Estudio del Conacyt detectó anomalías en la instalación de la cervecera Constellation Brands en BC
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Resistencia Civil Baja California

Estudio del Conacyt detectó anomalías en la instalación de la cervecera Constellation Brands en BC

Estas son las “deficiencias” más significativas en la instalación de Constellation Brands, detectadas en el estudio hechos por el Conacyt.
Resistencia Civil Baja California
Comparte

Un contrato “confidencial”, cifras que no cuadran y cero sensibilidad política fueron las inconsistencias que un estudio, elaborado por el Consejo Nacional de Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), encontró en los documentos y dictámenes técnicos hechos por la empresa Constellation Brands para instalar una planta cervecera en la ciudad fronteriza de Mexicali, Baja California.

La lucha por el agua que ha confrontado a ciudadanos, gobierno y una cervecera en Baja California

El estudio fue elaborado por el investigador Alfonso Cortez Lara, especializado en temas de agua en la frontera entre México y Estados Unidos, a solicitud del Instituto Estatal Electoral (IEE) de BC, como parte de una petición de plebiscito para someter a consulta ciudadana la viabilidad de autorizar y construir la empresa cervecera en el Valle de Mexicali.

Leer: No habrá consulta sobre cervecera Constellation Brands; la declaran improcedente

Cortez Lara recomendó revisar “con alto grado de apego a la normatividad vigente” la construcción de la planta cervecera, más porque el proyecto se desarrolla en una “región árida, con un acuífero en condición de sobreexplotado y con problemas de salinidad de fuentes de agua superficiales y subterráneas y que además se encuentra amenazada por el fenómeno de cambio climático con un alto nivel de certidumbre que indica tendencia a reducción de la disponibilidad”.

Estas son las “deficiencias” más significativas detectadas en el estudio:

Opacidad en propuesta de inversión

El estudio reveló que el arranque del proyecto, en 2015, se caracterizó “por la falta de información” clara, oportuna y transparente, lo que generó “diferentes interpretaciones y expresiones que terminaron por confundir a los habitantes de la región”.

El 22 de abril de 2015, por ejemplo, durante el inicio del proceso formal para construir y operar la planta cervecera en Mexicali, el gobernador del estado, Francisco “Kiko” Vega, informó sobre la intención de realizar una mega inversión para “la elaboración, distribución y venta de productos de exportación en el ramo de alimentos”, sin mencionar que se trataba de una proyecto para fabricar cerveza.

Fue hasta enero de 2016, que los propios directivos de Constellation Brands, en Nueva York, revelaron una inversión inicial de 1,500 millones de dólares (MDD) para la construcción y operación de la planta cervecera en Mexicali, así como el gasto de 500 MDD para inversiones en compra de tierras, derechos de agua, infraestructura y otros requerimientos del sitio.  

Además, señalaron que planeaban iniciar con una producción de 5 millones de hectolitros anuales (Mhl/a) en 2019 y, paulatinamente, escalar a 10 Mhl/a, hasta alcanzar los 20 Mhl/a en 4-5 años en su período de estabilización. No sólo eso. Constellation dijo que darían 750 empleos permanentes para la gente de Mexicali y no 1,000 como declaró Kiko Vega.

BC ignoró rechazo social

Otra irregularidad que se detectó es que la Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California (SPA), al avalar el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) de la empresa cervecera, nunca contempló el rechazo social que había provocado la inversión, aun cuando era una causal para “revocar” el permiso de acuerdo con el resolutivo VIII, numeral 1, duodécimo, del Manifiesto.

Esto, a pesar de que hubo protestas masivas desde enero de 2017, en las que participaron aproximadamente 60 mil personas.

AMLO promete investigar a cervecera Constellation Brands, tras exigencia de pobladores de Baja California

Inconsistencia en superficie

Esta irregularidad está vinculada con los datos de la superficie que la empresa adquirió en las inmediaciones de la Colonia Agrícola Colorado y Ejido El Choropo, Valle de Mexicali, para construir su planta.

En la MIA se mencionó haber adquirido 44 parcelas agrícolas que suman 396.4 hectáreas (ha) en total, de las cuales utilizarían para la planta cervecera 388.5 ha; el estudio elaborado por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) a petición de Constellation, por su parte, comentó que la planta se construía sobre 400 ha. Ese mismo documento contempló que, a partir del estudio de factibilidad solicitado por la cervecera a la CESPM, se registraron 45 parcelas agrícolas que suman 391.62 ha, y en otra parte del documento se indicó que después de iniciada la operación de la planta, la CESPM recibiría volúmenes de derechos de agua adquiridos por Constellation relacionados a una superficie máxima de 323 ha de riego.  

