close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Organizaciones y pacientes con VIH Sida de cinco estados denuncian nuevo desabasto de antirretrovirales

Los desabastos son reportados en Oaxaca, Chihuahua, Tabasco y Tamaulipas; en este último se reportan al menos 50 pacientes afectados.
Cuartoscuro
Por César Reveles
30 de abril, 2019
Comparte

Asociaciones, defensores de derechos y pacientes con VIH Sida en México, aseguran que aún hay riesgo sobre un posible desabasto de antirretrovirales a nivel nacional, a consecuencia del nuevo mecanismo para la compra de medicinas implementado por el gobierno de México.

La AIDS Healthcare Foundation México (AHF México), asociación internacional que provee de tratamiento y abogacía a personas con VIH SIDA, envió una carta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en donde expone la situación actual del abastecimiento de medicamento, y solicita su atención inmediata para los pacientes afectados.

Leer: Pacientes con VIH Sida advierten sobre falta de medicinas; Salud asegura que hay abasto suficiente

En su carta, la AHF México informa que los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits), de Ciudad Juárez, Chihuahua, reportan que desde el 25 de marzo de 2019 “no cuentan con 20 de los 26 medicamentos con los que se da tratamiento a los pacientes”.

La AHF señala que esta situación se da a pesar de lo informado por la Secretaría de Salud Federal el pasado 17 de abril, cuando el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el sida (Censida), afirmó que la entrega de antirretrovirales estaba “garantizada para los más de 97 mil pacientes que reciben tratamiento en las unidades de la Secretaría de Salud”.

El Censida además aseguró que se contaba con abasto suficiente de medicamentos y que el proceso de compra de éstos para el 2019, no había afectado la dotación en los Capasits del país.

Hasta ese día, agregaron, el personal a cargo de la línea de WhatsApp de Censida, no había recibido una sola queja por falta de estos medicamentos.

Leer: Censida detiene publicación de convocatoria para subsidiar ONG que trabajan contra el VIH

“A pesar de las afirmaciones hechas por Censida, las OSC dedicadas a la defensa de los derechos de las personas con VIH Sida han documentado desabasto de medicamentos antirretrovirales en Oaxaca, Chihuahua, Tabasco y Tamaulipas”, explica la AHF.

Ante este panorama la organización prevé que de no atenderse, la situación puede replicarse en otras entidades.  

“Hacemos un llamado al Presidente de la República para que exija al Secretario de Salud Federal que se deje de ocultar el desabasto y se tomen las medidas necesarias para que los pacientes reciban oportunamente su tratamiento antirretroviral”, finaliza AHF en su carta.

La AHF también hace las recomendaciones para que los pacientes interpongan una denuncia ante la CNDH en caso de no recibir su tratamiento.

Vocales de Conasida confirman situación

Los vocales titulares del Consejo Nacional para la prevención y control del VIH Sida (Conasida), también enviaron una carta al mandatario nacional, confirmando el desabasto de medicamentos.

“Desde que usted anunció que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sería la encargada de comprar los medicamentos, el proceso que antes estaba a cargo del Conasida se ha entorpecido por el desconocimiento sobre los tratamientos antirretrovirales de parte de quienes actualmente están realizando la compra”, se lee en el documento.

Explican que la  información sobre las existencias de medicamentos en las farmacias de los centros de atención de las personas con VIH, cuyo acceso es público, muestra una disminución “drástica” en los inventarios.

Leer: Es discriminatorio que el IMSS exija exámenes de VIH como requisito para contratar médicos dice la SCJN

“En algunos casos las reservas sólo permitirán cubrir la demanda por cuatro semanas, en otros, los medicamentos disponibles solo alcanzarán para una semana”, agregan.

Según los vocales, el hecho de que hasta hoy no se hayan comprado los medicamentos, está a punto de provocar el desabasto generalizado de medicamentos antirretrovirales para más de 97 mil personas.

“La interrupción de los tratamientos conducirá a fallas terapéuticas, lo que a largo plazo representará elevados costos sociales para poblaciones que ya de por sí se encuentran en condiciones de vulnerabilidad”, plantean.

Solicitan que las compras se hagan a la brevedad posible pues de no ser así, tanto ellos como los afectados, utilizarán “todas las medidas legales que otorga la constitución para garantizar el abasto de medicamentos antirretrovirales de las personas que viven con VIH”.

En entrevista para Animal Político, el profesor Luis Adrián Quiroz, uno de los vocales firmantes de esta carta, detalló que Tamaulipas es la entidad más afectada, al confirmarse ya alrededor de 50 pacientes que no han recibido su tratamiento a consecuencia del desabasto en los Capasits.

