En consulta, casi 95% quiere fin de la huelga de la UAM aunque hubo baja participación estudiantil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En consulta, casi 95% quiere fin de la huelga de la UAM aunque hubo baja participación estudiantil

En la consulta hecha del 19 al 26 de abril participaron más de 8 mil personas; los resultados serán entregados al Congreso capitalino, al SITUAM, y a la Rectoría de la UAM, cuando la huelga lo permita.
Cuartoscuro
Comparte

Los maestros de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) realizaron una consulta entre la comunidad universitaria para conocer la opinión de la mayoría respecto a la huelga que mantiene el sindicato, desde el 1 de febrero pasado. Este lunes presentaron los resultados: casi 95% de los consultados pide el fin de la huelga, un 3.8% votó por continuarla y el 1.5% se abstuvo.

De las ocho mil 81 personas consultadas 74% son estudiantes, 20% son académicos y 6% personal administrativo. Sin embargo, la participación estudiantil es muy baja respecto al total de alumnos de la universidad: de 58 mil estudiantes sólo votaron cinco mil 952, apenas el 10%.

En el caso de los profesores, más de la mitad participó: de tres mil 72 académicos que hay en los cinco planteles, mil 657 votó; 91.2% a favor de que se levante la huelga. En cuanto a los administrativos, únicamente votaron 489 de los casi cinco mil trabajadores (96% pidió el fin de la huelga).

Los profesores distinguidos atribuyen la baja participación estudiantil a la incomunicación con los estudiantes, debido al cierre de los planteles y de las aulas virtuales con que cuenta la universidad, donde se compartían mensajes con los alumnos hasta el 1 de febrero pasado, cuando el Sindicato Independiente de Trabajadores de la universidad (SITUAM) conjuró la huelga en demanda de 20% de aumento al salario y otro 20% de retabulación.

“No hay forma de comunicarse con ellos, normalmente cuando está funcionando la institución se hace a través del coordinador de carrera, pero ahora se ha perdido ese contacto. Tenemos las aulas virtuales, el programa tiene una opción para mandar mensajes a los alumnos pero no hay acceso. Ahí tenemos material que necesitamos para nuestro trabajo cotidiano y no podemos entrar”, puntualizó el profesor Óscar González, exrector de esa casa de estudios.

Por su parte, Jesús Álvarez Calderón -uno de los convocantes a la marcha y la consulta- explicó que los maestros no deben interferir en la vida estudiantil, “somos los grandes y no los debemos inducir”, comentó a Animal Político.

Agregó que a través de redes sociales se les invitó a integrarse a la convocatoria de los profesores distinguidos, pero resulta normal que no todos quieran seguir a los maestros y que no todos estén de acuerdo con sus posturas.

David García, uno de los representantes de la Organización Independiente Estudiantil (OIEUAM), subrayó que los estudiantes decidieron asistir a la marcha del pasado viernes para apoyar a su universidad, pero no así a la consulta, que consideran polarizada y con información insuficiente. “La encuesta realizada en el mitin fue polarizada, solo había dos opciones: levantamiento de huelga sí, levantamiento de huelga no. Nunca se dio otra opción como la resolución”, dijo el estudiante a este medio.

Al respecto, los profesores admitieron que pudo haber fallas en este ejercicio, pues ellos no son estrategas ni expertos en consultas; y coincidieron con los alumnos en que lo ideal es que la huelga termine con la resolución del conflicto, pero en tanto eso ocurre, seguirán realizando acciones directas para exigir el regreso a las aulas.

“Tienen razón en la declaración, yo la suscribo. La hemos suscrito desde que empezamos, y nosotros salimos a la calle a hacer una acción más directa. No es para mí decir a la gente cómo le haga, lo que todos queremos es la universidad abierta y que cada quién coopere y empuje desde su particular trinchera”, puntualizó Jesús Álvarez.

“Resolver el conflicto es un buen deseo al que nadie puede decir que no, pero lo que se trataba de hacer en la consulta era saber si querían que se levantara la huelga”, agregó el exrector González Cuevas.

La profesora Gabriela Dutrénit informó que el resultado de la consulta -levantada del 19 al 26 de abril- no es vinculante porque el único que puede levantar la huelga es el SITUAM, sin embargo, se los entregarán al Congreso de la Ciudad de México y al propio sindicato. “Esto fue una expresión de que en una universidad tiene que haber un voto universal y secreto sobre temas que nos afectan a todos”, expresó la excoordinadora del Foro Consultivo y Científico.

La participación en la consulta por campus fue mayoritariamente de Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco, y en mucho menor cantidad de Cuajimalpa y Lerma.

Huelga “irrealista”

En la conferencia estuvieron presentes los profesores Carlos Contreras, Juan Reyes, Pablo Becerra, Jesús Alvarez Calderón, Gabriela Dutrénit, Fernando del Río, Oscar González y Michelle Chauvet, para presentar los resultados y hacer un llamado “moral” a la reflexión de que la huelga debe parar.

“El conflicto ya rebasó lo laboral, es totalmente irrealista”, expresó Fernando del Río, expresidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

“La única lectura que queda después de tanto tiempo, y en la atmósfera nada civilizada en que algunos integrantes del SITUAM se han presentado a más negociaciones, da a pensar que algunos están interesados en que el conflicto se prolongue independiente del riesgo en que se pone a la universidad. Ya se ha sufrido mucho, los que formamos la universidad estamos juntos y dispuestos a defenderla”, sentenció.

El profesor del departamento de Ingeniería Eléctrica del plantel Iztapalapa, Ricardo Marcelín Jiménez, recordó que el destino de la universidad fue decidido por 127 personas (el Comité de Huelga), que no son ni el 1% del total de los trabajadores.

