Tener un negocio y por fin un empleo, las aspiraciones de los becarios del gobierno
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andrea Vega

Tener un negocio y por fin un empleo, las aspiraciones de los becarios del gobierno

Muchos becarios no tienen claro qué harán cuando se termine el año del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, pero algunos piensan ahorrar e invertir en su propio negocio.
Andrea Vega
23 de mayo, 2019
Comparte

Daniel Álvarez, de la colonia Cabestrada, en Zanatepec Oaxaca, está como becario del programa Jóvenes Construyendo el Futuro en una cenaduría, que en realidad es más un puesto grande de antojitos, donde la especialidad son las tlayudas.

Daniel se enteró del programa porque su mamá era agente municipal, una especie de jefe de manzana o de comité vecinal, y en su momento lo enroló como Servidor de la Nación, los voluntarios que hicieron el censo para los programas de Bienestar del nuevo gobierno federal.

Lee: Jóvenes Construyendo el Futuro barren calles, lavan y matan pollos en Zanatepec, Oaxaca

“Yo anduve en eso y pues ya sabía del programa. Cuando me enteré que me podía registrar, fui a comprar una ficha de internet y me inscribí desde mi celular”.

Cuenta que le aparecieron dos opciones. Capacitarse en una planta purificadora de agua o en la cenaduría.

“Escogí la cenaduría de Doña Childa porque a mí me gusta lo de la comida”, dice el joven.

Lee: El joven de 27 años de edad está contento con lo que aprende todos los días en la Cenaduría de Doña Childa.

“Yo me fui cinco años a Colima a buscar empleo allá, estuve trabajando con un señor que tenía una empresa avícola y un restaurante. Su especialidad eran los platillos con pollo. Yo le ayudaba y ahí aprendí y me gustó”.

jovenes

Cuando regresó a su pueblo para casarse con su novia de la adolescencia, Daniel quiso montar un negocio de comida.

“Mi patrón me regaló varias recetas, me dijo, guárdalas y no se las enseñes a nadie porque esto es dinero. Yo monté mi negocito en Tapanatepec, el municipio de al lado, porque es más grande y hay más gente. Era un puestito, pero me estaba yendo bien. Vendía birria de pollo, pollos asados, chuletas, pellizcadas, enchiladas. De ahí salió dinero hasta para mi boda”.

Pero entonces llegó el crimen organizado. “Llegaron a pedirme piso, querían que les diera una cantidad. A la tercera vez se portaron muy agresivos. Ya no volví al negocio. Solo mandé a mi cuñado y a un amigo a recoger lo que se pudo”.

Daniel volvió a trabajar en el campo. En la huertita de mango de su papá, en el cultivo del maíz y en el ajonjolí. “Pero no me gustaba ese trabajo”.

Por eso cuando supo que podía inscribirse en Jóvenes Construyendo el Futuro, aprovechó y buscó la mejor opción.

“Cuando empecé en la cenaduría solo nos ponían a picar cebolla, después a mí ya me empezaron a enseñar el punto exacto de la cocción de la carne para las tlayudas. Yo de cocina ya sé muchas cosas, no es que esté aprendiendo mucho, pero voy a ahorrar, para comprar sillas y mesas”.

Daniel confiesa que él sí le va a hacer competencia a su tutora, Doña Childa, cuando finalice su año de capacitación.

“Sí, yo sí voy a poner mi negocio de comida, aquí en el patio. A ver cómo me va. La gente sí compra antojitos aquí, sobre todo en tiempo de cosecha de mango, la gente tiene su dinerito para gastar. A mí ya me piden pollos asados o en birria, y se los hago. Así que voy a comprar mis mesas, mis sillas con lo que ahorre de la beca y a ver cómo me va, al fin acá, en Zanatepec, todavía no se ve eso de la extorsión”.

Daniel dice que no todos los becarios que están en la cenaduría, siete en total, piensan como él.

“Hay siete muchachos en el puesto, 4 hombres y 3 mujeres. Los demás no están pensando qué hacer cuando se acabe el año de beca, ellos están por el dinero y ya”.

Lee: ‘No estoy en mi área, pero es experiencia’: Las fallas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Reciclando PET

Cristian Torres Trujillo eligió un negocio de reciclaje para capacitarse. Se enteró del programa porque la presidenta municipal de Zanatepec lo anduvo promocionado.

Asegura que le está yendo bien en su capacitación y que hay buenas perspectivas con su tutor.

