close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Habrá plebiscito sobre la planta cervecera en Baja California? Se define este lunes

La empresa Constellation Brands inició la construcción de la planta hace 24 meses, pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y activistas.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

El Instituto Estatal Electoral de Baja California decidirá este lunes si procede el plebiscito que solicitaron activistas, para preguntar a la ciudadanía si está de acuerdo con la operación de una planta de la empresa Constellation Brands en el estado, después del permiso que otorgó la Secretaría de Protección al Ambiente para hacerlo en el Valle de Mexicali.

La empresa inició la construcción de la planta hace 24 meses. Pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y de colectivos de activistas.

Leer: Habitantes de Mexicali y policías municipales se enfrentan por construcción de planta cervecera

Una encuesta de Parametría solicitada por la propia Constellation Brands, a la que Animal Político tuvo acceso, muestra que 84% de los habitantes de Mexicali están de acuerdo con el plebiscito. Mientras que 66% dijo que votaría en contra de continuar con la construcción.

“Hay mucho rechazo social a la planta de Constellation Brands. Y como ya tienen los resultados de la encuesta de Parametría y saben en qué sentido se va a pronunciar la gente, por eso quieren frenar el plebiscito; porque además, si éste procede implicaría 60 días en los que podríamos hacer una campaña para discutir abiertamente el problema del agua en Mexicali”, afirmó en entrevista Iván Martínez, asesor técnico del Colectivo Plebiscito por el Agua de Baja California, organización civil impulsora de este ejercicio.

“Se han encontrado muchas inconsistencias e irregularidades en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, por esas inconsistencias no debería de haberla aprobado la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California, pero la aprobaron, por eso es que el plebiscito es fundamental”, subrayó Jesús Galaz, integrante del colectivo Mexicali Resiste.

Un plebiscito es una consulta pública para someter a consideración de la ciudadanía una decisión ya tomada o por tomar por el poder ejecutivo. En México, 28 estados reconocen este ejercicio, regulado por la Ley de Participación Ciudadana. En 21 entidades, entre ellas Baja California, el encargado de aprobar la solicitud es el instituto electoral local.

El proceso incluye que los interesados presenten la solicitud ante el instituto y la respalden con un cierto porcentaje de firmas. Para el caso de Baja California, es de 0.5% de los ciudadanos registrados en la lista nominal de electores, es decir 13 mil 829. Los solicitantes consiguieron 16 mil 857 firmas de respaldo, por lo que el trámite de revisión procedió.

Como parte del proceso, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del IEE envió 37 invitaciones a instituciones educativas, organizaciones civiles y dependencias de gobierno, para que emitieran opiniones técnicas sobre la trascendencia del uso del agua de Baja California en el proyecto. Sólo siete respondieron.

Entre las instancias gubernamentales que contestaron están el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada entregó información técnica ambiental y cuatro organizaciones no gubernamentales ofrecieron sus opiniones.

El CONACYT encargó el estudio técnico a Alfonso Cortez Lara, profesor investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) y doctor con especialidad en Gestión de Recursos Hídricos por la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos. En su Opinión Técnica sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y otros documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara concluye que hay severas inconsistencias en los principales datos.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA, 2016) para la Planta Cervecera Constellation Brands en Mexicali y otros documentos oficiales (IMTA, 2018 y Dictamen No. 306 de la XXI Legislatura de Baja California) establecen y presentan de manera inconsistente, imprecisa y divergente en sus diferentes apartados, los consumos, necesidades y requerimientos anuales de agua para la producción en la planta, se lee en el documento entregado al IEE de Baja California.

“No es claro en esos documentos cuánto de cerveza van a producir, ni cuánta agua van a utilizar. Hay partes donde mencionan que ocuparán 3.5 millones de metros cúbicos al año, y en otros 7, y en otros 11.67. Así de dispares son las cifras”, afirmó en entrevista Cortez Lara.

El investigador advirtió que la misma Secretaría de Protección al Ambiente señaló, respecto a sus comentarios a la MIA del proyecto, que observaba inconsistencias sobre el volumen y las fuentes de agua, y que se necesitaba incluir un plan para tratar las aguas residuales generadas por la cervecera.

La Secretaría dio 30 días para solventar las inconsistencias y los faltantes y la empresa cumplió con los requerimientos, contó el investigador, “lo cual es altamente sospechoso, porque estamos hablando de una planta de tratamiento para volúmenes similares a los que usa una ciudad de la mitad del tamaño de Mexicali. El proyecto de una planta así no se puede preparar en un mes, eso requiere mucho más tiempo”.

Más aún, el investigador denunció que no se ha hecho público este plan para la planta tratadora. “De hecho no hemos tenido acceso a lo que proporcionó la empresa respecto a los requerimientos de la Secretaría, ésta sólo divulgó que recibió las repuestas”.

Frente a las inconsistencias que encontró en los documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara hizo sus propias proyecciones. Considerando una cifra conservadora de 8 millones de metros cúbicos de agua al año para producir 20 millones de hectolitros de cerveza, cuando la planta esté en su máxima producción, el volumen de agua que se va a requerir equivale a 7.90 % del consumo total anual urbano de la ciudad de Mexicali (800 mil habitantes).

Lo anterior equivale a 35.30 % del “excedente” o reserva futura para la ciudad; esto representa 381% del consumo total anual de siete industrias importantes de Mexicali (Skyworks, Bebidas Mundiales o Coca-Cola, Jumex, Sabritas, Honeywell, Kenworth y Novamex). Y esto con la estimación de 8 millones de metros cúbicos, porque en los documentos del proyecto esa cifra va de 11.67 hasta 30 millones de metros cúbicos anuales de agua. 

Los que no quieren consulta

El gobernador de la Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, ha declarado en medios que el plebiscito solicitado por activistas es una “trampa política” que sólo “inhibe la inversión en Mexicali, Baja California y México. Afecta a quienes tienen empleo con un mejor sueldo y a quienes están buscándolo, sobre todo a nuestros jóvenes universitarios con carreras técnicas”.

El gobierno de Baja California ha asegurado que el tema no es objeto de plebiscito, de acuerdo a los supuestos del artículo 47 de la Ley de Participación Social, por lo que estimó que debe cancelarse la petición de los activistas.

El Presidente de Coparmex Mexicali, Ernesto Elorduy Blackaller, manifestó estar totalmente en contra del proceso de plebiscito que se está evaluando actualmente por el Instituto Estatal Electoral de Baja California. La propia Constellation Brands y hasta exconsejeros del IEE se han pronunciado en el mismo sentido.

Por su parte, el grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República se pronunció a favor de la instalación de la empresa Constellation Brands en el Valle de Mexicali, al asegurar que hay suficiente agua proveniente del Río Colorado para abastecer al agro de la capital bajacaliforniana.

El coordinador de asesores, Alejandro Rojas, suplente de Ricardo Monreal, invitó a los bajacalifornianos a no hacer caso a “campañas champagneras”, al referirse sin mencionar a la senadora petista Alejandra León, quien está en contra de la instalación de la planta.

Los promotores de la consulta ciudadana argumentan que la empresa usará unos 20 millones de metros cúbicos de agua del río Colorado para la producción cerveza que se exportará a Estados Unidos, en perjuicio de la agricultura en Mexicali.

Investigadores y activistas aseguran que la instalación de la planta no es viable, tratándose de una empresa que hace uso intensivo del agua, en una región donde llueve poco, pasa por una sequía y depende del agua que Estados Unidos entrega a México del Río Colorado.

Qué pasará este lunes

La propuesta para el plebiscito es que se realice el próximo 2 de junio, cuando se renovarán la gubernatura, las cinco alcaldías y 25 diputaciones locales. La pregunta sobre la cervecera se haría en una papeleta aparte.

Los consejeros y representantes de los partidos políticos discutirán este lunes en el pleno del IEE dos dictámenes: uno, para acreditar o rechazar la trascendencia del uso del agua de Baja California, y el segundo, sobre la procedencia jurídica del plebiscito. Para que éste sea considerado trascendente y procedente, deberán votar a favor cuatro de siete consejeros electorales.