Los maestros indicaron que los recursos para realizar la consulta, la marcha y sus reuniones semanales para definir acciones, provienen de “cooperachas” entre ellos, con insumos que ya tenían en sus casas y con dinero reunido para este fin. Al final de la conferencia, los maestros hicieron una colecta entre todos para pagar el espacio en el que la realizaron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué es normal tener algún efecto secundario leve tras la vacunación contra la COVID

Es posible experimentar dolor de cabeza, fiebre o malestar. Los expertos dicen que esto es un proceso normal del sistema inmune.
Getty Images
15 de marzo, 2021
Comparte

Experimentar algún efecto secundario leve tras vacunarse contra el coronavirus es normal y hasta puede ser un signo de que la vacuna está funcionando.

Tras la inmunización, es posible que aparezca algo de fiebre, malestar, dolor o cansancio. Cada individuo puede experimentar uno de estos síntomas, una combinación de los mismos o ninguno.

Pero estos efectos secundarios desaparecen generalmente a las pocas horas o días.

La enfermedad es muchísimo peor que la inmensa mayoría de efectos secundarios de la vacuna. Las vacunas salvan vidas con un alto grado de protección”, le dice a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Los expertos recomiendan estar alerta tras recibir la vacuna ya que, en caso de producirse una una reacción alérgica grave, esta ocurre a los pocos minutos y horas de la inoculación.

Esto último, sin embargo, está demostrando ser bastante poco probable.

De acuerdo a un estudio liderado por especialistas del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, la prevalencia de una reacción anafiláctica es de entre 2,5 y 11,1 casos por millón de dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo.

Y la mayoría de esos casos se da en pacientes con historial de alergias.

Dicha estadística puede variar ligeramente según el tipo de población o de vacuna, pero da una medida de lo poco probable que es desarrollar una reacción alérgica.

¿Qué tan común es desarrollar efectos secundarios y por qué los expertos lo consideran algo normal que no debe preocupar?

Reacción natural del organismo

Vacunación en Uganda.

Getty Images
Experimentar efectos secundarios es común y muchas veces es una señal de que el sistema inmune está respondiendo bien.

“Es difícil dar números concretos sobre qué tan probable será desarrollar un efecto secundario leve porque cada población o individuo responde de manera distinta”, aclara Julian Tang.

En Reino Unido, uno de los países más avanzados en la campaña de vacunación, una de cada 10 personas experimenta algún efecto adverso leve.

Pero esto, insisten los expertos, es algo “completamente normal”.

“La vacuna, al igual que un virus, no deja de ser un agente extraño que provoca que el organismo reaccione y produzca anticuerpos“, explica a BBC Mundo la doctora Josefina López, quien participa en la campaña de vacunación en Madrid, España.

“Para protegerse, el cuerpo genera una respuesta inflamatoria. Y eso puede hacer subir la temperatura y que aparezcan dolores y malestares. Es un proceso normal que puede ocurrir con cualquier vacuna, no solo con las del coronavirus”, agrega la especialista.

Para hacerse una idea, una respuesta inflamatoria también puede aparecer ante algo tan común como un golpe o herida.

“La inflamación es algo que el cuerpo también experimenta durante un impacto severo en la rodilla tras caerse. Entonces sientes dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona”, le explica a BBC Mundo el profesor Wilbur Chen, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Persona vacunándose.

Getty Images
Uno de los efectos secundarios posibles es sentir incomodidad en el brazo vacunado.

En ese sentido, es normal “esperar que haya posibles efectos adversos no solo a una vacuna, sino también a un medicamento o incluso alimento. Hay que pensar en que estas reacciones como el indicio común de que la vacuna funciona. Cualquier síntoma se resolverá generalmente a los 2 o 3 días”, señala Chen.

¿Cuándo pueden desarrollarse los efectos secundarios?

Llevamos pocos meses de vacunación y eso implica que los estudios se actualizan constantemente.

Los efectos adversos en personas jóvenes pueden ser más notorios, lo cual no implica gravedad”, dice López.

Esto es porque “habitualmente las personas mayores experimentan un deterioro de la respuesta inmune que es normal al envejecer”, apunta Wilbur Chen.

En las vacunas que requieren dos dosis, como la de Pfizer, Moderna o Sputnik V, parece haber cierta inclinación a experimentar algún efecto secundario tras recibir la segunda dosis.

“La primera dosis genera una respuesta inmune media y la segunda la refuerza. Es por ello que la segunda genera una respuesta más robusta y se asocia más a experimentar algún efecto secundario”, explica a BBC Mundo el doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Jualian Tang también alerta que el tipo de síntomas puede ser magnificado por la percepción de los pacientes.

“Muchos pacientes, nerviosos o ansiosos por vacunarse, pueden experimentar algún dolor leve y luego reportarlo mayor de lo que es. La psique también influye”, dice el experto.

Centro de vacunación contra la covid-19 en Chile.

Getty Images
Los ancianos suelen experimentar menos efectos secundarios que personas más jóvenes.

¿Qué hacer entonces si se experimenta algún síntoma?

“En mi caso, cuando me vacuné con el compuesto AstraZeneca/Oxford, me dio un poco de fiebre y malestar y simplemente tomé paracetamol”, revela Julian Tang.

Antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios de las vacunas, aunque se recomienda consultar con un médico antes de tomarlos.

No es recomendable tomar estos medicamentos antes de vacunarse a modo preventivo.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en EE.UU. aconsejan aplicar una toalla limpia y húmeda y mover y ejercitar el brazo vacunado para aliviar cualquier posible incomodad.

En el caso de tener algo de fiebre, ayuda beber mucho líquido y vestir ligero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.