“Es un pequeño centro de reciclaje. Somos cuatro becarios y nos toca separar las botellas por colores: verde, azul, blanca y contaminada (las que tienen cloro, downy o pino). Las separamos y las metemos así a la máquina de donde salen las pacas que se envían a la Ciudad de México”.

Antes de convertirse en becaria de este programa estrella de la administración federal, Cristian, de 28 años y con la preparatoria terminada, estaba ocupada en las labores de la casa.

Está casada desde hace cinco años, pero no tiene hijos. Su marido se dedica al corte del mango cuando es temporada o haciendo lo que se puede el resto del año.

“Aunque estudié hasta la prepa, acá no hay trabajo. Ahorita el señor, el tutor, pues no tiene más empleados, solo nosotros los becarios, que somos cuatro y van a llegar dos más, porque si no hay este programa pues no dan trabajo, porque no hay para la paga. Ahorita el señor nos dice que va a tratar de conseguir un apoyo del gobierno para crecer el negocio, para con el plástico reciclado hacer bolsas y palanganas, y que si lo logra nos puede dar empleo a todos, yo espero que sí, estaría bueno”.

Leer: Con 27 mil vacantes, arranca este jueves en Tlalnepantla el programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Ese es el plan de Cristian para cuando termine su año de capacitación: quedarse a trabajar en la recicladora, pero eso depende de que le otorguen el apoyo gubernamental a su actual tutor.

“Acá hay muchos muchachos que quieren trabajar bien, que quieren aprender cosas, son listos, son movidos, pero pues muchos apenas llegaron a primaria a secundaria y no hay trabajo, pero ojalá que se les pudiera ayudar más, traer proyectos productivos”, dice Nilma, la agente municipal del Ejido 20 de Noviembre, de Tapanatepec.

Nilma cuenta que ella quiso registrarse como tutora del programa y tener becarios para que le ayudaran a reforestar o cultivar a la orilla de las vías por donde pasa la Bestia, pero no tuvo buena suerte.

“A la mejor podemos lograr que les impartan talleres para que aprendan a cultivar con técnicas de agroecología, porque acá en la zona se sembraba mucha sandía, solo que ya la tierra se agotó de tanto químico que le echan, pero la podríamos recuperar, sembrar otras cosas con el apoyo de los muchachos, nada más que no me han aceptado como tutora, quién sabe por qué”.

Investigarán cualquier tipo de abuso

Diana Núñez, coordinadora de programas de Bienestar en Zanatepec, afirma que en todos los casos están analizando qué tipo de capacitación están recibiendo los jóvenes inscritos en este municipio con poco más de 14 mil habitantes, de los cuales 67.2 % viven en situación de pobreza y 14.6% en pobreza extrema, de acuerdo con cifras del Coneval.

Entrevistada por Animal Político reconoce que ya dieron de baja a dos tutores que pusieron a barrer y lavar trastes a sus becarios, en tanto hay otros dos casos en los que detectaron “abusos” en la forma de actuar de los tutores con los jóvenes. Específicamente  en un negocio relacionado con motocicletas y una miscelánea que ya fueron dadas de baja.

Leer: Los jóvenes que integran el bono demográfico de México tienen un futuro poco alentador, advierte ONG

De acuerdo con Núñez, para evitar este tipo de abusos organizará frecuentemente rondas de verificación con los tutores y becarios, para corroborar que se estén capacitando correctamente los muchachos.

“Si les sirve lo que aprenden y cómo los tratan”.

En relación a la selección de los perfiles de negocios y tutores que han solicitado los servicios de becarios, como es el caso de la Cenaduría Doña Chila y los casos que han sido dados de baja, la coordinadora del programa asegura que no está entre sus responsabilidades seleccionarlos, pues eso es decisión de la Secretaría del Trabajo a nivel federal.

Sin embargo, sostiene que en el caso de la cenaduría revisarán que no exista ningún tipo de abusos o mal trato para los becarios.

“Vamos a revisar si es adecuado que tengan tantos jóvenes como becarios y qué están aprendiendo“.

Animal Político buscó una entrevista con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para conocer sobre los criterios utilizados para la selección de los tutores en este municipio, pero hasta el cierre de esta edición no se pudo tener una respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué ahora menos mexicanos están regresando a su país desde EU

Por primera vez en más de una década, los mexicanos que están regresando a su país luego de vivir en EU. son menos que los que están migrando. ¿Es el fin de la llamada "migración cero"?
1 de septiembre, 2021
Comparte

Hasta hace no mucho, la tendencia era que más migrantes mexicanos regresaban a su país desde Estados Unidos que los que iban a buscar el “sueño americano”.

