Medicinas, justicia, mejor educación: Ciudadanos llevan sus exigencias a la Marcha del Silencio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Claudia Altamirano

Medicinas, justicia, mejor educación: Ciudadanos llevan sus exigencias a la Marcha del Silencio

La familia Delgado Prieto viajó de Salamanca a la CDMX para participar en la marcha de este domingo y exigir que el presidente “ponga a trabajar” al MP para buscarlos. Hoy se cumple un mes de su desaparición.
Claudia Altamirano
Comparte

Jesús Pérez es un ciudadano estadounidense de origen mexicano, cuya familia vive en Salamanca, en el central estado de Guanajuato. El pasado 1 de mayo fue su cumpleaños 26 y el de su tío Eduardo fue el 5 de abril, así que acordaron reunirse con la familia en México para celebrar a ambos. La mañana del día 6 salieron a encontrarse con unas personas a quienes ofrecerían en venta una camioneta, y dijeron que para el mediodía estarían de vuelta.

El mediodía pasó y la madre de Jesús les llamó para saber por qué estaban retrasados, pero en los móviles de ambos la llamada se iba al buzón. Cuando se acercó la noche y ellos no aparecieron, la familia decidió interponer una denuncia para activar su búsqueda, pero la respuesta que recibieron en el Ministerio Público fue “usted debe ir con las compañías telefónicas, busquen dónde fue la última señal”.

La familia Delgado Prieto lleva un mes buscando a Jesús y Eduardo, sin ninguna pista ni respuesta oficial hasta el momento. Por ello, cuando se enteraron de la convocatoria para protestar en varias ciudades del país contra el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, no dudaron en aprovechar también ese foro para denunciar la desaparición de sus familiares.

“Venimos a publicitar esta desaparición pero el gobierno hace oídos sordos. Es inhumano que nos estén señalando como fifís despectivamente porque protestamos. Nos tacha de conservadores pero la realidad es que somos mexicanos que cumplimos nuestras obligaciones y tratamos de superarnos. Este es el México real, sabemos que no hay una varita mágica pero también queremos que sea consciente y responsable de todo lo que comenta”, dijo a Animal Político Adán González, primo de Jesús Pérez y sobrino de Eduardo Delgado.

La Marcha del Silencio fue convocada por un grupo autodenominado ‘Chalecos México’ para que varias ciudades mexicanas salieran a protestar por las políticas que ha implementado el gobierno de López Obrador en sus primeros cinco meses de gobierno. En ediciones anteriores de esta marcha, el hoy presidente ha descalificado a los asistentes por presuntamente tratarse de una clase social privilegiada, llamándolos “fifís”, “pirrurris” o “conservadores”. En la manifestación de este domingo, las redes sociales fueron el escenario para la descalificación de este movimiento.

El fundador de los ‘Chalecos’, Homero Velázquez, explicó que la motivación inicial de esta inconformidad fue la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NACIM), sin embargo, a lo largo de estos meses se han sumado razones para protestar. Entre ellas, la desaparición de Jesús y Eduardo, que movió a su familia a participar por primera vez en una marcha.

Incluso, movió a la señora Gloria Prieto, abuela de Jesús, a trasladarse a la Ciudad de México y marchar –también por vez primera y con 72 años de edad- desde el Monumento a la Independencia hasta el de la Revolución, exigiendo que alguna autoridad investigue la desaparición de su hijo y su nieto.

“Yo le pido al gobierno, sobre todo al licenciado López Obrador que ponga cartas en el asunto, que se deje de andar diciendo doctrinas en las mañanas, que exija a los ministerios públicos que se dediquen a investigar tanta desaparición, tanta delincuencia”, expresó la señora Prieto Medina.

Una vez concluida la marcha, relató que el día de la desaparición la familia interpuso la denuncia y la carpeta de investigación fue enviada a la agencia investigadora número 8 de Irapuato, donde hasta la fecha no les han dado ninguna noticia. Ella y su hija han peregrinado por agencias del ministerio público, por servicios forenses en las ciudades guanajuatenses de León e Irapuato, así como en la michoacana Morelia, sin que hasta la fecha haya un solo indicio del paradero de sus parientes.

“Vine específicamente a la marcha porque siento el dolor de mi hijo y de mi nieto, que cumplen un mes de desaparecidos. Exigimos que ponga a esa gente a trabajar como debe ser”, agregó la madre y abuela de los desaparecidos.

Adán indicó que su familia agotó de inmediato todos los recursos a la mano: denuncias formales, búsqueda; oficios al presidente López Obrador, al gobernador de Guanajuato (Diego Sinhue), al fiscal Carlos Zamarripa y hasta la embajada de Estados Unidos, por tratarse de un ciudadano de ese país. La respuesta de la procuraduría, de acuerdo con su relato, fue “pues ustedes busquen dónde fue la última señal, vayan a las empresas”.

Los Delgado Prieto consideran esta respuesta como un insulto y un trato indigno. “Mi abuela está sufriendo mucho por la desaparición de mi tío, todos estamos muy consternados, nuestra vida cambió radicalmente. No es una cuestión de partidos políticos sino de principios y queremos un mejor México, ya basta de divisiones, que no nos tache a las familias víctimas de la inseguridad como conservadores, porque más allá de nuestras creencias o ideologías, somos mexicanos”, puntualizó Adán González.

Como esa familia, hubo otras personas que asistieron a la marcha para reclamar una afectación directa, como el desabasto de medicinas en hospitales públicos y la falta de personal médico para atenderlos. Entre los manifestantes había varias personas en sillas de ruedas e incluso un hombre marchó con su tanque de oxígeno. Todos gritando “así no, AMLO”, “fuera AMLO”; entonando la canción ‘Cielito Lindo’ y lanzando porras por México.

Otra de las personas mayores que caminaron esos 2.4 kilómetros es Patricia Hernández, directora de un plantel de educación básica. La profesora acudió a protestar contra la reforma educativa de López Obrador, que da marcha atrás a la Reforma aprobada durante la administración de su antecesor, Enrique Peña y que endurecía las evaluaciones a los maestros.

La directora dijo que está en contra de haber cambiado votos por la calidad de la educación del país, lo que calificó de corrupción. “Haber entregado de nuevo a maestros corruptos el sistema educativo no se vale. ¿Cómo vamos a tener una educación de calidad con maestros no preparados? Imposible”, expresó la profesora a este medio.

Agregó que su carrera magisterial suma ya 54 años y que aún sigue estudiando para las evaluaciones de maestros, por lo que no le parece incorrecto exigir que los profesores sean evaluados, como señalan los opositores a la Reforma de Peña Nieto. “He presentado los exámenes y los he pasado, no es nada que no se pueda pasar”, aseguró.

La maestra camina con un bastón, pero niega que le haya resultado agotador marchar bajo el rayo del sol este domingo. “No hay un dolor ni una molestia cuando se trata de trabajar por México”, dijo.

Los convocantes a la ‘marcha del silencio’ argumentaron que esta movilización tuvo como objetivo visibilizar a los miles de opositores al proyecto de gobierno de López Obrador, y anunciaron que continuarán las protestas si no cambia la situación de inseguridad, falta de empleos, despidos masivos, consultas públicas poco transparentes y las descalificaciones a la prensa.    

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El arresto de personas protestando contra la monarquía en Reino Unido genera preocupaciones por la libertad de expresión

Activistas critican la actuación policial en los actos que marcan el ascenso al trono del rey Carlos III.
13 de septiembre, 2022
Comparte

Activistas por la libertad de expresión en Reino Unido han calificado los arrestos de manifestantes antimonárquicos tras la muerte de la reina Isabel II como “profundamente preocupantes”.

En los últimos días, la policía de Escocia ha arrestado a dos personas, mientras que en Oxford arrestaron a un hombre, que poco después fue liberado.

Los arrestos se produjeron en eventos de homenaje tras la muerte de la reina y la profanación del rey Carlos III como nuevo monarca británico.

En Londres, donde ya han comenzado las colas para la capilla ardiente, la Policía Metropolitana dijo que la gente “tiene derecho a protestar“.

El domingo, una mujer de 22 años fue acusada de haber contribuido al quebrantamiento de la paz y fue arrestada durante la proclamación de acceso al trono de Carlos III frente a la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Más tarde fue liberada y tendrá que comparecer en el Tribunal del Sheriff de la ciudad escocesa próximamente.

Ese mismo día, Symon Hill, de 45 años, fue arrestado bajo sospecha de que cometió un delito de orden público después de que gritara “¿Quién lo eligió?” durante un acto en torno a la proclamación del rey en Oxford.

La policía local informó que el hombre luego fue liberado y estaba colaborando con los oficiales “voluntariamente”.

“Profundamente preocupante”

El lunes, un joven de 22 años fue arrestado tras ser acusado de quebrantar la paz luego de que supuestamente interrumpiera al príncipe Andrés mientras la procesión real avanzaba por la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Ruth Smeeth, directora ejecutiva de Index on Censorship, una organización británica que aboga por la libertad de expresión, aseguró que los arrestos eran “profundamente preocupantes”.

“Debemos evitar que este evento se use, por accidente o diseño, para erosionar de alguna manera la libertad de expresión que los ciudadanos de este país disfrutar”, agregó.

Buckingham Palace

Reuters
Se espera que un gran número de personas acuda a Londres durante los próximos días.

Por su parte, Silkie Carlo, directora de la asociación Big Brother Watch, señaló que los agentes de policía tenían el “deber de proteger el derecho de las personas a protestar tanto como el de facilitar el derecho de las personas a expresar su apoyo, pesar o presentar sus respetos”.

“No es mi rey”

Jodie Beck, oficial de políticas y campañas de Liberty, dijo que era “muy preocupante ver a la policía haciendo valer sus amplios poderes de una manera tan dura y punitiva”.

“La protesta no es un regalo del Estado, es un derecho fundamental“, añadió.

También el lunes, la policía se llevó a un manifestante que sostenía un cartel que decía “No es mi rey” frente al Parlamento, en Londres, antes de la llegada del rey al edificio.

La Policía Metropolitana explicó que le pidieron a un miembro del público en las afueras del Palacio de Westminster que se moviera “para facilitar el acceso y la salida de los vehículos a través de las puertas” e insistió en que el hombre no fue arrestado ni se le pidió que abandonara el área más amplia.

El cuerpo policial también respondió a un video que circula en las redes sociales en el que se escucha a un oficial pidiendo los detalles de un hombre que había levantado una hoja de papel en blanco mostrando la intención de escribir en ella “No es mi rey”.

En el video se escucha al oficial, que supuestamente pertenece a otra fuerza contratada para ayudar a la Policía Metropolitana, decir que el mensaje “puede ofender a las personas”.

Oficiales de policía desplegados a lo largo de la Royal Mile de Edimburgo

EPA
Oficiales de policía desplegados a lo largo de la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Una declaración del subcomisionado adjunto Stuart Cundy dice: “El público tiene absolutamente el derecho de protestar y se lo hemos dejado claro a todos los oficiales involucrados en la operación policial extraordinaria que se lleva a cabo actualmente”.

Alrededor de 1.500 militares trabajarán junto con la policía y los delegados civiles para gestionar la gran cantidad de personas que se espera que acudan a Londres esta semana.

El nuevo comisionado de la Policía Metropolitana, Sir Mark Rowley, aseguró que su fuerza enfrentaba un “enorme desafío“.

“Tendremos un evento seguro, pero vamos a poner a miles de oficiales en esto debido al nivel de seguridad requerido y (para garantizar la seguridad de) millones de personas que quieren presentar sus respetos”, explicó.

El portavoz del primer ministro no hizo comentarios sobre los arrestos, pero comentó que este era “un período de luto nacional” para la “gran mayoría” del país.

“Pero el derecho fundamental a la protesta sigue siendo la piedra angular de nuestra democracia”, afirmó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.