Con la desaparición del Estado Mayor, el gobierno abandonó su hospital
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

Con la desaparición del Estado Mayor, el gobierno abandonó su hospital

El Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial ha pasado a ser un hospital de primer nivel, al que ya no acude nadie de alto rango, ni militar ni político.
Google Maps
14 de mayo, 2019
Comparte

El Hospital del Estado Mayor Presidencial en la Ciudad de México se encuentra vacío. Por el área de urgencias no ingresa nadie. No hay una sola ambulancia. Apenas unas cuantas personas ingresan por la puerta principal de este centro médico, y cuando se les pregunta si son usuarios la mayoría lo niega. Dicen que son usuarios del cajero bancario que se encuentra allí, que son empleados de administración o que sólo vinieron para hacer un trámite, de acuerdo con un recorrido hecho por Animal Político.

Aquí, donde antes se atendía a los integrantes del Estado Mayor Presidencial, el cuerpo de élite que resguardaba al presidente de México y a los funcionarios federales de mayor rango junto con sus familias, ahora ya no quedan tantos médicos especialistas ni técnicos que sepan operar los aparatos de alta tecnología para la salud que allí se encuentran, de acuerdo con el testimonio de uno de los trabajadores del hospital.

El libro El Estado Mayor Presidencial, editado en el sexenio del expresidente Vicente Fox, documenta que éste era un hospital de especialidades con atención médica quirúrgica en pediatría; ginecobstetricia; medicina interna, con diferentes ramas: cardiología, gastroenterología, endocrinología, dermatología o nefrología, y cirugía general, con especialidad en urología, oncología y cirugía vascular.

El equipamiento del Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial, registra el libro editado en marzo de 2006, “le permite resolver 98% de las necesidades de salud del personal bajo su cobertura. Cuenta con todos los recursos materiales, desde ambulancias de alta tecnología para los traslados hasta equipo radiológico, quirúrgico o endoscópico, acorde con la modernidad que vive nuestro país en el siglo XXI”.

El personal médico, paramédico, administrativo y de apoyo del Centro Hospitalario –consigna el texto– “ha sido capacitado con el más alto nivel profesional en las diferentes ramas y especialidades, lo que le ha permitido alcanzar el nivel de Hospital de Excelencia y la Certificación por el Consejo de Salubridad General de la Secretaría de Salud”.

Lee: Cuidar a Fox y a Calderón costará menos que antes, dice AMLO

De acuerdo a los informes del avance físico y financiero de los programas y proyectos de inversión de la Oficina de la Presidencia para los años que van de 2013 a 2018, es decir durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, este hospital tuvo un presupuesto de 47 millones 793 mil 750 pesos, solo para la compra de equipo médico y de laboratorio.

Pero con la decisión del actual presidente de México Andrés Manuel López Obrador de desaparecer al cuerpo de élite que cuidaba al presidente y secretarios de Estado, por considerarlo “oneroso” e “innecesario”, el hospital donde se atendía a sus integrantes y a la élite política también tuvo su anuncio de desahucio.

De ser una institución de excelencia, el Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial, que abarca 7 mil 710.83 metros en la Avenida Constituyentes, en la Ciudad de México, ha pasado a ser un hospital de primer nivel, al que ya no acude nadie de alto rango, ni militar ni político.

Te puede interesar: Los aviones presidenciales: ¿cómo eran y cuáles puso AMLO a la venta?

“Ahora sólo se atienden los soldados y sus familias, pero son pocos, sobre todo los que acaban de ser transferidos de algún estado de la República”, cuenta un especialista en rehabilitación, que trabaja en este hospital pero prefirió no dar su nombre.

El entrevistado contó que a todos los médicos especialistas los transfirieron. “Se los llevaron al Hospital Central Militar (localizado en el Bulevar Manuel Ávila Camacho, de la CDMX) aquí quedamos muy pocos, casi solo los de primer nivel (generales)”.

Con ese cambio, también quedaron pocos usuarios. “Antes venían acá no solo los integrantes del Estado Mayor, también venían los funcionarios del gabinete y la familia del presidente. Solo cuando tenían una operación de alto riesgo se iban a Estados Unidos, pero de lo contrario venían acá”.

Todo era distinto entonces, “siempre estaba lleno aquí de guardias y más militares. Antes no la hubieran dejado llegar a usted hasta la entrada así como así, y estar rondando el hospital. Antes había mucho control. Pero ahora ya hay paso libre por la calle”.

Animal Político buscó hablar con el director del Hospital, pero los militares que cuidan la entrada al centro hospitalario aseguraron que no estaba. “Él no está, ya se retiró, y quién sabe si regrese más tarde. No tiene hora para estar aquí, como tiene cuatro hospitales a su cargo y aquí ya hay pocos médicos, no tiene hora”, explicó uno de ellos.

Lee también: De las promesas a las metas medibles: las claves del plan de seguridad de AMLO

Este medio también solicitó una entrevista a la Secretaría de la Defensa Nacional para conocer por qué al hospital llegan ya tan pocos usuarios, cuántos médicos fueron traslados a otros hospitales, qué va a pasar con el equipo de alta tecnología y en general con todo el hospital, pero hasta el cierre de esta edición no se pudo concretar la entrevista.

De los aparatos que se usaban para los diagnósticos y tratamientos de alta especialidad, el especialista entrevistado dijo que siguen ahí adentro. “Ahí están, esos no se los han llevado, pero no hay técnicos que sepan operarlos, a ellos también los transfirieron al Hospital Central Militar. Nos han dicho que contratarán a otros, que todo se va a reactivar, pero no sabemos cuándo”.

El especialista dijo que tampoco sabe cuántos médicos y cuánto personal se quedó. “No sabría decir cuántos se fueron y cuántos nos quedamos, pero somos pocos. Está solo esto, como usted ya vio, muy triste. Antes no parábamos en todo el día, y ahora está solo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es un virus endémico, en lo que se podría convertir el COVID-19, según la OMS (y qué ejemplos hay)

El SARS-CoV-2 "puede no irse nunca", advirtió la Organización Mundial de la Salud. Te contamos qué es un virus endémico y por qué este tiene el potencial para serlo.
15 de mayo, 2020
Comparte

El nuevo coronavirus puede haber llegado para quedarse, advirtió esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19, ya ha sido diagnosticado en más de 4,2 millones de personas en todo el mundo y hasta este jueves había dejado 300.000 muertos.

Los expertos no tienen claro cuándo se podrá frenar su expansión y ahora advierten que puede que el virus no desaparezca nunca.

“Es importante poner este asunto encima de la mesa: podría convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades, y estos virus pueden no irse nunca“, dijo Michael Ryan, el director de Emergencias Sanitarias de la OMS esta miércoles.

“Creo que es importante que seamos realistas y no me parece que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad”, añadió.

Pero ¿qué es exactamente un virus endémico?

Mike Ryan

Reuters
El director de Emergencias Sanitaras de la OMS dijo que no es posible pronosticar el fin de la enfermedad.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recogen la definición de este y otros términos del ámbito de la epidemiología en su página web.

Endémico “se refiere a la constante presencia y/o habitual prevalencia de una enfermedad o un agente infeccioso en una población de una área geográfica”, explican los CDC.

También incluyen el término “hiperendémico“, que se refiere a altos y persistentes niveles de ocurrencia de una enfermedad.

En palabras de Rosalind Eggo, académica especialista en enfermedades infecciosas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, “la infección endémica está presente en una zona de manera permanente, durante todo el año, todo el tiempo, año tras año”.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4

La existencia de un virus endémico no se debe confundir con la de una epidemia o una pandemia, tal como se lo aclaró la experta a la BBC para otro artículo.

  • Epidemia: un aumento de casos seguido de un punto máximo y, luego, una disminución.
  • Pandemia: una epidemia que ocurre en todo el mundo más o menos al mismo tiempo.

Pese a que el SARS-CoV-2 tenga el potencial de convertirse en un virus endémico, eso no significa que sea incontrolable, expuso Ryan, de la OMS.

Y mencionó el caso del VIH, el virus que puede causar el sida, en su alocución.

“El VIH no ha desaparecido, pero hemos encontrado la forma de convivir con el virus. Encontramos tratamientos y métodos de prevención y las personas no se sienten asustadas como se sentían en un principio y podemos garantizar la vida de quienes conviven con el virus”, explicó.

El VIH se conoce desde hace cuatro décadas y aún no existe una vacuna para combatirlo.

Una prueba de VIH

AFP
El VIH ha sido diagnosticado en decenas de millones de personas en las ultimas cuatro décadas.

Según datos de la OMS, hasta 2018 la enfermedad se había cobrado la vida de más de 32 millones de personas y unos 40 millones convivían con el virus.

A pesar de que “continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial”, dice la OMS, “la infección de VIH se ha convertido en un problema de salud crónico llevadero que permite a las personas que viven con el virus llevar una vida larga y saludable“.

Ello debido a que la medicina ha logrado desarrollar diagnósticos tempranos y tratamientos paliativos. Sin embargo, no se tiene una cura.

Aquí recogemos otros ejemplos de infecciones endémicas mencionados por la experta de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

La varicela

Una enfermedad producto de un virus endémico existente desde hace siglos es la varicela, la cual se disemina en la población a través del altamento contagioso virus varicela-zóster (VVZ).

“La varicela puede ser grave, especialmente en los bebés, los adolescentes, los adultos y las personas con el sistema inmunitario debilitado”, explican los CDC.

Un niño con varicela

Getty Images
La varicela suele atacar a los menores de edad y a los adultos que no han desarrollado inmunidad por contagio o vacuna.

Las personas que nunca han tenido la enfermedad, o que no se han vacunado para prevenirla, son los receptores del virus y suelen contraerlo al tocar o inhalar partículas provenientes de las ampollas de la varicela.

Y es que la persona contagiada desarrolla de 250 a 500 ampollas que causan mucha picazón. Al ser frotadas, liberan las partículas.

Países con falta de recursos, en donde no se ha aplicado un esquema de vacunación general, son los más afectados por los brotes endémicos del virus.

La malaria (paludismo)

El paludismo -conocido comúnmente como malaria- es otra enfermedad endémica desde hace décadas y para el cual se ha desarrollado la vacuna recientemente.

Su transmisión se da por parásitos del género Plasmodium que son contagiados a través de la picadura del mosquito hembra Anopheles infectado.

Un paciente de malaria

Getty Images
La malaria se ha extendido por diversas regiones del mundo, principalmente las subtropicales.

En 2018 se registraron 228 millones de casos de malaria en el mundo, de los cuales más de 400.000 derivaron en la muerte de la persona contagiada, según la OMS.

El 67% de las víctimas fatales fueron niños menores de cinco años.

El principal método de prevención ha sido la fumigación contra los mosquitos, particularmente en África, donde se concentra la mayor parte de los casos.

También se emplean antipalúdicos, uno de ellos la cloroquina (y su derivado, hidroxicloroquina), fármacos que se están investigando para el covid-19 y cuyo uso ha sido controvertido.

No fue hasta 2015 que se desarrolló la primera vacuna para combatir esta enfermedad, pero ofrece una protección parcial a los niños.

La primera distribución de la vacuna a gran escala tuvo lugar en 2019, según la OMS.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts