close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Entrenadores deportivos, una estudiante, un músico, un psicólogo: ellos son las víctimas de Minatitlán

Familiares y amigos cuentan cómo eran algunas de las víctimas del ataque, y cómo serán recordados.
Cuartoscuro
22 de abril, 2019
Comparte

El asesinato de 13 personas en una fiesta de cumpleaños el pasado viernes 19 de abril no fue el primer hecho violento que sufren sus habitantes. De acuerdo con pobladores, apenas la semana pasada “remataron” a un joven en el hospital civil, antes mataron a un taxista; los comerciantes pagan derecho de piso y cada vez hay más secuestros.

Este municipio de Veracruz, con apenas 157 mil 393 habitantes, ha visto casi duplicar el número de homicidios en los últimos tres años, y aún no pueden creer lo que ocurrió el viernes: un grupo armado asesinó a hombres, mujeres y hasta un bebé de un año de edad.

Lee: Minatitlán, bajo el asedio de la violencia; homicidios crecieron 90% en tres años

Animal Político buscó a amigos y familiares de las víctimas para conocer un poco más de sus vidas. En el atentado fallecieron aficionados a deportes, muchos de ellos familiares entre sí, una estudiante, una ama de casa. Todos se encontraban celebrando el cumpleaños 52 de Fluvia en la palapa Los Potros, propiedad de Hebert, cuñado de la festejada.

 

Alfredo Meugniot Careta

En su cuenta de Facebook se nombraba “Fred”. Tenía 28 años. Era originario de San Francisco Campeche, pero siempre vivió en Minatitlán. Estudió Psicología en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UAJT) y después de un periodo largo sin empleo, apenas había conseguido trabajo en la Refinería del municipio y este 22 de abril sería su primer día.

Apenas el 6 de abril nació su primer hijo. Su esposa, Jessica, con quien tenía poco menos de un año de casado lo describía como “su complemento”. Desde niño practicaba futbol, era defensa y lo suficientemente bueno para que siempre tuviera invitaciones a partidos. Aunque era aún más talentoso para su otra afición: el póker en línea. Era jugador desde la universidad.

Sus amigos lo describen como el más desinhibido. “Podía llegar a una fiesta sin conocer a nadie y a la media hora ya platicaba con todos”, tal vez por eso, dice uno, es que aceptó la invitación a la fiesta. Él ni siquiera conocía a la festejada ni a su familia, lo había invitado un excompañero de secundaria casi en el momento. Debido al nacimiento de su bebé tenía mucho tiempo sin salir, por eso decidió ir para distraerse.

Alfredo estuvo enviando mensajes de whatsapp hasta las 8 de la noche a uno de sus amigos para tratar de convencerlo de que lo alcanzara en la fiesta, pero “la verdad no quería ir”, confiesa el joven.

 

Leobardo Salinas Jiménez

Tenía 32 años y desde la preparatoria jugaba handball. Cada fin de semana asistía al Club Leones Handball y apenas en marzo se unió al equipo oficial para competir contra la selección de Veracruz. Jugaba de centro y siempre se destacó, “cada que tiraba era un balón casi seguro para gol”, dice uno de sus compañeros.

Por eso es que varias veces fue seleccionado estatal en diferentes categorías para representar a Veracruz en torneos nacionales. Su pasión por el deporte también le alcanzaba para entrenar a jóvenes de entre 15 y 19 años, quienes lo admiraban.

Lee: Arranque de 2019, el más violento del que haya registro: 8,493 personas asesinadas

Era trabajador eventual en Pemex y estaba casado. Su hijo mayor tiene 8 años y la menor, 2 años de edad. Los integrantes del club de Handball están consternados por la pérdida y planean hacer un torneo en su honor, porque esa, dicen, es la mejor manera de recordarlo.

Lo despidieron con una publicación en la página de Facebook con su fotografía donde se le ve con el balón en la mano, a punto de lanzarlo, sin ningún rival al acecho. Corpulento de piernas fuertes, usaba una playera blanca con el número 23.

Estaba en la fiesta festejando a Fluvia, su tía.

 

Irma Barrera Álvarez

Era era ama de casa y aunque nació en Guerrero, llegó a Minatitlán desde muy pequeña. Ahí conoció a Marco Aurelio, se hicieron novios desde la primaria y se casaron. Tenía 45 años, pero aparentaba menos edad porque iba al gimnasio y siempre cuidó su apariencia, dicen sus conocidos. De cabello negro hasta la cintura, piel morena y ojos grandes, se veía apenas mayor que su hija Thalía de 18 años, por eso en las fotografías que posaban juntas ella decía que se veían “como dos gotas de agua”.

