close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Empresarios exigen a legisladores formalizar una política industrial para mejorar la competencia

Los empresarios pidieron a los legisladores una política que tenga énfasis en la innovación y desarrollo, para poder ofrecer mejores salarios.
Carlo Echegoyen
Por Joel Aguirre A.
22 de mayo, 2019
Comparte

En voz de la presidencia nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), empresarios de México solicitaron a legisladores de Morena, PAN y PRI que los apoyen en la concreción de una política industrial que sea regida desde el Poder Ejecutivo.

En la segunda jornada de actividades de la Convención Nacional de Industriales (CNI) de 2019, el presidente del organismo, Enoch Castellanos Férez, expresó que la Canacintra busca un diálogo permanente con todas las fuerzas políticas, económicas y sociales para llegar a acuerdos que faciliten la estabilidad del país.

“Para nosotros es indispensable que las voluntades políticas converjan a nivel federal para abatir desigualdades y crear un México más justo”, dijo.

Frente a diputados y senadores convocados en el foro, realizado por la Canacintra en Ciudad de México, Enoch Castellanos manifestó: “En materia legislativa, aprovecho la asistencia de los legisladores para solicitarles muy puntualmente que nos ayuden a formalizar una política industrial”.

Esta consiste, dijo, en dar énfasis a la innovación y desarrollo, pues “no podemos avanzar como país y no podemos pretender el pagar mejores salarios si estamos compitiendo con otras empresas únicamente por precio”.

Por ello, “necesitamos que se vuelvan a articular las políticas de inversión en innovación y desarrollo tecnológico, que hagamos un sistema que tenga el concurso de las empresas, pero que sea regido desde el Poder Ejecutivo”.

Por otro lado, dijo que el sector industrial se manifiesta a favor de que las compras de gobierno sirvan como un motor de la economía.

“Son muy relevantes, el gasto del gobierno representa como el 23 por ciento del PIB y sabemos que una buena parte es gasto corriente, pero hay otra en donde, si se le da prioridad o incluso si se reservan algunas compras para micro, pequeña y mediana empresa, le damos trabajo a quien gane. Cuando se invierte en una mipyme se crean empleos, no así en las grandes empresas”, expuso el presidente de la Canacintra.

Ante ello, la diputada federal del PRI Soraya Pérez planteó que para crecer se requiere inversión.

“Pero para tener inversión necesitamos tener un ambiente de confianza, de estabilidad, de transparencia y de competitividad, y ahí es donde estamos atorados en esta administración”, señaló.

Y agregó que la Cámara de Diputados desea alcanzar el 4 por ciento propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, pues es el número mágico de los economistas porque es el del crecimiento y con el que todos los mexicanos podrían tener un empleo digno.

Sin embargo, “como Cámara de Diputados desafortunadamente hubo una primera decisión legislativa que me parece que no abona a este crecimiento, que fue la discusión del paquete económico”, dada, dijo, aún con el furor provocado tras el triunfo del partido en el poder.

En su momento, Gustavo Madero, senador del PAN, expresó que los ciudadanos, pero más los industriales, tienen el reto de descifrar el momento que está viviendo el país y entender la nueva lógica que permea en México y en el mundo para actuar y aprovechar el momento de la mejor manera.

“¿Qué va a hacer el Poder Legislativo para coadyuvar al crecimiento económico de México y lograr la meta del 4 por ciento? Yo les diría que lo primero que debemos hacer es hablar con la verdad: hay que reconocer que no vamos a crecer al 4 por ciento; no así, no de esta manera”.

Este mensaje, añadió, hay que comunicárselo al jefe del Ejecutivo: “Lo que tiene que haber son políticas públicas que lo sustenten (el crecimiento del 4 por ciento), y si uno ve las políticas públicas, no cuadran para lograrlo”.

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, en su intervención dijo que en la Cámara de Diputados “estamos haciendo mucho” por el desarrollo económico.

“¿Qué le duele más a este país? La corrupción, la violencia, y que no tengamos un Estado de derecho. Todos estaríamos de acuerdo en que, si nuestro país erradica la corrupción, tiene un Estado de derecho y logra la pacificación, sería un país mucho más atractivo para la inversión, con mayores posibilidades de tener desarrollo económico, y esa ha sido la agenda prioritaria en la Cámara de Diputados, ha sido la agenda que ha impulsado el gobierno”.

También señaló que, aunque no es posible medir con exactitud el impacto económico de erradicar la corrupción y la violencia y tener un Estado de derecho, “sí sabemos que tenemos que ir por ahí”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vodka Atomik, el primer producto hecho en la zona de exclusión de Chernóbil (y sin radioactividad)

Atomik es un vodka hecho con centeno y agua extraídos del área abandonada en los alrededores de la planta de energía nuclear. Te contamos más sobre el primer producto "hecho en Chernóbil".
8 de agosto, 2019
Comparte

“Es la única botella que existe. Me tiemblan las manos al sostenerla”, dice el profesor Jim Smith levantando cuidadosamente un vodka Atomik.

Hecho con centeno y agua de la zona de exclusión de Chernóbil, es el primer producto de consumo que nace del área abandonada en los alrededores de la planta nuclear.

