¿Habrá plebiscito sobre la planta cervecera en Baja California? Se define este lunes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Habrá plebiscito sobre la planta cervecera en Baja California? Se define este lunes

La empresa Constellation Brands inició la construcción de la planta hace 24 meses, pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y activistas.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

El Instituto Estatal Electoral de Baja California decidirá este lunes si procede el plebiscito que solicitaron activistas, para preguntar a la ciudadanía si está de acuerdo con la operación de una planta de la empresa Constellation Brands en el estado, después del permiso que otorgó la Secretaría de Protección al Ambiente para hacerlo en el Valle de Mexicali.

La empresa inició la construcción de la planta hace 24 meses. Pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y de colectivos de activistas.

Leer: Habitantes de Mexicali y policías municipales se enfrentan por construcción de planta cervecera

Una encuesta de Parametría solicitada por la propia Constellation Brands, a la que Animal Político tuvo acceso, muestra que 84% de los habitantes de Mexicali están de acuerdo con el plebiscito. Mientras que 66% dijo que votaría en contra de continuar con la construcción.

“Hay mucho rechazo social a la planta de Constellation Brands. Y como ya tienen los resultados de la encuesta de Parametría y saben en qué sentido se va a pronunciar la gente, por eso quieren frenar el plebiscito; porque además, si éste procede implicaría 60 días en los que podríamos hacer una campaña para discutir abiertamente el problema del agua en Mexicali”, afirmó en entrevista Iván Martínez, asesor técnico del Colectivo Plebiscito por el Agua de Baja California, organización civil impulsora de este ejercicio.

“Se han encontrado muchas inconsistencias e irregularidades en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, por esas inconsistencias no debería de haberla aprobado la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California, pero la aprobaron, por eso es que el plebiscito es fundamental”, subrayó Jesús Galaz, integrante del colectivo Mexicali Resiste.

Un plebiscito es una consulta pública para someter a consideración de la ciudadanía una decisión ya tomada o por tomar por el poder ejecutivo. En México, 28 estados reconocen este ejercicio, regulado por la Ley de Participación Ciudadana. En 21 entidades, entre ellas Baja California, el encargado de aprobar la solicitud es el instituto electoral local.

El proceso incluye que los interesados presenten la solicitud ante el instituto y la respalden con un cierto porcentaje de firmas. Para el caso de Baja California, es de 0.5% de los ciudadanos registrados en la lista nominal de electores, es decir 13 mil 829. Los solicitantes consiguieron 16 mil 857 firmas de respaldo, por lo que el trámite de revisión procedió.

Como parte del proceso, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del IEE envió 37 invitaciones a instituciones educativas, organizaciones civiles y dependencias de gobierno, para que emitieran opiniones técnicas sobre la trascendencia del uso del agua de Baja California en el proyecto. Sólo siete respondieron.

Entre las instancias gubernamentales que contestaron están el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada entregó información técnica ambiental y cuatro organizaciones no gubernamentales ofrecieron sus opiniones.

El CONACYT encargó el estudio técnico a Alfonso Cortez Lara, profesor investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) y doctor con especialidad en Gestión de Recursos Hídricos por la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos. En su Opinión Técnica sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y otros documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara concluye que hay severas inconsistencias en los principales datos.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA, 2016) para la Planta Cervecera Constellation Brands en Mexicali y otros documentos oficiales (IMTA, 2018 y Dictamen No. 306 de la XXI Legislatura de Baja California) establecen y presentan de manera inconsistente, imprecisa y divergente en sus diferentes apartados, los consumos, necesidades y requerimientos anuales de agua para la producción en la planta, se lee en el documento entregado al IEE de Baja California.

“No es claro en esos documentos cuánto de cerveza van a producir, ni cuánta agua van a utilizar. Hay partes donde mencionan que ocuparán 3.5 millones de metros cúbicos al año, y en otros 7, y en otros 11.67. Así de dispares son las cifras”, afirmó en entrevista Cortez Lara.

El investigador advirtió que la misma Secretaría de Protección al Ambiente señaló, respecto a sus comentarios a la MIA del proyecto, que observaba inconsistencias sobre el volumen y las fuentes de agua, y que se necesitaba incluir un plan para tratar las aguas residuales generadas por la cervecera.

La Secretaría dio 30 días para solventar las inconsistencias y los faltantes y la empresa cumplió con los requerimientos, contó el investigador, “lo cual es altamente sospechoso, porque estamos hablando de una planta de tratamiento para volúmenes similares a los que usa una ciudad de la mitad del tamaño de Mexicali. El proyecto de una planta así no se puede preparar en un mes, eso requiere mucho más tiempo”.

Más aún, el investigador denunció que no se ha hecho público este plan para la planta tratadora. “De hecho no hemos tenido acceso a lo que proporcionó la empresa respecto a los requerimientos de la Secretaría, ésta sólo divulgó que recibió las repuestas”.

Frente a las inconsistencias que encontró en los documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara hizo sus propias proyecciones. Considerando una cifra conservadora de 8 millones de metros cúbicos de agua al año para producir 20 millones de hectolitros de cerveza, cuando la planta esté en su máxima producción, el volumen de agua que se va a requerir equivale a 7.90 % del consumo total anual urbano de la ciudad de Mexicali (800 mil habitantes).

