close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Qué mató a la niña guatemalteca que estaba bajo custodia en México? Tres versiones se contradicen

Una menor de 10 años de edad murió el15 de mayo, al estar bajo custodia del INM. Hay tres versiones sobre los hechos.
Cuartoscuro
Por Alberto Pradilla
18 de mayo, 2019
Comparte

Una migrante de 10 años guatemalteca murió el pasado 15 de mayo en un hospital pediátrico en Ciudad de México. Fue arrestada en el estado de Chihuahua y trasladada con su madre a la estación migratoria de Iztapalapa. Hay tres versiones sobre su fallecimiento y tres investigaciones abiertas.

Se encontraba bajo custodia del Instituto Nacional de Migración (INM) y fue trasladada al centro médico desde la estación migratoria “Las Agujas”, ubicada en Iztapalapa, en Ciudad de México. Allí falleció, alrededor de las 22.30 horas. Uno o dos días antes, dependiendo de las versionas, ella y su madre fueron conducidas a la capital desde el estado de Chihuahua en autobús. Querían cruzar a Estados Unidos, pero fueron detenidas en México, donde tampoco tenían los papeles en regla.

Eso es lo único que sabemos con certeza de la muerte de una niña de 10 años. Que estaba con su madre, quería ir a Estados Unidos, había sido arrestada en México y que esperaba, encerrada, para ser deportada a Guatemala.

Hay otras muchas cosas que no sabemos, y que las autoridades, que son las que custodiaban a la niña y a su madre, no responden.

Niños migrantes: los menores a los que se les niega el “sueño mexicano”

No sabemos cuándo fueron arrestadas madre e hija. Cuántas personas las acompañaban en su tránsito. Cuánto tiempo permanecieron encerradas en Chihuahua. Quién decidió que debían ser trasladadas desde el norte hasta la capital. En qué estado se encontraban cuando fueron detenidas. Cómo llegaron de salud a Ciudad de México. Cuándo estaba previsto su “retorno asistido”, que es como se llama este proceso en la jerga de las autoridades migratorias.

Fuentes consultadas por Animal Político hablan de una detención masiva, de entre 30 y 100 migrantes arrestados, de diversas nacionalidades.

Hay sospechas, plasmadas en quejas, que derivarán en investigaciones. No hay datos.

Para saber qué mató a la niña hay que esperar a los resultados de la autopsia, que se realizó el 17 de mayo, mientras su madre abordaba un avión de Aeroméxico con destino a Guatemala.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha abierto pesquisas a petición de familiares de la víctima. A través de una nota, la institución explicó que había recibido dos quejas formuladas el jueves, 16 de mayo, un día después del fallecimiento de la niña. La primera fue en la estación migratoria, donde personal de la CNDH entrevistó a allegados de la menor. Estos señalaron que tanto la madre como la hija llegaron a Iztapalapa quejándose de su estado de su salud. Que fueron vistas por un médico y que este les dijo que tenían infecciones de garganta, oído y pulmones y que su tratamiento duraría cuatro días. A su vez, el tío de la fallecida llamó desde Guatemala para corroborar que su hermana y su sobrina llevaban tres días en Iztapalapa (el INM dijo que llevaban uno) y exigir una investigación.

Por eso, la CNDH quiere saber si la menor “recibió la atención requerida y oportuna por el personal médico y operativo” de la estación migratoria de Ciudad de México.

El quinto visitador del CNDH, Edgar Corzo, reiteró que las denuncias presentadas ante su institución reflejan lo manifestado por los agraviados, pero que ahora es momento de que una investigación determine qué es lo que realmente ocurrió.

La CNDH emitió medidas cautelares al INM para que otorgue facilidades a los familiares de la víctima y se les permita tener acceso a una estancia regular en México, así como a los trámites que deban realizar por el fallecimiento, garantizando el acceso a la ayuda, la atención, la asistencia, la justicia y la verdad. Además, la institución recordó que el mismo día 15, jornada en la que falleció la menor, había emitido medidas cautelares al INM para “dar solución a la sobrepoblación” de la estación migratoria.

Desde que el INM hizo público el fallecimiento de la menor los interrogantes no han hecho sino aumentar. De hecho, ni siquiera se sabe el motivo de la muerte de la niña.

Según la primera versión, la niña y su madre llegaron a Ciudad de México en autobús desde Chihuahua. Al llegar, la menor refirió “molestias en la garganta”, por lo que, siempre según el INM, fue tratada por un médico de guardia y puesta en revisión hasta su traslado al hospital, donde falleció el miércoles, 15 de mayo, a las 22.30 horas.

Desde que se hizo público el fallecimiento se han difundido tres explicaciones distintas. El INM y la CNDH, que citaba a familiares de la víctima, hablan de una posible enfermedad mientras que Alejandro Encimas, subsecretario de Derechos Humanos, afirma que la muerte fue provocada por la caída de la menor desde una litera.

“Lamentablemente tuvimos el deceso de una niña guatemalteca de diez años que sufrió un accidente dentro del dormitorio en el que estaba con su mamá al caerse de la litera”, dijo Encimas, en declaraciones ofrecidas al finalizar la conferencia mañanera del presidente, Andrés Manuel López Obrador. El subsecretario achacó el fallecimiento al “trauma del golpe”, aunque no negó que pudiese padecer alguna infección de garganta.

Los familiares de la niña hacen referencia a los problemas de salud de los que se quejaban madre e hija en la estación migratoria. Por eso quieren una investigación. El problema es que no sabemos ni cuándo fueron arrestadas ni en qué situación se encontraban.

 ¿Qué ha pasado con la investigación de las muertes de niños migrantes en la frontera México-EU?

Esta falta de información ha motivado una nueva queja ante la CNDH.

La representación guatemalteca en Tijuana protesta por no haber sido informado del arresto, que se produjo en el estado de Chihuahua, ni del traslado de madre e hija a Ciudad de México. “Hay una queja por omisión de notificación consular, lo que deberá acreditarse en la instrucción del expediente”, afirmó, en mensaje de WhatsApp, Edgar Corzo, quinto visitador de la CNDH. Animal Político quiso conocer la versión del INM, que no ofreció explicaciones.

Tras el fallecimiento de la menor, la madre ha sido atendida por personal de la embajada de Guatemala en Ciudad de México. Según el ministerio de Relaciones Exteriores del país centroamericano, la mujer manifestó su deseo de que no trascendiese su identidad ni la de su hija y de regresar lo antes posible a su casa, por lo que fue embarcada en el vuelo de Aeroméxico de las 10 de la mañana. Estaba previsto que el féretro con los restos de la menor regresase también a la mayor brevedad. En principio, la autopsia estaba prevista para la mañana del viernes 17 de mayo, por lo que la repatriación podía darse hasta el lunes 20.

No ha trascendido si la madre de la menor fallecida ha expresado su deseo de presentar alguna denuncia. Al producirse un retorno tan apresurado, la mujer tampoco tuvo oportunidad de encontrarse con las organizaciones de la sociedad civil que habitualmente acompañan a los migrantes en este tipo de sucesos.

Para protestar denunciar el fallecimiento de la menor y protestar contra las políticas migratorias mexicanas, unas 60 personas se concentraron en la mañana del 17 de mayo ante Palacio Nacional, donde Andrés Manuel López Obrador pronunciaba su conferencia de prensa diaria. En la protesta hubo representantes de organizaciones sociales, albergues de la ciudad de México y migrantes centroamericanos.

La falta de apoyo a niños migrantes en escuelas mexicanas provoca deserción

Según el diario El País, México ha triplicado el número de deportaciones durante los primeros cinco meses de gobierno de López Obrador. Solo en la jornada del viernes, 80 guatemaltecos fueron devueltos a su país en cuatro autobuses, según Alejandra Mena, vocera de Migración del país centroamericano.

En los últimos meses, cinco menores guatemaltecos han muerto en su tránsito hacia Estados Unidos. Cuatro fallecieron al cruzar la frontera del norte. Esta es la primera víctima que pierde la vida en dependencias mexicanas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de los dos israelíes asesinados en la Plaza Artz, CDMX

Las autoridades mexicanas e israelíes vinculan a los fallecidos con el crimen organizado.
28 de julio, 2019
Comparte

En un restaurante de un exclusivo centro comercial de Ciudad de México, una mujer se levantó repentinamente y disparó a dos hombres que estaban en una mesa cercana.

Los dos eran de nacionalidad israelí y fueron identificados por la embajada de su país como Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44 años, y Alon Azulay, de 41. Uno de ellos murió en el lugar, el otro al ser llevado al hospital.

Esto ocurrió la tarde del miércoles pasado en el centro comercial Plaza Artz, en el sur de la capital mexicana.

La mujer, identificada como Esperanza “N.”, salió corriendo del lugar.

En un video difundido rápidamente en redes sociales, se ve cómo la presunta asesina es interceptada por un policía y después por una patrulla.

La mujer aseguró primero que el ataque se trataba de un problema amoroso.

Pero las revelaciones que han hecho las autoridades, la embajada de Israel y un exjefe de la policía el jueves y este viernes han dado un giro a la historia.

¿Qué se sabe de Sutchi y Azulay?

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, dijo este viernes que, aunque las investigación continuaban, en el hecho “hay vínculos con organizaciones criminales del país (México), por lavado de dinero principalmente”.

“Son ajustes de cuentas entre integrantes de bandas del crimen organizado, de interés diverso, disputas, de relaciones con organizaciones, y por disputas de territorio, de lavado de dinero”, dijo Durazo a la prensa.

Ulises Lara, portavoz de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, dijo a los medios que la mujer detenida reconoció que se trató de un “ataque directo” y se cambió su declaración inicial de que fue un crimen pasional.

La embajada de Israel en México indicó en un comunicado que Sutchi y Azulay “contaban con antecedentes criminales, tanto en Israel como en México”, pero no dio más detalles sobre su historial delictivo.

El diario The Jerusalem Times reportó que Sutchi había sido liberado de una prisión de Israel hace 6 meses.

“En 2001, huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México. Ambos han cumplido penas de prisión por asesinato”, dice una nota en la que se le relaciona con un grupo criminal llamado Hermanos Mosley.

Azulay presuntamente era uno de sus escoltas de seguridad.

“Entrenado por el Mossad”

El exjefe de la policía de Ciudad de México Gabriel Regino fue entrevistado por la prensa local luego de que se conoció que Sutchi había sido detenido en 2005 en la capital mexicana.

Regino explicó al diario El Heraldo de México que ese año Sutchi fue capturado en un operativo que solicitó el ahora desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la agencia de inteligencia mexicana, por petición de la Interpol.

“Este sujeto (Sutchi) había escapado ya en dos ocasiones de prisión en Israel antes de su primera llegada a México”, explicó Regino.

La fachada del centro comercial Artz

AFP
El ataque se realizó en un restaurante del centro comercial Artz, en el sur de Ciudad de México.

La información de inteligencia que le compartió el Cisen, aseguró Regino, indicaba que Sutchi “contaba con una instrucción militar del Mossad”, la agencia secreta de espionaje y contraterrorismo de Israel.

“Nos enteramos del calibre de persona que teníamos cuando nos empiezan a contar que tenía instrucción militar del Mossad, que era capaz de desarmar a cinco personas, que era una máquina de matar prácticamente”, dijo el exfuncionario a El Heraldo de México.

Se sabía que el hombre había llegado a México para atender “problemas de inseguridad que aquejaban a miembros de la comunidad judía” en el centro del país.

“Decidió cambiarse de bando y dedicarse a las extorsiones, entre otro tipo de conductas delictivas, lo que encendió la alerta roja tanto en el gobierno israelí, por las fugas que tenía como precedente, y por la presión que realizaba la comunidad judía para la detención de este sujeto”, aseguró Regino.

*Con información de Ana Gabriela Rojas, corresponsal de BBC Mundo en México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.