Ciencia ficción y los mundos femeninos, pilares de la obra de la escritora Rosa Montero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ciencia ficción y los mundos femeninos, pilares de la obra de la escritora Rosa Montero

Como periodista y escritora, Rosa Montero siempre se ha interesado por explorar y visibilizar los mundos -interior y exterior- femeninos.
28 de abril, 2019
Comparte

Rosa Montero es una mujer que puede navegar en las aguas del periodismo, la novela y el ensayo sin perder el rumbo ni confundir los propósitos de cada uno de estos géneros.

“Es como hablar varios idiomas. Paso de uno a otro sabiendo muy bien cuáles son los límites”, dice la escritora y periodista española que puede -y sabe- hacer ciencia ficción y, al mismo tiempo, columnas periodísticas de una claridad que se agradece.

En el terreno de la literatura, esta escritora española ha dedicado buena parte de su obra a explorar temas tan fundamentales como el amor, la muerte, la memoria y el olvido, y una de sus herramientas preferidas para hacerlo ha sido la ciencia ficción, género al que es asidua desde pequeña.

Le fascina porque, dice, “la ciencia ficción es poderosísima para hablar de la condición humana”.

Más allá de avances tecnológicos, planetas hipotéticos o temas esotéricos que parecen de otro mundo, “la ciencia ficción es una herramienta maravillosa para hacer leyendas, metáforas, símbolos que explican nuestra vida y quiénes somos”, dice la creadora de uno de los personajes sci-fi más humanos de la literatura española: la detective tecnohumana Bruna Husky.

Aunque no tiene una pizca de biográfico, Bruna es el personaje más cercano y querido de Rosa Montero. Quizá por ello ha dedicado tres libros a explorar sus mundos: Lágrimas en la lluvia, El peso del corazón y, el más reciente, Los tiempos del odio, editado por Seix Barral (2019).

Con toda la invención que permite este género, Rosa Montero está convencida de que la realidad siempre, siempre, supera a la ficción.

La mamá de Bruna Husky recuerda cuando, en uno de sus libros, creó dos sociedades hiperreligiosas, fanáticas y esclavizantes que orbitaban la Tierra.

“Cuando escribí eso, hace 10 años, intenté crear la sociedad más horrible que se me pudiera ocurrir. Tres años después apareció el ISIS (el Estado Islámico) y es mucho peor de lo que yo pude imaginar”, explica convencida.

Más allá de la ciencia ficción: los mundos femeninos

Como periodista y escritora, Rosa Montero siempre se ha interesado por explorar y visibilizar los mundos -interior y exterior- femeninos.

En 1995, cuando la discusión feminista solo existía en círculos pequeños y no a nivel masivo como en la actualidad, escribió Historias de mujeres, un libro con 15 perfiles de personajes muy diferentes entre sí, desde Agatha Christie y Simone de Beauvoir, hasta Irene de Constantinopla -“la madre que cegó a su hijo para que no le arrebatara el trono”- y la antropóloga Margaret Mead.

Veinticuatro años después, Montero completó esta publicación con 90 pequeños perfiles con el objetivo de “atisbar la compleja riqueza de la aportación femenina a la vida común”.

A pesar de escribir sobre mundos femeninos, Rosa Montero nunca había escrito sobre sí misma sino hasta 2013, cuando publicó La ridícula idea de no volver a verte, un libro que enlaza la historia de Marie Curie con la propia a través de una experiencia trágica y dolorosa: la muerte de sus parejas, Pierre y Pablo.

Feminismo y la participación de hombres y mujeres 

Con el auge de la discusión actual sobre feminismo y el movimiento #MeToo a nivel mundial, Rosa Montero está convencida de que la participación de los hombres en la conversación es fundamental.

“Lo que yo pido es que los hombres no den un paso atrás, que no se callen. Lo que pido es que hablen, analicen; que hagan ese autoanálisis que estamos haciendo las mujeres desde hace un montón de décadas sobre lo que queremos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo una reunión familiar terminó con 41 contagiados de COVID-19 en apenas 16 días

Un caso en Estados Unidos muestra cómo una reunión familiar puede provocar una cadena de contagios extensa y, para algunos, peligrosa.
7 de agosto, 2020
Comparte

¿Cuán lejos puede llegar el contagio provocado por el nuevo coronavirus?