Pero todo indica que la decisión ya está tomada. Este domingo, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) determinó como intrascendente e improcedente la solicitud de plebiscito.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Latinx, la generación que quiere "hacer grande" al español en EU (y desafía a Trump)

El ascenso de Donald Trump al poder hace tres años en EE.UU. provocó la indignación de muchos jóvenes latinos estadounidenses hijos de padres inmigrantes. Aunque el inglés es su lengua nativa, usar el español se ha convertido en una forma de resistencia.
16 de noviembre, 2019
Comparte

“No tengo miedo de expresar que soy hispano y que hablo español”, dice Omar Sepeda, un joven de 22 años que todas las mañanas y desde hace tres meses pone flores frescas en el monumento conmemorativo a las víctimas del tiroteo de El Paso, en Estados Unidos.

El ataque, perpetrado en agosto por un joven que se propuso disparar contra mexicanos, dejó 22 víctimas fatales, la mayoría de origen latino.

Desde entonces, jóvenes como Sepeda han adoptado una actitud de resistencia frente a lo que consideran un tiempo amenazante contra su cultura e idioma.

“Nada me puede cambiar, voy a ser un hispano hasta el día en que muera“, sostiene el joven nacido en Estados Unidos, que se ofreció como voluntario para mantener un monumento donde ondean las banderas de México y EE.UU. como símbolo bicultural de la ciudad.

La actitud de Sepeda se extiende por todo el país.

En ciudades como Los Ángeles y Nueva York, de población mayoritariamente hispana, muchos jóvenes que nacieron en EE.UU. y son nativos angloparlantes están retomando el español, así sean expresiones, como símbolo de identidad e incluso de protesta.

“Los jóvenes están tomando consciencia sobre el hecho de que hay personas siendo perseguidas por hablar español en público”, ejemplifica Ed Morales, profesor de la Universidad de Columbia (Nueva York) y autor de “Latinx: la nueva fuerza en la política y la cultura de Estados Unidos”.

“Esta administración ha creado un discurso de falta de tolerancia, sintiéndose libres de insultar y denigrar y eso es dañino para la sociedad en general”, añade Morales.

Los latinos e hispanos a menudo ocupan el centro de ese discurso. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho anteriormente que “hay que hablar inglés” en EE.UU. y que algunos inmigrantes provenientes de Latinoamérica son “criminales y violadores”.

La retórica coincide además con un aumento en el número de incidentes de odio contra latinos en Estados Unidos.

“Échale ganas”

El panorama es sombrío para muchos, pero pese a ello, se ha convertido en una especie de combustible que moviliza a los jóvenes en diferentes ámbitos.

Patty Delgado

BBC
Patty Delgado es una mexicano-estadounidense que comercializa productos con mensajes en español, especialmente camisetas y libretas.

Como a Patty Delgado, una mexicano-estadounidense de 28 años que no habla español pero que atrae a jóvenes como ella con productos que llevan mensajes en nuestro idioma.

Si no fuese por ese sentir antiinmigrante, anti gente de color, anti Centroamérica y México, una empresa como la mía probablemente no existiría”, dice.

En las camisetas y libretas de su marca, “Hija de tu Madre”, hay expresiones impresas como “jefa”, “yo quiero dinero” o “échale ganas” y sus chaquetas de jean con la Virgen de Guadalupe y diferentes banderas de países de Latinoamérica se han convertido en éxitos de venta.

Delgado empezó su empresa durante la campaña presidencial de Trump hace tres años.

“Quería crear un sentido de poder y audacia de exaltar la latinidad pese a lo que el presidente diga“, añade.

La joven forma parte de una oleada de diseñadores y artistas de padres inmigrantes que han ganado presencia en redes sociales y cuyos productos, casi siempre con mensajes en español, atraen a una audiencia joven.

Cartel de La Jefa

BBC
Patty Delgado fundó su empresa durante la campaña presidencial de Trump en 2016.

