En qué países de América Latina se paga más con tarjetas (y qué revela de sus economías)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

En qué países de América Latina se paga más con tarjetas (y qué revela de sus economías)

Los pagos con dinero en efectivo van en retroceso. En Costa Rica, las autoridades tienen un plan para eliminar el efectivo en cualquier transacción que se hace desde la administración pública, incluyendo transferencias y pagos de subsidios.
14 de marzo, 2019
Comparte

El pago con dinero en efectivo va en retroceso en los países desarrollados y también en las mayores economías latinoamericanas.

Cada vez más personas usan tarjetas de plástico -de débito o de crédito- para pagar en el supermercado, en las tiendas o en sus compras online.

En la región, los países que más las utilizan son Costa Rica, Brasil y Chile, según el Informe de Tendencias en Medios de Pago de la consultora Minsait, con sede en España.

Aunque Brasil registra el volumen más alto de pagos con tarjeta por su tamaño (más de 200 millones de habitantes), proporcionalmente no ocupa el primer lugar.

El ranking está liderado por Costa Rica, al comparar la cantidad de dinero gastado en relación a su economía: US$13.028 millones en 2017, equivalentes a un 22,4% de su Producto Interno Bruto (PIB).

En segundo lugar está Brasil con un 18,4% del PIB y luego sigue Chile con un 17,8%.

Trajeta

Getty Images
Persiste el temor de los usuarios de ser víctimas de cobros excesivos o fraude. Sin embargo, cada vez más personas usan el dinero plástico.

Sin embargo, muchas personas no se fían de las tarjetas por la gran cantidad de casos de clientes que reclaman por cobro de comisiones o intereses considerados abusivos.

Por eso, aunque la tecnología para los pagos electrónicos avanza y se masifica, existe reticencia.

De hecho, el estudio detectó que las personas que prefieren pagar con dinero en efectivo lo hacen por temor a que les cobren intereses o a ser víctimas de un fraude, entre otras razones.

Costa Rica: el país que más usa tarjetas

“De los países que analizamos, Costa Rica tiene una clase media más amplia”, le dice a BBC Mundo Verónica López, investigadora de la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI), quien colaboró en el informe.

Además, “el país ha hecho una apuesta desde hace un par de años por la inclusión financiera que está focalizada en el pago electrónico“.

fdsfs

Getty Images
fsdfs

“Esa estrategia busca garantizar que todo el mundo tenga una cuenta asociada a una tarjeta de débito”, agrega.

Incluso las autoridades tienen un plan para eliminar el efectivo en cualquier transacción que se hace desde la administración pública, incluyendo transferencias y pagos de subsidios.

Pero para eso, explica, deben asegurarse que las personas puedan pagar y recibir dinero electrónico.

“El objetivo es universalizar el pago digital”, apunta.

fsdfs

Getty Images
fsdfs

Esa política se ha implementado en un país que ha tenido un crecimiento económico estable en los últimos 25 años, una esperanza de vida de 79 años, un ingreso per cápita superior al de sus vecinos centroamericanos y una alta inversión en políticas sociales.

“Tener el mayor pago con tarjetas es un símbolo de modernidad que facilita el acceso a los bienes”, dice Miguel Ángel Prieto, director de Medios de Pago de Minsait, en conversación con BBC Mundo.

Sin embargo, una quinta parte de la población de Costa Rica está sumida en la pobreza, la desigualdad ha aumentado en la última década, el desempleo se mantiene alto y el déficit fiscal sigue en la lista de sus principales desafíos.

¿Más pagos con tarjetas significa más personas endeudadas?

No necesariamente, dicen los expertos, dado que la mayor parte de las tarjetas utilizadas en la región son de débito.

Y por otro lado, el uso de una tarjeta de crédito no implica la solicitud de un préstamo con intereses.

Una modalidad frecuente de uso de la tarjeta de crédito es el pago en tres cuotas sin intereses, por ejemplo, una forma de pago que no endeuda a los usuarios.

Pero claro, también es una práctica común utilizarla como si se tratara de un préstamo, y en este escenario los intereses pueden llegar a ser tóxicos para las personas o las pequeñas empresas que no pueden pagar a tiempo.

Tarjeta

Getty Images
El estudio incluyó a ocho de las mayores economías de la región.

También es cierto que en la medida que crece el uso de las tarjetas de crédito, también las personas contraen más deudas a través de este sistema.

Chile, por ejemplo, es el país que experimentó el mayor crecimiento de tarjetas de crédito entre 2012 y 2017.

Emitió un total de 6,5 millones de tarjetas adicionales, duplicando el número de estos plásticos en seis años.

Y al mismo tiempo, Chile es el país donde los clientes tienen más deuda con tarjeta de crédito.

¿Por qué ha aumentado el uso de tarjetas en la región?

Una de las razones que explican el mayor uso de dinero plástico es el grado de “bancarización”, es decir, el número de personas que entran al sistema bancario y dejan de hacer transacciones en la economía informal.

Por ejemplo, en muchos países de la región, las personas de menores ingresos han abierto cuentas con tarjetas de débito para que les depositen el salario y poco a poco han comenzado a hacer pagos electrónicos con ellas.

Otra razón del crecimiento en el uso de de tarjetas es la instalación de máquinas que permitan el pago.

En la medida que más negocios aceptan ese medio de pago, más personas utilizan los plásticos.

Y también influyen los hábitos de las personas en cada país. Pero sin duda, en las economías más desarrolladas, el plástico le gana al afectivo.

El dinero en efectivo va en retroceso

“El efectivo es más arriesgado, es más incómodo, más sucio”, dice Verónica López.

“Es el método preferido de las mafias para blanquear dinero, para la evasión fiscal o el narcotráfico”.

Monedas

Getty Images
Los pagos con dinero en efectivo van en retroceso.

A nivel global, Corea del Sur ya no usa monedas.

Dinamarca y Suecia son pioneros en la reducción de pago con moneda tangible y Estocolmo apunta a convertirse en una sociedad sin efectivo para 2030.

De hecho, menos del 1% del valor de todos los pagos se hace con monedas o billetes.

En ese escenario, es probable, dicen los expertos, que América Latina siga la tendencia global, en la medida que más personas salgan de la economía informal y mejoren su nivel de ingreso.

Así lo muestra el aumento de las operaciones de pago con tarjetas en la región entre 2016 y 2017.

En Chile subió 20,4%, en México 14,7% y en Brasil 12,8%, incluyendo débito y crédito.

Esa alza, apuntan los autores del estudio, habla del dinamismo que han alcanzado las mayores economías de la región y proyecta una tendencia de crecimiento en el futuro.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qBLdD0RsGHI

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Crédito: ©️ UNHCR/Tito Herrera

“Quédate en México” es una amenaza al sistema de asilo”: ONU

Gillian Triggs, funcionaria de la Acnur, visitó México en un contexto crítico: la decisión de la Corte Suprema de EU que permite reactivar el programa “Quédate en México” y los vuelos con expulsados desde el norte que llegan a Chiapas y Tabasco.
Crédito: ©️ UNHCR/Tito Herrera
Comparte

No podía haber elegido fechas más significativas para su visita a México. La Alta Comisionada Auxiliar para la protección internacional de Acnur, Gillian Triggs, se encuentra en el país en un contexto crítico. Por un lado, con la decisión de la Corte Suprema de EU de no suspender la reactivación de “Quédate en México”, el plan que obliga a esperar en el país a los solicitantes de asilo en EU. Por otro, por los vuelos que, desde hace dos semanas, llegan a Chiapas y Tabasco procedentes de Texas y con los que se expulsa a cientos de centroamericanos. Todo esto lo analiza en una entrevista con Animal Político que se celebra días antes de que cientos de migrantes y solicitantes de asilo fuesen reprimidos por la Guardia Nacional, INM y Ejército tras organizar una caravana desde Tapachula, Chiapas.

Triggs se mostró muy preocupada por ambas medidas y apeló a los países a cumplir con las obligaciones internacionales en un contexto internacional en el que más estados tratan de impedir que personas que buscan protección accedan a su territorio.

Para la funcionaria de la Alta Comisión de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), lo que hace preocupante al programa “Quédate en México” es que viola el estándar internacional de que todo el mundo tiene derecho a pedir protección.