Tras varios meses de pandemia de covid-19 ya todos sabemos que uno de los eventos en los que más se propaga el virus son las concentraciones de personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluso actualizó sus recomendaciones a fines de mayo en relación a eventos masivos, sugiriendo que, por ejemplo, se realicen al aire libre en vez de en sitios cerrados, que se mantenga el distanciamiento social y que se escalonen los horarios de llegada y salida de los asistentes.

Varios países que siguen estas sugerencias todavía mantienen restricciones sobre la realización de reuniones de varias decenas de personas.

Pero si crees que el peligro de los contagios solo está en los eventos masivos, puede que la siguiente visualización te haga pensar diferente.

Visualización de la cadena de transmisión del virus en un caso testigo.

BBC

Un caso testigo

El esquema que acabas de ver pertenece a un caso testigo que informó el Departamento de Salud del condado de Catawba, en el centro oeste de Carolina del Norte (EE.UU.), a principios de julio.

En la imagen se muestra que recientemente dos decenas de personas mantuvieron una reunión familiar.

Fuentes de la autoridad de salud local no especificaron ni fecha ni el total exacto de los asistentes del encuentro “para preservar la privacidad de los individuos”, dijeron a BBC Mundo. Lo mismo sucede con otros datos en la cadena de contagios.

Quienes participaron de la reunión original no usaron mascarilla y no respetaron el distanciamiento físico.

El resultado de este encuentro familiar fue que 14 personas dieron positivo de COVID-19.

Sin embargo, antes de saber que estaban contagiados ni mostrar síntomas de la enfermedad, las personas continuaron con su vida diaria normal, por ejemplo, ir a trabajar o de paseo a la playa con otras familias.

Esto se tradujo en una cadena de contactos de persona a persona que terminó con el contagio de COVID-19 en 41 individuos de nueve familias diferentes y ocho lugares de trabajo distintos, detallan las autoridades del condado de Catawba.

Gráfico circular de los contagiados en distintas fases.

BBC

Entre los contagiados hay 31 adultos, seis niños y cuatro adultos mayores.

El Departamento de Salud de Catawba informó que 14 personas se contagiaron en la primera fase, es decir en la reunión familiar, 18 lo hicieron en una segunda, que incluyen compañeros de trabajo y pacientes de un centro hospitalario, ocho en una tercera y uno en una cuarta etapa.

Uno de los menores, de 9 años, transmitió la enfermedad a dos de sus abuelos, convirtiéndolos en pacientes de riesgo porque son mayores de 65 años.

Todos estos contagios sucedieron en un período de 16 días.

“Situaciones como esta se han vuelto dolorosamente comunes”, escribió Jennifer McCracken, directora de Salud Pública del condado en la página web oficial.

“Comparto este ejemplo porque espero que pueda ayudar a nuestra comunidad a ver con qué facilidad la COVID-19 se está propagando activamente”, añadió.

Rastreo de contactos

Este caso testigo incluye contagios confirmados que están directamente correlacionado entre sí.

Pero “a medida que uno se aleja de los casos originales, hay más oportunidades para que las personas entren en contacto con el virus, por lo que no podemos decir con certeza dónde pueden haberse originado otros casos”, le dijo a BBC Mundo Emily Killian, especialista del Departamento de Salud Pública de Catawba.

Visualización que muestra quién contagió a quién de covid-19.

BBC

Las autoridades de salud locales lograron reconstruir este detallado caso testigo gracias a un sistema de rastreo de contactos que implementaron para esta pandemia y a la cooperación de los pacientes involucrados, ofreciendo información precisa de cada uno de los pasos que dieron en los últimos 16 días.

Estos datos fueron muy útiles para poder advertir a otros familiares y amigos sobre posibles contagios.

“Al recibir información sobre contactos cercanos, podemos brindar una orientación valiosa y apoyo a la familia, amigos y seres queridos”, añadió Killian.

No es la primera vez que se reportan casos de contagios de covid-19 tras reuniones familiares.

Tal es el caso de una fiesta de cumpleaños en Brasil en marzo que propagó el virus dentro de una familia y provocó la muerte de tres hermanos; o el de un pueblo patagónico en Argentina que debió ser aislado tras un asado que realizaron unos vecinos y que terminó con el fallecimiento de dos personas.

Hasta el miércoles 5 de agosto, el condado de Catawba, que tiene una población de unos 160.000 habitantes, según las proyecciones del censo de Estados Unidos en 2019, cuenta con cerca de 2.000 casos de COVID-19 y 29 fallecidos.


Click here to see the BBC interactive

Click here to see the BBC interactive

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.