El fenómeno fue llamado migración “cero” (las cifras incluso estaban por debajo de cero), pues la balanza se mantenía más cargada del lado del regreso de los mexicanos.

Pero eso podría estar cambiando.

El centro de estudios Pew Research Center (PRC) mostró que cada vez menos migrantes mexicanos vuelven a su tierra, mientras que los que migran al país del norte siguen haciéndolo en un número constante.

“Lo más reciente que vimos es que el retorno cayó. Volvió a niveles que habíamos visto más o menos de 1995 a 2000“, explica a BBC Mundo Ana González Barrera, autora del estudio del PRC publicado en julio.

“Y entonces, aunque no ha subido la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, el número que se han regresado se detuvo. Y esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo. No había estado en números positivos desde hace más de una década“, señala.

Los cambios en la migración de mexicanos hacia/desde EE.UU.. La migración "cero" se sostuvo en el periodo de 2005 a 2014. Algunos años y periodos no son contados, o se sobreponen, debido a cómo se registra la migración en ambos países y la información disponible..

Sin embargo, para la investigadora sobre migración Luciana Gandini, de la Universidad Nacional Autónoma de México, los números aún no muestran que la migración “cero” esté finalizando.

Pero sí hay políticas más duras de EE.UU. que están deteniendo a los mexicanos migrantes en la frontera.

“Ese nivel de control fronterizo es el que está evitando el cruce de flujos de diverso tipo hacia EE.UU.”

¿Por qué se dio la migración “cero”?

Antonio Villanueva es uno de los cientos de miles de mexicanos que en la década pasada contribuyeron al fenómeno de la migración “cero”.

El hombre de 46 años, originario de Michoacán, llegó en 1998 al estado de Colorado y regresó a México en 2010, cuando el empleo en la rama de la construcción fue uno de los más golpeados por la crisis económica de 2008.

“No había nada. Todas las cuadrillas estaban paradas. (…) Yo andaba solo, no traje familia, así que pare mí fue más fácil la decisión de volver ”, explica a BBC Mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=bvQq8iw2ghM&pp=sAQA

En las últimas dos décadas, la gran afluencia hacia el norte desde México fue decayendo e incluso tuvo un efecto inverso: en el periodo de 2005 a 2014 más mexicanos volvieron a su país que los que se fueron.

A eso se le consideró una migración “cero”, o “menos de cero”.

“El máximo de retornados a México desde EE.UU. fue sobre todo en el periodo entre 2005 y 2010, siendo el principal factor de esos años la pérdida de empleos derivada de la gran recesión de 2007 y 2008”, explica González Barrera.

La crisis económica de esos años afectó sectores que emplean a muchos mexicanos, entre ellos la agricultura y la construcción.

porcentaje de mexicanos en las industrias estadounidenses

Cecilia Tombesi / BBC

Pero también el endurecimiento de las leyes y estrategias migratorias generaron más deportaciones y detenciones, lo que desincentivó el cruce.

Villanueva, que había regresado a México en 2010, dice que se volvió a EE.UU. “en los tiempos de las autodefensas en Tierra Caliente”, un periodo de violencia en el estado de Michoacán en 2012.

“Batallé bastante en la frontera. Estuve cinco o seis meses en Matamoros porque estaba difícil cruzar”, explica el hombre que ahora vive en el sur de Florida.

Los controles fronterizos y las deportaciones en la época de Barack Obama inhibieron la migración mexicana hacia EE.UU., según el PRC.

Agentes de la patrulla fronteriza y un migrante

Reuters
EE.UU. ha incrementado su seguridad fronteriza más que nunca en las últimas dos décadas.

Sin embargo, también hubo en México factores demográficos que alteraron la balanza de la histórica migración mexicana al país vecino.

La población mexicana ha envejecido en su conjunto, lo que ha movido la fuerza laboral: ya no hay tantos jóvenes que necesitan las mejores oportunidades laborales que ofrece EE.UU., como en la segunda mitad del siglo XX.

Y las necesidades familiares ya no son las mismas: “Antes, en una familia de nueve personas, dos o tres de ellos vendrían, por ejemplo. Y ahora hay familias de 4 personas, incluyendo papás, por lo que no hay tantas personas dispuestas a hacer el viaje”, dice González Barrera.