“Todas las personas tienen derecho a acceder al asilo. La dificultad con MPP (como se conoce al programa por sus siglas en inglés) es que, en efecto, niega el acceso a un proceso. Es una amenaza al sistema de asilo y al cumplimiento de EU con las obligaciones internacionales, lo que vemos preocupante”, aseguró.

Te puede interesar: Corte de EU ordena reanudar el plan ‘Quédate en México’, ¿qué ocurrirá ahora?

La decisión de la Corte Suprema no es sobre el fondo del asunto, aunque actualmente un juez de Texas ya ha ordenado reimplementar el programa. A pesar de las malas noticias, Triggs dijo que el número de personas que quedará atrás por esta decisión es “relativamente pequeño”, después de que cerca de 13 mil solicitantes de asilo lograran cruzar a EU desde el mes de febrero con apoyo de Acnur y la OIM.  “Esperamos que habrá alternativas para proteger a estas personas”, dijo.

El otro punto crítico del contexto mexicano es la aplicación del Título 42, la orden ejecutiva del expresidente Donald Trump que permite la expulsión inmediata y sin posibilidad de pedir asilo a todo aquel que cruce la frontera de forma irregular.

“Hemos expresado en términos claros la profunda preocupación por el Título 42. Esta medida crea riesgos a la ley de refugio y estamos preocupados, porque la gente está siendo devuelta sin dar opción a pedir asilo”, dijo.

Reconoció que en el flujo migratorio desde Centroamérica hacia EU existen movimientos mixtos, donde se mezclan quienes buscan mejores oportunidades económicas con quien necesita protección internacional. Por esto, la funcionaria de Acnur considera “críticos” los vuelos a Chiapas y Tabasco ya que pone en riesgo que personas que huyen de la violencia sean devueltos a ese mismo contexto violento.

Los fenómenos que México está enfrentando no son aislados en el contexto internacional, marcado por nuevos conflictos y por la pandemia de COVID-19, que provocó el cierre generalizado de fronteras.

“Estamos en un momento con números sin precedentes y crecientes de gente desplazada”, dijo.

Otro fenómeno que se repite: el de países que tratan de impedir el movimiento de personas desplazadas y que llegan a acuerdos con otros países para que ellos ejerzan de primer control. Ocurre con México y el MPP, que firmaron pactos con EU para limitar la llegada de migrantes y solicitantes de asilo, pero también hay países como Dinamarca o Reino Unido que rechazan asumir responsabilidades hacia la población que necesita protección.

En opinión de Triggs, “México está en una situación inusual”, ya que se trata de un lugar de paso, pero también un destino cada vez más frecuente.

“Se está reforzando el sistema de asilo para que las personas puedan incluirse en el país”, explicó. El contexto mexicano es difícil. Por un lado, con un vecino, EU, “que está adoptando políticas que ponen en riesgo las leyes de refugio” y, por otro, con llegadas desde la frontera sur que están multiplicando las cifras de otros años. Además, con un problema de desplazamiento interno, que las organizaciones civiles mexicanas sitúan en más de 350 mil personas.

“México tiene particulares problemas, pero también tiene los instrumentos para hacerles frente”, dijo.

Además, puso en valor la “generosidad” del país como zona de tránsito para quienes van a pedir asilo a EU pero también con decisiones como la de ofrecer asilo a decenas de afganos que escapan tras la toma del poder de los talibanes.

Para Triggs este es un momento crítico en el contexto global y estamos ante nuevos retos inmediatos. Uno de los más urgentes, el de los desplazamientos provocados por el cambio climático. Actualmente la convención por los refugiados no incluye este supuesto, pero la funcionaria de Acnur consideró que es momento para abrir el debate.

México conoce bien este fenómeno ya que en los últimos meses muchos centroamericanos llegados con destino a EU refieren haber dejado Honduras o Guatemala tras perder su casa por efecto de los huracanes Eta y Iota. “Este es uno de los asuntos más críticos que van a venir en el futuro”, dijo Triggs, quien consideró que las leyes pueden moverse y que “habrá cambios” en este ámbito.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.