close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Inegi incluirá preguntas sobre discapacidad en el Censo 2020; activistas lo consideran un triunfo social

Tras la polémica generada por el Inegi en 2017 con un “cambio de metodología” que dejaba fuera del cuestionario básico a las personas con discapacidad, este martes anunció que serán incluidos pero advirtió que dependerá del presupuesto.
Cuartoscuro
Comparte

Hace un año, el Instituto Nacional de Estadística (Inegi) provocó la inconformidad de organizaciones de Personas con Discapacidad (PcD) y la preocupación de organismos defensores de derechos humanos, al publicar su diseño del nuevo Censo de Población y Vivienda 2020 con una diferencia: las preguntas sobre discapacidad quedarían sólo en un cuestionario y no en dos, como en las ediciones anteriores.

En los censos de Población de los años 2000 y 2010, la batería de preguntas sobre discapacidad fue incluida en los cuestionarios básico y ampliado, sin embargo, el Instituto las excluyó del básico en su proyecto de Censo 2020, lo que las organizaciones consideraron discriminatorio porque no todas las personas en esta condición serían contadas. Después de una consulta y las pruebas piloto, el Inegi anunció este lunes que el tema se queda en ambos cuestionarios.

Lee: CNDH alerta: Desaparecer el Consejo para Personas con Discapacidad afectaría derechos, debe fortalecerse

Las organizaciones civiles aplaudieron el anuncio, al que consideran un logro de la sociedad civil, que pugnó en todos los foros porque no desapareciera la discapacidad en el cuestionario básico.

Además de las organizaciones, organismos autónomos defensores de derechos humanos e incluso la Comisión Permanente del Congreso exhortaron al Instituto a reconsiderar su decisión, que en un principio justificó como un “cambio metodológico”. Entre ellos la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, que manifestó su preocupación en abril de 2018 por esta exclusión, que calificó como un retroceso en la recopilación precisa sobre el número de personas con discapacidad que viven en México.

En diciembre de 2017 el Inegi realizó una consulta sobre el diseño del Censo 2020 y durante 2018 realizó las pruebas piloto para su levantamiento, tras lo cual, durante una reunión con las organizaciones, les anunció que la pregunta sobre discapacidad permanecerá en ambos cuestionarios.

Historias: Marytere, la niña que escribió un manual contra la discriminación hacia personas con discapacidad

La importancia de que el tema aparezca en ambos radica en su alcance, explicó a este medio Taide Buenfil, presidenta de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis). Mientras el cuestionario básico tiene el alcance de un censo -es decir, que se aplica en cada casa del país-, el cuestionario ampliado es una muestra representativa.

“Es una maravilla que se haya incluido en los dos porque el básico llega a todas las personas, se hace directamente a cada individuo y nos va dar zonificación, ubicación, un conteo total de la población”, expresó la experta en Responsabilidad Social.

En los últimos dos censos generales se incluyó en ambos cuestionarios las preguntas cognitivas sobre discapacidad diseñadas por el Grupo de Washington para las Estadísticas sobre Discapacidad (creado para uniformar los criterios en todo el mundo), que se refieren a la dificultad que presenta cada persona para ver, oír, caminar, comunicarse, entre otras habilidades. Para poder comparar el desarrollo de la discapacidad durante los últimos 10 años, era indispensable que el Censo 2020 incluyera esas preguntas, indicó Buenfil.

Te puede interesar: El Sabueso: Sí hay más recursos para personas con discapacidad pero no se reparten como dice AMLO

La activista también aplaudió que en el diseño del censo que se realizará el año próximo esté incluida una pregunta para conocer el grado de discapacidad que tiene la persona. “Eso nos sirve muchísimo para conocer y reconocer cómo es nuestra población en esa materia”, apuntó.

No obstante, el Inegi indicó a Animal Político que su efectiva realización dependerá del presupuesto que el Congreso le apruebe para el año 2020. Esta reserva del Instituto ocurre en el contexto de diversos recortes presupuestales que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha aplicado a programas y proyectos de corte social.

Al respecto, Taide Buenfil aseguró que el Instituto ha mostrado “toda la voluntad política” para llevarlo a cabo pero requiere que el Congreso apruebe los recursos solicitados, de lo contrario se ponen en riesgo mecanismos que permiten tener información precisa para la creación de políticas públicas.

Historias: Enfrentar, no sufrir: Así es como el primer profesor con discapacidad motriz en la UNAM ha superado la exclusión

“Aquí lo importante es que el estado mantenga o disponga los recursos para que este censo se haga completo. Ese es el riesgo que corremos, cuando hay recortes, es lo que pasa con la discapacidad: que son temas prioritarios pero dependen del recurso. El Estado se tiene que dar cuenta de la importancia de este tema, que va en aumento por la tercera edad, y porque la depresión será cada vez más una cuestión de salud pública”, concluyó la presidenta de la Asamblea Consultiva de Conadis.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

SLS, el cohete más poderoso de la NASA con el que EU quiere volver a mandar humanos la Luna

La primera etapa del megacohete SLS, el más poderoso que la NASA haya construido, salió de la fábrica en Nueva Orleans y ahora se someterá a unas exhaustivas pruebas para preparar sus viajes a la Luna.
11 de enero, 2020
Comparte

El “megacohete” SLS, el más poderoso que la NASA ha construido hasta ahora, está un paso más cerca de salir al espacio por primera vez.