En suma cinco diferentes medidas.

Leer: Constellation Brands no ha solicitado permisos de agua para operar su planta cervecera en Mexicali: Conagua

Dos diferentes usos para un mismo suelo

Sobre el tema de uso de suelo, en la MIA se estableció que “el proyecto se ubica en una zona de vocación actual industrial…..donde antes se desarrollaba actividad agrícola/agropecuaria”, lo cual consideró inexacto el reciente estudio, pues la actividad actual del terreno “es agrícola y no industrial como se afirma”, de acuerdo con el Conacyt.

Consumo y abasto de agua no cuadran

Sobre las estimaciones de consumo de agua para el proyecto, de acuerdo con el estudio, también se detectaron “imprecisiones e inconsistencias” tanto en el documento de la MIA, como otros documentos técnicos oficiales.

En uno de ellos, se habló de un consumo total de 2.56 millones de metros cúbicos de agua (Mm3) al año para las dos etapas de producción máxima del proyecto (20Mhl), aunque se precisó que el volumen reportado es solo para la materia prima, sin incluir limpieza, vapor, etcétera; en otro renglón indican  que la demanda total de agua para la primera etapa de producción será de 3.15 Mm3.

Aparte, se mencionó que a partir de estudios geohidrológicos realizados en la zona, se consideró tener una “capacidad instalada y volúmenes de 15 Mm3 /” al año provenientes de la perforación de pozos profundos del Valle de Mexicali; además, se habló de adquirir pozos profundos de riego agrícola para obtener 11.86 Mm3; y también se señaló la conducción de 14.98 Mm3 de agua al año vía acueducto Valle de Mexicali-Ejido El Choropo.

Por su parte, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) manifestó que “cuenta con capacidad instalada para abastecer a la planta cervecera con 10 Mm3” de agua al año; mientras que en el proyecto presentado por el Congreso se aprobó un consumo de por lo menos 20 Mm3 de agua al año.

“Es notorio el alto grado de inconsistencias e imprecisiones mostradas en el MIA y los otros documentos oficiales en cuanto a los volúmenes de agua que la planta cervecera requeriría y dispondría para su operación”, resaltó el investigador.

Comprometen agua de Tijuana y Ensenada

Otra irregularidad detectada es que en el estudio del IMTA se mencionó que, a partir del volumen excedente que tiene CESPM, se dispondría de agua para abastecer a la cervecera, toda vez que ya no sería necesario enviarlo a la zona costa de Tijuana, esto gracias a la posible puesta en operación de la Planta Desalinizadora de Rosarito.

“No obstante, el proyecto de la desalinizadora es hoy en día incierto, debido a la notoria aversión y manifiesto rechazo social acerca de la implementación de dicha tecnología a nivel global y regional –y en Baja California- toda vez que implica riesgos de contaminación ambiental por las salmueras que se descargan en suelos y costas así como el alto costo en energía que representa su operación”, expuso Cortez Lara.

AMLO promete investigar a cervecera Constellation Brands, tras exigencia de pobladores de Baja California

Contrato confidencial

No solo eso. Cortez Lara encontró más inconsistencias en el “Dictamen de la Resolución Administrativa” de la MIA avalado por la SPA, como el hecho de haber celebrado un acuerdo confidencial con el gobierno del Estado.

Al revisar la MIA, el investigador detectó que dicho manifiesto estuvo condicionado, lo anterior al no “presentar una propuesta definitiva de abastecimiento de agua, tanto para la etapa de construcción como para la operación incluyendo las autorizaciones de Conagua para la perforación de pozos profundos”.

Como respuesta a esa condicionante, la empresa cervecera respondió que para abastecerse de agua se “celebró un contrato de carácter confidencial con la CESPM el 20 de octubre de 2015, para efecto de recibir un volumen de hasta 20 Mm3 de al agua al año para la construcción y operación de la planta cervecera, de los cuales 15 Mm3 al año provendrán del acuífero del Valle de Mexicali y 5 Mm3  de agua superficial”.

Para el investigador del Conacyt, “es necesario hacer notar la falta de transparencia al mantener la confidencialidad del contrato entre las partes…esto hace necesario verificar la congruencia de las decisiones tomadas considerando el estatus de sobreexplotación del acuífero del Valle de Mexicali reportado por Conagua y por diversos estudios técnicos, así como a la alta demanda de agua para riego agrícola”.

En el estudio del IMTA, el organismo señaló que, en 2050, la CESPM incrementaría su disponibilidad de agua en 1 Mm3 de agua al año, y para llegar a esta cifra utilizó una tasa de incremento anual promedio de la demanda de agua de 1.11%, “sin explicar con mayor detalle de dónde proviene ese porcentaje”.

Dicha cifra contrasta con otros documentos oficiales de la Comisión Estatal del Agua que estiman que el incremento de la demanda del agua para Mexicali será del 3.5% anual entre 2016-20; 2.35 % entre 2020-25; 2.36 % entre 2025-30; y 2.36 entre 2030-35.

Tramite Fast Track

El documento también cuestiona “la manera fast track en que fue analizada y, posteriormente aprobado el Dictamen 306 de la Comisión de Hacienda de la XXI Legislatura de Baja California en la que se decide desincorporar tierras en dominio del Estado de Baja California a favor de la empresa”.

Acueducto a “modo”

El estudio también detectó que el gobierno de Baja California “pretendió financiar (por poco más de 500 millones de pesos) y construir un acueducto de 47 kilómetros de longitud para conducir 475 litros de agua por segundo desde la zona de pozos profundos del noreste del Valle de Mexicali hacia los terrenos de la planta cervecera al sur de la ciudad de Mexicali, aspecto que causó gran descontento y rechazo entre diversos sectores de la sociedad, sobre todo los agricultores”. Finalmente ante el descontento social y una serie de protestas el proyecto se canceló.   

Empleos dispares

En relación a los empleos generados en la planta cervecera y el consumo de agua, se estableció que la empresa consumirá 50 % más agua que las siete empresas industriales más importantes de Mexicali que registran, en promedio, 10 mil empleos directos, en tanto que Constellation generaría 750.

“Si se toma como dato de referencia la generación de 1,000 empleos directos anunciados por el Gobernador Francisco Vega en junio de 2015, solamente éstas siete empresas industriales establecidas generan 10 veces más empleos y consumen únicamente el 50 % del volumen de agua total”.

Constellation Brands sostuvo que su versión está soportada en la MIA, así como los datos disponibles en estudio del IMTA y COLEF, e insistió en que la planta utilizará 1.75 millones de metros cúbicos de agua para la elaboración de 5 millones de hectólitros de cerveza al año.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo se vive la pandemia en la Antártica, el único continente que no ha registrado contagios de covid-19

El virus aún no ha llegado al "continente blanco", pero sus pocos habitantes ya están tomando medidas preventivas estrictas.
13 de abril, 2020
Comparte
Miembro de un equipo científico en la Antártica

Getty Images
Los que viven en Antártica están acostumbrados al aislamiento, explica Valenzuela Peña.

Mientras el nuevo coronavirus avanza de forma acelerada por el mundo, dejando miles de muertes a su paso, hasta ahora hay un continente libre de contagios: la Antártida.

En esta tierra cubierta de hielo, donde el clima frío, seco y ventoso no da tregua, sus pocos habitantes están tomando todas las medidas necesarias para evitar que la pandemia los golpee.

Y es que, en un lugar tan inhóspito y aislado como este, que cuenta con un solo hospital para atender necesidades básicas, un brote de covid-19 podría ser fatal.

En BBC Mundo quisimos saber cómo se vive la pandemia desde un lugar que ha quedado aún más aislado, por miedo al contagio.

Al teléfono desde uno de los puntos más australes de la Tierra, el capitán de fragata de la armada de Chile, Alejandro Valenzuela Peña, nos lo contó desde su punto de vista.

Aislamiento total

Bahía Fildes

Alejandro Valenzuela Peña
En la estación marítima de bahía Fildes conviven unas 170 personas.

La estación marítima de bahía Fildes, ubicada en el extremo suroeste de la isla Rey Jorge (también denominada 25 de Mayo por los argentinos), es una de las “puertas de entrada” a la Antártica.

Aquí conviven todo el año unas 170 personas en bases pertenecientes a distintos países, entre ellos, Chile, Uruguay, Rusia y China.

Rara vez la temperatura supera los 0°C en verano y, en invierno, el promedio es de -12°C.

Los pingüinos se ven por doquier y su rica fauna marina es el atractivo para los científicos que viajan periódicamente al conocido como “continente blanco” con el fin de realizar exhaustivos estudios.

Pero hace ya algunas semanas no se ven investigadores por estas tierras.

Cuando el coronavirus que causa el covid-19 comenzó a propagarse por China, en enero pasado, la base de este país cerró sus puertas.

Base de China en Antártida

Getty Images
China cerró su base en enero.

Sucesivamente, el resto de las naciones hicieron lo mismo.

Y hoy, la mayoría de ellas se encuentran completamente aisladas.

El último buque de pasajeros de la armada de Chile llegó a la bahía el 3 de marzo. Y el último vuelo el 26 de ese mismo mes, y se llevó a todas las personas que trabajaban de forma temporal en la Antártica (entre ellos, los científicos).

Estamos viviendo el aislamiento total. Un aislamiento dentro del aislamiento, dice Alejandro Valenzuela Peña.

“Aquí la pandemia se ha vivido de cerca, las bases estamos tomando las mismas medidas que cada país determina”, añade.

Así, por ejemplo, la representación chilena debe apegarse a las instrucciones del gobierno central de ese país, siguiendo indicaciones como el distanciamiento social, el uso mascarillas o el regular lavado de manos.

También se cancelaron todos los eventos deportivos y los horarios de comida ahora son diferidos para evitar aglomeraciones.

Hoy ya no hay contacto entre los que convivimos en la Antártica. No se está realizando ninguna actividad, ni celebraciones entre instituciones, ni contacto con bases extranjeras, que es lo que más afecta porque en este continente hay mucho de camaradería y cooperación entre las distintas bases”, dice Valenzuela Peña.

“Estamos viviendo la misma realidad que muchos países, porque tenemos que cuidarnos entre todos. Más aún pensando en que estamos en un lugar tan alejado donde todo se dificulta a la hora de que una persona resultara, ni Dios quiera, contagiada, agrega.

Alejandro Valenzuela Peña

Alejandro Valenzuela Peña
Alejandro Valenzuela Peña llegó a vivir a la Antártida el 18 de noviembre pasado.

¿Cómo se podría responder ante una emergencia?

En la Antártica, los recursos sanitarios son limitados.

Según explica el capitán de fragata de la armada de Chile, solo hay “un pequeño hospital donde trabaja un médico general y un par de enfermeros.

Ni hablar de camas para casos críticos, respiradores artificiales u otras instalaciones que son claves para combatir el covid-19.

“Si tuviésemos a una persona infectada, lógicamente la acción inmediata tendría que ser evacuarla del continente, dice.

El gran problema, explica, es que eso implicaría el movimiento de aeronaves o buques.

Y, si el clima no acompaña, la tarea sería muy compleja.

“Todo dependerá de cuán congelada esté la bahía para el ingreso de nuestros buques”, apunta Valenzuela Peña.

Un avión aterrizando en la base chilena de la Antártica

Getty Images
La llegada o salida de aviones se complica si las condiciones climatológicas son extremas.

Tampoco cuentan con las pruebas para comprobar si una persona contrajo el coronavirus.

“De presentarse un caso, tendríamos que evaluarlo con los medios disponibles y su confirmación tendría que hacerse en la ciudad de Punta Arenas (en el sur de Chile)”, dice.

Por lo mismo, ante estas dificultades, además de las medidas de distanciamiento social, el abastecimiento de la comida para sus habitantes está siendo vigilado de cerca por las autoridades locales.

Si bien el último gran suministro fue a fines de marzo -donde se llevó comida no perecedera como arroz, harina, tallarines y legumbres para el resto del año-, se continúan ejecutando algunos vuelos que llevan alimentos frescos.

Estos, sin embargo, deben ser minuciosamente revisados y desinfectados.

“Todos los alimentos que llegan aquí tienen que ser verificados”, explica el capitán de fragata.

Preparados para el aislamiento

Hielo en la Antártida

Getty Images

Alejandro Valenzuela Peña llegó a vivir a la Antártica el 18 de noviembre, mientras su familia se quedó en la ciudad chilena de Viña del Mar.

Al otro lado del teléfono -donde la sensación térmica es de -2.4°C en este jueves 9 de abril-, el capitán dice que intenta comunicarse con su familia lo más posible.

“Tener una videollamada, aunque sea precaria y no con muy buena señal, es un golpe anímico importante para la familia y para nosotros mismos, dice.

“Es un poco extraño estar enviando abrazos y mensajes de ánimo hacia otros continentes cuando uno está en la Antártica… Somos los únicos que no estamos infectados a nivel mundial y eso es bastante relevante”, añade.

El miembro de la armada asegura que, por ahora, está “tranquilo”.

“Nuestras familias están bien y pienso que estamos en una condición bastante favorable en comparación al resto de los países”.

Además, afirma que, a diferencia de mucha gente alrededor del mundo, los que viven en la Antártica están preparados y mentalizados para el aislamiento.

“Nosotros venimos aquí con la mentalidad de aislarnos entonces estamos preparados; estamos mentalizados para vivir este período de aislamiento, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

https://www.youtube.com/watch?v=8fj-C_xCda8&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.