close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Facebook Clara Luz Flores Carrales
Refugio que sirve de modelo al gobierno es operado por una ONG que sería afectada por recorte
El nuevo programa de refugios del gobierno para mujeres que viven violencia extrema toma como modelo de éxito un refugio de la organización Alternativas Pacíficas, que opera con recursos públicos en Escobedo, Nuevo León, y que aún no sabe si tendrá subsidio este año.
Facebook Clara Luz Flores Carrales
Por Claudia Ramos
7 de marzo, 2019
Comparte

El modelo de refugio que el gobierno busca implementar en sustitución de los refugios operados por la sociedad civil es un sistema de atención y protección a mujeres víctimas de violencia de Escobedo, Nuevo León… que opera una organización de la sociedad civil.

El sistema incluye centros de atención externa, casas de emergencia y dos refugios denominado Puerta Violeta, que gestiona la asociación Alternativas Pacíficas en cuatro municipios del estado.

La organización tiene 23 años de trabajo y el año pasado recibió un subsidio anual de 8 millones de pesos para operar los dos refugios a través de la convocatoria del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, que el pasado 14 de febrero fue suspendida tras la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador para ya no entregar recursos públicos a organizaciones de la sociedad civil.

Hasta el momento no hay información de la Secretaría de Salud respecto a qué sucederá con los más de 100 proyectos presentados al cierre de la convocatoria este 6 de marzo, luego de la reactivación de la misma tras las críticas generadas.

Alternativas Pacíficas y sus dos refugios resultarían afectados junto con los otros 130 refugios y centros de atención externa que funcionan a nivel nacional, si el gobierno decide finalmente eliminar sin distingos los subsidios otorgados a todas las organizaciones de la sociedad civil, como instruye la circular número uno del presidente.

Este miércoles durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, afirmó que los refugios se mantendrán pero ahora “bajo la rectoría del Estado”, en tanto que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, abundó que el modelo que se tomará como ejemplo es el del refugio de Escobedo operado por Alternativas Pacíficas, el cual desde 2018 funciona con un esquema de corresponsabilidad entre la alcaldía de Escobedo y la organización.

“Nosotros estamos teniendo como modelo en este momento a un exitosísimo plan y programa y política pública sobre el tema de refugios que es precisamente Escobedo, Nuevo León. Pretendemos tener un modelo tipo Escobedo para todos los municipios del país y para que todos los municipios tengan esta política pública de estos espacios para que la mujer esté libre de violencia”, informó Sánchez Cordero.

El exitoso refugio modelo de la sociedad civil

Marcela Urbano, directora de Enlace Interinstitucional de Alternativas Pacíficas, precisó en entrevista que el refugio modelo al que hizo referencia Sánchez Cordero se refiere al sistema que denominan coloquialmente Puerta Violeta, a través del cual se brinda protección y atención a mujeres y sus hijas e hijos que son víctimas de violencia.

Se trata de cinco unidades de atención multidisciplinaria que operan en los municipios de Escobedo, Guadalupe, Apodaca y en Monterrey, con personal las 24 horas de los 365 días del año,que atienden en promedio a 12 familias al mes por refugio. Las familias están integrada generalmente por una mujer y tres hijas e hijos, y cada una cuentan con una abogada, una psicóloga, una trabajadora social y una enfermera, además de alimentos, seguridad y otras actividades complementarias.

“El modelo con el que trabajamos en Escobedo es en colaboración con la Unidad de Atención a Víctimas (UNAVI) que corresponde a la Dirección de Prevención del Municipio, que a su vez corresponde a la Secretaría de Seguridad Municipal de Escobedo. También trabajamos con el Instituto de las Mujeres del mismo municipio. Esto significa que todos los casos referentes a violencia contra las mujeres que les llegue por el C4 a la UNAVI pasan directamente a Puerta Violeta. Pueden ser llamadas, reportes, redes sociales, denuncias directas. Igual funciona con el Instituto de las Mujeres”.

Una vez canalizados los casos, el primer espacio de atención es la casa de emergencia temporal, donde la trabajadora social valora el riesgo de seguridad para la mujer y sus hijas e hijos. Ahí se define si la familia tiene que ir a refugio o no, o si cuenta con una red de apoyo familiar que le permita continuar el seguimiento a través de los centros de atención externa.

Fundada en 1996, Alternativas Pacíficas es una organización de la sociedad civil que tiene el carácter de donataria autorizada, es decir, que puede recibir donativos y expedir recibos deducibles de impuestos por los mismos. Además del subsidio del gobierno federal a sus dos refugios, reciben financiamiento de organismos internacionales, del gobierno estatal y de empresas locales.

“Estamos teniendo mucho éxito con el programa por la voluntad política por parte de la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, porque se conjunta con un modelo que hemos implementado todos estos años y porque hemos tenido un buen trabajo de coordinación, de corresponsabilidad entre gobierno y sociedad civil”, explicó Urbano.

“El gobierno estatal le dedica mucho dinero al tema de mujeres ya, la cuestión es que se destine a acciones que han tenido resultados, en modelos comprobados, en prácticas que han tenido éxito. Ha habido mucha apertura, pero necesitamos más porque en este año nos han pedido Puerta Violeta en muchos municipios”, enfatizó.

Para Alternativas Pacíficas el debate en torno a la pretensión de eliminar el subsidio a los refugios operados por la sociedad civil es “una oportunidad” para que las organizaciones le demuestren al gobierno que sí saben hacer las cosas y que pueden trabajar coordinadamente. También es una oportunidad para formalizar la Norma Oficial Mexicana que ya se ha trabajado con todas las instancias de gobierno de sexenios anteriores y que se encuentra pendiente de valoración en la Secretaría de Economía.

“Nosotras hemos impulsado desde que se fundó el primer refugio una Norma Oficial de Refugios, lo hemos insistido en todos los sexenios anteriores y esta es una oportunidad para formalizar en una NOM todo el trabajo de los refugios a nivel nacional. Una oportunidad para influir en hacer las cosas mejores”.

Fundadoras del primer refugio a nivel nacional, con décadas de trabajo profesional y organizado, Urbano consideró que sí puede haber un esquema en donde la sociedad civil continúe trabajando de la mano con el gobierno para atender la emergencia nacional que representa la violencia contra las mujeres.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte