¿Habrá plebiscito sobre la planta cervecera en Baja California? Se define este lunes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Habrá plebiscito sobre la planta cervecera en Baja California? Se define este lunes

La empresa Constellation Brands inició la construcción de la planta hace 24 meses, pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y activistas.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

El Instituto Estatal Electoral de Baja California decidirá este lunes si procede el plebiscito que solicitaron activistas, para preguntar a la ciudadanía si está de acuerdo con la operación de una planta de la empresa Constellation Brands en el estado, después del permiso que otorgó la Secretaría de Protección al Ambiente para hacerlo en el Valle de Mexicali.

La empresa inició la construcción de la planta hace 24 meses. Pero se ha encontrado con la oposición de habitantes de Mexicali y de colectivos de activistas.

Leer: Habitantes de Mexicali y policías municipales se enfrentan por construcción de planta cervecera

Una encuesta de Parametría solicitada por la propia Constellation Brands, a la que Animal Político tuvo acceso, muestra que 84% de los habitantes de Mexicali están de acuerdo con el plebiscito. Mientras que 66% dijo que votaría en contra de continuar con la construcción.

“Hay mucho rechazo social a la planta de Constellation Brands. Y como ya tienen los resultados de la encuesta de Parametría y saben en qué sentido se va a pronunciar la gente, por eso quieren frenar el plebiscito; porque además, si éste procede implicaría 60 días en los que podríamos hacer una campaña para discutir abiertamente el problema del agua en Mexicali”, afirmó en entrevista Iván Martínez, asesor técnico del Colectivo Plebiscito por el Agua de Baja California, organización civil impulsora de este ejercicio.

“Se han encontrado muchas inconsistencias e irregularidades en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, por esas inconsistencias no debería de haberla aprobado la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California, pero la aprobaron, por eso es que el plebiscito es fundamental”, subrayó Jesús Galaz, integrante del colectivo Mexicali Resiste.

Un plebiscito es una consulta pública para someter a consideración de la ciudadanía una decisión ya tomada o por tomar por el poder ejecutivo. En México, 28 estados reconocen este ejercicio, regulado por la Ley de Participación Ciudadana. En 21 entidades, entre ellas Baja California, el encargado de aprobar la solicitud es el instituto electoral local.

El proceso incluye que los interesados presenten la solicitud ante el instituto y la respalden con un cierto porcentaje de firmas. Para el caso de Baja California, es de 0.5% de los ciudadanos registrados en la lista nominal de electores, es decir 13 mil 829. Los solicitantes consiguieron 16 mil 857 firmas de respaldo, por lo que el trámite de revisión procedió.

Como parte del proceso, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del IEE envió 37 invitaciones a instituciones educativas, organizaciones civiles y dependencias de gobierno, para que emitieran opiniones técnicas sobre la trascendencia del uso del agua de Baja California en el proyecto. Sólo siete respondieron.

Entre las instancias gubernamentales que contestaron están el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada entregó información técnica ambiental y cuatro organizaciones no gubernamentales ofrecieron sus opiniones.

El CONACYT encargó el estudio técnico a Alfonso Cortez Lara, profesor investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) y doctor con especialidad en Gestión de Recursos Hídricos por la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos. En su Opinión Técnica sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y otros documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara concluye que hay severas inconsistencias en los principales datos.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA, 2016) para la Planta Cervecera Constellation Brands en Mexicali y otros documentos oficiales (IMTA, 2018 y Dictamen No. 306 de la XXI Legislatura de Baja California) establecen y presentan de manera inconsistente, imprecisa y divergente en sus diferentes apartados, los consumos, necesidades y requerimientos anuales de agua para la producción en la planta, se lee en el documento entregado al IEE de Baja California.

“No es claro en esos documentos cuánto de cerveza van a producir, ni cuánta agua van a utilizar. Hay partes donde mencionan que ocuparán 3.5 millones de metros cúbicos al año, y en otros 7, y en otros 11.67. Así de dispares son las cifras”, afirmó en entrevista Cortez Lara.

El investigador advirtió que la misma Secretaría de Protección al Ambiente señaló, respecto a sus comentarios a la MIA del proyecto, que observaba inconsistencias sobre el volumen y las fuentes de agua, y que se necesitaba incluir un plan para tratar las aguas residuales generadas por la cervecera.

La Secretaría dio 30 días para solventar las inconsistencias y los faltantes y la empresa cumplió con los requerimientos, contó el investigador, “lo cual es altamente sospechoso, porque estamos hablando de una planta de tratamiento para volúmenes similares a los que usa una ciudad de la mitad del tamaño de Mexicali. El proyecto de una planta así no se puede preparar en un mes, eso requiere mucho más tiempo”.

Más aún, el investigador denunció que no se ha hecho público este plan para la planta tratadora. “De hecho no hemos tenido acceso a lo que proporcionó la empresa respecto a los requerimientos de la Secretaría, ésta sólo divulgó que recibió las repuestas”.

Frente a las inconsistencias que encontró en los documentos oficiales del proyecto, Cortez Lara hizo sus propias proyecciones. Considerando una cifra conservadora de 8 millones de metros cúbicos de agua al año para producir 20 millones de hectolitros de cerveza, cuando la planta esté en su máxima producción, el volumen de agua que se va a requerir equivale a 7.90 % del consumo total anual urbano de la ciudad de Mexicali (800 mil habitantes).

Lo anterior equivale a 35.30 % del “excedente” o reserva futura para la ciudad; esto representa 381% del consumo total anual de siete industrias importantes de Mexicali (Skyworks, Bebidas Mundiales o Coca-Cola, Jumex, Sabritas, Honeywell, Kenworth y Novamex). Y esto con la estimación de 8 millones de metros cúbicos, porque en los documentos del proyecto esa cifra va de 11.67 hasta 30 millones de metros cúbicos anuales de agua. 

Los que no quieren consulta

El gobernador de la Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, ha declarado en medios que el plebiscito solicitado por activistas es una “trampa política” que sólo “inhibe la inversión en Mexicali, Baja California y México. Afecta a quienes tienen empleo con un mejor sueldo y a quienes están buscándolo, sobre todo a nuestros jóvenes universitarios con carreras técnicas”.

El gobierno de Baja California ha asegurado que el tema no es objeto de plebiscito, de acuerdo a los supuestos del artículo 47 de la Ley de Participación Social, por lo que estimó que debe cancelarse la petición de los activistas.

El Presidente de Coparmex Mexicali, Ernesto Elorduy Blackaller, manifestó estar totalmente en contra del proceso de plebiscito que se está evaluando actualmente por el Instituto Estatal Electoral de Baja California. La propia Constellation Brands y hasta exconsejeros del IEE se han pronunciado en el mismo sentido.

Por su parte, el grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República se pronunció a favor de la instalación de la empresa Constellation Brands en el Valle de Mexicali, al asegurar que hay suficiente agua proveniente del Río Colorado para abastecer al agro de la capital bajacaliforniana.

El coordinador de asesores, Alejandro Rojas, suplente de Ricardo Monreal, invitó a los bajacalifornianos a no hacer caso a “campañas champagneras”, al referirse sin mencionar a la senadora petista Alejandra León, quien está en contra de la instalación de la planta.

Los promotores de la consulta ciudadana argumentan que la empresa usará unos 20 millones de metros cúbicos de agua del río Colorado para la producción cerveza que se exportará a Estados Unidos, en perjuicio de la agricultura en Mexicali.

Investigadores y activistas aseguran que la instalación de la planta no es viable, tratándose de una empresa que hace uso intensivo del agua, en una región donde llueve poco, pasa por una sequía y depende del agua que Estados Unidos entrega a México del Río Colorado.

Qué pasará este lunes

La propuesta para el plebiscito es que se realice el próximo 2 de junio, cuando se renovarán la gubernatura, las cinco alcaldías y 25 diputaciones locales. La pregunta sobre la cervecera se haría en una papeleta aparte.

Los consejeros y representantes de los partidos políticos discutirán este lunes en el pleno del IEE dos dictámenes: uno, para acreditar o rechazar la trascendencia del uso del agua de Baja California, y el segundo, sobre la procedencia jurídica del plebiscito. Para que éste sea considerado trascendente y procedente, deberán votar a favor cuatro de siete consejeros electorales.

Pero todo indica que la decisión ya está tomada. Este domingo, la Comisión de Participación Ciudadana y Educación Cívica del Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) determinó como intrascendente e improcedente la solicitud de plebiscito.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: la creciente angustia en el refugio de los últimos civiles y militares en Mariúpol

Uno de los últimos combatientes ucranianos que quedan defendiendo la sitiada ciudad de Mariúpol, dijo a la BBC que las condiciones dentro del refugio son extremas pero que no se rendirán.
22 de abril, 2022
Comparte

Uno de los últimos combatientes ucranianos que resisten la toma de Mariúpol dijo a la BBC que el exterior de la sitiada siderúrgica donde están atrincherados está en gran parte destruido y que los civiles están atrapados bajo los edificios colapsados.

El capitán Svyatoslav Palamar, que milita en el polémico regimiento nacionalista Azov, afirmó desde la planta de Azovstal -la única parte de Mariúpol que no está bajo control de las fuerzas rusas- que los defensores habían repelido una oleada de ataques.

“Siempre he dicho que mientras estemos aquí, Mairúpol seguirá bajo control de Ucrania”, declaró.