Un equipo de científicos comenzó a trabajar en el proyecto de crear un vodka cultivando el cereal en una granja cercana.

“Nuestra idea entonces era usar los granos de centeno para crear una bebida alcohólica”, explica Smith.

Planta nuclear de Chernóbil

BBC
La tierra que rodea la planta nuclear de Chernóbil lleva abandonada desde que ocurrió el accidente, en 1986.

Además de Smith, quien trabaja en la Universidad de Portsmouth, del sureste de Londres, el equipo detrás de la fabricación de la bebida está compuesto por investigadores que llevan años trabajando en la zona de exclusión, estudiando cómo la tierra se fue recuperando desde el catastrófico accidente en1986.

Esperan usar las ganancias de las ventas para ayudar a comunidades en Ucrania que todavía siguen afectadas por el impacto del desastre.

¿Una bebida radioactiva?

Haciendo cócteles con vodka de Chernóbil en un bar de Londres.

BBC
En Swift, un bar del Soho londinense, un equipo de la BBC probó un cóctel hecho con Atomik,

“No es más radioactivo que cualquier otro vodka”, dice Smith.

“Cualquier químico te diría que cuando destilas algo las impurezas se quedan en el producto que se desecha“.

“Así que nosotros usamos granos centeno ligeramente contaminados y agua del acuífero de Chernóbil… y los destilamos”.

“Les pedimos a nuestros amigos de la Universidad de Southampton, en el sur de Inglaterra, que tienen un laboratorio radioanalítico impresionante, que comprobaran si tenía algún rastro de radioactividad”.

“No pudieron encontrar nada: todo estaba bajo su límite de radiación“.

Granos de centeno cultivados en la zona de exclusión de Chernóbil

BBC
Para el vodka usaron los granos de centeno cultivados en la zona de exclusión de Chernóbil, que están “ligeramente contaminados”, dice Smith.

Gennady Laptev es un científico que trabaja en el Instituto Hidrometeorológico de Ucrania, en Kiev, y es también miembro fundador de la recientemente creadaChernobyl Spirit Company, la empresa encargada de fabricar el vodka.

Durante un viaje a la zona de exclusión en el que seguimos al equipo mientras hacían su investigación medioambiental y sus estudios sobre el centeno, me contó que los granos y la bebida alcohólica resultante demuestran que parte de esa tierra podría usarse de manera productiva.

“No tenemos que abandonar la tierra”, dice. “Podemos usarla de diversas formas y producir algo que esté totalmente limpio de radioactividad”.

¿Por qué los científicos decidieron hacer un vodka?

En parte, porque es un producto limpio y destilado que puede fabricarse a partir de granos contaminados.

Pero, según Smith, este proyecto pretende ir más allá de hacer alcohol con un discurso de venta único. Él espera que la venta del vodka pueda proporcionar apoyo a comunidades cercanas a la zona de exclusión.

Niños jugando en la ciudad de Narodichi

BBC
Las comunidades que rodean la zona de exclusión, como la de la ciudad de Narodichi, todavía tienen problemas económicos que surgieron a raíz del accidente.

De su trabajo en Chernóbil desde la década de 1990, Smith dice que le sorprende cómo las condiciones económicas de la gente en Ucrania siguen siendo tremendamente difíciles, aunque el paisaje se haya recuperado levemente.

“Hay puntos calientes de radiación , pero en su mayor parte la contaminación es menor que la que puedas encontrar en otras partes del mundo con una radiación de fondo relativamente alta”, explica.

“El problema para la mayoría de la gente allí es que no tienen una dieta adecuada, buenos servicios médicos, trabajos o ingresos”.

El objetivo de vender vodka artesanal de Chernóbil y generar beneficios, dice, distribuir la mayor parte del dinero a las comunidades locales. El resto será reinvertido en el negocio, aunque Smith espera proporcionar a su equipo ingresos para trabajar en su “empresa de espíritu social” a tiempo parcial.

“Porque ahora”, añade el profesor, “después de 30 años, creo que lo más importante en la zona es el desarrollo económico, no la radioactividad“.

Granja experimental en la zona de exclusión de Chernóbil

BBC
El equipo comenzó a cultivar centeno en la zona de exclusión de Chernóbil para ver cuál era su grado de contaminación.

¿Qué sabor tiene?

Con ayuda de un equipo de expertos en una coctelería en Londres, comparé el sabor de Atomik con el de un vodka “de la casa”.

“Es más un alcohol de grano que un vodka, así que tiene muchas más notas afrutadas, pues todavía puedes saborear el centeno”, dice Sam Armeye, del Swift, un bar del soho londinense.

¿Qué cóctel haría Sam con el vodka de Chernóbil? “Sin duda, un martini clásico, pero también lo mezclaría con champaña”, responde.

Con solo una botella producida hasta el momento, se necesitará tiempo para que haya más martinis de Atomik a la venta.

Pero el profesor Smith y su equipo esperan producir 500 botellas este año y vendérselas a los cada vez más numerosos grupos de turistas que visitan la zona de exclusión.

Botella de Atomik

BBC
¿Te atreverías a probar este vodka?

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.