La primera parte del núcleo salió de la fábrica en Nueva Orleans para someterse a pruebas cruciales y prepararse para su lanzamiento.

El Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) es una parte crítica del programa Artemis de la agencia espacial estadounidense, cuyo objetivo es volver a llevar humanos a la Luna para 2024.

Este núcleo es la pieza central del nuevo cohete y se someterá a evaluaciones exhaustivas en el estado de Misisipi, en el sureste de Estados Unidos.

El miércoles, se montó en una barcaza que lo llevará a su destino.

El cohete, que será más alto que un edificio de 30 pisos, está siendo construido para la NASA por Boeing.

Jim Morhard, administrador adjunto de la NASA, asistió al despliegue del núcleo del cohete este miércoles en el centro de ensamblaje de Michoud, donde se construyó.

Núcleo del megacohete

NASA / Danny Nowlin
El núcleo del megacohete ayudará a impulsar la primera misión Artemis a la Luna.

Morhard dijo que representaba “un salto emocionante hacia adelante en el programa Artemis, ya que los equipos de la NASA siguen avanzando hacia la plataforma de lanzamiento”.

Pruebas

El programa, que se anunció en 2010, se ha visto afectado por demoras y sobrecostos.

Algunos en la comunidad espacial creen que sería mejor lanzar misiones al espacio profundo en cohetes comerciales. Pero los partidarios del programa dicen que la NASA necesita su propia capacidad de lanzamiento de carga pesada.

Después de salir del centro de ensamblaje Michoud, este miércoles, el núcleo se montó en la barcaza Pegasus de la NASA para viajar por agua al Centro Espacial Stennis, en Misisipi.

Núcleo del megacohete

NASA / Jared Lyons
El núcleo del cohete será transportado por agua desde la fábrica en Nueva Orleans.
Núcleo del SLS

NASA / Jared Lyons

La etapa de prueba en Stennis, llamada “Green Run”, implicará operar todos los sistemas del núcleo simultáneamente por primera vez.

Los cuatro poderosos motores RS-25 se activarán durante unos ocho minutos (o tal vez un poco menos) y serán acelerados en diferentes configuraciones. La NASA imitará los niveles de empuje necesarios durante el lanzamiento.

El núcleo del SLS contiene dos tanques propulsores: uno para almacenar oxígeno líquido y otro para hidrógeno líquido. Juntos, poseen una combinación de 2,7 millones de litros de propelente para los motores.

Proyecto anterior

El SLS fue diseñado para reutilizar la tecnología desarrollada originalmente para el programa de transbordadores espaciales de la NASA que operaron entre 1981 y 2011.

Centro de pruebas B-2

NASA
La zona de pruebas B-2 en el Centro Espacial Stennis de la NASA será usado para evaluar el núcleo del megacohete SLS.

Los propulsores RS-25 pertenecieron a otro orbitador y el núcleo del SLS se inspira en el tanque externo que almacenaba el propelente para los motores de los transbordadores (aunque con modificaciones significativas).

El cohete proporcionará la potencia necesaria para enviar a la nave espacial Orión, de la NASA, a la Luna.

Se espera que el lanzamiento inaugural del cohete (misión Artemis-1) ocurra en algún momento en 2021.

SLS

NASA
El SLS proveerá la potencia necesaria para enviar a la nave espacial Orión a la Luna.

En 2019, John Shannon, jefe del programa SLS de Boeing desde 2015, dijo: “Sospecho que una vez que el SLS esté listo, no habrá necesidad de otro vehículo de carga pesada en muchos años. Así que esta es una oportunidad única para toda una generación”.

El núcleo es el artefacto más grande que la NASA haya construido en la fábrica de Luisiana, contando al Saturno V del programa Apolo (desarrollado entre 1961 y 1972 y que llevó al hombre a pisar la Luna por primera vez en 1969).

Orión

Mientras tanto, la nave espacial Orión, para la primera misión de Artemis, ya está construida.

Nave espacial Orión

NASA
La nave espacial Orión, que llevará a la tripulación de la misión Artemis, está siendo probada en Ohio.

Actualmente está atravesando las pruebas finales en la estación de Plum Brook en Ohio, en el noreste de EE.UU.

Durante la misión Artemis-1, Orión volará alrededor de la Luna para probar el equipo en el espacio profundo. La nave espacial no llevará tripulación.

La primera misión tripulada será Artemis-2, que llevará a cuatro astronautas a orbitar la Luna.

Artemis-3, programada para 2024, llevará a un hombre y una mujer al polo sur lunar.

Será la primera vez que Estados Unidos ponga a sus astronautas en la superficie lunar desde 1972.

.


https://youtu.be/H8NO-TEa5QQ

https://youtu.be/-NSjnc3NL2k

https://youtu.be/24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.