Sin infraestructura ni presupuesto: así tendrá que repartir el IMSS miles de medicamentos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sin infraestructura ni presupuesto: así tendrá que repartir el IMSS miles de medicamentos

Exfuncionarios del IMSS, activistas del sector Salud, y empresarios farmacéuticos, explicaron cuáles son los inconvenientes para que el Seguro Social, de por sí saturado, también distribuya medicamentos, como le pide Hacienda.
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Manu Ureste
31 de mayo, 2019
Comparte

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tendrá que distribuir miles de medicamentos contra el cáncer, la diabetes, la hipertensión, el VIH-Sida, y otros padecimientos, sin que hasta el momento tenga una partida presupuestaria específica para ello, y sin disponer de una infraestructura de transporte especializado, ni de logística, para llevar los fármacos a toda la República.

El encargo de Hacienda al IMSS de crear una nueva estrategia de distribución de medicinas y materiales de curación en todos sus hospitales se produjo luego de que el gobierno federal cambió el modelo de compras de medicamentos, y acusara a las empresas distribuidoras de actos de corrupción para encarecer los precios de los insumos sanitarios.

La nueva titular de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, fue la que pidió al IMSS que realice esta nueva tarea a través de un oficio dirigido a Flavio Cienfuegos, director de administración del Instituto, según publicó El Universal en una nota el pasado martes.

A pesar de que el instituto cuenta con la mayor red de hospitales públicos en todo el país, no ha tenido entre sus funciones la de distribuir medicamentos. Por lo que no dispone, por ejemplo, de camiones que aseguren la cadena de frío requerida por muchos fármacos, ni tampoco del personal que se necesita para transportar y resguardar una red de distribución de este tipo.  

Así lo expusieron en entrevista exfuncionarios del IMSS consultados, organizaciones de la sociedad civil del sector Salud, y representantes del sector empresarial, quienes mostraron su preocupación ante un posible desabasto de medicamentos para el segundo semestre de este año, tanto por el retraso en las compras consolidadadas de más de 3 mil 800 claves médicas, como por la falta de un plan concreto para distribuirlos.

No obstante, tanto el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como la oficial mayor, Raquel Buenrostro, han asegurado en varias ocasiones que el abasto está garantizado, a pesar de los retrasos.

Incluso, Buenrostro acusó el pasado 24 de mayo que el desabasto de medicamentos y de equipo de curación en algunas zonas del país se debe a problemas locales, y a que las farmacéuticas no quieren vender sus productos debido al cambio en el modelo de las compras de gobierno.

“El abasto está garantizado al 100%”, recalcó la funcionaria.

No hay despidos en sector salud, es propaganda para afectarnos, dice AMLO; líder sindical lo contradice

 Sin infraestructura ni tecnología

Al respecto, Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró en entrevista con Animal Político que al sector privado sí le preocupa que se le esté pidiendo a una institución tan importante como el IMSS, que atiende a casi 80 millones de mexicanos, desviar la atención de su función principal, para desarrollar una capacidad logística, que no tiene, para la distribución de medicamentos a lo largo y ancho del país.

“El IMSS no tiene la infraestructura ni la tecnología para cumplir de manera efectiva y consistente con la distribución de medicamentos a lo largo y ancho de la República”, afirmó.

Esta institución, agregó Devlyn, no fue creada como una distribuidora de medicamentos, fue creada para proveer servicios de salud a los trabajadores y para darles acceso a seguridad social.

“Si en esto tienen fallas, porque tienen cuellos de botella en su primer nivel de atención a la salud y no tienen capacidad en muchos de los servicios que deben de proveer, ahora nos preocupa que desvíen parte de las cuotas obrero patronales y su atención para llevar a cabo la distribución de medicamentos”, recalcó Devlyn.

¿No surtieron tu medicina en IMSS o ISSSTE?, ya puedes denunciar el desabasto en una plataforma

En la distribución de medicamentos hay tres aspectos críticos: los fármacos se tiene que controlar por lotes, porque si se presenta algún riesgo con ellos, se debe poder identificar dónde está cada pieza de cada lote para poderla recuperar.

El segundo aspecto son las fechas de caducidad, hay que tener control de esto para que no se esté vendiendo producto que está cerca de su fecha de caducidad o ya caducó.

Y tres, la cadena de frío. Muchos fármacos requieren tener un control de punta a punta, incluso en sitio, de su temperatura.

“Si se distribuye un fármaco y no se tiene control de la fecha de caducidad, muchos dispendios van a entregar medicamentos ya caducos. Si no se cuidó la temperatura, puede causar daño o no surtir el efecto esperado”.

Esos son los riesgos, subrayó Devlyn. “Si le pedimos ahorita a los de (Mudanzas) Castores o a los autobuses ADO que distribuya medicamentos, lo podrían hacer, pero la cuestión es a qué costo, con qué nivel de eficiencia, y efectividad”.