“En algunos de los estados mencionados también hay un alto número de casos, pero los afectados no se atreven a denunciar públicamente porque son personas que prefieren mantener en el anonimato su condición de pacientes con VIH Sida”, finalizó.

CNDH emite medidas cautelares

La Comisión Nacional de derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares e hizo un llamado a la Secretaría de Salud para garantizar la entrega oportuna de medicamentos y antirretrovirales a las personas con VIH Sida.

La CNDH resalta que “la obligación y facultades” de las autoridades federales para revisar los procedimientos administrativos de adquisiciones y el ejercicio de recursos públicos, no justifican la suspensión o incumplimiento de los deberes de respeto, promoción, protección y garantía de los derechos humanos.

La CNDH “reitera el llamado a la Secretaría de Salud para que garantice el derecho a la protección de la salud de las personas con VIH afiliadas al Seguro Popular que se atienden en sus clínicas y establecimientos públicos, ante la posibilidad de desabasto de medicamentos por retrasos en los procesos de adquisiciones y el probable agotamiento de los inventarios existentes”.

La Comisión advierte que el desabasto de medicinas “no solo provocaría detrimento en la salud de las personas con VIH, sino también que el virus desarrolle resistencias a los mismos, lo que además, implicaría mayores erogaciones al surgir la necesidad de suministrar tratamientos más costosos” a los pacientes afectados.

Igualmente la CNDH insta a las autoridades a tomar las medidas necesarias para evitar el desabasto y solicita a la Secretaría de Salud la implementación de medidas cautelares para generar las acciones de coordinación con las instituciones federales y locales que garanticen la existencia y ministración de medicamentos antirretrovirales.

Al igual que las ONG, la CNDH menciona que aunque la Secretaría de Salud ha negado un posible desabasto de medicamentos, las denuncias de las asociaciones y de los pacientes afectados demuestran lo contrario, pues han comprobado la falta de entrega de medicamentos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Fusiles Barret, AR-15 y lanzacohetes, los arsenales estadounidenses del crimen organizado en México

Los cárteles mexicanos de narcotráfico suelen utilizar armas de guerra, la mayoría compradas ilegalmente en EE.UU. Su creciente capacidad de fuego preocupa a las autoridades de ambos países.
25 de octubre, 2019
Comparte

Es una de las imágenes más vistas en redes sociales: camionetas con ametralladoras patrullando las calles de Culiacán, Sinaloa, durante la fallida operación para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Autoridades y expertos identificaron el arma como una Browning M2 calibre .50, una de las más poderosas utilizadas por la infantería de Estados Unidos.

Pero no fue la única. El día del operativo, el jueves 17 de octubre, decenas de jóvenes recorrían la ciudad con fusiles de asalto AK47 y R15, además de granadas y pistolas 9 milímetros.

En estos días la atención de los medios y analistas mexicanos se concentra en la batalla de Culiacán.

Pero en realidad, el uso de armas compradas ilegalmente en Estados Unidos es frecuente entre la delincuencia organizada del país, que según especialistas han acumulado verdaderos arsenales con estas importaciones.

Emboscada Aguililla

AFP
El CJNG atacó a policías con granadas y fusiles de asalto en Aguililla, Michoacán.

Un ejemplo ocurrió el 14 de octubre, durante el enfrentamiento del Cartel Jalisco Nueva Generación con policías en Aguililla, Michoacán.

Las autoridades encontraron evidencias de que en la emboscada se utilizaron casquillos del calibre .50 como los del Barret.

Se trata de un arma, capaz de atravesar fuertes blindajes, utilizada por francotiradores de élite de las tropas estadounidenses.

Ninguna de estas armas es fabricada en México. De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la mayoría proviene de armerías en Arizona y Texas.

El destino de este mercado son bandas de delincuencia organizada, como se demostró en los ataques de Culiacán y Aguililla. Y el resultado es violencia en el país.

“La correlación entre la producción de armas en Estados Unidos y el alza de homicidios en México es muy alta”, le dice a BBC Mundo Eugenio Weigend Vargas, director asociado de la organización civil Centro para el Progreso Americano.

Bazucas, morteros, granadas

Lo que sucedió en Sinaloa y Michoacán es una muestra de la capacidad de respuesta militar que han adquirido los carteles de narcotráfico en los últimos años, coinciden especialistas.

Lanzacohetes

AFP
El CJNG usó lanzacohetes para derribar un helicóptero militar.

Las organizaciones utilizan armas de guerra en sus operaciones, no solo en la batalla contra grupos rivales sino como respuesta a las autoridades.

Por ejemplo, en 2015 el CJNG derribó un helicóptero de la Secretaría de Marina con un lanzacohetes RPG-7, de fabricación rusa. El arma entró al país por la frontera con Estados Unidos, según datos oficiales.

En 2016, tras la tercera captura de “El Chapo” Guzmán en Los Mochis, Sinaloa, la Secretaría de Marina encontró decenas de fusiles de asalto, entre ello un Barret.

Ese modelo de arma se utilizó en enero de este año en Tamaulipas durante un enfrentamiento entre los carteles del Noreste y El Golfo que causó la muerte a 21 personas, según la Fiscalía del estado.

Pero en distintos momentos las autoridades han confiscado otros artefactos de guerra.

Durante una operación contra el cartel de La Familia Michoacana, la Sedena confiscó ametralladoras SAW 5.5 con capacidad de 700 disparos. También fusiles Remington 700 utilizado para francotiradores, granadas y bazucas.

Fusil Barret

AFP
El gobierno de México ha confiscado fusiles Barret a carteles de narcotráfico.

Un informe del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados establece que el arsenal de los carteles incluye granadas de 47 milímetros, por ejemplo.

También pistolas consideradas de última generación que utilizan balas trazadoras capaces de traspasar blindajes. En México se conocen como “matapolicías”.

Al Cartel de Sinaloa se le han confiscado bazucas y morteros utilizados en el ejército estadounidense.

Algunos de estos ejemplares se exhiben en el Museo de los Enervantes en las instalaciones centrales de la Sedena, en Ciudad de México.

“Operación Frozen”

El creciente poder de fuego de los carteles de narcotráfico es uno de los problemas más graves del país reconocen autoridades.

De hecho tras la batalla en Culiacán, los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron implementar una estrategia especial en la frontera común contra el tráfico de armas.

Culiacán

AFP
En la operación de Culiacán para rescatar a Ovidio Guzmán se usaron armas de guerra.

El operativo se llama “Frozen” y según el presidente Andrés Manuel López Obrador fue parte de una conversación telefónica con Donald Trump tras la fallida operación militar en Sinaloa.

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la estrategia consiste en “sellar las fronteras”, para impedir el tráfico ilegal de armas.

La vigilancia se aplicará especialmente en cinco de los principales sitios de cruce fronterizo, donde según la Sedena se concentra el paso irregular de arsenales.

López Obrador propuso que Estados Unidos utilice más sistemas de tecnología, como rayos X o detectores de metales en sus pasos fronterizos.

Más de 200.000 armas ingresan cada año a México y el 70% proviene de armerías estadounidenses, afirma la Secretaría de la Defensa.

De acuerdo con la SRE en el 70% de los homicidios en el país se cometieron con armas de fuego. Muchas son estadounidenses.

Homicidios en México

AFP
El 70% de los homicidios en México se cometen con armas de fuego.

Las estimaciones oficiales indican que en los últimos diez años ingresaron al país unos dos millones de armas de fuego, de distintos calibres. De éstas se han confiscado 193.000 de acuerdo con la Sedena.

Con la operación “Frozen” se pretende reforzar la seguridad en las aduanas fronterizas donde, según la Auditoría Superior de la Federación (ASF) existen serios problemas.

En 29 de las 49 garitas aduanales “no existe la infraestructura necesaria para la aplicación de sistemas de Reconocimiento no intrusivo, lo que implica debilidades en la operación”.

El dato corresponde al informe de la cuenta pública presentado en 2018 por la ASF, el organismo del Congreso responsable de fiscalizar la aplicación del presupuesto.

Miedo en la frontera

Las aduanas son una de las rutas por donde llegan los arsenales a carteles y bandas de delincuencia organizada, dice Francisco Rivas, director de la organización civil Observatorio Nacional Ciudadano.

La operación la realizan redes capaces de introducir “camiones completos” con armamento, le dice Rivas a BBC Mundo.

Fusil Barret

AFP
El fusil Barret es usado por las tropas de EE.UU.

“Las aduanas son absolutamente permeables, no tenemos elementos suficientes de control y no hay decomiso suficiente de armas”.

Por ejemplo en las garitas fronterizas existen básculas que detectan el peso excesivo de los vehículos, un elemento para sospechar que lleva armamento.

Pero en muchos casos los agentes aduanales se ven obligados a permitir el paso de los camiones.

“Si detienen esos vehículos no hay la certeza de que un grupo delictivo no vaya a tomar represalias contra sus familias”.

El destino de esos cargamentos son los grandes carteles de narcotráfico, pero no es el único.

En muchos casos, las autoridades han confiscado armas provenientes de Estados Unidos a bandas más pequeñas. Un ejemplo ocurrió en el barrio de Tepito, en el centro de Ciudad de México.

La Secretaría de Marina y la Secretaría de Seguridad Ciudadana confiscaron al grupo Unión Tepito fusiles AK47, R15 y una bazuca. La operación ocurrió este martes.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.