violencia, defensa de derechos humanos, desarrollo comunitario y regional, entre otros.

3.- Asignación discrecional y partidista de transferencias monetarias

Por su cobertura a millones de personas y por el monto presupuestal (más de 150 mil millones de pesos), afirma la OSC, es imperativo evitar cualquier sesgo en la selección de quienes reciban transferencias. Para Frente a la Pobreza es un riesgo operar el “censo del bienestar” desde una estructura partidista o electoral, así como también lo es generar padrones que no cumplen con requisitos para garantizar que los recursos lleguen a quienes lo requieren, sin sesgo político.

4.- Cambios sin sustento técnico o estrategia clara, como en Prospera y “Seguro Popular”

Al desmantelar Prospera y dejarlo como un programa de becas de educación básica, de las que no existe evidencia sobre su impacto, se está dejando sin el componente de nutrición infantil y de acciones preventivas de salud para toda la familia a población vulnerable.

La decisión de eliminar el “Seguro Popular” como parte de la recentralización de los servicios de salud al gobierno federal abre muchas interrogantes –asegura la organización– puesto que la cobertura universal requiere terminar con la segmentación asociada al régimen de contratación laboral de las personas, lo que no se puede improvisar ni estar basado en la recentralización.

Antes estos aciertos con sus riesgos, pero sobre todo ante los focos de alerta, Frente a la Pobreza lanza cinco propuestas: asumir el enfoque de derechos, como está previsto en el art. 1º de la Constitución; articular medidas de política económica con política social; impulsar un sistema universal de protección e inclusión social; garantizar la transparencia y la neutralidad partidista y recuperar e impulsar la participación ciudadana incluyendo a las organizaciones de la sociedad civil.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty

El meteorito que acabó con los dinosaurios: así fue el último día de los gigantes que dominaron la Tierra

Un nuevo estudio reconstruye lo que pudo haber ocurrido luego del impacto del asteroide que causó la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años.
Getty
10 de septiembre, 2019
Comparte

Los científicos han logrado una nueva evidencia de cómo fue el peor día en la Tierra.

La prueba es un fragmento de roca de 130 metros que obtuvieron en el fondo del Golfo de México.

Esta roca guarda los sedimentos que se depositaron segundos y horas después de que un gran asteroide se estrellara contra nuestro planeta hace 66 millones de años.

Es fácil adivinar a qué impacto nos referimos: el meteorito que causó la extinción de los dinosaurios y el esplendor de los mamíferos.

Un equipo de investigadores británicos y estadounidenses pasaron semanas perforando el cráter que dejó el impacto. Sus hallazgos se suman a otros estudios que ya habían relatado cómo fue este fenómeno catastrófico.

El cráter, de unos de 200 km de ancho, está ubicado en la península de Yucatán en México. Sus zonas mejor conservadas están cerca de las costas del puerto de Chicxulub.

La roca que analizaron los científicos se convierte en un testimonio de lo que se conoce como la Era Cenozoica, o, como les gusta llamarla a otros: la Era de los Mamíferos.

roca

International Ocean Discovery Program/UT
Los distintos componentes de la roca revelan qué ocurrió el día del impacto del asteroide.

Las pistas que da la roca

La roca que estudiaron es una caótica mezcla de material destrozado pero, según los investigadores, está distribuido de tal manera que permite identificar sus componentes.

Los primeros 20 metros de la parte inferior están formados mayormente por escombros vidriosos, provenientes de roca que se derritió por el calor y la presión del impacto.

La siguiente sección está formada por fragmentos de roca fundida, resultado de explosiones que se produjeron cuando el agua se precipitó sobre el material caliente.

Este agua provenía del mar poco profundo que cubría el área en ese momento.

investigadores

University of Texas at Austin/ Jackson School 
Los investigadores extrajeron una porción de roca del cráter de Chicxulub.

Lo que probablemente ocurrió es que el impactó del meteorito empujó el agua hacia afuera, pero cuando esta volvió y entró en contacto con la roca ardiente, provocó reacciones violentas. Es un proceso similar al que ocurre en los volcanes cuando el magma interactúa con el agua de mar.

Esto sucedió durante la primera hora del impacto, pero luego el agua siguió llegando y llenando el cráter.

La roca, entre los 80 y 90 m, está formada por los residuos que había en esa agua.

Evidencia de un tsunami

Más arriba, en la parte interior de la roca, a 130 m de altura, hay evidencia del tsunami. Todos los sedimentos apuntan en una misma dirección y su organización sugiere que se depositaron en un evento de alta energía.

Los científicos dicen que el impacto habría generado un pulso de onda gigante que se habría estrellado en las costas, a cientos de kilómetros del cráter.

tsunami

Getty
El impacto del asteroide causó un tsunami.

Pero la onda también habría tenido un pulso de retorno y son los escombros transportados en este tsunami los que cubren la parte superior de la roca.

“Todo esto ocurrió en el día uno“, le dice a la BBC Sean Gulick, profesor de la Universidad de Texas en Austin y coautor de la investigación.

“Los tsunamis se mueven a la velocidad de un avión. Veinticuatro horas es una cantidad generosa de tiempo para que las olas se alejen y vuelvan a entrar”, dice.

El equipo del profesor Gulick confía en la interpretación del tsunami porque mezclados con los depósitos hay carbón vegetal, evidencia de los grandes incendios que el calor del impacto habría provocado en las tierras cercanas. Todo ese material habría vuelto al cráter por el pulso de onda de retorno.

Azufre en el aire

Curiosamente, lo que el equipo no ve en ninguna parte de la roca es la presencia de azufre. Eso es sorprendente porque el asteroide habría golpeado un fondo marino formado en parte por minerales que contienen azufre.

Por alguna razón, el azufre pudo haber sido expulsado o se habría evaporado. Esto apoya la teoría de cómo los dinosaurios se extinguieron.

dinosaurios

Getty
Los dinosaurios no sobrevivieron al impacto.

Tanto azufre mezclado con agua e inyectado en el aire habría enfriado dramáticamente el clima, causando un gran problema de supervivencia para todo tipo de plantas y animales.

“La estimación conservadora de la cantidad de azufre liberado es de 325 gigatoneladas. Eso es mucho más de lo que se obtendría de un volcán como el Krakatoa, que también puede enfriar el clima durante un corto período”, dice el profesor Gulick.

Los mamíferos superaron esta calamidad… los dinosaurios no.

Cráter Chicxulub: el impacto que cambió la vida en la Tierra

  • Fue un asteroide de 12 km de ancho que cavó un agujero en la corteza terrestre de 100 km de ancho y 30 km de profundidad
  • Dejó un cráter de 200 km de ancho y unos pocos km de profundidad.
  • Hoy, gran parte del cráter está enterrado en alta mar, debajo de 600 metros de sedimentos.
  • En tierra, está cubierto de piedra caliza, pero su borde está trazado por un arco de sumideros.

https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8&t=5s

https://www.youtube.com/watch?v=PRfp4J8710k

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.