Entrenadores deportivos, una estudiante, un músico, un psicólogo: ellos son las víctimas de Minatitlán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Entrenadores deportivos, una estudiante, un músico, un psicólogo: ellos son las víctimas de Minatitlán

Familiares y amigos cuentan cómo eran algunas de las víctimas del ataque, y cómo serán recordados.
Cuartoscuro
22 de abril, 2019
Comparte

El asesinato de 13 personas en una fiesta de cumpleaños el pasado viernes 19 de abril no fue el primer hecho violento que sufren sus habitantes. De acuerdo con pobladores, apenas la semana pasada “remataron” a un joven en el hospital civil, antes mataron a un taxista; los comerciantes pagan derecho de piso y cada vez hay más secuestros.

Este municipio de Veracruz, con apenas 157 mil 393 habitantes, ha visto casi duplicar el número de homicidios en los últimos tres años, y aún no pueden creer lo que ocurrió el viernes: un grupo armado asesinó a hombres, mujeres y hasta un bebé de un año de edad.

Lee: Minatitlán, bajo el asedio de la violencia; homicidios crecieron 90% en tres años

Animal Político buscó a amigos y familiares de las víctimas para conocer un poco más de sus vidas. En el atentado fallecieron aficionados a deportes, muchos de ellos familiares entre sí, una estudiante, una ama de casa. Todos se encontraban celebrando el cumpleaños 52 de Fluvia en la palapa Los Potros, propiedad de Hebert, cuñado de la festejada.

 

Alfredo Meugniot Careta

En su cuenta de Facebook se nombraba “Fred”. Tenía 28 años. Era originario de San Francisco Campeche, pero siempre vivió en Minatitlán. Estudió Psicología en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UAJT) y después de un periodo largo sin empleo, apenas había conseguido trabajo en la Refinería del municipio y este 22 de abril sería su primer día.

Apenas el 6 de abril nació su primer hijo. Su esposa, Jessica, con quien tenía poco menos de un año de casado lo describía como “su complemento”. Desde niño practicaba futbol, era defensa y lo suficientemente bueno para que siempre tuviera invitaciones a partidos. Aunque era aún más talentoso para su otra afición: el póker en línea. Era jugador desde la universidad.

Sus amigos lo describen como el más desinhibido. “Podía llegar a una fiesta sin conocer a nadie y a la media hora ya platicaba con todos”, tal vez por eso, dice uno, es que aceptó la invitación a la fiesta. Él ni siquiera conocía a la festejada ni a su familia, lo había invitado un excompañero de secundaria casi en el momento. Debido al nacimiento de su bebé tenía mucho tiempo sin salir, por eso decidió ir para distraerse.

Alfredo estuvo enviando mensajes de whatsapp hasta las 8 de la noche a uno de sus amigos para tratar de convencerlo de que lo alcanzara en la fiesta, pero “la verdad no quería ir”, confiesa el joven.

 

Leobardo Salinas Jiménez

Tenía 32 años y desde la preparatoria jugaba handball. Cada fin de semana asistía al Club Leones Handball y apenas en marzo se unió al equipo oficial para competir contra la selección de Veracruz. Jugaba de centro y siempre se destacó, “cada que tiraba era un balón casi seguro para gol”, dice uno de sus compañeros.

Por eso es que varias veces fue seleccionado estatal en diferentes categorías para representar a Veracruz en torneos nacionales. Su pasión por el deporte también le alcanzaba para entrenar a jóvenes de entre 15 y 19 años, quienes lo admiraban.

Lee: Arranque de 2019, el más violento del que haya registro: 8,493 personas asesinadas

Era trabajador eventual en Pemex y estaba casado. Su hijo mayor tiene 8 años y la menor, 2 años de edad. Los integrantes del club de Handball están consternados por la pérdida y planean hacer un torneo en su honor, porque esa, dicen, es la mejor manera de recordarlo.

Lo despidieron con una publicación en la página de Facebook con su fotografía donde se le ve con el balón en la mano, a punto de lanzarlo, sin ningún rival al acecho. Corpulento de piernas fuertes, usaba una playera blanca con el número 23.

Estaba en la fiesta festejando a Fluvia, su tía.

 

Irma Barrera Álvarez

Era era ama de casa y aunque nació en Guerrero, llegó a Minatitlán desde muy pequeña. Ahí conoció a Marco Aurelio, se hicieron novios desde la primaria y se casaron. Tenía 45 años, pero aparentaba menos edad porque iba al gimnasio y siempre cuidó su apariencia, dicen sus conocidos. De cabello negro hasta la cintura, piel morena y ojos grandes, se veía apenas mayor que su hija Thalía de 18 años, por eso en las fotografías que posaban juntas ella decía que se veían “como dos gotas de agua”.

Quienes la conocieron la describen como una mujer “reservada, amable, educada”.

Su hijo mayor, Marcos, de 24 años estaba con ella en la fiesta y sobrevivió, aunque se encuentra grave en el hospital desde la noche del atentado. El joven también jugaba beisbol, como su padre, quien también es trabajador de Pemex y fue delegado ante el sindicato.

El joven estudia en el Tecnológico de Minatitlán y trabaja como bailarín en fiestas de 15 años, por eso todos lo conocen. Es tan querido que en las estéticas de la zona ofrecieron cortes de cabello gratis a cambio de donar sangre para él.

Te puede interesar: El Sabueso: AMLO presumió baja en inseguridad, pero los datos lo desmienten

César Hernández Barrera

Tenía 45 años y desde hacía 15 trabajaba como eventual en Petróleos Mexicanos. Estaba casado con Nancy y recién habían festejado el primer cumpleaños de Santiago, el más pequeño de las víctimas en el atentado.

Era jugador de beisbol y entrenaba al equipo Marlins en la categoría Poly. Quienes lo conocieron lo describen como “dicharachero, amable y buena persona”. Este domingo, sus compañeros y familiares hicieron un homenaje de cuerpo presente en el estadio de beisbol Beto Ávila. Él y su pequeño hijo fueron despedidos entre porras y aplausos.

 

Santiago Hernández

Las fotos del pequeño ataviado sólo con un pañal tejido de hilo color beige y un gorro verde que circulan en redes sociales son de la página de Facebook de Nancy, su madre. Apenas el 21 de marzo la había puesto como imagen de portada. En otra de las imágenes el bebé sonríe y juguetea con los collares de colores que trae puesto. Detrás de él, un letrero de globos dorados anunciando el 2019. Esa imagen fue publicada el 1 de enero.

Nancy, la madre, sobrevivió a los disparos, pero se encuentra internada en el hospital.

 

Hebert Reyes Martínez

En este abril había cumplido 43 años de edad y apenas se sobreponía de la muerte de su madre en diciembre pasado. Desde hacía 20 años trabajaba en el Complejo petroquímico de Cosoleacaque, ubicado en carretera transístmica de Minatitlán y fue ascendiendo hasta llegar a supervisor de área del departamento de fogoneros.

Tenía más de 20 años de casado y cinco hijos. Era aficionado al beisbol y jugó en el equipo Los Potros. También le gustaba bailar, “nunca podía faltar a las fiestas”, dice una persona allegada a la familia. Sólo de escuchar las estrofas de “Saca la cabecita”, del grupo “Jimmy y sus teclados”, enseguida se ponía a bailar; era su canción preferida.

Era dueño de la Palapa Los Potros, donde se realizaba el cumpleaños de Fluvia, su cuñada. No era un salón de fiestas, sino un espacio que utilizaba sólo para reuniones familiares. “No se la rentaba a extraños”, porque ahí vivían también otros de sus familiares, era casa particular, dice una de sus conocidas.

 

Patricia Cabrera Ramos

Era estudiante de octavo semestre de la licenciatura en Nutrición en la Universidad del Valle de México, campus Puebla. La escuela emitió un comunicado en el que “lamenta y condena estos actos de violencia e insta a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a esclarecer y castigar a los responsables, así como de garantizar la seguridad en el país”.

 

Julio César González Reyna (Becky)

Mujer transexual dueña del bar gay “La eskina del chkl”. Era una de las invitadas a la fiesta de cumpleaños. Según la versión oficial emitida por la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, los sujetos que atentaron contra los asistentes, llegaron preguntando por ella. Este domingo se realizaron sus funerales.

 

Lee: Nuevo récord de violencia en enero: 2 mil 928 homicidios y 164 víctimas de secuestro

Juan René López Velázquez

Era integrante de la sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). En 2016 consiguió la posición de secretario de Ajustes Talleres “Refinería General Lázaro Cárdenas”, de Minatitlán, durante la gestión de

Jorge Wade González, como secretario general de la sección.

