close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cardiopatías, enfermedades pulmonares y respiratorias: las afectaciones ligadas a la mala calidad del aire

De acuerdo con este análisis histórico, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.
Cuartoscuro
Por Siboney Flores
15 de mayo, 2019
Comparte

Exponerse largo tiempo a los contaminantes del aire no solo puede implicar efectos como ojos llorosos, tos o irritación en la garganta, también está asociado a afectaciones como cardiopatías, infartos cerebrovasculares, enfermedades pulmonares y cáncer, para el caso de los adultos, así como infecciones respiratorias agudas en menores de edad.

Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

Así los señala el “Análisis histórico de los beneficios en la salud asociados a la calidad del aire en la Ciudad de México entre 1990 y 2015”, publicado por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, junto con la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (Sedema), la Secretaría de Salud (Sedesa), el Instituto Nacional de Salud Pública, el Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller de Harvard (DRCLAS), y el centro de estudios Mario Molina.

De acuerdo con el estudio, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.

“Cada una de estas muertes entre niños implica muchas décadas de pérdida de esperanza de vida. En contraste, las muertes entre adultos debidas a cardiopatía isquémica, infarto cerebrovascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer de pulmón, generalmente implican una pérdida de la esperanza de vida de quizás una o dos décadas”, detalla el análisis.

El documento también encontró asociaciones entre los niveles diarios de PM10 (partículas de diámetro aerodinámico de 10 micrómetros) y el riesgo de mortalidad por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Sufren mareos, alergias. Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

Sin embargo, para Juan Manuel Castro Albarrán, director de Administración de Capital Humana de la Secretaría de Salud federal, no hay necesariamente una relación directa, pues señala que toda enfermedad tiene múltiples causas

“No hay una estricta relación entre la mala calidad del aire con enfermedades. No hay una relación directa entre contaminación y la condición de las enfermedades… contribuyen al desarrollo (de enfermedades), pero no son causales”, explica en entrevista con Animal Político.

Aunque Castro Albarrán señala que las infecciones respiratorias, enfermedades y padecimientos como el asma, neumonías, bronconeumonías y bronquitis están sujetas a vigilancia epidemiológica por su relación con el monitoreo de situaciones ambientales, no necesariamente las personas van a empeorar por las condiciones atmosféricas. “Si hay una condición que puede contribuir pero no hay una relación de causalidad directa”, detalla.

No solo en CDMX hay mala calidad del aire; en un año murieron 14 mil 288 personas por esta causa en 20 ciudades

El análisis antes mencionado estima que solo en 2015, 29 mil muertes fueron atribuibles a contaminantes PM2.5 (partículas con un diámetro aerodinámico de 2.5 micras o menor), y 18,100 al ozono.

También sostiene que la exposición crónica a contaminantes PM2.5 es responsable de 7,600 muertes anuales prematuras en todo el país.

Para la Zona Metropolitana del Valle de México, que desde hace cuatro días registra altos niveles de contaminación atmosférica, las partículas PM2.5 son responsables de 3 mil muertes, mientras que para Ciudad de México, 6,100 fallecimientos son asociados a la contaminación por partículas PM10.

Sin embargo, también menciona que las medidas implementadas en la Ciudad de México desde 1990 contra las concentraciones contaminantes han podido reducir 22.5 mil muertes en 25 años.

La mayor parte del impacto en esta reducción se dio en muertes por cardiopatía isquémica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, así como accidentes cerebrovasculares, el cáncer de pulmón, y las infecciones respiratorias en menores, según el documento.

muertes contaminantes aire CDMX

Contribuciones de causas específicas de muerte (panel izquierdo) y de grupos de edad (panel derecho) al número esperado de muertes
prematuras (miles) evitadas por la reducción de las exposiciones a PM2.5 y a ozono en la Ciudad de México

“Nuestro análisis epidemiológico muestra que los habitantes de la Ciudad de México viven en promedio 3.2 años más gracias a las mejoras en la calidad del aire”, expone el estudio, el cual también destaca que entre 2006 y 2014 no se activó la Fase 1 de Contingencia ambiental.

Así lo destaca también el director de Servicios de Salud Pública, Jorge Alfredo Ochoa Moreno, quien considera que los contaminantes asociados con afectaciones graves a la salud han reducido.

“Los seis contaminantes han ido paulatinamente a la baja. Han disminuido 33 % de los seis contaminantes: plomo, ozono, óxido sulfuro, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, de las partículas suspendidas del PM10 y PM2.5”, menciona.

Sin embargo, también reconoce que en un monitoreo realizado en 32 hospitales de Ciudad de México aumenta del 15 al 20 % el número de incidencia de enfermedades ligadas a la contaminación atmosférica cuando hay contingencias ambientales.

A pesar de las mejoras en la calidad del aire, el análisis histórico menciona que los niveles actuales aún se encuentran por arriba de aquellos que representan riesgos para la salud, pues señala que solo en la capital del país hay más muertes por contaminación atmosférica que sexo inseguro, uso de drogas, fuentes de aguas inseguras o tabaquismo pasivo.

riesgos contaminación aire cdmx

Principales factores de riesgo y muertes prematuras asociadas para la Ciudad de México en 2013.

 

¿Debe cambiarse el programa de verificación en CDMX?

Este 14 de mayo, un tribunal determinó que debe suspenderse el aviso que flexibiliza la política de circulación vehicular en la Ciudad de México, debido a que “se trata de una política ambiental regresiva a las normas internacionales que rigen en esta materia”.

Días antes, un juez de distrito concedió una suspensión provisional a un grupo de personas que buscan dar marcha atrás al nuevo programa de verificación vehicular emitido por la Secretaría del Medio Ambiente y el gobierno de la Ciudad de México.

Ambos coinciden en que de no cambiar el programa de verificación “se afectarían de manera grave e irreparable derechos humanos fundamentales, tales como a la salud y a un ambiente sano”, debido a los altos índices de contaminación que pueden registrarse.

El 1 de julio de 2016, las autoridades implementaron un sistema de verificación que incluía la medición de las emisiones de partículas finas, la revisión de los condiciones físico-mecánicas de los automóviles y la verificación de diagnóstico a bordo (OBD), que mide a través de la computadora del automóvil los contaminantes críticos.

Sin embargo, tras la llegada del nuevo gobierno, encabezado por Claudia Sheinbaum, solo se aplica la prueba OBD, lo que a decir de los ciudadanos que interpusieron la demanda “se pusieron miles de automóviles a circular, porque los que tenían holograma 1 ahora tienen 0, y pueden conducir cuando quieran”.

Para el director general de Calidad del Aire, Sergio Zirath Hernández Villaseñor, la antigua norma de verificación vehicular permitía que muchos de los automóviles tuvieran acceso al holograma 1, sin cumplir las reglas establecidas para obtenerlo.

“En 2018 si tu automóvil no se podía hacer la prueba OBD, podía analizarse únicamente con la prueba del convertidor catalítico y aunque no cumpliera con las emisiones de 250 partes por millón, te otorgaban el holograma 1”, argumenta en entrevista con Animal Político.

También justificó el que en 2019 miles los automóviles pasaran del holograma 1 al 0, pues dijo que se trata de modelos posteriores a 2006, que cuentan con la posibilidad de realizar la prueba OBD y emiten menos de 250 partes por millón.

La Sedema insiste en que ahora hay reglas más restrictivas y que parte del problema radica en que automovilistas de la Zona Metropolitana registran sus vehículos en otras entidades.

La dependencia advierte una respuesta en el juicio, pues dice que en caso de que el juez les obligue modificar la verificación no van a regresar a la establecida en 2018.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Incendios en Australia: por qué son tan feroces y otras claves para entender lo que está ocurriendo en el país

Australia atraviesa una de sus peores temporadas de incendios forestales que causaron la muerte de al menos 23 personas, más de 1,500 viviendas destruidas, y millones de hectáreas arrasadas por las llamas. Te contamos en detalle que está pasando y a qué se debe la intensidad de los incendios.
5 de enero, 2020
Comparte

Australia está viviendo una de sus peores temporadas de incendios forestales, alimentados por temperaturas récord y meses de severas sequías.

Y, según trabajadores de emergencia, lo peor aún está por venir.

Shane Fitzsimmons, comisionado del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur, advirtió que las “volátiles” condiciones podrían intensificar los incendios.

El sábado, los incendios ardieron peligrosamente fuera de control en la costa este, impulsados por las altas temperaturas y vientos poderosos, dejando a miles de hogares sin luz ni electricidad.

En esta guía, te explicamos en detalle qué es lo que está ocurriendo.

incendios

Reuters
Según trabajadores de emergencia, lo peor aún está por venir.

¿Dónde están ocurriendo los incendios?

Los incendios están ocurriendo en zonas de la costa este y sur, que es donde vive la mayoría de la gente.

Estas zonas incluyen áreas alrededor de Sídney y Adelaida.

Desde septiembre del año pasado, los incendios han dejado un saldo de al menos 23 muertos y decenas de desaparecidos.

Hasta el momento han quedado destruidas 1,500 viviendas.

Solamente en Nueva Gales del Sur se han quemado más de cuatro millones de hectáreas (una héctarea tiene aproximadamente el tamaño de un campo deportivo).

Para poner esta cifra en contexto, piensa que, en 2019, cerca de 900,000 hectáreas se quemaron durante los incendios de la Amazonía, y 800,000 en los incendios de California, Estados Unidos).

Morrison

Reuters
Muchos australianos han criticado al primer ministro, Scott Morrison, por no haber respondido a la crisis apropiadamente.

¿Por qué son tan feroces en comparación con otras temporadas?

Australia siempre ha tenido incendios forestales —es lo que se conoce como temporada de incendios— pero este año son mucho peores que lo normal.

La causa inmediata es el clima, específicamente un fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico (o, también, como el Niño indio, que ha propiciado un período de calor y sequía).

En 2019, Australia estableció dos veces un nuevo récord de temperatura. El 17 de diciembre se alcanzó un máximo promedio de 40.9ºC, y al día siguiente 41.9ºC.

Eso se suma a un prolongado período de sequía. Por otra parte, algunos incendios comenzaron de forma deliberada.

incendios

Reuters
Solamente en Nueva Gales del Sur se han quemado más de cuatro millones de hectáreas.

¿Cómo se combaten los incendios?

Los bomberos están lanzando agua y agentes extintores desde aviones y helicópteros y también desde el terreno.

Pero combatir incendios forestales es algo extremadamente difícil y muchas veces las autoridades se centran en evitar que se esparza, más que en extinguir las llamas que están ardiendo.

La propagación se puede contener, por ejemplo, cavando fosas en la tierra para crear límites y así evitar que las llamas se propaguen.

La prioridad es salvar vidas.

¿Quién está haciendo el trabajo?

Los bomberos profesionales son los primeros en la batalla contra el fuego, pero son superados en cantidad por miles de voluntarios.

También ha llegado ayuda del extranjero: Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda han enviado contingentes de bomberos.

La policía, el ejército y la marina se han involucrado en los esfuerzos de rescate y evacuación.

Y el primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció recientemente que desplegará a 3,000 soldados de reserva para contener los incendios en el país.

bomberos

Getty Images
Los bomberos profesionales y miles de voluntarios están luchando para controlar el fuego.

¿Tiene algo que ver el cambio climático con los incendios?

El consenso científico es que los niveles crecientes de CO2 están calentando el planeta.

Australia se ha vuelto más calurosa en las últimas décadas y se espera que continúe haciéndolo.

Si bien los incendios son parte natural del ciclo climático australiano, científicos han advertido durante mucho tiempo que este clima más cálido y seco contribuirá a que los incendios se vuelvan más frecuentes y más intensos.

Los patrones climáticos más extremos y las temperaturas más altas aumentan el riesgo de incendios forestales y les permite extenderse más rápido y por más terreno.

evacuados

EPA
Muchas personas fueron evacuadas de sus hogares en Mallacoota y transportadas a refugios en el sureste de Melbourne.

¿Cómo afectan los incendios a la vida silvestre?

Mientras que la gente puede huir de los incendios y puede ser evacuada en caso de necesidad, las llamas son devastadoras para la vida silvestre de la zona afectada.

Los canguros, que se mueven rápidamente, pueden por lo general escapar a menos que queden rodeados por las llamas. Los koalas, que andan despacio, suelen perecer en los incendios.

Pero las llamas no solo matan directamente a los animales. También destruyen su hábitat, dejando a los sobrevivientes vulnerables incluso mucho después de que los incendios se han extinguido.

Un estudio académico estima que cerca de 500 millones de animales ya se han muerto solo en Nueva Gales del Sur. Además, se han perdido un sinnúmero de vacas y ovejas.

incendios

EPA
23 personas han muerto y más de 20 están desaparecidas.

¿Qué está haciendo el gobierno?

Cada estado está manejando su propia operación de emergencia (Nueva Gales del Sur está oficialmente en estado de emergencia).

El primer ministro, Scott Morrison, prometió más financiamiento para los bomberos y una paga para los bomberos voluntarios.

También anunció el envío de 3,000 soldados para luchar contra las llamas.

No obstante, Morrison ha sido duramente criticado por australianos que lo acusan de no haber respondido apropiadamente a la crisis.

También, ha sido cuestionado por sus oponentes por no hacer no hacer lo suficiente para combatir el cambio climático.

El país es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero per cápita del mundo, pero, según los acuerdos internacionales, se ha comprometido a alcanzar objetivos de reducción.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.