“Hay una tendencia en aumento, especialmente entre los más jóvenes, de volver a esos símbolos e imágenes con los que crecimos y que nos recuerdan a nuestro hogar o a la patria de origen. Y creo que mucho tiene que ver con haber crecido como personas multiculturales, teniendo que escoger entre un mundo y el otro”, describe.

“La única latina”

Doris Muñoz tenía solo 21 años cuando fundó en 2016 su compañía de manejo de músicos y artistas, Mija Management.

El catálogo de músicos que representa incluye a “artistas de primera generación (estadounidense) que cantan en español e inglés y no tienen miedo de representar su cultura en su música”, describe Muñoz.

Su emprendimiento surgió a partir de la frustración de ser “la única latina” en las disqueras grandes en las que trabajó y luego de ver a un adolescente y músico llamado Cuco hace tres años mientras daba un concierto para un público aún más joven -los llamados Generación Z, nacidos a partir de 1998- en el patio de una casa.

Doris Muñoz

BBC
El catálogo de músicos que Doris Muñoz representa incluye a artistas de primera generación (estadounidense) que cantan en español e inglés.

“Ver a Cuco cantando en español y a un grupo de niños, la mayoría nacidos aquí, coreando felices fue algo no había visto antes, al menos no cuando yo tenía su edad. Y ahí pensé que esto es exactamente lo que debería estar pasando ahora, este grupo de chicos preparándose para los siguientes cuatro años de Trump en el poder”, describió.

View this post on Instagram

really means a lot to see y’all singing along out there

A post shared by CUCO (@cucopuffs) on

En poco tiempo, Cuco pasó de presentarse en casas de Los Ángeles a hacer parte del listado de artistas del popular festival Coachella en 2018 y a convertirse en un fenómeno adorado por los adolescentes latinos.

En la intersección

Como Muñoz y Delgado, los latinos e hispanos nacidos en EE.UU. han sido los responsables del crecimiento poblacional de ese grupo demográfico en el país.

Del total de la población latina en EE.UU. (casi 59 millones en 2017), el 67% nació allí mientras el 33% era extranjero, según datos de 2017 del Centro Pew de Investigaciones, con sede en Washington.

Además, los latinos componen la minoría más joven de EE.UU. “Con una edad promedio de 20 años en 2016, los hispanos nacidos en EE.UU. todavía no llegaban a la adultez”, indica un reporte del Centro Pew.

Patty Delgado de espaldas con una chaqueta con la bandera de México

BBC
Muchos de estos jóvenes estadounidenses de origen latino se encuentran en una situación en la que no se sienten enteramente de un sitio ni de otro.

Estos jóvenes representan una generación diferente a la de sus padres en aspectos clave: acceso a la educación universitaria en números récord, bilingüismo y mayor poder económico.

“Todo esto denota una generación emergente que está mejor preparada que sus padres para el futuro. Sin embargo, están conscientes de su identidad y de sus orígenes”, señala Mark López, del Centro Pew.

Se asocia a esta población latina como opositora a las políticas del presidente Trump, pero el profesor Ed Morales advierte que no es del todo así.

“Hay jóvenes latinos a los que les atrae el discurso de Trump y lo manifiestan ampliamente en redes sociales”, apunta.

La próxima elección presidencial en 2020 será el escenario que refleje si esta resistencia juvenil también habla a través de los votos.

Serán más de 11 millones de latinos nacidos en EE.UU. que ya tendrán edad para votar el año que viene.

Pese a que se expresan con más facilidad en inglés, Doris Muñoz y Patty Delgado reconocen que viven en ese estado de no sentirse enteramente estadounidenses ni mexicanas.

“Pero es lo que somos y vale la pena imprimirle un mensaje positivo”, dice Muñoz.

“¿Qué significa ser latino en nuestro país?: hablar español, inglés, mezclarlo, es algo diferente”, finaliza.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10158129017419665


* Esta nota es parte de la serie “¿Hablas español?”, un viaje de BBC Mundo por Estados Unidos para mostrar el poder de nuestro idioma en la era de Trump.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI

https://www.youtube.com/watch?v=K5Yw1fdnWXc

https://www.youtube.com/watch?v=C8aesqi_RDY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.