Los aviones presidenciales: ¿cómo eran y cuáles puso AMLO a la venta?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los aviones presidenciales: ¿cómo eran y cuáles puso AMLO a la venta?

El Estado Mayor Presidencial operaba una flota que aeronaves que incluían modelos ejecutivos (más pequeños), helicópteros y el avión presidencial. Todos estaban al servicio del mandatario.
Cuartoscuro
27 de abril, 2019
Comparte

Un Boeing 787 de más de 125 millones de dólares, cinco aviones ejecutivos que suman 114 millones de dólares y cuatro helicópteros con un costo de 8 millones de dólares cada uno, son las aeronaves que tenía a su disposición el presidente Enrique Peña Nieto y que ahora serán vendidos y fueron reasignados a otras tareas.

En total, la Presidencia tenía a su servicio 10 aeronaves que estaban a cargo del Estado Mayor Presidencial.

A través de una solicitud de información, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detalló que estas aeronaves fueron fabricadas entre 2010 y 2015.

Nueve de ellas son de aeronaves de alta gama “pioneros en la aviación ejecutiva” y, de acuerdo con sitios especializados y de los fabricantes, han sido utilizados por jefes de Estado de todo el mundo para trasladarse.

En el listado hay cuatro aviones marca Gulfstream, que fueron reasignados a escuadrones de la Fuerza Aérea Mexicana y son utilizados para operaciones aéreas, de acuerdo con la información de la Sedena. Sin embargo, está prevista su venta.

El modelo Gulfstream 550 es uno de los más equipados, y con una capacidad para cuatro tripulantes y hasta 18 pasajeros. Su sistema de cabina de vuelo es de los más modernos, pues cuenta como una cámara infrarroja para facilitar la visión del terreno y la iluminación de la pista en condiciones de baja visibilidad, de acuerdo al sitio de su fabricante. Es capaz de hacer viajes de ultralargo alcance.

La aeronave fue fabricada en 2015 y cuenta con 513 horas de vuelo. El gobierno mexicano pagó 54 millones 439 mil dólares.

aviones

Modelo G550. Foto: Gulfstream Company

El Gulfstream 450 tiene una capacidad para 12 a 16 pasajeros y cuenta con el mismo sistema de cabina de vuelo que el modelo 550. Fue fabricado en 2015 y cuenta con 293 horas de vuelo. Tuvo un costo de adquisición de 37 millones 750 mil dólares.

aviones

Modelo G450. Foto: Gulfstream Company

El gobierno mexicano adquirió dos Gulfstream 150, que fueron fabricados en 2014 y 2015 y registran 991 y 1,102 horas de vuelo, respectivamente. Y tiene una capacidad de seis a ocho pasajeros. Cada aeronave tuvo un costo de 15 millones 100 mil dólares.

aviones

Modelo G150. Foto: Gulfstream Company

En la lista aparece también un el avión turbohélice King Air 350i, “una de las aeronaves comerciales más populares del mundo”, según la página de su fabricante. La nave tiene 1,212 horas de vuelo y tuvo un costo para el gobierno de 8 millones 86 mil 75 dólares.

También fue reasignada a la Fuerza Aérea para operaciones pero está prevista su venta.

aviones

Foto: Beechcraft

La Presidencia tenía a su servicio cuatro helicópteros modelo AgustaWestland (AW109SP) fabricados en 2013. Cada uno tuvo un costo de 8 millones 210 mil dólares y tienen entre 300 y 700 horas de vuelo. Estas naves también fueron asignadas a la Fuerza Aérea para uso operativo, pero no se tiene contemplada su venta.

aviones

Foto: DC Aviation

El lujoso avión presidencial también está dentro de la lista de aeronaves a cargo del Estado Mayor. El Boeing 787 fabricado en 2010 y adquirido por el gobierno de Felipe Calderón, tuvo un costo de 125 millones 45,800 dólares.

El Boeing 787-8 “José María Morelos y Pavón” cuenta con una capacidad máxima de 80 pasajeros, fue utilizado por dos años 6 meses para realizar 214 operaciones durante la administración de Enrique Peña Nieto, y recorrió una distancia superior a los 600 mil kilómetros.

La aeronave partió el 3 de diciembre hacia el aeropuerto de Victorville, en California, Estados Unidos, para su mantenimiento y preservación.

El titular del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, dijo  el pasado 24 de abril que actualmente se tienen 14 intenciones de compra para el avión presidencial, provenientes de ocho países.

El 1 de diciembre, durante su segundo discurso como presidente, López Obrador reiteró su promesa de vender la aeronave.

“Se van a vender todos los aviones y los helicópteros que utilizaran los políticos corruptos”, dijo un día después, de visita en Veracruz.

Para la venta de las aeronaves, el gobierno organizó la Feria Aeroespacial de México, en la base aérea de Santa Lucía, en donde se expusieron 33 de las 72 aeronaves federales que también están a la venta.

Con estas acciones el gobierno espera obtener 10 mil millones de pesos.

Estos aviones están en exhibición para su venta en la Feria Aeroespacial que culmina este 27 de abril. Se trata de un evento de negocios en el que participan 630 empresas de 39 países y se desarrolla en la principal Base Aérea Militar del país ubicada en Santa Lucía, Estado de México.

Sin información por receso

Para conocer el estado de las naves se le preguntó a la Presidencia —a través de una solicitud de transparencia— sobre la cantidad de aeronaves con las que contaba el Estado Mayor, las funciones que realizaban, y las condiciones generales; así como dónde se encuentran resguardadas y qué tareas realizan.

La dependencia respondió que de acuerdo al Reglamento del Estado Mayor Presidencial, éste debía contar con los datos sobre las aeronaves, pues en el artículo 19 de dicha norma señala que está a su cargo “Proporcionar el servicio de transporte aéreo al Presidente de la República, así como a los servidores públicos y demás personas que determine el propio titular del Ejecutivo Federal”.

Sin embargo, señaló en su respuesta que desde el 1 de diciembre de 2018 el Estado Mayor Presidencial “quedó en receso”, igual que los organismos que lo integran.

“…por ello es innegable la imposibilidad formal y material por parte de la Oficina de la Presidencia de la República, a través de la Unidad de Transparencia de turnar la solicitud al Estado Mayor Presidencial, para que realice una búsqueda exhaustiva en los sus archivos físicos y electrónicos de la información solicitada, en razón de que dicho Órgano Técnico Militar, se encuentra en RECESO”, señala la respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Ayuda realmente a prevenir el contagio de covid-19 cambiar de ropa al entrar a la casa y lavar todos los productos de la compra?

Salir a comprar alimentos es una actividad permitida incluso en los países con las normas más estrictas de cuarentena. ¿Qué pasa con los productos y alimentos que uno ingresa a la casa y con la ropa que llevaba puesta?
2 de abril, 2020
Comparte
lechuga

Getty Images
Con agua corriendo: esa es la mejor forma de lavar las frutas y verduras frescas incluso en tiempo de coronavirus.

Hay una actividad que no se ha prohibido incluso en los países con las cuarentenas más estrictas por coronavirus: salir a comprar alimentos.

Supongamos que uno va al mercado y consigue comprar todo manteniendo la distancia recomendada de dos metros.

Supongamos también que durante todo ese rato no se toca la cara y nadie alrededor tose o estornuda sin tomar las medidas de prevención que ayudan a evitar el contagio de la enfermedad covid-19.

Entonces, uno llega a casa, entra, deja la compra en el suelo y procede a lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos, tal como indican los especialistas de la salud.

Pero a continuación, se remanga, carga las bolsas hasta la cocina y guarda todos los víveres, tocando cada uno de los ítems por los cuales uno se había higienizado segundos antes.

¿No son estos productos, alimentos y la propia ropa, una potencial fuente de contagio también?

Muchos textos y videos que circulan en redes sociales recomiendan lavar con jabón todo, desde la bolsa de la compra hasta las frutas, así como quitarse los zapatos al ingresar a la casa y colocar las prendas en el lavarropas de inmediato.

En BBC Mundo verificamos qué hay de cierto en todo ello.

Ni está demostrado ni hay riesgo cero

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es posible contagiarse de covid-19 aspirando las pequeñas gotas que son expulsadas por un paciente infectado cuando tose o estornuda.

Esas “gotículas” también caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona infectada por lo que, informa la OMS, otras personas pueden enfermarse tocando esos lugares contaminados y luego llevándose las manos a los ojos, la nariz o la boca.

Dicho esto, según las autoridades sanitarias de Estados Unidos y la Unión Europea, no hay pruebas de que los alimentos o envases sean una fuente o vía de transmisión del nuevo coronavirus, oficialmente llamado SARS-CoV-2.

Por ejemplo, el Instituto Federal de la Evaluación de Riesgos (BfR), institución científica independiente que asesora al gobierno de Alemania y es un referente del área para la Unión Europea, informa en su web que, al 23 de marzo, “no hay casos que hayan aportado cualquier tipo de evidencia de humanos infectándose con el nuevo tipo de coronavirus por consumir comida contaminada o por el contacto con artículos contaminados”.

Marga Hugas, científica jefa de la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA), declaró a principios de marzo: “Las experiencias de anteriores brotes de coronavirus afines, como el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) o el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), indican que no se produjo transmisión a través del consumo de alimentos. Actualmente no hay pruebas que sugieran que este coronavirus sea diferente en ese sentido”.

Persona lavándose las manos.

Getty Images
Lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos es importante al llegar de hacer las compras y puede repetirse tras guardar todos los productos como medida de protección extra.

Tan baja es la probabilidad que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos explica en un comunicado del 24 de marzo que no se prevé el retiro de productos del mercado “incluso si se confirma que una persona que trabaja en un lugar con comida para humanos o animales (por ejemplo, un empaquetador de alimentos) da positivo para el virus SARS-CoV-2”.

Sin embargo, tal como le explicó a la BBC Sally Bloomfield, profesora de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, no existe el “riesgo cero”.

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU. reconocen en su web -actualizada al 28 de marzo- que “podría ser posible que una persona contraiga el covid-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego se toque la boca, la nariz o posiblemente los ojos, aunque no se cree que esta sea la principal forma en que se propaga el virus“.

Envases

Cuando de las compras se trata, la principal preocupación de contagio es el envase, explicó Bloomfield, ya que es la superficie más expuesta y manipulada previo a llevarlo al hogar.

Personas cargan bolsas de papel

Getty Images
Una vez más, lavarse las manos al llegar a casa y después de organizar tu compra, es suficiente, según los especialistas, para evitar riesgos.

Pero no todos los embalajes o paquetes son iguales.

Según un estudio publicado a mediados de marzo en la revista científica New England Journal of Medicine, el virus SARS-CoV-2 puede sobrevivir y conservar su capacidad infecciosa hasta por 24 horas en el cartón y hasta tres días en el plástico o acero inoxidable.

Este estudio, aclara BfR, todavía no ha pasado por la revisión de pares —un procedimiento estándar en las investigaciones científicas— y fue realizado bajo condiciones de laboratorio, es decir, con la temperatura y humedad controladas.

De hecho, este instituto alemán asegura que “bajo la situación actual (23 de marzo), el BfR no ve necesidad que la gente saludable use desinfectante en sus vidas cotidianas“.

Otros institutos son menos tajantes.

“Si le preocupa la contaminación de los alimentos y los empaques de alimentos que ha comprado en el supermercado, lávese las manos después de manipularlos cuando regrese del supermercado y después de retirar los empaques de los alimentos”, recomienda la FDA.

La OMS, por su parte, informa: “Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás”.

Síntomas de la covid-19

BBC

Un estudio publicado en el Journal of Hospital Infection en marzo fue aún más específico y descubrió que los coronavirus “pueden desactivarse eficazmente al desinfectar las superficies con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0.5% o hipoclorito de sodio (lejía doméstica) al 0.1% en 1 minuto”.

Aunque quizás la opción más simple la da Bloomfield, quien dijo a la BBC: “En el caso de los productos envasados, guárdelos durante 72 horas antes de usarlos”.

Alimentos

¿Qué sucede con los alimentos sin envoltorio, como las frutas y verduras?

“Los productos frescos sin envolver, que podrían haber sido manipulados por cualquier persona, lávelos bien con agua corriente y déjelos secar”, afirmó Bloomfield.

Algunos podrán pensar que usar jabón es una buena medida extra de salubridad para las frutas y verduras en tiempos de coronavirus, pero no lo es.

“Podrías ingerir residuos del jabón o detergente absorbidos por el producto agrícola”, advierte la FDA. Eso podría provocar náuseas, vómitos y diarrea.