Si bien la mayoría de migrantes retornados entrevistados a su retorno a México dijeron que volvían para reunificar la familia, tanto Gandini como González Barrera dicen que esa respuesta no suele ser el motivo único o principal.

¿Por qué los mexicanos vuelven a su país?. Principales motivos (%). .

De forma similar ocurre en el sentido inverso: “La gente que se quiere ir de México no solo es por un tema económico, es por la persecución del narco, por las violencias institucionales, por el crimen organizado. Querer salir de las comunidades tiene que ver con una situación mucho más compleja, quizás, que hace una o dos décadas atrás”, dice Gandini.

¿Qué está pasando ahora?

En Estados Unidos viven unos 47 millones de inmigrantes no nacidos en ese país (de 329 millones de habitantes), de los cuales una cuarta parte son de origen mexicano.

Ese número ha sido históricamente tan grande producto de lo que el PRC llama “una de las migraciones masivas más grandes de la historia moderna”: unos 16 millones entre 1965 y 2015.

Según el cambio visto por el PRC entre 2013 y 2018, en ese periodo unos 870.000 mexicanos migraron a EE.UU., pero solo 710.000 optaron por regresar, una diferencia de 160.000 a favor de la migración.

¿Por qué los mexicanos emigran a otro país?. Principales motivos (%). .

“Esto hizo que el flujo se volviera otra vez positivo, que no había estado en números positivos desde hace más de una década. Pero sigue estando a niveles muy bajos históricamente”, añade.

Para Gandini, sin embargo, 27.000 migrantes por año entre 2013 y 2018 (lo que da el número aproximado de 160.000) es una cifra muy pequeña: “En la época de oro o de bonanza de la migración, esos números rondaban alrededor del medio millón por año”.

“Entonces todavía estamos lejísimos de lo que era el patrón migratorio tradicional de México a Estados Unidos”, añade.

Además, en los últimos años los mexicanos han tenido mayores oportunidades de migrar legalmente a través de las visas de trabajo temporales que benefician tanto a trabajadores agrícolas como a profesionales, parte de los acuerdos de libre comercio.

La frontera de Tijuana

Getty Images
Hoy más mexicanos pueden entrar a EE.UU. legalmente que en las décadas pasadas.

“Sí nos hemos dado cuenta que en años recientes más mexicanos están aquí con un estatus legal que antes. Ahora la mayoría de mexicanos o más de la mitad está aquí con un estatus legal y antes, la década pasada, era al revés. La mayoría estaba con un estatus no autorizado”, dice González Barrera.

Un futuro incierto en la balanza

Para Antonio Villanueva, volver a México como lo hizo en 2010 está para “pensarse dos veces”.

“Con todo lo que ha habido con (el presidente Donald) Trump, está más caro y más difícil sobre todo regresar si las cosas no salen bien allá en Michoacán”, dice.

Estudios del PRC y otras instituciones estadounidenses señalan que la mejora de la economía en México es un incentivo para el retorno de mexicanos. Villanueva dice que sí hay mejores condiciones que cuando se fue la primera vez en 1998, “pero no tanto”.

Planta de producción automotriz en México

Getty Images
El empleo manufacturero en México, como las plantas automotrices, han dado oportunidades a los mexicanos.

Gandini explica que las cifras no muestran una mejora económica en México. La pobreza en 2008 y 2018 era prácticamente la misma (49%), así como el empleo informal (48%-52%).

“Las condiciones de origen están igual o peor, depende cómo se lo mire”, dice.

En los últimos años, los mexicanos siguen intentando emigrar a EE.UU. pero se han encontrado con políticas como la “deportación exprés” instaurada en el gobierno de Trump.

“La detención tenía una duración de 96 minutos. Imagínate lo que implica esto, que no te alcanzan ni a preguntar el nombre”, dice Gandini.

“Y eso hace que no puedas contabilizar ese flujo porque la gente no cruza, o cruza pero es deportada inmediatamente. Entonces no puedes medir esa cantidad de personas”.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

González Barrera coincide en que no es claro qué pasará con la balanza de la migración, si seguirá siendo positiva hacia los cruces a EE.UU. o se mantendrá en la tendencia “cero”.

“Los últimos datos del lado mexicano muestran que el retorno de mexicanos sigue a la baja hasta 2020. Y es probable que sigamos viendo la misma tendencia hasta antes de la pandemia, que cambió muchas cosas”, señala.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JBcc05ac3no&t=1s&pp=sAQA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.