Con anterioridad, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, canceló el planeado asalto a la siderúrgica -que es un laberinto de túneles y talleres- y en cambio exigió a sus tropas cercarla completamente.

“Bloqueen esta zona industrial para que no escape ni una mosca”, ordenó el mandatario.

Gran parte de Mariúpol ha quedado destruida tras semanas de intensos bombardeos rusos y combates calle a calle. La toma de control del puerto sobre el mar de Azov es un objetivo clave de la guerra de Rusia y liberaría más tropas para la ofensiva de Moscú en la oriental región de Donbás.

El capitán Palamar contó que los rusos habían disparado contra la planta metalúrgica desde buques de guerra y lanzado bombas “rompebúnkeres”.

La BBC no ha podido verificar ninguno de los detalles de esa declaración. Sin embargo, coincide con los testimonios dados a comienzos de semana por un comandante de la marina ucraniana que también está dentro de la siderúrgica, quien dijo que los combatientes estaban superados en número y quedándose sin provisiones.

“Todos los edificios en el territorio de Azovstal están prácticamente destruidos. Lanzaron bombas pesadas, bombas rompebúnkeres que causan gran destrucción. Tenemos a heridos y muertos dentro de los búnkeres. Algunos civiles están atrapados debajo de los edificios colapsados”, aseguró Palamar.

El regimiento de Azov fue un grupo neonazi de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional de Ucrania. Sus combatientes, al lado de la brigada de la marina, guardias fronterizos y policías, son de los últimos defensores ucranianos que quedan en la ciudad.

Imagen aérea de la siderúrgica de Azovstal

Getty Images
Rusia no ha podido tomar control de la siderúrgica de Azovstal.

Cuando se le preguntó cuántos defensores ucranianos quedaban en Mariúpol, el capitán Palamar simplemente respondió “suficientes para repeler ataques”.

Explicó que los civiles estaban un sitios alejados de los combatientes, en sótanos que contienen entre 80 y 100 personas cada uno. Sin embargo, no estaba claro cuántos civiles en total había pues algunos de los edificios están destruidos y los combatientes no podían llegar hasta ellos debido al fuego de artillería.

Las entradas de algunos de los búnkeres están bloqueadas por voluminosas placas de concreto que solo se podrían remover con maquinaria pesada, detalló.

“Nos mantenemos en contacto con los civiles que se quedan en sitios donde podemos llegar. Sabemos que hay niños pequeños, hasta de tres meses de edad”, dijo.

El capitán exhortó a que a los civiles se les dé salvoconducto para evacuar la siderúrgica y pidió que un tercer país o un ente internacional actuara como garante de su seguridad.

“Estas personas ya han pasado por mucho, por crímenes de guerra. No confían en los rusos y están asustadas”, manifestó, añadiendo que temían ser torturadas y asesinadas a manos de las tropas rusas o deportadas a Rusia a través de los llamados campamentos de filtración.

Los civiles ancianos dentro de la siderúrgica necesitaban medicamentos, mientras que también había unos 500 combatientes gravemente heridos que no estaban recibiendo la atención debida -incluyendo cirugías serias como amputaciones.

“Después de 52 días de bloqueo y fuertes combates, nos estamos quedando sin medicamentos. Y también hay cadáveres expuestos de nuestros combatientes que necesitan ser enterrados con dignidad en territorio controlado por Ucrania”, aseveró.

Mapas de Mariúpol

BBC

Palamar dijo que los defensores ucranianos también querían asegurar su propia evacuación, de ser posible -pero que la rendición está descartada.

“En cuanto a la rendición, a cambio del salvoconducto de nuestros civiles, creo que todos sabemos con quién estamos tratando. Definitivamente sabemos que toda garantía, toda declaración de la Federación Rusa no vale nada”.

Manifestó que muchos de los defensores de Azovstal vinieron de Crimea, que Rusia anexó en 2014, así como de las orientales regiones de Dontesk y Luhansk. Él mismo se casó allí y su hijo también nació allí.

“Fui testigo de cómo esta ciudad se desarrollaba. Cómo esta ciudad se convirtió en la perla de Azov, y también es mi ciudad natal”, declaró.

“Rusia no está renovando ni reconstruyendo nada. Su meta es destruir y aterrorizar. Si caemos, esta horda seguirá adelante y todo el mundo civilizado estará en peligro”.

Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de bombardear los refugios civiles y de usar armas prohibidas o restringidas por la ley internacional -incluyendo bombas de fósforo y de racimo– en los ataques contra Azovstal.

Tanto Ucrania como Estados Unidos y Reino Unido han anunciado investigaciones sobre posible uso de armas químicas en Mariúpol, algo que Rusia ha negado. La BBC no pudo confirmar esas acusaciones independientemente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TG6s6GRSaAY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.