Lo anterior equivale a 35.30 % del “excedente” o reserva futura para la ciudad; esto representa 381% del consumo total anual de siete industrias importantes de Mexicali (Skyworks, Bebidas Mundiales o Coca-Cola, Jumex, Sabritas, Honeywell, Kenworth y Novamex). Y esto con la estimación de 8 millones de metros cúbicos, porque en los documentos del proyecto esa cifra va de 11.67 hasta 30 millones de metros cúbicos anuales de agua. 

Los que no quieren consulta

El gobernador de la Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, ha declarado en medios que el plebiscito solicitado por activistas es una “trampa política” que sólo “inhibe la inversión en Mexicali, Baja California y México. Afecta a quienes tienen empleo con un mejor sueldo y a quienes están buscándolo, sobre todo a nuestros jóvenes universitarios con carreras técnicas”.

El gobierno de Baja California ha asegurado que el tema no es objeto de plebiscito, de acuerdo a los supuestos del artículo 47 de la Ley de Participación Social, por lo que estimó que debe cancelarse la petición de los activistas.

El Presidente de Coparmex Mexicali, Ernesto Elorduy Blackaller, manifestó estar totalmente en contra del proceso de plebiscito que se está evaluando actualmente por el Instituto Estatal Electoral de Baja California. La propia Constellation Brands y hasta exconsejeros del IEE se han pronunciado en el mismo sentido.

Por su parte, el grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República se pronunció a favor de la instalación de la empresa Constellation Brands en el Valle de Mexicali, al asegurar que hay suficiente agua proveniente del Río Colorado para abastecer al agro de la capital bajacaliforniana.

El coordinador de asesores, Alejandro Rojas, suplente de Ricardo Monreal, invitó a los bajacalifornianos a no hacer caso a “campañas champagneras”, al referirse sin mencionar a la senadora petista Alejandra León, quien está en contra de la instalación de la planta.

Los promotores de la consulta ciudadana argumentan que la empresa usará unos 20 millones de metros cúbicos de agua del río Colorado para la producción cerveza que se exportará a Estados Unidos, en perjuicio de la agricultura en Mexicali.

Investigadores y activistas aseguran que la instalación de la planta no es viable, tratándose de una empresa que hace uso intensivo del agua, en una región donde llueve poco, pasa por una sequía y depende del agua que Estados Unidos entrega a México del Río Colorado.

Qué pasará este lunes

La propuesta para el plebiscito es que se realice el próximo 2 de junio, cuando se renovarán la gubernatura, las cinco alcaldías y 25 diputaciones locales. La pregunta sobre la cervecera se haría en una papeleta aparte.

Los consejeros y representantes de los partidos políticos discutirán este lunes en el pleno del IEE dos dictámenes: uno, para acreditar o rechazar la trascendencia del uso del agua de Baja California, y el segundo, sobre la procedencia jurídica del plebiscito. Para que éste sea considerado trascendente y procedente, deberán votar a favor cuatro de siete consejeros electorales.

Pero todo indica que la decisión ya está tomada. Este domingo, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) determinó como intrascendente e improcedente la solicitud de plebiscito.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los peligros de los "hard seltzer", refrescos alcohólicos de moda en EU que ya llegaron a América Latina

Los venden como ligeros, naturales y frescos. Están de moda. Pero ¿qué peligros encierran este tipo de bebidas?
21 de octubre, 2020
Comparte

Si todavía no sabes qué son los hard seltzers, estate atento, porque es probable que pronto te salgan hasta en la sopa.

Son una bebida cuya principal composición es agua carbonatada saborizada y alcohol.

Sus fabricantes los venden como una especie de refrescos de baja graduación alcohólica -entre 3 y 5 grados- y baja proporción de calorías.

En Estados Unidos están de moda. Solo entre la primavera y el otoño de 2019, estas bebidas atrajeron a más de 7,5 millones de nuevos consumidores y generaron US$1.500 millones en ventas ese mismo año, según la consultora de datos Nielsen CGA, con sede en Estados Unidos.

Muchos fabricantes se han metido de lleno en este negocio en pleno crecimiento.

Corona, la popular marca de cervezas del conglomerado mexicano Grupo Modelo, los vende en Estados Unidos desde comienzos de 2020.

Cajas de Corona con hard seltzers.

Getty Images
Corona, fabricante mexicano de cervezas, está incursionando en este producto en Estados Unidos.

Y Coca-Cola, una de las marcas de bebidas más poderosas del mundo, ya anunció su intención de incursionar en este mercado próximamente.

El grupo Heineken México, por otra parte, también se estrenará en esta categoría en el país latinoamericano, vendiendo estas bebidas saborizadas “con 4,5% de alcohol y 99 calorías”.

Sin embargo, nutricionistas consultados por BBC Mundo piden poner el pie en el freno y no dejarse llevar tan fácilmente por esta nueva moda y campaña de marketing que tanto atrae a “jóvenes y personas que quieren disfrutar de bebidas alcohólicas sin añadir tantas calorías a su dieta“.

