Cardiopatías, enfermedades pulmonares y respiratorias: las afectaciones ligadas a la mala calidad del aire
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cardiopatías, enfermedades pulmonares y respiratorias: las afectaciones ligadas a la mala calidad del aire

De acuerdo con este análisis histórico, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.
Cuartoscuro
Por Siboney Flores
15 de mayo, 2019
Comparte

Exponerse largo tiempo a los contaminantes del aire no solo puede implicar efectos como ojos llorosos, tos o irritación en la garganta, también está asociado a afectaciones como cardiopatías, infartos cerebrovasculares, enfermedades pulmonares y cáncer, para el caso de los adultos, así como infecciones respiratorias agudas en menores de edad.

Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

Así los señala el “Análisis histórico de los beneficios en la salud asociados a la calidad del aire en la Ciudad de México entre 1990 y 2015”, publicado por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, junto con la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (Sedema), la Secretaría de Salud (Sedesa), el Instituto Nacional de Salud Pública, el Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller de Harvard (DRCLAS), y el centro de estudios Mario Molina.

De acuerdo con el estudio, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.

“Cada una de estas muertes entre niños implica muchas décadas de pérdida de esperanza de vida. En contraste, las muertes entre adultos debidas a cardiopatía isquémica, infarto cerebrovascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer de pulmón, generalmente implican una pérdida de la esperanza de vida de quizás una o dos décadas”, detalla el análisis.

El documento también encontró asociaciones entre los niveles diarios de PM10 (partículas de diámetro aerodinámico de 10 micrómetros) y el riesgo de mortalidad por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Sufren mareos, alergias. Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

Sin embargo, para Juan Manuel Castro Albarrán, director de Administración de Capital Humana de la Secretaría de Salud federal, no hay necesariamente una relación directa, pues señala que toda enfermedad tiene múltiples causas

“No hay una estricta relación entre la mala calidad del aire con enfermedades. No hay una relación directa entre contaminación y la condición de las enfermedades… contribuyen al desarrollo (de enfermedades), pero no son causales”, explica en entrevista con Animal Político.

Aunque Castro Albarrán señala que las infecciones respiratorias, enfermedades y padecimientos como el asma, neumonías, bronconeumonías y bronquitis están sujetas a vigilancia epidemiológica por su relación con el monitoreo de situaciones ambientales, no necesariamente las personas van a empeorar por las condiciones atmosféricas. “Si hay una condición que puede contribuir pero no hay una relación de causalidad directa”, detalla.

No solo en CDMX hay mala calidad del aire; en un año murieron 14 mil 288 personas por esta causa en 20 ciudades

El análisis antes mencionado estima que solo en 2015, 29 mil muertes fueron atribuibles a contaminantes PM2.5 (partículas con un diámetro aerodinámico de 2.5 micras o menor), y 18,100 al ozono.

También sostiene que la exposición crónica a contaminantes PM2.5 es responsable de 7,600 muertes anuales prematuras en todo el país.

Para la Zona Metropolitana del Valle de México, que desde hace cuatro días registra altos niveles de contaminación atmosférica, las partículas PM2.5 son responsables de 3 mil muertes, mientras que para Ciudad de México, 6,100 fallecimientos son asociados a la contaminación por partículas PM10.

Sin embargo, también menciona que las medidas implementadas en la Ciudad de México desde 1990 contra las concentraciones contaminantes han podido reducir 22.5 mil muertes en 25 años.

La mayor parte del impacto en esta reducción se dio en muertes por cardiopatía isquémica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, así como accidentes cerebrovasculares, el cáncer de pulmón, y las infecciones respiratorias en menores, según el documento.

muertes contaminantes aire CDMX

Contribuciones de causas específicas de muerte (panel izquierdo) y de grupos de edad (panel derecho) al número esperado de muertes
prematuras (miles) evitadas por la reducción de las exposiciones a PM2.5 y a ozono en la Ciudad de México

“Nuestro análisis epidemiológico muestra que los habitantes de la Ciudad de México viven en promedio 3.2 años más gracias a las mejoras en la calidad del aire”, expone el estudio, el cual también destaca que entre 2006 y 2014 no se activó la Fase 1 de Contingencia ambiental.