Mi pesadilla es quedarme sin medicamentos: personas portadoras de VIH denuncian desabasto

Luis Adrián Quiroz, coordinador de la organización civil Derechohabientes del IMSS viviendo con VIH que lleva 16 años luchando para garantizar el abasto de medicamentos en el seguro social, dijo en entrevista que, si bien nadie puede oponerse al combate en contra de la corrupción, y menos en el sector Salud, también le preocupa que el resultado pueda ser similar al de los primeros meses del combate contra el huachicoleo; cuando una serie de medidas tomadas por el gobierno provocó el desabasto de combustible en buena parte del país.

“En este caso de los medicamentos, el problema es que sí hay vidas de por medio”, enfatizó el activista, quien añadió que, hasta el momento, el encargo de Hacienda al IMSS de distribuir medicamentos deja muchas preguntas en el aire.

“Por ejemplo, ¿cómo van a incrementar la capacidad operativa y la infraestructura del IMSS para resguardar la calidad del proceso de transportación, y para que todos los derechohabientes, de todas las partes del país, reciban su medicina a tiempo y en buen estado. ¿Cuál es el plan?  ¿Se va a dotar al seguro social de más recursos para esto?”, planteó Quiroz, que recordó que en el presupuesto del instituto no hay, hasta ahora, una partida específica para que distribuya medicinas por todo el país.

A raíz de estas preguntas, Animal Político buscó a la Secretaría de Hacienda y al IMSS para conocer más a detalle el plan para que el Seguro Social se convierta, además de sus funciones, en distribuidor de medicamentos. Pero, hasta el momento de publicar esta nota, no hubo respuesta.

“Distribuir medicamentos es algo muy sofisticado”

Por su parte, Juan de Villafranca, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF), señaló que ellos no podrían decir si el IMSS tiene la capacidad de asumir la distribución de medicamentos o no.

“Nosotros desconocemos si pueden hacerla o no, porque los fabricantes no se meten en la distribución. Los fabricantes le venden al distribuidor y éste le vende al gobierno”, explicó.

Así que es el distribuidor, añadió, el que se encarga de organizar el medicamento por lotes, lo entrega a los distintos lugares, paga a los fabricantes, y luego se encarga de cobrarle al gobierno.

“Si a nosotros nos dicen entréganos el medicamento, se va a cotizar entregando en un punto, pero como fabricantes no tenemos capacidad para mandarlo a todo el país, porque distribuir es algo muy sofisticado: los distribuidores recogen los medicamentos de todos los laboratorios, los ponen en una gran bodega, y de manera robotizada van escogiendo los lotes, por ejemplo, para una clínica en San Luis Potosí, y los mandan en transporte con temperatura controlada y así para todo el país”.

Retraso en las compras de medicamentos

Además del tema de la distribución por parte del IMSS, a Villafranca y Devlyn también les preocupa el retraso en la publicación de la convocatoria para la licitación de la compra consolidada de medicamentos para abastecer al sector salud durante el segundo semestre del año.

De acuerdo a lo anunciado por el gobierno, la convocatoria se publicaría el 7 de mayo, después esa fecha cambió para el 23, pero tampoco ese día se publicó.

Por el momento, no hay una fecha oficial definida.

“Estamos esperando que en cualquier momento se haga, y es muy importante considerar los tiempos, porque ningún laboratorio en el mundo tiene un inventario de medicamentos. Sería una locura que alguien empezara a fabricar medicamentos sin saber si gana la licitación. Porque si no gana, ¿luego qué hace con el medicamento? No los puede tener ahí guardado”, señaló Villafranca.

Esto implica, puntualizó, que quien gane la licitación para cierta clave, “va a tener que pedir la materia prima, fabricar el fármaco y eso lleva de dos a tres meses de tiempo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo llegó a Líbano la carga de nitrato de amonio que causó la devastadora explosión

Antes de dejarse en un almacén del puerto de Beirut durante 6 años el nitrato de amonio que causó la explosión tenía un destino muy distinto.
6 de agosto, 2020
Comparte
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

EPA
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

¿Cómo llegaron al puerto de Beirut las 2,750 toneladas de nitrato de amonio?

Esa es la pregunta que muchos se hacen desde que el presidente de Líbano, Michel Aoun, señalara al nitrato de amonio que llevaba seis años en el puerto de la capital en la explosión que dejó al menos 137 muertes y más de 5,000 heridos.

Y las miradas se han puesto en un hecho acontecido en 2013, cuando un barco arrendado por un ruso y con bandera de Moldavia atracó de emergencia en Beirut por problemas técnicos.

El gobierno no ha dicho que ese sea el origen del nitrato de amonio de la explosión, pero el barco transportaba, precisamente, la cantidad de 2,750 toneladas que fueron confiscadas por las autoridades libanesas.

Imagen del puerto de Beirut tras la explosión.

Getty Images
2,750 toneladas de amonio estuvieron almacenadas en el puerto de Beirut durante seis años.
beirut

BBC

El nitrato de amonio es un compuesto que puede ser utilizado como fertilizante pero también en la fabricación de explosivos.

Si no se almacena en las condiciones adecuadas, como parece ser el caso de lo que había en la capital libanesa, puede resultar muy peligroso.

A pesar de que el director general de Aduanas, Badri Daher y el encargado del puerto, Hassan Koraytem, advirtieron en repetidas ocasiones sobre el peligro que suponía mantener el nitrato de amonio sin las medidas de seguridad requeridas, su llamamiento fue ignorado.

Mientras que la pregunta sobre por qué se descuidó el nitrato de amonio durante seis años parece ser la clave de la investigación, al menos comienza a dilucidarse de dónde pudo proceder el compuesto.

Cómo acabó el nitrato de amonio en el puerto de Beirut

Las 2,750 toneladas de nitrato de amonio que investiga el gobierno libanés es la misma cantidad que las autoridades confiscaron a un buque de carga llamado MV Rhosus en 2013.

El MV Rhosus llevaba la bandera de Moldavia y transportaba el nitrato de amonio desde Georgia hasta Mozambique, pero sufrió problemas técnicos durante la travesía y tuvo que parar en Beirut.

rHOSUS

Reuters
En 2014, los tripulantes del Rhosus protestaron por haber sido retenidos en Beirut.
Rhosus

EPA
El Rhosus llegó a Beirut navegando con bandera de Moldavia.

Una vez allí, la nave fue inspeccionada por las autoridades libanesas y se le prohibió reemprender la ruta por no pagar las tarifas portuarias correspondientes, de acuerdo a un reporte de 2015 de Shiparrested, una red de abogados que gestiona asuntos legales de buques de carga.

El antiguo capitán de ese buque, el ruso Boris Prokoshev, fue entrevistado esta semana por la cadena rusa Radio Libertad de Siberia.

Según Prokoshev, la nave pertenecía al ciudadano ruso Igor Grechushkin, el cual se desentendió del asunto y no respondió al llamado de tripulantes y abogados para pagar las tarifas y continuar con la travesía.

Algunos de los tripulantes que iban en el barco fueron liberados, pero el capitán Prokoshev, otro ciudadano ruso y tres ucranianos fueron retenidos.

Ruta del Rhosus antes de llegar a Beirut.

BBC

Posteriormente, la carga de nitrato de amonio fue confiscada por las autoridades y trasladada a un contenedor del puerto por motivos de seguridad.

Shiparrested, que gestionó la liberación de los cuatro tripulantes retenidos, publicó que “la embarcación había sido abandonada por sus dueños”.

“Los esfuerzos por ponerse en contacto con los dueños y arrendatarios del barco así como con los compradores de la mercancía para pagar las tasas no fructificaron”, reportaron los abogados.

Prokoshev sostiene que Grechushkin aún le debe dinero a él y los tripulantes por los servicios prestados. Sin embargo, sus demandas no han tenido éxito porque este ya no reside en Rusia.

El antiguo capitán también aseguró en la entrevista con Radio Libertad que el barco estaba dañado por falta de mantenimiento y que se hundió después de haber sido liberados.

La BBC intentó ponerse en contacto con Grechushkin, pero no obtuvo respuesta.

Por qué nunca se movió el nitrato de amonio del puerto de Beirut

Desde el servicio árabe de la BBC, señalan que dar respuesta a esa pregunta es la clave a la hora de dirimir responsabilidades.

Según Nidale Abou Mrad, periodista de la BBC, muchos libaneses culpan a la corrupción y falta de liderazgo del país, un problema que llevan denunciando desde hace años.

Por su parte, el presidente Aoun prometió que se llevaría a cabo una investigación transparente.

El encargado general del puerto, Hassan Koraytem, y el director de aduanas libanesas, Badri Daher, insisten en que avisaron del peligro del nitrato de amonio almacenado pero que se les ignoró constantemente.

Bomberos buscan desaparecidos entre los escombros.

Getty Images
A la explosión siguió una frenética búsqueda de desaparecidos.
Barco destrozado en el puerto de Beirut.

Getty Images
El puerto de Beirut quedó devastado tras la explosión.

“Requerimos que fuera reexportado pero no ocurrió. Dejamos que los expertos e involucrados determinen por qué”, dijo Daher a la cadena libanesa LBCI.

De acuerdo a documentos oficiales, los funcionarios de aduanas enviaron cartas al sistema judicial buscando una solución hasta seis veces entre 2014 y 2017.

A causa de la investigación, el gobierno anunció este miércoles que se había puesto en arresto domiciliario a los encargados de vigilar el nitrato de amonio en el puerto.

Y el Consejo Superior de Defensa de Líbano ha prometido que los responsables se enfrentarán al “máximo castigo posible”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.