Quienes la conocieron la describen como una mujer “reservada, amable, educada”.

Su hijo mayor, Marcos, de 24 años estaba con ella en la fiesta y sobrevivió, aunque se encuentra grave en el hospital desde la noche del atentado. El joven también jugaba beisbol, como su padre, quien también es trabajador de Pemex y fue delegado ante el sindicato.

El joven estudia en el Tecnológico de Minatitlán y trabaja como bailarín en fiestas de 15 años, por eso todos lo conocen. Es tan querido que en las estéticas de la zona ofrecieron cortes de cabello gratis a cambio de donar sangre para él.

Te puede interesar: El Sabueso: AMLO presumió baja en inseguridad, pero los datos lo desmienten

César Hernández Barrera

Tenía 45 años y desde hacía 15 trabajaba como eventual en Petróleos Mexicanos. Estaba casado con Nancy y recién habían festejado el primer cumpleaños de Santiago, el más pequeño de las víctimas en el atentado.

Era jugador de beisbol y entrenaba al equipo Marlins en la categoría Poly. Quienes lo conocieron lo describen como “dicharachero, amable y buena persona”. Este domingo, sus compañeros y familiares hicieron un homenaje de cuerpo presente en el estadio de beisbol Beto Ávila. Él y su pequeño hijo fueron despedidos entre porras y aplausos.

 

Santiago Hernández

Las fotos del pequeño ataviado sólo con un pañal tejido de hilo color beige y un gorro verde que circulan en redes sociales son de la página de Facebook de Nancy, su madre. Apenas el 21 de marzo la había puesto como imagen de portada. En otra de las imágenes el bebé sonríe y juguetea con los collares de colores que trae puesto. Detrás de él, un letrero de globos dorados anunciando el 2019. Esa imagen fue publicada el 1 de enero.

Nancy, la madre, sobrevivió a los disparos, pero se encuentra internada en el hospital.

 

Hebert Reyes Martínez

En este abril había cumplido 43 años de edad y apenas se sobreponía de la muerte de su madre en diciembre pasado. Desde hacía 20 años trabajaba en el Complejo petroquímico de Cosoleacaque, ubicado en carretera transístmica de Minatitlán y fue ascendiendo hasta llegar a supervisor de área del departamento de fogoneros.

Tenía más de 20 años de casado y cinco hijos. Era aficionado al beisbol y jugó en el equipo Los Potros. También le gustaba bailar, “nunca podía faltar a las fiestas”, dice una persona allegada a la familia. Sólo de escuchar las estrofas de “Saca la cabecita”, del grupo “Jimmy y sus teclados”, enseguida se ponía a bailar; era su canción preferida.

Era dueño de la Palapa Los Potros, donde se realizaba el cumpleaños de Fluvia, su cuñada. No era un salón de fiestas, sino un espacio que utilizaba sólo para reuniones familiares. “No se la rentaba a extraños”, porque ahí vivían también otros de sus familiares, era casa particular, dice una de sus conocidas.

 

Patricia Cabrera Ramos

Era estudiante de octavo semestre de la licenciatura en Nutrición en la Universidad del Valle de México, campus Puebla. La escuela emitió un comunicado en el que “lamenta y condena estos actos de violencia e insta a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a esclarecer y castigar a los responsables, así como de garantizar la seguridad en el país”.

 

Julio César González Reyna (Becky)

Mujer transexual dueña del bar gay “La eskina del chkl”. Era una de las invitadas a la fiesta de cumpleaños. Según la versión oficial emitida por la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, los sujetos que atentaron contra los asistentes, llegaron preguntando por ella. Este domingo se realizaron sus funerales.

 

Lee: Nuevo récord de violencia en enero: 2 mil 928 homicidios y 164 víctimas de secuestro

Juan René López Velázquez

Era integrante de la sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). En 2016 consiguió la posición de secretario de Ajustes Talleres “Refinería General Lázaro Cárdenas”, de Minatitlán, durante la gestión de

Jorge Wade González, como secretario general de la sección.

En el LXXXII aniversario del sindicato en 2017 fue uno de los oradores principales. Ante unos 600 trabajadores, según reportes periodísticos, dijo que “los petroleros de Minatitlán nos sentimos correspondidos por los logros alcanzados por nuestra dirigencia y refrendamos el histórico compromiso con Petróleos Mexicanos como empresa productiva y subsidiaria del Estado, ya que un sindicato fuerte y unido se traduce no solo en beneficios para sus trabajadores sino también se convierte en un Pemex más eficiente y productivo”.

 

Raúl Palacios Vasconcelos

Era músico, integrante de grupo de cumbia de Minatitlán. Otro integrante del grupo había sido contratado para el festejo de ese viernes 19 de abril, pero no pudo ir, por eso pidió a Raúl que lo supliera.

Su grupo tenía programada otra presentación este sábado, pero la cancelaron por miedo tras lo sucedido.

Felicitas Cabrera Gil, Ana María Santos Hernández y Julio César Vázquez López también fueron asesinados durante el atentado, pero no se ha podido contactar con sus familiares o amigos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Guardería ABC: los padres que aún buscan justicia 10 años después de la tragedia que dejó 49 niños muertos

A una década del incendio en la guardería ABC de Hermosillo, México, la madre del niño Andrés Alonso resume lo que siente con una palabra: "Cansancio". Y es que ninguna persona se encuentra en prisión por lo sucedido.
5 de junio, 2019
Comparte

“Cansancio” es la palabra que Patricia Duarte usa para describir lo que siente.

Este miércoles se cumple una década del incendio en la guardería ABC de la ciudad mexicana de Hermosillo, en el que murieron 49 niños y un centenar resultaron heridos, muchos de ellos con graves quemaduras.

“En la cuestión emocional sigue siendo muy cansado, muy pesado. Sigue doliendo mucho y eso no va a cambiar. Es un dolor para toda la vida, solo que aprendes a sobrellevarlo”, expresa a BBC Mundo Duarte, quien perdió en la tragedia a su hijo único, Andrés Alonso.

“Era un niño muy feliz, muy inteligente, muy amado. Lo sigue siendo”, dice sobre su pequeño.

“Nuestra vida era para él, todo era para él. Y de repente te quedas con los brazos vacíos. Eso a nosotros como matrimonios nos llevó a tener muchos problemas emocionales, en la salud emocional y física. Todavía seguimos con secuelas respecto a esto”, añade.

Una muñeca con un cartel que dice "Justicia ABC"

Getty Images
Los padres exigen que se castigue a los responsables y que haya aplicación de la ley “5 de junio”.

Para los padres de las víctimas, la llegada de López Obrador al gobierno ha significado una posibilidad de que puedan obtener la justicia que piden, pero Duarte dice que hasta ahora no ha habido respuestas.

“Están callados, no hay nada que nos digan. Lo que hemos sentido es que le están restando importancia al caso de la guardería ABC”, señala.

BBC Mundo contactó a la Secretaría de Gobernación para buscar un comentario, pero no hubo respuesta este martes.

Duarte enfatiza que el reclamo de justicia sigue siendo “que paguen los responsables”, que haya “garantía de no repetición” de un caso así; la aplicación de la ley “5 de junio” sobre regulación de guarderías y estancias infantiles, y la “reparación integral del daño” a las víctimas.

“Se terminaron los sueños de mi hijo y los sueños de nosotros con él. Es algo que jamás jamás se va a poder reparar. Y eso es lo que debería tener muy claro el gobierno”, dice Duarte.

Sin sentencia definitiva

En los diez años transcurridos la justicia mexicana no ha dictado una sentencia definitiva en contra de los responsables de la tragedia.

Todos los involucrados en procesos judiciales, tanto los responsables del centro como los funcionarios públicos vinculados al caso, se encuentran en libertad.

“En cuestión de justicia, es demasiado tiempo. Son 10 años. Seguimos todavía empujando como padres para que llegue la justicia. Las autoridades todavía siguen siendo indiferentes, omisas, no resuelven”, dice Duarte.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tiene en su lista de pendientes una resolución sobre las sentencias emitidas por jueces y tribunales inferiores.

Ministros de la Suprema Corte

Getty Images
El ministro Jorge Pardo (derecha) tiene a su cargo el dictamen que habrá de considerar la Suprema Corte sobre el caso “ABC”.

Y aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en abril pasado que su gobierno haría justicia, el mandatario no ha abierto un espacio para recibir a los padres de las víctimas.

“No hemos tenido respuesta a la fecha (a la petición de audiencia). Tampoco hemos recibido noticias de lo que se está haciendo por iniciativa de López Obrador”, dice Duarte.

BBC Mundo contactó a la Presidencia de México para obtener comentarios sobre el caso de la Guardería ABC, pero no obtuvo respuesta.

¿Cómo se inició el incendio?

El 5 de junio de 2009 en la guardería ABC de Hermosillo, la capital de Sonora (norte de México), había decenas de menores de entre 5 meses y 5 años de edad.

El centro infantil privado, financiado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del gobierno federal, tenía una matrícula de 176 menores que estaban a cargo de una plantilla de 41 empleados.

El edificio estaba habilitado en una de varias naves industriales ubicadas en el sur de la ciudad.

A un costado de la guardería, literalmente pared contra pared, había una bodega de archivos de la Secretaría de Hacienda del gobierno de Sonora.

Eran poco antes de las 3 de la tarde cuando se desató un incendio en esa bodega, el cual se alimentó de las toneladas de papel almacenado, así como de materiales inflamables y tóxicos (como un aislamiento de espuma de poliuretano), según una investigación de la Suprema Corte llevada a cabo en 2009.

La guardería y la bodega estaban conectadas en el techo, lo que llevó rápidamente el fuego y el humo tóxico hacia las distintas áreas en donde estaban los niños.

“El incendio progresó en condiciones de combustión súbita generalizada (flashover), con lo cual se vinieron abajo tanto las losetas del cielo raso de las salas, como el toldo plástico que había comenzado a arder —lo que fue descrito por los testigos como una lluvia de fuego—, de manera que en poco tiempo las instalaciones se llenaron de calor y de humo denso y tóxico”, describe el informe de la SCJN.

La hora de la siesta

Cuando se inició el incendio, los niños se encontraban en la hora de la siesta.

Una parte del personal de cuidados había concluido su horario a las 2:45 de la tarde, mientras que otros estaban en su hora de comida.

Las investigaciones determinaron que en el momento en el que se inició la emergencia solo había 14 empleados a cargo del cuidado de los niños.

Hubo un llamado de alerta para que los empleados que estaban en su descanso ayudaran en la evacuación, pero había entre 8 y 10 niños para auxiliar por cada adulto, según la SCJN.

“Las maestras jamás habían realizado un simulacro a la hora en que los niños dormían, de manera que no estaban capacitadas para enfrentar una situación de la magnitud que se vivía”, dice la investigación.

Los bomberos llegaron 9 minutos después de la primera llamada.

Los vecinos y personas en que se encontraban en los alrededores del centro empezaron a abrir boquetes en las paredes -incluso con vehículos- ya que no había salidas de emergencia suficientes, y las que había estaban inhabilitadas.

Una protesta por el caso de la guardería ABC

Getty Images
En total 25 niñas y 24 niños murieron, pero 104 más tuvieron algún tipo de herida, incluidas quemaduras.

La investigación indica que la evacuación de los niños se prolongó a lo largo de 30 minutos.

El “caos” marcó las labores de rescate y las autoridades se vieron “rebasadas” por la emergencia.

Responsables

Las investigaciones se centró en deslindar responsabilidades sobre el origen del fuego -si fue accidental o provocado-, las condiciones de la guardería, los permisos otorgados, el financiamiento y la supervisión.

A lo largo de estos 10 años, los dueños de la guardería y varios funcionarios públicos fueron procesados. Un total de 22 personas fueron llevadas ante los tribunales y 19 recibieron condenas de prisión.

Ningún funcionario de alto nivel fue responsabilizado por lo sucedido.

Margarita Zavala y Felipe Calderón

Getty Images
Una de las copropietarias de la guardería “ABC” era pariente de Margarita Zavala, la entonces esposa del presidente Felipe Calderón (2006-2012).

Las 19 personas, la mayoría encargadas del cuidado de los niños, fueron sentenciadas a diversas penas de cárcel, todas menores a 30 años.

Varios de ellos fueron procesados por “homicidio culposo” que, al no tratarse de un cargo por una acción intencional sino de omisión, ha sido combatido en tribunales con apelaciones.

A 10 años de la incendio no hay ninguna persona en la cárcel de las que fueron procesadas.

El mes pasado, los padres fueron notificados por la Fiscalía General de la República que se daría por concluida la investigación sobre si el incendio fue intencional por falta de pruebas.

Este martes, el Instituto Mexicano del Seguro Social anunció que presentó una denuncia contra el entonces gobernador de Sonora, Eduardo Bours, por las omisiones en el sistema de Protección Civil a su cargo.

Una década después de la tragedia, Patricia Duarte y muchos otros padres de los menores fallecidos creen que no se ha hecho justicia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU

https://www.youtube.com/watch?v=gFkihTytGRU

https://www.youtube.com/watch?v=hku5Xj6pr-M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.