Autoridades aceptan que no pueden evitar las quemas agrícolas que provocan contingencias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Autoridades aceptan que no pueden evitar las quemas agrícolas que provocan contingencias

Pese a que la reciente contingencia se debió a los incendios forestales, las dependencias involucradas admiten que no pueden evitar las quemas agrícolas.
Cuartoscuro
Comparte

Las quemas agrícolas son una práctica “milenaria” de los campesinos mexicanos, que prenden fuego a sus tierras para favorecer la nueva siembra tras el estiaje; para acabar con plagas o para cambiar el uso de suelo. Cuando se salen de control, las quemas constituyen una de las principales causas de los incendios forestales, de acuerdo con las autoridades ambientales.

Esto ocurre invariablemente cada año y, aunque el gobierno lo sabe, ninguna autoridad puede evitarlo, pues aseguran que es “muy difícil” vigilar a los agricultores.

Este año, los incendios causaron una crisis ambiental atípica en la Megalópolis -región conformada por la Ciudad de México (capital del país) y sus estados vecinos: México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos y Querétaro- además de otras zonas del territorio nacional, como el suroriental Quintana Roo.

Lee: ¿Otra vez humo en CDMX? Autoridades reportan 18 incendios

El humo inundó las ciudades de micropartículas 2.5, las más finas y por ende las más dañinas para los pulmones, pero las autoridades simplemente lo atribuyeron a los incendios sin tomar medidas restrictivas.

Tratándose de la causa medular del problema, los incendios deberían ser abordados como un problema emergente con medidas preventivas y sanciones, ha señalado la dirección de Servicios de Salud capitalinos; sin embargo, las secretarías de Medio Ambiente y de Agricultura, así como a Comisión Nacional Forestal admiten que no tienen posibilidad de evitar que los agricultores continúen con esta práctica tradicional.

“No se están tomando hasta ahora medidas, andan las patrullas ecológicas y espero que se intensifique la aplicación de sanciones”, sentenció el Director de Servicios de Salud de la capital, Jorge Ochoa.

“Yo como Salud siempre digo que debería prevenirse, nos preguntan qué vamos a hacer, pero ¿qué van a hacer las autoridades para que no se vuelvan a dar estos incendios? Porque en las próximas tres semanas se van a seguir dando si no se prohíbe y se sanciona”, dijo el funcionario local a Animal Político.

Lee: Gobierno de CDMX acepta que no tiene plan contra contaminación provocada por incendios

Tras una conferencia con miembros de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), Ochoa explicó que la Norma 015 de las secretarías de Agricultura y de Medio Ambiente regula las quemas agrícolas para evitar que salgan de control y establece sanciones para quien la incumpla, pero advirtió que mientras no se apliquen, el problema será el mismo el año siguiente.

“Que se apliquen sanciones y ya no se den este tipo de quemas, porque si no, dentro de un año vamos a estar igual, con el humo. El problema es que es una inercia, la quema de rastrojo es un uso y costumbre que viene desde antes de los españoles y todavía seguimos con esa cultura”, puntualizó.

Las autoridades ambientales admiten esta incapacidad y argumentan que es muy difícil vigilar cada hectárea de terreno en un país con una superficie de casi dos millones de kilómetros cuadrados, según el Instituto de Estadística.

“Las prácticas superan los alcances de la Norma”, reconoció Sergio Sánchez, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente). “La cultura del fuego en México es milenaria. La práctica de tumba, roza y quema sigue siendo común”, apuntó el funcionario, hasta hace una semana titular interino de la CAMe.

Sánchez precisó que actualmente la vigilancia de los pastizales y sembradíos se realiza desde torres de vigilancia, donde hay una persona que detecta el humo y hasta ese momento manda a la brigada a controlar el fuego, “pero para entonces puede ser tarde. Por eso es importante que sea desde el inicio”, dijo.

Lee: Mascotas también están en riesgo por la contingencia ambiental: así puedes protegerlos

Agregó que esos mecanismos de reacción deben sustituirse por otros de prevención, que incluyan regulaciones pero también instrumentos económicos, capacitación, concientización e incentivos para cambiar esas prácticas, pero señaló que ninguna de estas partes puede funcionar por sí sola, sino que requiere que todas las entidades que participan colaboren para prevenir los incendios.

“No es posible tener un inspector o un policía enfrente que esté en un territorio tan grande como el de México, pero sí es posible que con los incentivos adecuados, en el futuro a los campesinos les convenga más implementar otro tipo de medidas que quemar.

En este momento, además de que es una cultura, le conviene hacer el fuego porque si no quemara, tendría que arar más el suelo, implica más tiempo y más costo. Por eso es importante cambiar ese incentivo”, puntualizó el subsecretario.

Nuevas medidas

Este miércoles, la CAMe presentará al mediodía su nuevo plan para enfrentar las contingencias ambientales que ocurren en la Megalópolis, entre las que se espera una actualización de la NOM 015; la incorporación de las partículas PM2.5 en los criterios para decretar contingencias y, presumiblemente, nuevas medidas de prevención de los incendios, según los funcionarios entrevistados por este medio.

Lee: Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

“Estamos trabajando en la revisión del Programa para contingencias ambientales atmosféricas para 2019”, informó Sol Ortiz, directora de Atención al Cambio Climático de la Sader (Secretaría de Agricultura). Dentro de este programa, dijo la funcionaria, están considerando prohibir a nivel nacional las quemas agropecuarias durante las épocas pico de incendios, es decir, la temporada primaveral; ya que actualmente la NOM 015 las regula pero no las prohíbe, aunque cada año provocan incendios forestales.

La Norma zonifica el país de acuerdo con la frecuencia con que ocurren los incendios, por lo que según la funcionaria de Sader, el programa que la CAMe presentará este miércoles incluirá la prohibición expresa para que durante la temporada pico de incendios (febrero- abril) no se puedan dar las quemas agropecuarias.

“La prohibición aún no está implementada pero la CAMe lo va a anunciar, es algo que se va a incluir en el programa de contingencias para este año pero considero que se va a quedar para años subsecuentes, muy probablemente en función de los resultados que obtengamos se hará la modificación a la NOM 015”, abundó.

“Un ojo en cada parcela”

Otro de los funcionarios que señalan que lo que se requiere son medidas preventivas más que combativas es el gerente de Manejo de Fuego de la Conafor (Comisión Nacional Forestal), Eduardo Cruz. Parte de esa prevención, aseguró el funcionario, debe consistir en ofrecer a los agricultores alternativas para explotar sus tierras sin necesidad de quemarlas, lo que es competencia de la secretaría de Agricultura.

Sin embargo, las alternativas actuales a las quemas son solo sugerencias del gobierno en las que se orienta a los campesinos sobre los daños que provoca quemar la tierra: ni la procuraduría ambiental (Profepa) ni las secretarías tienen capacidad para vigilar que las quemas se realicen en condiciones controladas.

Leer: Sufren mareos, alergias. Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

“La gran dificultad es la enorme extensión que tenemos, no podemos tener un ojo en cada parcela. Eso es un hecho y es algo que ha dificultado el cumplimiento de la normatividad, no sólo en materia de fuego”, reconoció Sol Ortiz.

En entrevista con este medio, la funcionaria explicó que la Norma 015 ya incluye mecanismos para que las autoridades municipales, cuando reciben un aviso de quema, pueden decidir si es procedente o si se debe posponer, en función de variables como la proximidad, pero los ordenamientos no se acatan. “Si el vecino también va a quemar no se pueden hacer dos al mismo tiempo, o si hay contingencia tampoco. Eso ya está contemplado en la Norma, la problemática que vemos es que ha habido mucha dificultad para que se cumpla”.

Indicó que Sader está explorando mejores formas de vigilancia para el cumplimiento de la Norma vía satélite, “para ver qué agricultores están haciendo quemas no permitidas y que la autoridad proceda a las sanciones”.

Dichas sanciones son facultad de Profepa y de los gobiernos locales, y están establecidas en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, pero no se aplican de manera homologada en todo el país, ay que incluso los municipios tienen sus propias sanciones. “Necesitamos una política general y estatal que baje a todo el sector agropecuario para que sea una realidad y atendamos esta situación de fondo, ya que desafortunadamente sí es esta la principal causa que origina los incendios”, refirió el gerente de Manejo de Fuego de la Conafor.

Eduardo Cruz coincidió en que las quemas agrícolas con una costumbre de los productores del campo, “es una idiosincrasia de nuestros agricultores en todo el país, desde antes de los españoles siempre han quemado espacios para abrirlos para la agricultura”, puntualizó.

Respecto a la razón de que esta práctica se lleve a cabo cada año pero no siempre provoque incendios forestales incontrolables, el funcionario apuntó que las condiciones de sequía que han prevalecido los últimos años han aumentado las probabilidades de generar un incendio forestal que se propaga en áreas que antes no ocurría, como en los bosques de niebla chiapanecos, donde la humedad solía impedir la generación de fuego pero se ha reducido tanto que ya no logra evitarlo.

Helicópteros prestados

El funcionario de Conafor reconoció que los recursos federales para el combate a incendios se han ido reduciendo los últimos años, sin embargo, descartó que haya una relación proporcional entre un menor presupuesto y el aumento de incendios.

“En los últimos años los periodos de sequía en México y el mundo se han alargado, incluso hay registros históricos de altas temperaturas. Quien marca realmente cómo se va a comportar el periodo de incendios va a ser el tema meteorológico, y por supuesto que la capacidad de respuesta sí estará influenciada por el presupuesto”, dijo en entrevista.

Fuente: PEF 2014-2019

Cruz aseguró que todos los equipos, brigadas, equipo especializado y torres de detección de Conafor operan al 100% y que su capacidad no ha tenido ninguna reducción pese a que el presupuesto federal cayó en 2017 a la mitad y ha seguido disminuyendo. No obstante, señaló que en algunas acciones de combate a incendios sí ha repercutido la baja presupuestal, como en la disponibilidad de equipo aéreo especializado.

“Es de muy alto costo y estamos supeditados a que nos apoyen las Fuerzas Armadas, Policía Federal, el Ejército, Marina con sus equipos”, dijo, y agregó que por este apoyo, la Comisión les proporciona un recurso “de recuperación”.

En tanto, la directora de Atención al Cambio Climático de la Sader indicó que el programa de Fomento a la Agricultura de esa dependencia ya está en marcha para desarrollarse este año, estableciendo en sus reglas de operación que no se otorguen incentivos agrícolas a productores que quemen sus terrenos con el fin de cambiar el uso de suelo, asociado a terrenos con esquemas de pago por servicios ambientales o programas de manejo forestal. “Con esto se pretende desincentivar a que los productores amplíen la frontera agrícola”, puntualizó.

Además de esas acciones, Sader prevé incluir el fomento al manejo integral de plagas de insectos, para evitar que los productores recurran a la quema para controlarlas; así como el uso de maquinaria agrícola para evitar, en el caso del cultivo de caña, la costumbre de hacer la zafra para facilitar la cosecha.

Precisó que las actividades de orientación y concientización con agricultores hasta ahora se han llevado a cabo en nueve estados: Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, Estado de México, Puebla, Hidalgo y Chiapas. “Lo que se hace son recomendaciones para evitar la práctica conocida como roza, tumba y quema, y se busca incrementar la agricultura de conservación, uso de maquinaria adecuada, rotación de cultivos para optimizar el control de malezas y para control de plagas. Sí hay suficiente evidencia para seguir impulsando que se desarrollen alternativas a la quema agropecuaria”, expresó la funcionaria.

En lo que va de 2019 en México se han registrado cuatro mil 435 incendios forestales en 30 entidades federativas que han provocado afectaciones a 14 mil 916 hectáreas, el equivalente a 150 kilómetros cuadrados, de acuerdo con la Conafor.

Con información de Yuridia Ávila.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

'Hará más mal que bien’: los peligros de apresurar la vacuna contra la COVID

La FDA adelantó que podría aprobar el uso de emergencia de una vacuna contra la COVID antes de que terminen los ensayos clínicos, pero varios expertos advierten que esto sería un "grave error".
Getty Images
4 de septiembre, 2020
Comparte

El jefe de la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), Stephen Hahn, adelantó que podría aprobar el uso de emergencia de una vacuna contra el coronavirus antes de que terminen los ensayos clínicos, algo sobre lo que varios expertos han advertido, tildándolo de “grave error”.

En una entrevista ofrecida al medio británico The Financial Times y publicada el domingo, Hahn insistió en que, de tomarse, la decisión será “científica, médica y basada en datos”, y no una respuesta política a las presiones del gobierno estadounidense para que se apruebe una vacuna.

A finales de agosto, el presidente Donald Trump acusó a la FDA de “retrasar” la aprobación de la vacuna hasta después del 3 de noviembre, fecha en la que los votantes acudirá a las urnas para decidir quién gobernará el país durante los próximos cuatro años.

De darle luz verde antes de terminar la fase 3 de los ensayos clínicos, EE.UU. se convertirá en el tercer país en aplicar la polémica medida, después de que Rusia y China lo hicieran en agosto.

Cuando el 11 del pasado mes las autoridades rusas registraron su vacuna Sputnik V, asegurando que había demostrado ser “altamente efectiva y segura”, científicos en todo el mundo y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) acogieron con escepticismo.

Días después, el 20 de agosto, Moscú anunció que iniciaría las pruebas clínicas en 40.000 voluntarios en distintos países.

Vacuna contra el coronavirus.

Getty Images
Rusia y China han aprobado vacunas contra el coronavirus sin culminar la fase 3 de los ensayos clínicos.

La fase 3 de los ensayos clínicos suele considerarse la más crucial, pues es la etapa en la que los investigadores tratan de ver cuán eficaz y segura es la vacuna probándola en decenas de miles de personas.

“En otras palabras, se busca la reducción real de los casos de la enfermedad en el número de personas que fueron vacunadas comparado con el mismo número de sujetos que no recibieron la vacuna”, le explicó hace semanas el doctor Ian Jones, profesor de Virología de la Universidad de Reading en Reino Unido, a BBC Mundo.

Si bien en las etapas previas también se evalúa el desempeño y la seguridad del producto, la fase 3 es la que “realmente te dice que la vacuna es capaz de prevenir que ocurra la infección”, según el virólogo británico.

“Falsas esperanzas”

Pero quizás el lado más peligroso de aprobar una vacuna antes de culminar todos los ensayos clínicos son sus posibles consecuencias.

Mijail Murashko.

Getty Images
El ministro de Salud ruso ha desestimado las preocupaciones y dudas que genera el programa de vacunas Sputnik V.

En conversación con BBC Mundo, Jones explica que hay varios problemas asociados con que la vacuna sea aprobada demasiado pronto.

Lo primero es que podría generar falsas esperanzas: puede que la gente se apresure a ponerse la vacuna “cuando en realidad tal vez no sea la mejor vacuna, sino la primera que está disponible“.

“Esto causaría decepción en los individuos que se inmunizaron”, añade.

Según el experto, una vacuna que no funcione tan bien como debería podría extender la idea de que (la vacuna en general, todas las que se están desarrollando contra la COVID-19) es ineficiente y suscitar desconfianza dentro de la población. “Al final, una vacuna apresurada hará más mal que bien”.

“Simplemente le quitaría valor a todas las demás vacunas. Y le daría alas al lobby antivacunas, que se aprovechará de cualquier desliz. Es perjudicial para todo el mundo“.

Más difícil ponerle fin a la pandemia

Este lunes, la científica en jefa de la OMS, Soumya Swaminathan, se unió a las advertencias de la comunidad de expertos y aseguró que autorizar una vacuna demasiado pronto y con pocos datos podría tener una variedad de consecuencias negativas.

Vacuna contra el coronavirus.

Reuters
La fase 3 de los ensayos clínicos es frecuentemente considerada como la más crucial, pero la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos está considerando saltársela.

“En primer lugar, hará que sea muy difícil continuar con los ensayos clínicos aleatorios”, dijo.

“Y en segundo lugar, existe el riesgo de que se introduzca una vacuna que no se haya estudiado de manera adecuada y que podría resultar que es poco eficaz y no cumple con el trabajo de ponerle fin a esta pandemia o, peor aún, que tenga un perfil de seguridad inaceptable”.

Para que una vacuna sea aprobada por la FDA, se debe haber demostrado que es segura y eficaz en función de los datos recopilados tras ser probada en miles de voluntarios.

Es un proceso de verificación que puede durar meses.

Swaminathan agregó que la aprobación del uso de emergencia de una vacuna debe realizarse “con mucha seriedad”, particularmente porque se trata de una decisión que “podría provocar efectos secundarios adversos” en algunas partes de la población.

Un pequeño riesgo de mutación

La confianza de la gente en una campaña de vacunación es crucial, por lo que aprobar una vacuna antes de que culminen todos los ensayos clínicos podría además limitar el número de personas que se dejarían inyectar.

Una niña recibiendo una vacuna.

Getty Images
Ian Jones, profesor de Virología de la Universidad de Reading, dice el objetivo es tener una vacuna que nos inmunice completamente y no una que funcione a medias.

“Se trata de una preocupación muy seria, subraya.

“Si la gente piensa que la primera vacuna en ser lanzada lo ha sido por el simple hecho de ser la primera (en desarrollarse), pero no es necesariamente la mejor, podrían considerar que no vale la pena aplicársela, lo que llevaría a no querer ser inmunizados”, prosigue.

“Pero el peligro es que no querrían inmunizarse con una vacuna que funcione mejor y que podría venir después, y eso haría que el virus siga circulando”.

Jones considera poco probable que la vacuna no funcione del todo debido a las pruebas que ya se han hecho.

Pero otro riesgo, según explica, es que el virus podría transformarse y evitar la respuesta inmune generada por la vacuna aprobada con apuro, mutar en una forma ligeramente diferente, que ninguna de las vacunas podría combatir.

“No queremos una vacuna que funcione a medias”

Sin embargo, él no cree que las preocupaciones deban centrarse en cuán segura es la vacuna, sino en su eficacia.

El virus junto a una inyección.

Getty Images
Soumya Swaminathan advierte que aprobar una vacuna sin finalizar todos los ensayos clínicos podría provocar efectos secundarios adversos en algunas partes de la población.

“No queremos una vacuna que funcione a medias, queremos una que nos inmunice completamente”.

“En realidad, pienso que todas las vacunas que están siendo probadas en la actualidad son bastante seguras y probablemente no le causarán ningún daño a quien las reciba. Pero cuando apruebas una vacuna que funciona mal, estás fijando expectativas sumamente bajas, y lo que venga después no tendrá la obligación de ser mejor”.

“Estarías abriéndole paso a una serie de genéricos que también van a funcionar mal“.

Para este virólogo británico esto es algo que se debe evitar, y para hacerlo la fase 3 del proceso debe ser culminada, probando la vacuna “en tanta gente como sea posible, para así conocer su resultado habitual con una dosis habitual“.

“Tomar atajos para lograr vacunas no es exactamente una buena idea. Sería un grave error”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.