close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Facebook.com/Pumasblancoflag
Ante hostigamiento de la UNAM, equipo femenil de tocho anuncia su retiro de CU
Entrenadores del equipo informaron que los actos de hostigamiento en contra de Pumas Blanco Flag aumentaron, e incluso recibieron amenazas anónimas, luego de que fuera expuesto el trato que les dieron autoridades universitarias.
Foto: Facebook.com/Pumasblancoflag
Comparte

Tras más de un año de lo que calificaron como acoso, hostigamiento y amenazas por parte de autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México, orientados a imponerles un cobro económico por uso de instalaciones universitarias, el equipo de tocho-bandera Pumas Blanco Flag (conformado por un centenar de niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres adultas) anunció que dejará de entrenar en Ciudad Universitaria, por seguridad de sus integrantes.

El pasado 26 de febrero, Animal Político dio cuenta de las denuncias de hostigamiento formuladas por este equipo deportivo (en el que participan alumnas, exalumnas, trabajadoras, las hijas de todas éstas, así como ciudadanas sin vínculo con la UNAM), según las cuales, desde 2018 las autoridades universitarias intentan imponerles cobros, aún cuando todas las actividades realizadas por las deportistas son sufragados por ellas mismas.

Lee: Pagan o se van: UNAM quiere sacar de sus campos a equipo femenil de flag-futbol

Cabe destacar que, a pesar de que en sus 10 años de existencia este equipo femenil nunca ha recibido apoyo económico o en especie por parte de la UNAM, esta casa de estudios sí las presenta como uno de sus conjuntos “representativos”.

No obstante, destacaron, el único apoyo otorgado por la UNAM fue permitirles usar (entre 7 y 11 de la mañana, sábados y domingos) un campo de futbol americano ubicado dentro de Ciudad Universitaria, el Campo 5, mismo que, por su falta de mantenimiento y riego, se encuentra en desuso.

Desde 2018, sin embargo, las autoridades de la UNAM vienen exigiendo a este equipo femenil que acepte la imposición de una cuota económica a sus integrantes o, de lo contrario, que dejen de usar sus instalaciones.

Lee: A falta de liga femenil, las Medias Rosas se enfrentan a varones…y al machismo deportivo

Luego de que Animal Político diera a conocer esta problemática, los entrenadores del equipo femenil informaron que los actos de hostigamiento en contra de Pumas Blanco Flag aumentaron, e incluso recibieron amenazas anónimas, situación ante la cual determinaron priorizar la seguridad de las jugadoras (la mayoría niñas, adolescentes y jóvenes), a la luz de los recientes ataques perpetrados dentro de Ciudad Universitaria por grupos porriles y delictivos, en contra de estudiantes.

El equipo Pumas Blanco Flag daba uso a esta cancha deportiva no sólo porque la mayoría de sus integrantes pertenecen a la comunidad universitaria, sino porque cuenta con una reja que les brindaba una mínima noción de seguridad.

Sin embargo, destacaron en entrevista, dicha noción de seguridad mínima desapareció luego de las amenazas recibidas.

Te puede interesar: En México hay talento pero no apoyo: jugadoras de americano recurren a ligas amateurs

Así, a través de una misiva entregada a Animal Político, las integrantes de Pumas Blanco Flag destacaron que por “nuestra seguridad y la seguridad de todas las mujeres, adolescentes y niñas que integramos este equipo, decidimos alejarnos de la institución que tanto amamos”.

Por ello, informaron, a partir de este 11 de marzo comenzarán la búsqueda de un lugar en el que solidariamente les permitan entrenar con seguridad, y sin la imposición de cobros ya que, destacaron, esa es una de las muchas condiciones que desalientan la participación de la gente (especialmente de las mujeres, que son un sector con menor respaldo institucional que el varonil) en actividades deportivas.

Lee también: Indígena mazahua enseña a niñas a patear la violencia de género

A continuación, te presentamos de forma íntegra la carta elaborada por las integrantes de Pumas Blanco Flag, en la que anuncian su retiro de Ciudad Universitaria, y si tienes interés en echar una mano al equipo femenil, con un espacio dónde practicar en condiciones seguras y solidarias, puedes contactarlas a través de la cuenta de Twitter @flag_cu, o enviar un mensaje a @pajaropolitico:

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Por qué es importante saber que Jesús no era blanco?
Los historiadores están de acuerdo en que Jesús era un judío de Oriente Medio. Sin embargo, suele representarse como un hombre de raza blanca. La académica australiana Robyn J. Whitaker reflexiona sobre esta cuestión.
18 de abril, 2019
Comparte

Me crié en un hogar cristiano. En la pared de mi habitación colgaba un retrato de Jesús, y allí sigue todavía.

Es cursi y bastante chabacano, como solo algo de los setenta puede serlo, pero cuando era pequeña me encantaba.

En la foto, Jesús se muestra tierno y amable; veo amor en su mirada. Tiene el pelo claro, los ojos azules y la piel muy blanca.

El problema es que Jesús no era blanco. Es normal que la creencia habitual sea la contraria si uno se fija en las iglesias del mundo occidental o visita una galería de arte.