Así lo destaca también el director de Servicios de Salud Pública, Jorge Alfredo Ochoa Moreno, quien considera que los contaminantes asociados con afectaciones graves a la salud han reducido.

“Los seis contaminantes han ido paulatinamente a la baja. Han disminuido 33 % de los seis contaminantes: plomo, ozono, óxido sulfuro, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, de las partículas suspendidas del PM10 y PM2.5”, menciona.

Sin embargo, también reconoce que en un monitoreo realizado en 32 hospitales de Ciudad de México aumenta del 15 al 20 % el número de incidencia de enfermedades ligadas a la contaminación atmosférica cuando hay contingencias ambientales.

A pesar de las mejoras en la calidad del aire, el análisis histórico menciona que los niveles actuales aún se encuentran por arriba de aquellos que representan riesgos para la salud, pues señala que solo en la capital del país hay más muertes por contaminación atmosférica que sexo inseguro, uso de drogas, fuentes de aguas inseguras o tabaquismo pasivo.

riesgos contaminación aire cdmx

Principales factores de riesgo y muertes prematuras asociadas para la Ciudad de México en 2013.

 

¿Debe cambiarse el programa de verificación en CDMX?

Este 14 de mayo, un tribunal determinó que debe suspenderse el aviso que flexibiliza la política de circulación vehicular en la Ciudad de México, debido a que “se trata de una política ambiental regresiva a las normas internacionales que rigen en esta materia”.

Días antes, un juez de distrito concedió una suspensión provisional a un grupo de personas que buscan dar marcha atrás al nuevo programa de verificación vehicular emitido por la Secretaría del Medio Ambiente y el gobierno de la Ciudad de México.

Ambos coinciden en que de no cambiar el programa de verificación “se afectarían de manera grave e irreparable derechos humanos fundamentales, tales como a la salud y a un ambiente sano”, debido a los altos índices de contaminación que pueden registrarse.

El 1 de julio de 2016, las autoridades implementaron un sistema de verificación que incluía la medición de las emisiones de partículas finas, la revisión de los condiciones físico-mecánicas de los automóviles y la verificación de diagnóstico a bordo (OBD), que mide a través de la computadora del automóvil los contaminantes críticos.

Sin embargo, tras la llegada del nuevo gobierno, encabezado por Claudia Sheinbaum, solo se aplica la prueba OBD, lo que a decir de los ciudadanos que interpusieron la demanda “se pusieron miles de automóviles a circular, porque los que tenían holograma 1 ahora tienen 0, y pueden conducir cuando quieran”.

Para el director general de Calidad del Aire, Sergio Zirath Hernández Villaseñor, la antigua norma de verificación vehicular permitía que muchos de los automóviles tuvieran acceso al holograma 1, sin cumplir las reglas establecidas para obtenerlo.

“En 2018 si tu automóvil no se podía hacer la prueba OBD, podía analizarse únicamente con la prueba del convertidor catalítico y aunque no cumpliera con las emisiones de 250 partes por millón, te otorgaban el holograma 1”, argumenta en entrevista con Animal Político.

También justificó el que en 2019 miles los automóviles pasaran del holograma 1 al 0, pues dijo que se trata de modelos posteriores a 2006, que cuentan con la posibilidad de realizar la prueba OBD y emiten menos de 250 partes por millón.

La Sedema insiste en que ahora hay reglas más restrictivas y que parte del problema radica en que automovilistas de la Zona Metropolitana registran sus vehículos en otras entidades.

La dependencia advierte una respuesta en el juicio, pues dice que en caso de que el juez les obligue modificar la verificación no van a regresar a la establecida en 2018.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quién es Kamala Harris, primera mujer negra candidata a vicepresidencia de EU

Tras mucha especulación en Estados Unidos, el candidato demócrata a la presidencia anunció quién será su "número dos" en la carrera a la Casa Blanca.
11 de agosto, 2020
Comparte
Kamala Harris

Getty Images

Joe Biden luchará por la Casa Blanca junto a Kamala Harris.

El candidato demócrata a la presidencia anunció este martes que la senadora será su número dos en la campaña contra Donald Trump de cara a las elecciones de noviembre.

El veterano político ya había adelantado que sería una mujer y había más de una decena de nombres en juego.

“Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris -una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y de los mejores funcionarios públicos del país- como mi compañera de fórmula ”, señaló Biden en Twitter.

Biden destacó además la labor de Harris como fiscal general de California, donde se puso frente a “los grandes bancos, levantó a la clase trabajadora, protegió a mujeres y niños del abuso”.

“Estaba orgulloso entonces, y lo estoy ahora de tenerla como mi compañera en esta campaña”.

Harris se convertirá en la primera mujer afroestadounidense en ser candidata a la vicepresidencia del país.

La elección era crucial en un momento de crisis política, social, sanitaria y económica en Estados Unidos.

Y tenía que ser alguien a quien los demócratas consideraran “presidenciable”, dada la avanzada edad de Biden, 77 años, y la posibilidad de que, de ganar, opte por no presentarse a la reelección en cuatro años.

“Me siento honrada de unirme a como la candidata de nuestro partido a vicepresidente, y haré todo lo posible para convertirle en nuestro comandante en jefe”, aseguró Harris en Twitter.

¿Quién es Kamala Harris?

La política demócrata nació en Oakland, California, en una familia de inmigrantes: una madre originaria de India y un padre nacido en Jamaica.

Tras el divorcio de sus padres, Harris fue criada principalmente por su madre hindú, una investigadora especializada en el cáncer de mama y activista de derechos civiles.

Harris creció ligada estrechamente a su herencia en el sur de Asia, acompañando a su madre en sus visitas a India.

Kamala Harris

Getty Images
Harris tiene familia de India y Jamaica.

No obstante, la californiana ha subrayado que su madre adoptó la cultura afroestadounidense de Oakland, sumergiendo a sus dos hijas -Kamala y su hermana menor, Maya- en ella.

“Mi madre siempre entendió muy bien que estaba criando a dos hijas negras”, escribió Harris en su autobiografía The Truths We Hold.

“Sabía que su país de adopción vería a Maya y a mí como niñas negras y estaba determinada en asegurarse que nos convertiríamos en mujeres negras orgullosas y con confianza en nosotras mismas“.

Harris estudió en la Universidad Howard, uno de los prominentes e históricos centros afroestadounidenses de estudios superiores del país, que ella describió entre las experiencias más formativas de su vida.

La destacada política asegura que ella siempre ha estado cómoda con su identidad y se describe a sí misma como “estadounidense”.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

En 2019, consideró en declaraciones al diario The Washington Post que no se debería encajar a los políticos en compartimentos según el color o su historial.

“Mi punto era: yo soy quien soy. Y me siento bien con eso. Quizá tú tengas que descifrarme, pero a mí me parece bien”.

Ascendiendo puestos en el ámbito de la Ley y el Orden

Tras cuatro años en Howard, Harris se trasladó a la Universidad de California, Hastings, para conseguir un título en Derecho y empezar su carrera en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda.

Se convirtió en fiscal de distrito -el máximo puesto en esa área- de San Francisco en 2003, antes de convertirse en la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California, el principal abogado y funcionario encargado del cumplimiento de la ley en el estado más poblado del país.

Senadora Kamala Harris.

Getty Images
Harris no deja de acumular hitos: fue también la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California.

En sus cerca de dos mandatos en ese cargo, Harris se ganó la reputación de estrella ascendente del Partido Demócrata, lo que le impulsó para convertirse en senadora por California en 2017.

Desde su elección al Congreso estadounidense, la ex fiscal se granjeó gran apoyo entre los progresistas de la formación por su riguroso cuestionamiento al entonces nominado al Tribunal Supremo Brett Kavanaugh y al fiscal general William Barr en sus respectivas audiencias ante el Senado.

Aspiraciones a la Casa Blanca

Cuando lanzó su candidatura a la presidencia ante más de 20,000 seguidores en Oakland el año pasado, esta fue recibida con entusiasmo.

Pero a medida que se adentró en la carrera, Harris no logró articular una base sólida para su campaña, ofreciendo respuestas confusas sobre temas cruciales como el sistema sanitario.

También fue incapaz de capitalizar el gran fuerte de su candidatura: su gran habilidad en los debates, donde pudo demostrar su ventaja como ex fiscal, a menudo poniendo a Biden contra las cuerdas.

Kamala Harris y Joe Biden en un acto de campaña.

Getty Images
Harris anunció su apoyo a la candidatura de Biden después dos meses después de que pusiera fin a sus propias aspiraciones presidenciales.

La demócrata de California trató de mantenerse en la fina barrera entre el ala progresista y moderada del partido, pero acabó sin llamar la atención de ninguno de estos bandos, poniendo fin a su candidatura en diciembre, incluso antes de las primeras votaciones.

En marzo, Harris ofreció su apoyo al exvicepresidente Biden, asegurando que haría “todo en su poder para ayudarle a convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos”.

Historial contra el crimen y la policía

Su breve campaña a la presidencia puso el foco en su historial como principal fiscal de California.

Pese a sus inclinaciones más izquierdistas en asuntos como el matrimonio homosexual o la pena capital, Harris se enfrentó a repetidos ataques por no ser lo suficientemente progresista, y fue el blanco de un devastador artículo de opinión de la catedrática de Derecho de la Universidad de San Francisco Lara Bazelon.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

Escrito al principio de la campaña de Harris, la profesora consideró que la candidata había evitado en gran medida las batallas progresistas que estuvieran relacionadas con asuntos como la reforma policial, sobre las drogas o condenas injustas.

Harris, que se describió a sí misma como “la fiscal progresista”, trató de enfatizar las partes de su legado de tendencia más izquierdista, como requerir a algunos agentes especiales del Departamento de Justicia de California que portaran cámaras corporales -el primer estado en ponerlas en práctica- o lanzar una base de datos que ofreció acceso al público a estadísticas sobre crimen.

Pero sus esfuerzos no consiguieron el apoyo esperado.

Kamala Harris

Getty Images
Ahora tiene ante sí una nueva oportunidad para llegar a la Casa Blanca.

“Kamala es la policía”, se convirtió en una frase habitual en las primarias demócratas, frustrando sus intentos de ganarse a la base más liberal del partido.

No obstante, su historial puede resultar beneficioso en las elecciones presidenciales cuando los demócratas tratan de ganar el apoyo de votantes moderados o independientes.

Con las actuales tensiones raciales en el país, además, crece el escrutinio sobre la brutalidad policial y Harris ha tomado un rol destacado, utilizando su altavoz para amplificar las voces más progresistas.

En intervenciones de televisión, Harris ha pedido cambios de las prácticas policiales en todo Estados Unidos; en Twitter, ha abogado por la detención de los agentes que mataron a Breonna Taylor, la mujer afroestadounidense de 26 años de Kentucky; y suele hablar con frecuencia de la necesidad de desmantelar el racismo sistémico en el país.

Imagen de promo mostrando a Joe Biden y Donald Trump.

BBC
En estas elecciones presidenciales Trump se juega la reelección y Biden pasar de exvicepresidente a presidente.

En cuanto a la controvertida apuesta por “retirar la financiación” de la policía para derivar los fondos a programas sociales -un planteamiento al que se opone Biden-, Harris suele contestar con evasivas, pidiendo en su lugar “reinventar” el concepto de seguridad pública.

Harris ha considerado a menudo que su identidad la sitúa en una posición idónea para representar a aquellos en los márgenes de la sociedad.

Si ella y Biden consiguen llegar a la Casa Blanca, tendrá la oportunidad de demostrarlo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.