En el LXXXII aniversario del sindicato en 2017 fue uno de los oradores principales. Ante unos 600 trabajadores, según reportes periodísticos, dijo que “los petroleros de Minatitlán nos sentimos correspondidos por los logros alcanzados por nuestra dirigencia y refrendamos el histórico compromiso con Petróleos Mexicanos como empresa productiva y subsidiaria del Estado, ya que un sindicato fuerte y unido se traduce no solo en beneficios para sus trabajadores sino también se convierte en un Pemex más eficiente y productivo”.

 

Raúl Palacios Vasconcelos

Era músico, integrante de grupo de cumbia de Minatitlán. Otro integrante del grupo había sido contratado para el festejo de ese viernes 19 de abril, pero no pudo ir, por eso pidió a Raúl que lo supliera.

Su grupo tenía programada otra presentación este sábado, pero la cancelaron por miedo tras lo sucedido.

Felicitas Cabrera Gil, Ana María Santos Hernández y Julio César Vázquez López también fueron asesinados durante el atentado, pero no se ha podido contactar con sus familiares o amigos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muere Ruth Bader Ginsburg: quién fue y por qué es pionera de la igualdad de género

Conocida por sus iniciales, RGB, la jueza Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años luego de dos décadas de padecer cáncer. Su vida y decisiones la convirtieron en un pilar de la política liberal de Estados Unidos.
18 de septiembre, 2020
Comparte

La segunda mujer en ocupar el cargo de jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos falleció este viernes.

Ruth Bader Ginsburg murió a la edad 87 años en su casa de Washington D. C. luego de una batalla de dos décadas contra el cáncer.

Para el ala más liberal del país, la noticia es devastadora, pues RGB, como era conocida, era un ícono del pensamiento más progresista de Estados Unidos.

Y su fallecimiento abre la posibilidad al presidente Donald Trump de nombrar un reemplazo y reforzar la mayoría conservadora de 5 a 4 que hasta ahora había en la Corte Suprema.

Los miembros de la Corte Suprema de EE.UU.

Reuters
En la Corte Suprema hay una mayoría de jueces conservadores en la actualidad.

Sobre Ginsburg se han hecho libros y películas biográficas y su imagen aparece en camisetas y tazas de café hasta disfraces de Halloween.

“Creo que personas de todas las edades están emocionadas de ver a una mujer en la vida pública que ha demostrado que, incluso a los 85 años, puede ser inquebrantable en su compromiso con la igualdad y la justicia”, dijo hace un par de años Irin Carmon, una de las autoras de Notorious RBG, un libro sobre la vida de la jueza.

Famosa por su diminuta estatura, su actitud seria y sus largas pausas en las conversaciones, de ella se decía que no tenía paciencia para hablar de tonterías.

Pero ¿cómo pasó RBG a convertirse en un símbolo?

Feminismo y leyes

Joan Ruth Bader nació en el barrio de Flatbush en Brooklyn, Nueva York, en 1933, de padres inmigrantes judíos.

Después de graduarse de la Universidad de Cornell en 1954, se casó con Marty Ginsburg y poco después, tuvo su primer hijo.

Mientras Ginsburg estaba embarazada, fue “descendida” en su trabajo en una oficina de seguridad social (la discriminación contra las mujeres embarazadas aún era legal en la década de 1950) y esa experiencia la llevó a ocultar su segundo embarazo años más tarde.

Ginsburg in 1977

Bettmann
Ginsburg en 1977.

En 1956, se convirtió en una de las nueve mujeres que se inscribieron en la Escuela de Derecho de Harvard, en la que el decano obligó a sus estudiantes a decirle cómo podían justificar que ocuparan el lugar de un hombre en su escuela.

Más tarde se trasladó a la Escuela de Derecho de Columbia, en Nueva York, y se convirtió en la primera mujer en trabajar en las revisiones de leyes de ambos colegios.

Sin embargo, pese a haberse graduado en esas universidades, Ginsburg batalló por encontrar trabajo.

Finalmente, se convirtió en profesora en la Universidad Rutgers en 1963, donde enseñó algunas de las primeras clases de mujeres y Derecho, y fue cofundadora del Proyecto de Derechos de la Mujer en la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

RBG

AFP
Los guantes de seda eran uno de los elementos distintivos de RBG.

En 1973, se convirtió en la asesora general de esa última organización, lo que dio inicio a una era prolífica para argumentar casos de discriminación de género, seis de los cuales la llevaron ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Ganó cinco de ellos, incluido el de un hombre que reclamaba la pensión de su esposa fallecida después del parto.