A fin de cuentas, dicen, “se trata de una bebida alcohólica como cualquier otra“, con todos los daños para la salud que eso conlleva.

BBC Mundo solicitó entrevistas con varios fabricantes de hard seltzers para hablar sobre este tema, incluyendo a Heineken México, Grupo Modelo y White Claw, pero no obtuvo respuesta.

“El ‘mejor peor’ marketing del mundo”

Más de la mitad de las ventas de hard seltzer del pasado año en Estados Unidos fueron monopolizadas por el fabricante de bebidas White Claw, introducido en el país en 2016 de la mano del conglomerado Mark Anthony Brands.

Desde entonces, han mantenido un crecimiento estable que se ha disparado en el último año.

Jóvenes brindando en un evento de promoción de hard seltzers.

Getty Images
El crecimiento de los hard seltzer se ha disparado en el último año, sustentado por una amplia campaña de publicidad y marketing.

Otros fabricantes, ya sean multinacionales o locales, ya los comercializan en muchas partes del mundo.

La imaginería con la que se anuncian este tipo de bebidas se reproduce con frecuencia: playas, fiestas, sol, frescura. Mensajes que aparecen continuamente en redes sociales como YouTube o Instagram.

Se venden en formatos parecidos a cerveza y refrescos, enlatados o embotellados.

Pero sus fabricantes insisten en la naturalidad de sus sabores (habitualmente fruta), su efecto refrescante, número reducido de calorías y la posibilidad de compaginarlo con una dieta sin gluten o keto.

“Se trata del ‘mejor peor’ marketing del mundo: vestir al lobo con piel de cordero“, advierte a BBC Mundo Juan Revenga, nutricionista y profesor de la Universidad San Jorge en Zaragoza, España.

Vaso de agua carbonatada con sabor.

Getty Images
“Hard seltzer es un eufemismo para enmascarar lo que son: bebidas alcohólicas”.

Según el especialista, la forma en que se intentan vender los hard seltzer es algo común en la industria alimentaria. Sobre todo cuando intentan buscar “connotaciones positivas a un producto que es malo para la salud”.

Porque este producto, dice Revenga, pertenece “sin dudas a la categoría de bebida alcohólica”.

Que le llamemos hard seltzer es puro marketing, un esfuerzo publicitario por colarnos un producto que, además, tampoco es que sea novedoso. La novedad es solo el nombre“, agrega el especialista.

La terminología seltzer, al menos en Estados Unidos, es usada con frecuencia para nombrar al agua con gas.

Al agregarle “hard” delante y mantener seltzer, funciona como una especie de eufemismo “para evitar llamarle como lo que es: alcohol”, coincide Julio Basulto, del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña, España.

¿Menos calorías y más nutrientes?

Los hard seltzer presumen de ser bajos en calorías, alrededor de unas 100 por cada 355 mililitros aproximadamente.

Por comparar, la misma cantidad de cerveza ronda las 150 calorías y una lata de refresco estándar alrededor de 140.

Cajas de hard seltzer en un supermercado.

Getty Images
Los fabricantes de hard seltzer insisten en la naturalidad de sus productos y su baja proporción calórica.

“Ser un producto bajo o no en calorías depende, sobre todo, de la comparación con otro producto. Sí, los hard seltzer pueden tener menos calorías que un refresco convencional u otra bebida alcohólica, pero eso tampoco significa que la calidad de estas calorías sea buena“, explica a BBC Mundo Basulto, quien recientemente escribió el libro Beber sin sed, sobre los entresijos de la industria de bebidas.

“Otra forma de enmascarar estos productos es anunciando que se les añadió potasio, magnesio u otros nutrientes. Algo bastante molesto, porque son componentes que pueden encontrarse sin recurrir a estas bebidas. Dicen que te dan salud, pero te cobran mucha más salud de la que te venden“, agrega Revenga.

Inundación de mensajes

Tanto Basulto como Revenga manifestaron su preocupación ante la poderosa campaña publicitaria que los fabricantes de estas bebidas están llevando a cabo.

A ambos les inquieta que el tipo de mensajes que intentan vender sea interiorizado por los más jóvenes, sobre todo por el alcance que tienen los anuncios en la redes sociales.

Jóvenes posan con hard seltzers durante un evento.

Getty Images
“Instagram está inundado de mensajes dirigidos a públicos vulnerables como los adolescentes para consumir bebidas azucaradas, energéticas y alcohólicas”.

“Dentro del gremio de nutricionistas nos preocupa el riesgo que esta moda puede representar para los más jóvenes. Los fabricantes, con toda conciencia, se están dirigiendo al público más joven porque, mientras antes les recluten, más fidelidad generan para toda la vida”, dice Revenga.

Basulto, por otra parte, es cauto a la hora de afirmar si la moda de los hard seltzer está consiguiendo captar bebedores a más temprana edad.

“Es difícil de saber con certeza, pero, en mi opinión, Instagram está inundado de mensajes dirigidos a públicos vulnerables como los adolescentes para consumir bebidas azucaradas, energéticas y alcohólicas”, dice el especialista.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.