Sin infraestructura ni presupuesto: así tendrá que repartir el IMSS miles de medicamentos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sin infraestructura ni presupuesto: así tendrá que repartir el IMSS miles de medicamentos

Exfuncionarios del IMSS, activistas del sector Salud, y empresarios farmacéuticos, explicaron cuáles son los inconvenientes para que el Seguro Social, de por sí saturado, también distribuya medicamentos, como le pide Hacienda.
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Manu Ureste
31 de mayo, 2019
Comparte

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tendrá que distribuir miles de medicamentos contra el cáncer, la diabetes, la hipertensión, el VIH-Sida, y otros padecimientos, sin que hasta el momento tenga una partida presupuestaria específica para ello, y sin disponer de una infraestructura de transporte especializado, ni de logística, para llevar los fármacos a toda la República.

El encargo de Hacienda al IMSS de crear una nueva estrategia de distribución de medicinas y materiales de curación en todos sus hospitales se produjo luego de que el gobierno federal cambió el modelo de compras de medicamentos, y acusara a las empresas distribuidoras de actos de corrupción para encarecer los precios de los insumos sanitarios.

La nueva titular de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, fue la que pidió al IMSS que realice esta nueva tarea a través de un oficio dirigido a Flavio Cienfuegos, director de administración del Instituto, según publicó El Universal en una nota el pasado martes.

A pesar de que el instituto cuenta con la mayor red de hospitales públicos en todo el país, no ha tenido entre sus funciones la de distribuir medicamentos. Por lo que no dispone, por ejemplo, de camiones que aseguren la cadena de frío requerida por muchos fármacos, ni tampoco del personal que se necesita para transportar y resguardar una red de distribución de este tipo.  

Así lo expusieron en entrevista exfuncionarios del IMSS consultados, organizaciones de la sociedad civil del sector Salud, y representantes del sector empresarial, quienes mostraron su preocupación ante un posible desabasto de medicamentos para el segundo semestre de este año, tanto por el retraso en las compras consolidadadas de más de 3 mil 800 claves médicas, como por la falta de un plan concreto para distribuirlos.

No obstante, tanto el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como la oficial mayor, Raquel Buenrostro, han asegurado en varias ocasiones que el abasto está garantizado, a pesar de los retrasos.

Incluso, Buenrostro acusó el pasado 24 de mayo que el desabasto de medicamentos y de equipo de curación en algunas zonas del país se debe a problemas locales, y a que las farmacéuticas no quieren vender sus productos debido al cambio en el modelo de las compras de gobierno.

“El abasto está garantizado al 100%”, recalcó la funcionaria.

No hay despidos en sector salud, es propaganda para afectarnos, dice AMLO; líder sindical lo contradice

 Sin infraestructura ni tecnología

Al respecto, Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró en entrevista con Animal Político que al sector privado sí le preocupa que se le esté pidiendo a una institución tan importante como el IMSS, que atiende a casi 80 millones de mexicanos, desviar la atención de su función principal, para desarrollar una capacidad logística, que no tiene, para la distribución de medicamentos a lo largo y ancho del país.

“El IMSS no tiene la infraestructura ni la tecnología para cumplir de manera efectiva y consistente con la distribución de medicamentos a lo largo y ancho de la República”, afirmó.

Esta institución, agregó Devlyn, no fue creada como una distribuidora de medicamentos, fue creada para proveer servicios de salud a los trabajadores y para darles acceso a seguridad social.

“Si en esto tienen fallas, porque tienen cuellos de botella en su primer nivel de atención a la salud y no tienen capacidad en muchos de los servicios que deben de proveer, ahora nos preocupa que desvíen parte de las cuotas obrero patronales y su atención para llevar a cabo la distribución de medicamentos”, recalcó Devlyn.

¿No surtieron tu medicina en IMSS o ISSSTE?, ya puedes denunciar el desabasto en una plataforma

En la distribución de medicamentos hay tres aspectos críticos: los fármacos se tiene que controlar por lotes, porque si se presenta algún riesgo con ellos, se debe poder identificar dónde está cada pieza de cada lote para poderla recuperar.

El segundo aspecto son las fechas de caducidad, hay que tener control de esto para que no se esté vendiendo producto que está cerca de su fecha de caducidad o ya caducó.

Y tres, la cadena de frío. Muchos fármacos requieren tener un control de punta a punta, incluso en sitio, de su temperatura.

“Si se distribuye un fármaco y no se tiene control de la fecha de caducidad, muchos dispendios van a entregar medicamentos ya caducos. Si no se cuidó la temperatura, puede causar daño o no surtir el efecto esperado”.

Esos son los riesgos, subrayó Devlyn. “Si le pedimos ahorita a los de (Mudanzas) Castores o a los autobuses ADO que distribuya medicamentos, lo podrían hacer, pero la cuestión es a qué costo, con qué nivel de eficiencia, y efectividad”.

Mi pesadilla es quedarme sin medicamentos: personas portadoras de VIH denuncian desabasto

Luis Adrián Quiroz, coordinador de la organización civil Derechohabientes del IMSS viviendo con VIH que lleva 16 años luchando para garantizar el abasto de medicamentos en el seguro social, dijo en entrevista que, si bien nadie puede oponerse al combate en contra de la corrupción, y menos en el sector Salud, también le preocupa que el resultado pueda ser similar al de los primeros meses del combate contra el huachicoleo; cuando una serie de medidas tomadas por el gobierno provocó el desabasto de combustible en buena parte del país.

“En este caso de los medicamentos, el problema es que sí hay vidas de por medio”, enfatizó el activista, quien añadió que, hasta el momento, el encargo de Hacienda al IMSS de distribuir medicamentos deja muchas preguntas en el aire.

“Por ejemplo, ¿cómo van a incrementar la capacidad operativa y la infraestructura del IMSS para resguardar la calidad del proceso de transportación, y para que todos los derechohabientes, de todas las partes del país, reciban su medicina a tiempo y en buen estado. ¿Cuál es el plan?  ¿Se va a dotar al seguro social de más recursos para esto?”, planteó Quiroz, que recordó que en el presupuesto del instituto no hay, hasta ahora, una partida específica para que distribuya medicinas por todo el país.

A raíz de estas preguntas, Animal Político buscó a la Secretaría de Hacienda y al IMSS para conocer más a detalle el plan para que el Seguro Social se convierta, además de sus funciones, en distribuidor de medicamentos. Pero, hasta el momento de publicar esta nota, no hubo respuesta.

“Distribuir medicamentos es algo muy sofisticado”

Por su parte, Juan de Villafranca, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF), señaló que ellos no podrían decir si el IMSS tiene la capacidad de asumir la distribución de medicamentos o no.

“Nosotros desconocemos si pueden hacerla o no, porque los fabricantes no se meten en la distribución. Los fabricantes le venden al distribuidor y éste le vende al gobierno”, explicó.

Así que es el distribuidor, añadió, el que se encarga de organizar el medicamento por lotes, lo entrega a los distintos lugares, paga a los fabricantes, y luego se encarga de cobrarle al gobierno.

“Si a nosotros nos dicen entréganos el medicamento, se va a cotizar entregando en un punto, pero como fabricantes no tenemos capacidad para mandarlo a todo el país, porque distribuir es algo muy sofisticado: los distribuidores recogen los medicamentos de todos los laboratorios, los ponen en una gran bodega, y de manera robotizada van escogiendo los lotes, por ejemplo, para una clínica en San Luis Potosí, y los mandan en transporte con temperatura controlada y así para todo el país”.

Retraso en las compras de medicamentos

Además del tema de la distribución por parte del IMSS, a Villafranca y Devlyn también les preocupa el retraso en la publicación de la convocatoria para la licitación de la compra consolidada de medicamentos para abastecer al sector salud durante el segundo semestre del año.

De acuerdo a lo anunciado por el gobierno, la convocatoria se publicaría el 7 de mayo, después esa fecha cambió para el 23, pero tampoco ese día se publicó.

Por el momento, no hay una fecha oficial definida.

“Estamos esperando que en cualquier momento se haga, y es muy importante considerar los tiempos, porque ningún laboratorio en el mundo tiene un inventario de medicamentos. Sería una locura que alguien empezara a fabricar medicamentos sin saber si gana la licitación. Porque si no gana, ¿luego qué hace con el medicamento? No los puede tener ahí guardado”, señaló Villafranca.

Esto implica, puntualizó, que quien gane la licitación para cierta clave, “va a tener que pedir la materia prima, fabricar el fármaco y eso lleva de dos a tres meses de tiempo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El misterio de cómo en Sudáfrica los casos de COVID-19 dejaron de crecer de forma abrupta

Durante las últimas dos semanas, Sudáfrica ha experimentado una situación excepcional que los médicos todavía no logran explicar: una caída dramática e inesperada en la tasa diaria de contagios por coronavirus.
Getty Images
13 de abril, 2020
Comparte

Durante las últimas dos semanas, Sudáfrica ha experimentado una situación excepcional que los médicos todavía no logran explicar: una caída dramática e inesperada en la tasa diaria de contagios por coronavirus.

Las camas en los hospitales están listas, se han preparado salas enteras, las operaciones no urgentes han sido reprogramadas y las ambulancias, equipadas.

Mientras, los equipos médicos han estado ensayando sin parar los protocolos durante semanas y las autoridades de salud se han pasado largas horas en reuniones en línea elaborando y ajustando sus planes de emergencia.

Pero hasta ahora, y contra la mayoría de las predicciones, los hospitales de Sudáfrica permanecen calmados: el “tsunami” de infecciones que muchos expertos auguraron no se ha materializado. Al menos, no todavía.

“Es un poco extraño, misterioso. Nadie está seguro de qué está pasando”, cuenta el doctor Evan Shoul, especialista en enfermedades infecciosas en Johannesburgo.

Tom Boyles, otro médico especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital Helen Joseph, uno de los centros de salud públicos más grandes de Johannesburgo, también aseguran que están “un poco perplejos”.

“Lo hemos estado llamando la calma antes de la tormenta durante aproximadamente tres semanas. Estábamos preparando todo aquí. Y simplemente no ha llegado. Es extraño“.

Sudafrica

EPA
Sudáfrica implantó el confinamiento desde marzo pasado.

Los expertos en salud advierten, sin embargo, que es demasiado pronto para ver esto como un avance significativo y les preocupa que incluso pueda desencadenar una peligrosa sensación de complacencia.

El presidente Cyril Ramaphosa ha sugerido que las dos semanas de confinamiento son las responsables y ha extendido las restricciones a nivel nacional, que estaban programadas para finalizar dentro de una semana, hasta fin de mes.

Sin embargo, pese a que otros países también han impuesto confinamientos severos, no han obtenido resultados semejantes.

Así, a medida que el país y el continente continúan preparándose para el impacto potencialmente devastador de la pandemia, los médicos luchan por explicar lo que está sucediendo en Sudáfrica.

Rastreo agresivo de contactos

Han pasado casi cinco semanas desde el primer caso confirmado de covid-19 en Sudáfrica, y hasta el 28 de marzo, el gráfico diario que rastrea el número de nuevas infecciones siguió una curva ascendente acelerada.

Hasta ese momento, todo era similar a lo que ocurría en la mayoría de los países donde también se habían detectado casos por iguales fechas.

Pero ese sábado, la curva repentinamente cayó bruscamente: de 243 casos nuevos en un día, bajó a solo 17.

Desde entonces, el promedio diario se ha establecido en alrededor de 50 casos nuevos.

¿Podría ser que el confinamiento temprano y estricto de Sudáfrica y su agresivo trabajo de rastreo realmente estén funcionando?

Síntomas de la covid-19

BBC

¿O es solo una pequeña pausa ante una debacle?

A finales de la pasada semana, el presidente Ramaphosa dijo que era “demasiado pronto para hacer un análisis definitivo”, pero consideró que desde que se introdujo la cuarentena, el aumento diario de infecciones se redujo del 42% a “alrededor del 4%“.

“Creo que a cuantas más personas les hagamos las pruebas, más revelaremos si es una aberración o si es real. Las cifras aún no están ahí”, advirtió Precious Matotso, un funcionario de salud pública que está monitoreando la pandemia en Sudáfrica en nombre de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Temores de complacencia

En Sudáfrica es un criterio compartido el argumento de que es peligrosamente temprano para tratar de llegar a conclusiones firmes sobre la propagación del virus.

“Es difícil predecir qué camino vamos a tomar: una tasa de infección alta, media o baja. No tenemos pruebas generalizadas”, indica Stavros Nicolaou, un ejecutivo de atención médica que ahora coordina elementos de la respuesta del sector privado.

sudafrica

Getty Images
En Sudáfrica, hasta el 11 de abril, se habían reportado 2,028 casos y 25 muertes de coronavirus.

“Puede haber signos tempranos que sean positivos, pero mi temor es que las personas comiencen a sentirse complacidos (y bajen la guardia), en base a datos limitados”, agrega.

La sensación de vacío causada por esta pausa prolongada, la “calma potencial antes de una tormenta devastadora”, como lo describió el ministro de Salud Zweli Mkhize la semana pasada, se está llenando inevitablemente de especulaciones.

Anticipación nerviosa

La suposición generalizada ha sido que el virus, introducido en Sudáfrica y en muchos otros países africanos en gran parte por viajeros más ricos y visitantes extranjeros, inevitablemente se trasladaría a barrios más pobres y abarrotados y se extendería rápidamente.

Según los expertos, esa sigue siendo la próxima etapa más probable del brote y ya se han confirmado varias infecciones en varios municipios.

Pero los médicos aquí y en algunos países vecinos han notado que los hospitales públicos aún no han visto ningún indicio de un aumento en los ingresos por infecciones respiratorias, la indicación más probable de que, a pesar de las pruebas limitadas, el virus se está propagando rápidamente.

Una teoría es que los sudafricanos podrían tener una protección adicional contra el virus.

Algunos alegan que podría deberse a una variedad de posibles factores médicos, que van desde la vacuna contra la tuberculosis, que es obligatoria y todos los ciudadanos la reciben al nacer, hasta el impacto potencial de tratamientos antirretrovirales o el posible papel de diferentes enzimas en diferentes grupos de población.

Pero estas suposiciones no han sido verificadas.

“Estas ideas han estado ahí por un tiempo. Me sorprendería si fuera resultado de una vacuna… eso son teorías. Probablemente no sean ciertas”, indica Boyles.

sudafrica

Getty Images
Sudáfrica envió al Ejército a la calle para reforzar la cuarentena.

El profesor Salim Karim, principal experto en VIH de Sudáfrica cree que se tratan de “hipótesis interesantes”, pero nada más que eso.

“No creo que nadie en el planeta tenga las respuestas”, indicó.

Shoul, por su parte, afirmó que el país aún está “planeando como si se acercara un tsunami”.

“La sensación sigue siendo de gran anticipación nerviosa”, comentó.

La incertidumbre

Lo cierto es que esta situación, ajena a lo que pasa en la mayor parte del mundo, ha llevado a los expertos a plantearse si se trata de una pausa menor antes de lo que un médico consideró “un aumento intergaláctico” de los casos.

Varios críticos han señalado la preocupación de que el sistema de salud estatal ha tardado en implementar un régimen de pruebas agresivo y actualmente depende demasiado de clínicas privadas.

sudafrica

Getty Images
Se desconoce el motivo de que los casos hayan disminuido.

Documentos internos del Departamento de Salud al que tuvo acceso la BBC apuntan a las crecientes preocupaciones sobre la mala gestión y la disfunción dentro del sistema estatal, en particular con respecto a la lenta tasa de pruebas.

Pero esas preocupaciones se equilibran con la creciente confianza en que el enfoque “basado en evidencia” del gobierno para la pandemia pueda también estar dando resultado.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.