También fue durante este tiempo cuando discutió en nombre de una capitana de la Fuerza Aérea que había quedado embarazada y a quien le pedían que abortara al bebé para que no perdiera su trabajo.

rbg

Getty Images
RBG con una bolsa con su imagen.

En 1973, el caso Roe vs. Wade decidió la legalización del aborto, pero Ginsburg notó que, dado que el fallo dependía del derecho a la privacidad y no del de la protección igualitaria, estaba abierto a un ataque legal.

“La Corte se aventuró demasiado lejos en el cambio que ordenó y presentó una justificación incompleta de su acción”, contó en una conferencia de 1984.

La segunda mujer en la Corte Suprema

En 1980, el presidente Jimmy Carter nominó a Ginsburg a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

Se ganó una reputación de centrista, votando con los conservadores muchas veces.

Por ejemplo, cuando rechazó de escuchar el caso de discriminación de un soldado que dijo que había sido dado de baja de la Armada por ser gay.

Justice Ginsburg is sworn in, with her husband Martin holding the bible

Mark Reinstein
Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993.

El presidente Bill Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993, después de una prolongada búsqueda.

Ginsburg se convirtió en la segunda mujer en ser juez del más alto tribunal de Estados Unidos.

La disidente ardiente

Uno de sus casos más importantes y tempranos en la Corte fue el llamado Estados Unidos vs. Virginia, que anuló la política de admisión de solo hombres en el Instituto Militar de Virginia.

Al explicar su decisión, Ginsburg alegó que ninguna ley o política debería negar a las mujeres “la plena ciudadanía, la misma oportunidad de aspirar, lograr, participar y contribuir a la sociedad en función de sus talentos y capacidades individuales”.

Ruth Bader Ginsburg

AFP
RBG se negó reiteradamente al retiro.

A medida que la Corte se ha vuelto más conservadora, Ginsburg movió cada vez más hacia la izquierda y se hizo famosa por sus ardientes disensiones del resto de los jueces.

Ha sido una posición que la volvió tan conocida que una joven estudiante de Derecho llamada Shana Knizhnik creó una cuenta en Tumblr dedicada a Ginsburg llamada Notorious RBG, una referencia al difunto rapero The Notorious BIG.

La cuenta reintrodujo a Ginsburg a una nueva generación de jóvenes feministas y se hizo tan popular que Knizhnik y su coautora Carmon convirtieron el blog en un libro del mismo nombre, que devino un éxito de ventas.

“Creo que en realidad es algo que Ginsburg realmente ha disfrutado en estos últimos años”, opinó Schiff Berman, quien trabajara para la jueza.

“Para ella es muy emocionante sentir que su legado puede inspirar a una nueva generación de mujeres, jóvenes en particular “, agregó.

Un icono pop

Muchos aspectos de la vida de Ginsburg se han convertido en un tema de fascinación en internet. RGB ha sido celebrada por su estilo de moda, desde su afición por los guantes de encaje hasta sus elaborados jabots, los cuellos que lleva sobre sus túnicas, o su famoso “collar disidente”.

Sin embargo, la jueza no fue inmune a la crítica… ni al error.

RBG

AFP
Los jabots sobre la túnica fueron otro de los elementos que popularizó RBG.

Durante las elecciones de 2016, llamó “farsante” al entonces candidato Donald Trump y dijo que no podía imaginar un mundo con él como presidente de Estados Unidos.

“Dice lo que se le ocurra en el momento. Realmente es un egocéntrico”, le dijo a CNN.

Sus declaraciones fueron criticadas tanto por la derecha como por la izquierda, que alegaron que esos comentarios podrían socavar su imparcialidad y autoridad de la corte.

RGB finalmente se disculpó.

Negativa de retiro

Durante los dos mandatos del presidente Barack Obama, algunos expertos se preguntaron en voz alta si no era hora de que Ginsburg se retirara en ese momento, con un demócrata en el cargo, lo que permitiría el paso de otro juez liberal para la corte.

Pero esos llamados fueron recibidos por Ginsburg con cierta irritación.

“Muchas personas me han preguntado: ‘¿Cuándo va a renunciar?’, pero mientras pueda seguir haciendo mi trabajo a todo vapor, seguiré aquí”, dijo en una entrevista.

Su muerte abre la posibilidad al presidente Trump de nombrar a un conservador más en el máximo tribunal de Estados Unidos.

*Este artículo es una versión de un perfil publicado originalmente en BBC Mundo en noviembre de 2018 y fue actualizado con la noticia su fallecimiento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.