close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Muere niña guatemalteca bajo custodia de autoridades migratorias en CDMX

De acuerdo con autoridades, la menor que estaba en compañía de su madre fue trasladada en autobús desde Chihuahua hasta la Estación Migratoria de Iztapalapa el pasado 14 de mayo.
Cuartoscuro
16 de mayo, 2019
Comparte

Una niña de 10 años de nacionalidad guatemalteca, que se encontraba bajo custodia de autoridades migratorias de la Ciudad de México murió la noche de este miércoles 15 de mayo, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

De acuerdo con una tarjeta informativa del instituto, la menor que estaba en compañía de su madre fue trasladada desde Chihuahua en autobús hasta la Estación Migratoria de Iztapalapa, en la capital del país, el pasado 14 de mayo.

Lee: Niños migrantes: los menores a los que se les niega el “sueño mexicano”

Al llegar “fue atendida por el médico de guardia debido a molestias en la garganta” y “estuvo en revisión a partir de ese momento y hasta su traslado al Hospital Pediátrico”, aseguró el INM. 

La niña murió a las 22:30 horas del miércoles.

Las autoridades informaron que se estableció contacto con el consulado de Guatemala y que se realizan investigaciones para determinar las causas de su muerte.

En tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó a las autoridades de migración que den facilidades a los familiares la menor para obtener una condición de estancia regular en México y ayuda en los diversos trámites que tienen que realizar por el fallecimiento, además de garantizarles atención, asistencia, acceso a la justicia y a la verdad.

También pidió una indagación exhaustiva para determinar si la niña recibió la atención requerida y oportuna por el personal médico y operativo de la estación migratoria, y así deslindar responsabilidades.

El mismo día que falleció la menor, la CNDH dijo haber emitido también recomendaciones al INM para solucionar el problema de la sobrepoblación en el albergue Las Agujas, de la alcaldía de Iztapalapa.

Te puede interesar: ¿Qué ha pasado con la investigación de las muertes de niños migrantes en la frontera México-EU?

El gobierno mexicano ha reconocido un aumento “insólito” de entradas de migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, con 300 mil personas que ingresaron en los primeros tres meses del año.

Al menos tres menores que se encontraban bajo el resguardo de autoridades migratorias estadounidenses murieron desde diciembre.

También lee: La falta de apoyo a niños migrantes en escuelas mexicanas provoca deserción

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lisa Marie Shillito Cambridge University

El fascinante hallazgo en unas heces de 8 mil años de antigüedad (y qué revela de nuestros antepasados)

Los coprolitos o excrementos fosilizados fueron encontrados en una aldea neolítica en Turquía. Sus pobladores vivieron 3 mil años antes de que se inventara el retrete o inodoro.
Lisa Marie Shillito Cambridge University
5 de junio, 2019
Comparte

Donde otros ven solamente excrementos, Piers Mitchel ve pistas sobre la historia de la humanidad.

Mitchel es investigador de la Universidad de Cambridge en Inglaterra y uno de los mayores expertos en coprolitos, excrementos humanos fosilizados.

El científico y sus colegas realizaron un extraordinario hallazgo: deposiciones humanas de 8.000 años de antigüedad encontradas en una aldea neolítica llamada Çatalhöyük, en Turquía.

El análisis de las heces no solo mostró aspectos clave sobre la alimentación en una época en la que la humanidad hizo la transición entre la caza y la recolección hacia la agricultura sedentaria.

El estudio también reveló la presencia de parásitos que afectaron a los habitantes de Çatalhöyük.

“Se ha sugerido que el cambio en el estilo de vida resultó en un cambio similar en los tipos de enfermedades”, señaló Mitchel.

“Como el lugar era uno de los más grandes y densamente poblados de su tiempo, este estudio en Çatalhöyük nos ayuda a entender mejor ese proceso”.

Huevos de lombriz

Los científicos analizaron varios coprolitos así como el suelo contaminado con heces en los sitios de entierro. Los coprolitos datan de entre 7.100 y 6.150 a.C.

Entre restos de una dieta omnívora rica en vegetales, los investigadores encontraron huevos de lombriz.

Excavaciones arqueológicos en Çatalhöyük

Scott Haddow University of Cambridge
Çatalhöyük es uno de los sitios mejor preservados del Neolítico.

“Fue un momento especial identificar los huevos del parásito con más de 8.000 años de antigüedad”, señalo Evelena Anastasiou, coautora del estudio publicado en la revista Antiquity.

Los investigadores hallaron huevos de parásitos intestinales llamados tricocéfalos o gusanos látigo (Trichuris trichiura).

Se trata de la evidencia arqueológica más antigua de infección por parásitos intestinales en el Cercano Oriente.

Los gusanos látigo pueden alcanzar entre 30 y 50 milímetros de longitud.

Viven adheridos al intestino grueso donde pueden llegar a poner más de 5.000 huevos al día.

La infección puede causar anemia, enfermedades intestinales y dolor, además de defecaciones con sangre.

Antes del retrete

La aldea de Çatalhöyük es famosa por ser uno de los sitios arqueológicos mejor preservados de su época.

La población de la aldea estaba compuesta por agricultores que cultivaban trigo o centeno, y tenían además ovejas y cabras.

El retrete o inodoro fue inventado en Mesopotamia unos 3.000 años después del florecimiento de Çatalhöyük.

Los investigadores creen que los habitantes de la aldea defecaban en montones de basura colectiva.

“Como la escritura se inventó 3.000 años después de la época de Çatalhöyük, los habitantes del lugar no pudieron registrar lo que les sucedió durante sus vidas”, afirmó Marissa Ledger, otra de las investigadoras.

“Este trabajo nos permite por primera vez imaginar los síntomas sentidos por algunos colonos prehistóricos que vivían en Çatalhöyük y fueron infectados por este parásito”.

Los científicos quieren ahora hallar y analizar restos similares de los primeros cazadores recolectores, para determinar cómo el cambio en la alimentación y la forma de vida afectó sus infecciones intestinales.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=fCqNpL9Nbs0

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=7Uq1Ahy1828

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.