Pero, al no haber una descripción física de Cristo en la Biblia, tampoco hay lugar para la duda: el Jesús histórico, el hombre que fue ejecutado por el Imperio Romano en el siglo I, era un judío de piel oscura procedente de Oriente Medio.

Esta afirmación no es para nada controvertida desde el punto de vista académico.

Sin embargo, es un detalle que parecen olvidar los millones de cristianos que celebrarán la Semana Santa estos días.

En Viernes Santo, los devotos peregrinan hasta las iglesias para adorar a Jesús y recordar su muerte clavado en la cruz.

En la mayoría de los templos, Jesucristo será representado como un hombre blanco, con rasgos similares a los de un individuo anglo-australiano (o europeo).

Cristo entre los apóstoles, Mondadori Portfolio

Mondadori Portfolio/Getty Images
Las imágenes de Jesús en los templos le retratan como un hombre con la piel clara.

Piensa por un momento en el apuesto actor Jim Caviezel, quien interpretó a Jesús en la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”. Exacto, es irlandés-americano.

Recuerda también algunas de las obras pictóricas de mayor renombre que tienen la crucifixión de Jesús como tema central. Rubens, Grünewald, Giotto… en todos los autores se puede apreciar la tendencia europea a representar a Jesucristo como un hombre blanco.

Pero, ¿qué importancia tiene todo esto? Pues mucha, ya que, como sociedad, somos plenamente conscientes del poder de la representación y de la importancia de la diversidad de los modelos de conducta.

Referentes

Lupita Nyong’o saltó a la fama tras ganar el Óscar a la mejor actriz de reparto en 2013. Desde entonces, la intérprete keniana ha confesado en varias entrevistas que cuando era joven tenía un sentimiento de inferioridad debido a que todos los referentes de belleza que veía alrededor eran mujeres de piel clara.

No fue hasta que la modelo sudanesa Alek Wek se hizo un hueco en el mundo de la moda cuando Nyong’o se dio cuenta de que siendo negra podía ser igual de hermosa.

Si somos capaces de reconocer la importancia de la diversidad étnica y física en los modelos de conducta que aparecen en los medios, ¿qué nos impide hacer lo mismo con la fe? ¿Por qué seguimos permitiendo que la imagen del Jesús blanco sea la que predomina?

Pintura de Jesús del siglo XIX en Turín.

Getty Images
¿Tienes una imagen de Jesús con rasgos europeos?

Numerosas iglesias y culturas representan a Cristo como un hombre de piel oscura o, directamente, negro.

Los cristianos ortodoxos suelen tener una iconografía que difiere sustancialmente de la que exhibe el arte europeo; de hecho, si visitas una iglesia en África, lo más probable es que te encuentres con un Jesús africano.

Sin embargo, imágenes como esa no se ven habitualmente en las iglesias protestantes y católicas de Australia, mi país (ni en las europeas).

Esta diferencia supone una importante pérdida, ya que permite a la comunidad cristiana predominante separar su devoción por Jesús de la atención compasiva que conceden a aquellos que consideran diferentes.

Desconexión cognitiva

Me atrevería a decir, incluso, que la representación tradicional de Cristo produce una desconexión cognitiva en la que un individuo puede sentir un gran afecto hacia Jesús y al mismo tiempo demostrar muy poca empatía por una persona de Oriente Medio.

Asimismo, la afirmación teológica de que los humanos fueron creados a imagen y semejanza de Dios tiene consecuencias: si Dios siempre es representado como un hombre blanco, por defecto los humanos serán blancos, idea bajo la que subyace un racismo latente.

Históricamente, el blanqueamiento de Jesús ha contribuido a que los cristianos hayan perpetrado algunos de los más terribles actos antisemitas documentados. En la actualidad, se continúa manifestando en países como Australia en la frecuencia con que se trata de etiquetar a los australianos no anglosajones como “los otros”.

Semana Santa, Costa Rica

Kryssia Campos/Getty Images
Las procesiones de Semana Santa tampoco muestran a un Jesús negro.

Dios negro

Esta Semana Santa no podré evitar preguntarme cómo serían nuestra iglesia y nuestra sociedad si se aceptara que Jesús tenía la piel oscura; qué pasaría si nos enfrentáramos a la realidad, que no es otra que el cuerpo clavado en la cruz, abatido, torturado y ejecutado públicamente por un régimen opresor, era negro.

Quizá nuestra actitud cambiaría si comprendiéramos que el injusto encierro, abuso y ejecución a los que fue sometido el Jesús histórico tienen más que ver con las experiencias de los indígenas o de los refugiados que con aquellos que ostentan el poder en la iglesia y que se apropian de la imagen de Cristo.

Puede que suene radical, pero no paro de darle vueltas a qué podría cambiar si fuéramos conscientes de que la persona a la que los cristianos llaman Dios no era blanca, sino que el salvador del mundo fue un judío de Oriente Medio.


*Robyn J. Whitaker es profesora del New Testament, Pilgrim Theological College de la Universidad de Divinity en Australia.

estampas de Jesús en Irak

Chris Hondros/Getty Images

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=p7ZPoLzIEsw

https://www.youtube.com/watch?v=HT9u-MOrhXU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.