close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Richard Vogel

El equipo de futbol Correcaminos apuesta por el deporte para combatir la violencia en Tamaulipas

El programa se implementará en 18 municipios del estado, siete de ellos con alto índice de violencia; el objetivo es rescatar los espacios públicos y favorecer la práctica de deporte.
Richard Vogel
Comparte

El equipo de futbol profesional Correcaminos de Tamaulipas impulsa el programa Embajadores de Paz para rescatar espacios públicos que están en abandono y lograr que este deporte sea la base para un cambio social en la entidad amenazada por altos índices de violencia.

El programa Embajadores de Paz, que pertenece a la Academia Correcaminos, nació en julio de 2018 cuando el club de futbol Correcaminos rediseñó y fortaleció un programa deportivo dirigido a niñas, niños, mujeres y hombres jóvenes para tener una propuesta ciudadana que constribuya a la prevención del delito en Tamaulipas a través del deporte.

El proyecto cuenta con 20 Academias Correcaminos y se implementará en 18 de los 43 municipios que registran mayor incidencia delictiva para que, a través de la práctica del fútbol, la ciudadanía recupere los espacios públicos que se han perdido ante la violencia que ha tomado las calles.

Como prueba piloto, el programa ya arrancó en 7 de esos 18 municipios: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Ciudad Mante, Valle Hermoso, Ciudad Victoria y Río Bravo.

Rafael Flores Alcocer, presidente del Club de Futbol Correcaminos, dijo a Animal Político que tras reunirse con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y con la Secretaría de Seguridad Pública de esa entidad se aceptó impulsar el proyecto Embajadores de Paz como estrategia para la prevención del delito y la reconstrucción de la estructura social de la entidad.

Proyecto incluyente y mujeres comprometidas

“Este es un proyecto totalmente incluyente”, dijo el presidente del Club Correcaminos al mencionar que hasta ahora atienden a 2 mil 800 niñas, niños y jóvenes de entre 9 y 13 años, y aunque las Academias se componen principalmente por hombresm ha crecido la presencia y compromiso de las mujeres durante las prácticas de fútbol.

Como el caso de Mía Gómez, que con tan solo 12 años de edad se ha convertido en una de las jugadoras del equipo de Correcaminos en Ciudad Victoria, ella al igual que sus compañeras ve el fútbol como un deporte que no es exclusivo de los hombres.

Mía juega como defensa lateral izquierda, posición que adoptó por ser zurda.

“Somos fuertes y capaces de hacer lo que nos propongamos. Creo que debería haber muchas más mujeres que se acerquen al deporte para que nos ayude en el autoestima y saber que podemos lograr muchas cosas”, dijo en entrevista con Animal Político.

A pesar de que el señor Fernando Gómez, padre de Mía, no estuvo de acuerdo en que su hija jugara fútbol, el ver su tenacidad y disciplina en el campo, ella le demostró que este deporte no solo se hizo para hombres.

“Las mujeres nos lo han demostrado cuando representan a nuestro país y son mucho más capaces y apasionadas para jugar y defender una playera”, dijo en entrevista.

Tanto Mía como su padre consideran que el programa Embajadores de Paz permite que la ciudadanía recupere los espacios públicos perdidos a causa de la violencia.

“En Tamaulipas hay muchos robos, asaltan a las personas o las secuestran, es mucha inseguridad la que hay”, denuncia Mía mientras su padre agrega que los daños colaterales a causa de esos enfrentamientos “son hacia las familias porque nos afecta salir a la tienda, comprarte un refresco o una nieve, no sales por temor”, dijo.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Blob', la preocupante masa de agua caliente que apareció frente a costas de California

El océano Pacífico registra un fenómeno que no trae buenos augurios. Entre 2014 y 2015 ya había ocurrido algo similar y los resultados fueron catastróficos. ¿Qué está ocurriendo en la costa oeste de Estados Unidos y por qué preocupa a los científicos?
14 de septiembre, 2019
Comparte

Un fenómeno preocupante que ya había ocurrido en el océano Pacífico en 2014 parece que está de regreso.

Se trata de una gigantesca corriente de agua caliente frente a la costa oeste de Estados Unidos, que amenaza con causar devastación en la vida marina y en la pesca en esa zona.

Hace cinco años, cuando apareció por primera vez, los científicos la llamaron “The Blob” (La Mancha).

El nombre lo tomaron de una película de terror, pero sus efectos en ese entonces fueron bastante reales.

La Mancha creó la mayor floración de algas tóxicas que jamás se haya registrado en la costa oeste de EE.UU. Estas algas dañinas, de la que se alimentan pequeños organismos, a su vez afectan a toda la cadena alimenticia.

Tierra

Getty
En 2015 los satélites registraron un inusual calentamiento de océano Pacífico en la costa oeste de EE.UU.

El aumento de la temperatura también hizo que los jóvenes salmones que entrababan al océano encontraran menos alimento de calidad.

Ese agua más caliente provocó que miles de leones marinos que iban en busca de alimento aparecieran varados en las costas y que varias especies de ballenas, que también se desplazaron más cerca de las costas, quedaran atrapadas en redes de pesca o aparecieran muertas en la orilla.

Para la industria pesquera la situación también fue un desastre. En los estados de Oregón y Washington la floración de algas tóxicas paralizó la industria marisquera.

Ahora, entre Alaska y California, otro inusual calentamiento del agua amenaza con desatar efectos similares.

ballena

Getty
El calentamiento de las aguas pone en peligro la vida marina.

“The Blob” fue la mayor ola de calor que se haya registrado en las aguas del Pacífico Norte, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo calentamiento va rumbo a ser tan fuerte como el de 2014, según la NOAA.

¿Por qué ocurre?

Esta nueva mancha de calor comenzó a formarse a mediados de junio, exactamente en la misma región que la de 2014.

En esa ocasión, la masa de agua caliente abarcó unos 1.600 km de largo y 90 metros de profundidad. En algunos puntos la temperatura llegó a ser casi 3º C superior a la media.

Según los expertos, el calentamiento se debe a un sistema de alta presión que debilita los vientos que ayudan a mezclar y refrescar la superficie del océano.

mapa

Noaa
En este gráfico, la NOAA muestra cómo las temperaturas del océano durante 2014 son similares a las de septiembre de 2019.

Sin esos vientos el agua aumenta su temperatura y esa corriente caliente se mueve hacia las costas.

El calentamiento de las aguas hace que haya menos nutrientes en el océano, lo que al mismo tiempo altera la cadena alimenticia.

Así, por ejemplo, los leones marinos deben nadar más lejos para conseguir los peces y otros animales de los que se alimentan.

¿Un nuevo Blob?

Los científicos dicen que lo que han observado es un fenómeno similar a cómo nació “The Blob” en 2014, aunque aún es temprano para saber si causará los mismos estragos.

“Pinta mal, pero también podría desaparecer bastante rápido”, dijo en un comunicado Nate Mantua, investigador en el Centro de Ciencias Pesqueras del Suroeste de EE.UU.

Mantua advierte que todo depende de qué tanto cambien los “inusuales” patrones climáticos que causan esta mancha caliente.

Y esa es la gran pregunta.

barco

Getty
Las aguas calientes también perjudican la pesca.

Los pronósticos muestran que la mancha podría tener una intensidad moderada, aunque podría durar meses.

Es año la NOAA ha registrado temperaturas de hasta 5º C por encima del promedio.

La cuestión es saber si durará tanto como para afectar a los ecosistemas marinos, aunque algunos biólogos dicen que ya lo está haciendo.

Por ahora, la NOAA junto a otros laboratorios marinos del Pacífico siguen monitoreando la mancha, y se preparan para poner en práctica las lecciones que les dejó “The Blob” en 2014 para mitigar su impacto.

“Con el Blob y otros eventos similares en otras partes del mundo aprendimos que lo que solía ser inesperado se está volviendo más común“, dijo Cisco Werner, Director de Programas Científicos de la NOAA.

Así, los científicos se preparan para esta visita indeseada que podría ser cada vez más frecuente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.