La FDA también reitera en su último comunicado sobre el covid-19 los “cuatro pasos clave de seguridad alimentaria: limpiar, separar, cocinar y enfriar”.

Mujer en un mercado en Caracas, Venezuela

Reuters
No está demostrado que los alimentos puedan contagiar el covid-19, pero eso no quiere decir que las compras no presenten riesgo.

Pero, en realidad, esos pasos deberían llevarse a cabo siempre, no solo en tiempos de pandemia.

“Aunque es poco probable que el virus se transmita a través de alimentos contaminados o productos importados, las reglas generales de higiene diaria, como el lavado regular de manos y las reglas de higiene para la preparación de alimentos debe cumplirse al manipularlos”, dice BfR.

A continuación aclara que, “como los virus son sensibles al calor, el riesgo de infección también puede reducirse aún más calentando los alimentos”.

Sobre el consumo de productos animales en sí, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hace diferenciaciones.

“La carne de ganado sano completamente cocida sigue siendo segura para comer”, asegura en una sección sobre el coronavirus de su web.

Lo mismo sucede con el pescado y los productos de mar que cumplen con los requisitos de salubridad nacionales e internacionales.

En cambio, aclara, “las personas no deben manipular, sacrificar, vestir, vender, preparar o consumir ninguna proteína animal que se origine de animales silvestres o ganado enfermo o que haya muerto por causas desconocidas”.

Pollo crudo

Getty Images
Muchas personas todavía tienen la costumbre de lavar el pollo crudo, pero desde los CDC se informa que no debe hacerse tampoco durante esta pandemia.

Si bien todavía no ha sido 100% confirmado, todo parece indicar que el origen del virus en la ciudad china de Wuhan está en la venta de animales silvestres en mercados, siendo el pangolín y los murciélagos los principales sospechosos.

¿Y qué pasa con los alimentos congelados?

“Los coronavirus anteriores, SARS y MERS, son resistentes al frío y pueden permanecer infecciosos a menos 20 grados centígrados durante hasta 2 años en estado congelado”, informa BfR.

Sin embargo, continúa, “hasta ahora no hay evidencia de cadenas de infección por SARS-CoV-2 a través del consumo de alimentos, incluidos los alimentos congelados“.

A domicilio

Al pedir que te lleven las compras a tu casa u ordenar comida a domicilio, el riesgo se reduce al contacto con quien lo entrega (se le puede pedir que lo deje en la puerta y se aleje) y al envoltorio.

Según Bloomfield, el riesgo de contaminación del envase puede reducirse al mínimo, “vaciando el contenido en un plato limpio, desechando el empaque en una bolsa de basura y lavándote bien las manos antes de comer”.

“Saca la comida del recipiente con una cuchara y cómela con un cuchillo y un tenedor, no con los dedos”, agregó.

Los más cautelosos y vulnerables pueden tomar una medida extra de seguridad calentando más la comida.

Reducir contagio coronavirus

BBC

“Con una pizza, por ejemplo, si quisieras estar realmente seguro, podrías meterla en el microondas por un par de minutos”, dijo Bloomfield.

Ropa

Aún no está claro cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en la ropa y otras superficies más difíciles de desinfectar.

Dicho esto, un curso online sobre el covid-19 de mediados de febrero del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades recomienda el “lavado rutinario de superficies, ropas y objetos frecuentemente usados” como medida para mitigar el contagio en hogares.

Sobre la ropa en particular se explica que hay que lavarla “de acuerdo con las instrucciones del fabricante a la temperatura más cálida indicada posible”.

A su vez, los CDC tienen una muy detallada guía para desinfectar todo el hogar, que incluye ropa, pero que está pensada para cuando existe un caso sospechoso o confirmado de coronavirus en la familia. En otras palabras, se trata de medidas extremas.

Estas recomendaciones -actualizadas al 28 de marzo- incluyen usar guantes al manipular ropa sucia o lavarse las manos después, no sacudir las prendas y usar el modo de lavarropas con el agua más caliente posible.

“La ropa sucia de una persona enferma se puede lavar junto con los artículos de otras personas”, informan los CDC, que recomiendan usar cualquier jabón.

La OMS, por su parte, sostiene que rociar las prendas con alcohol o cloro, como algunos recomiendan, “puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0LMiekyc95A

https://www.youtube.com/watch?v=Xs_NI20P8DE&t

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts