Cardiopatías, enfermedades pulmonares y respiratorias: las afectaciones ligadas a la mala calidad del aire
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cardiopatías, enfermedades pulmonares y respiratorias: las afectaciones ligadas a la mala calidad del aire

De acuerdo con este análisis histórico, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.
Cuartoscuro
Por Siboney Flores
15 de mayo, 2019
Comparte

Exponerse largo tiempo a los contaminantes del aire no solo puede implicar efectos como ojos llorosos, tos o irritación en la garganta, también está asociado a afectaciones como cardiopatías, infartos cerebrovasculares, enfermedades pulmonares y cáncer, para el caso de los adultos, así como infecciones respiratorias agudas en menores de edad.

Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

Así los señala el “Análisis histórico de los beneficios en la salud asociados a la calidad del aire en la Ciudad de México entre 1990 y 2015”, publicado por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, junto con la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (Sedema), la Secretaría de Salud (Sedesa), el Instituto Nacional de Salud Pública, el Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller de Harvard (DRCLAS), y el centro de estudios Mario Molina.

De acuerdo con el estudio, las personas mayores de 65 años son las más sensibles a la exposición al ozono, mientras que los menores de edad lo son a las partículas contaminantes.

“Cada una de estas muertes entre niños implica muchas décadas de pérdida de esperanza de vida. En contraste, las muertes entre adultos debidas a cardiopatía isquémica, infarto cerebrovascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer de pulmón, generalmente implican una pérdida de la esperanza de vida de quizás una o dos décadas”, detalla el análisis.

El documento también encontró asociaciones entre los niveles diarios de PM10 (partículas de diámetro aerodinámico de 10 micrómetros) y el riesgo de mortalidad por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Sufren mareos, alergias. Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

Sin embargo, para Juan Manuel Castro Albarrán, director de Administración de Capital Humana de la Secretaría de Salud federal, no hay necesariamente una relación directa, pues señala que toda enfermedad tiene múltiples causas

“No hay una estricta relación entre la mala calidad del aire con enfermedades. No hay una relación directa entre contaminación y la condición de las enfermedades… contribuyen al desarrollo (de enfermedades), pero no son causales”, explica en entrevista con Animal Político.

Aunque Castro Albarrán señala que las infecciones respiratorias, enfermedades y padecimientos como el asma, neumonías, bronconeumonías y bronquitis están sujetas a vigilancia epidemiológica por su relación con el monitoreo de situaciones ambientales, no necesariamente las personas van a empeorar por las condiciones atmosféricas. “Si hay una condición que puede contribuir pero no hay una relación de causalidad directa”, detalla.

No solo en CDMX hay mala calidad del aire; en un año murieron 14 mil 288 personas por esta causa en 20 ciudades

El análisis antes mencionado estima que solo en 2015, 29 mil muertes fueron atribuibles a contaminantes PM2.5 (partículas con un diámetro aerodinámico de 2.5 micras o menor), y 18,100 al ozono.

También sostiene que la exposición crónica a contaminantes PM2.5 es responsable de 7,600 muertes anuales prematuras en todo el país.

Para la Zona Metropolitana del Valle de México, que desde hace cuatro días registra altos niveles de contaminación atmosférica, las partículas PM2.5 son responsables de 3 mil muertes, mientras que para Ciudad de México, 6,100 fallecimientos son asociados a la contaminación por partículas PM10.

Sin embargo, también menciona que las medidas implementadas en la Ciudad de México desde 1990 contra las concentraciones contaminantes han podido reducir 22.5 mil muertes en 25 años.

La mayor parte del impacto en esta reducción se dio en muertes por cardiopatía isquémica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, así como accidentes cerebrovasculares, el cáncer de pulmón, y las infecciones respiratorias en menores, según el documento.

muertes contaminantes aire CDMX

Contribuciones de causas específicas de muerte (panel izquierdo) y de grupos de edad (panel derecho) al número esperado de muertes
prematuras (miles) evitadas por la reducción de las exposiciones a PM2.5 y a ozono en la Ciudad de México

“Nuestro análisis epidemiológico muestra que los habitantes de la Ciudad de México viven en promedio 3.2 años más gracias a las mejoras en la calidad del aire”, expone el estudio, el cual también destaca que entre 2006 y 2014 no se activó la Fase 1 de Contingencia ambiental.

Así lo destaca también el director de Servicios de Salud Pública, Jorge Alfredo Ochoa Moreno, quien considera que los contaminantes asociados con afectaciones graves a la salud han reducido.

“Los seis contaminantes han ido paulatinamente a la baja. Han disminuido 33 % de los seis contaminantes: plomo, ozono, óxido sulfuro, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, de las partículas suspendidas del PM10 y PM2.5”, menciona.

Sin embargo, también reconoce que en un monitoreo realizado en 32 hospitales de Ciudad de México aumenta del 15 al 20 % el número de incidencia de enfermedades ligadas a la contaminación atmosférica cuando hay contingencias ambientales.

A pesar de las mejoras en la calidad del aire, el análisis histórico menciona que los niveles actuales aún se encuentran por arriba de aquellos que representan riesgos para la salud, pues señala que solo en la capital del país hay más muertes por contaminación atmosférica que sexo inseguro, uso de drogas, fuentes de aguas inseguras o tabaquismo pasivo.

riesgos contaminación aire cdmx

Principales factores de riesgo y muertes prematuras asociadas para la Ciudad de México en 2013.

 

¿Debe cambiarse el programa de verificación en CDMX?

Este 14 de mayo, un tribunal determinó que debe suspenderse el aviso que flexibiliza la política de circulación vehicular en la Ciudad de México, debido a que “se trata de una política ambiental regresiva a las normas internacionales que rigen en esta materia”.

Días antes, un juez de distrito concedió una suspensión provisional a un grupo de personas que buscan dar marcha atrás al nuevo programa de verificación vehicular emitido por la Secretaría del Medio Ambiente y el gobierno de la Ciudad de México.

Ambos coinciden en que de no cambiar el programa de verificación “se afectarían de manera grave e irreparable derechos humanos fundamentales, tales como a la salud y a un ambiente sano”, debido a los altos índices de contaminación que pueden registrarse.

El 1 de julio de 2016, las autoridades implementaron un sistema de verificación que incluía la medición de las emisiones de partículas finas, la revisión de los condiciones físico-mecánicas de los automóviles y la verificación de diagnóstico a bordo (OBD), que mide a través de la computadora del automóvil los contaminantes críticos.

Sin embargo, tras la llegada del nuevo gobierno, encabezado por Claudia Sheinbaum, solo se aplica la prueba OBD, lo que a decir de los ciudadanos que interpusieron la demanda “se pusieron miles de automóviles a circular, porque los que tenían holograma 1 ahora tienen 0, y pueden conducir cuando quieran”.

Para el director general de Calidad del Aire, Sergio Zirath Hernández Villaseñor, la antigua norma de verificación vehicular permitía que muchos de los automóviles tuvieran acceso al holograma 1, sin cumplir las reglas establecidas para obtenerlo.

“En 2018 si tu automóvil no se podía hacer la prueba OBD, podía analizarse únicamente con la prueba del convertidor catalítico y aunque no cumpliera con las emisiones de 250 partes por millón, te otorgaban el holograma 1”, argumenta en entrevista con Animal Político.

También justificó el que en 2019 miles los automóviles pasaran del holograma 1 al 0, pues dijo que se trata de modelos posteriores a 2006, que cuentan con la posibilidad de realizar la prueba OBD y emiten menos de 250 partes por millón.

La Sedema insiste en que ahora hay reglas más restrictivas y que parte del problema radica en que automovilistas de la Zona Metropolitana registran sus vehículos en otras entidades.

La dependencia advierte una respuesta en el juicio, pues dice que en caso de que el juez les obligue modificar la verificación no van a regresar a la establecida en 2018.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
iStock

¿Cuál será la especie dominante si (o cuando) los humanos nos extingamos?

Les pasó a los dinosaurios y podría pasarnos a nosotros. ¿Qué especie dominaría la Tierra si los seres humanos dejamos de existir?
iStock
7 de mayo, 2020
Comparte

Debido a amenazas como el cambio climático o la actual pandemia de coronavirus, cada vez son más las personas que advierten que nuestra existencia está en peligro.

Pero ¿qué pasaría si algún día los seres humanos dejáramos de existir?

Es muy probable que el fin de la raza humana no signifique el fin del mundo… la Tierra existió miles de millones de años antes de que apareciéramos y seguramente siga existiendo mucho tiempo más sin nosotros.

Es más, los ecologistas sostienen que sin la presencia de los mayores depredadores (nosotros), es muy probable que la Tierra prospere como nunca.

Pero ¿cómo sería un mundo sin humanos?¿Qué otra especie se convertiría en la dominante?

Esto fue lo que se preguntó una oyente del programa de la BBC “Los casos curiosos de Rutherford y Fry”, que se dedica a responder inquietudes científicas enviadas por la audiencia.

Para hallar la respuesta a este hipotético escenario, los científicos Hannah Fry y Adam Rutherford, presentadores del programa, consultaron al zoólogo (o biólogo especializado en animales) Matthew Cobb.

Según Cobb, hay diferentes formas de definir lo que constituye una especie “dominante”.

Insectos

iStock
Hay muchísimos más insectos que humanos en el mundo y es muy probable que nos sobrevivan.

Una puede ser cuál es la más numerosa. En ese sentido, Cobb apunta a los insectos, que hoy en día son, por mucho, la forma de vida más cuantiosa.

Campeones microscópicos

Sin embargo, la experta Kate Jones sostiene que si vamos a medir el dominio en términos de números, entonces los verdaderos ganadores son organismos mucho, mucho más pequeños.

“Yo creo que la especie dominante ha sido, sigue siendo y probablemente siempre sea el microbio“, afirmó.

Según Jones, no solo se debe a su número y biomasa, sino a que viven en todo tipo de hábitat en la Tierra, desde la Antártida y el Ártico hasta respiraderos en el fondo del mar.

También existen desde mucho antes que nosotros: aparecieron hace unos 3.500 millones de años (nosotros hace apenas unos 6 millones)

E incluso podría decirse que ya nos dominan, ya que en nuestros cuerpos ¡hay más bacterias y otros microbios que células humanas!

Los conquistadores

Pero si hablamos de dominio en términos de qué especie ha conquistado o destruido a otras, o a sus hábitats, no hay dudas de que hasta ahora los humanos hemos ganado el dudoso título de “número uno”.

“Básicamente a cualquier lugar donde vamos nos deshacemos de los animales más grandes -empezando con el mamut y el rinoceronte lanudo- y a medida que nos movemos por el planeta, donde vamos nosotros ellos desaparecen“, dice Cobb.

Un hombre de las cavernas persiguiendo a un mamut con una lanza

iStock
Los humanos hemos logrado conquistar o aniquilar al resto de las especies, pero a un gran costo para el planeta.

“Con la desaparición de estos animales también se perdió su rol en el ecosistema, así que nuestra llegada transformó el ecosistema del todo el planeta“, explica.

La especie humana ha sido tan exitosa en esta conquista destructora que muchos científicos creen que estamos en camino a la Sexta Gran Extinción (hubo cinco antes, la última eliminó a los dinosaurios y a 3/4 de toda la vida en le Tierra hace 66 millones de años).

Si esto ocurriera, ¿qué especies podrían sobrevivir?

La respuesta podría encontrarse analizando lo que ocurrió en las extinciones previas.

“Si miras a través de la historia, la extinción sigue un patrón, no es aleatoria. Algunas especies son más propensas a la extinción que otras, y algunos rasgos te hacen más precario”, explica Rutherford, que es genetista.

El astrónomo Phil Plait, conocido como “El astrónomo malo” porque se dedica a destrozar mitos sobre el espacio, dice que una cosa que tuvieron en común las extinciones pasadas es que todas produjeron un cambio profundo en el medio ambiente del planeta.

“Hubo un repentino cambio climático, repentinos cambios medioambientales, cambios en la química del suelo, cambios en la temperatura del agua y el aire, y eso es probablemente lo que causó estas extinciones”.

Pero así como la última extinción aniquiló a los dinosaurios terrestres, dando pie eventualmente a la aparición y dominio del hombre, ¿qué otra forma de vida podría reemplazarnos a nosotros si somos aniquilados?

Portada del libro "Después del hombre: una zoología del futuro"

St. Martin’s Griffin
El libro “Después del hombre: una zoología del futuro” especula con las especies que dominarán cuando el ser humano deje de existir.

“Creo que será una especie que pueda adaptarse a las nuevas condiciones“, dice Kate Jones. “Por ejemplo, algo que pueda comer plástico”.

Sin embargo, más allá de las especulaciones, Rutherford señala que la evolución es algo muy difícil de predecir.

“Sabemos que habría cosas con ojos, cosas con alas. Habría carnívoros, herbívoros, tal vez plástico-voros. Pero más allá de eso, no quisiera hacer predicciones específicas”, afirma.

Quien sí se animó a hacerlas fue el geólogo escocés Dougal Dixon, quien en 1981 publicó el libro “Después del hombre: una zoología del futuro”, donde no solo cuenta cómo serían las especies dominantes del futuro, sino que también las muestra a través de varias ilustraciones.

Siguiendo los principios básicos de la selección natural, Dixon predijo que unos 50 millones de años después de que los seres humanos hayamos desaparecido el mundo estará dominado por murciélagos de un metro y medio y roedores gigantes.

¿Ciencia o ciencia ficción? Pues, lo cierto es que no estaremos aquí para averiguarlo.


Antes de que te vayas…

Dr Adam Rutherford and Dr Hannah Fry

BBC

Los científicos Adam Rutherford y Hannah Fry investigan misterios cotidianos partiendo de preguntas que envía el público… y les fascina que les lleguen preguntas de los lectores de BBC Mundo.

Así que si tienes alguna duda científica envíaselas por email a [email protected] o por Twitter, usando #curiouscases.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.