close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

Estas partículas son más pequeñas que las producidas por las emisiones vehiculares y afectan más profundamente el sistema respiratorio.
Cuartoscuro
14 de mayo, 2019
Comparte

El Valle de México está en alerta por contaminación debido a la alta concentración de partículas, más pequeñas que el grosor de un cabello. Aunque son pequeñas, respirarlas tiene efectos importantes en la salud.

¿Qué son las partículas contaminantes y cómo se clasifican?

Las partículas pueden estar en estado líquido o sólido y estar suspendidas en la atmósfera.

Se dividen en dos: primarias, que son producidas directamente por alguna fuente contaminante y secundarias, las que se forman en la atmósfera, como resultado de la interacción química entre gases y partículas primarias, señala la Norma Oficial Mexicana NOM-025-SSA1-2014.

También se clasifican según su tamaño: menores o iguales a 10 micras (PM10), en menores o iguales a 2.5 micras (PM2.5) y menores o iguales a 0.1 micras (PM0.1).

¿Qué las produce?

La materia particulada o PM (por sus siglas en inglés) 2.5 son son “una mezcla que puede incluir sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales”, explica la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Te puede interesar: 82 incendios forestales en 21 estados, reporta Conafor; Oaxaca, Guerrero y Jalisco, estados con más casos

Éstas provienen de los automóviles, camiones, fábricas, quema de madera y otras actividades. En el caso del Valle de México, los incendios que se han registrado en la Ciudad y Estado de México han provocado un aumento de estas partículas.

Las autoridades indicaron que al menos 20 incendios en la capital y 30 incendios en el Estado de México, durante este fin de semana, provocaron humo y mala calidad del aire, lo que generó molestias entre los ciudadanos.

¿Cómo te afectan?

El tamaño de las partículas determina el daño que pueden causar a la salud. Las PM10 se  depositan en la región extratorácica del tracto respiratorio: nariz, boca, naso, oro y laringofarínge, señala la NOM.

Contienen principalmente materiales de la corteza terrestre pero también pueden contener material biológico como polen, esporas, virus o bacterias o provenir de la combustión incompleta de combustibles fósiles.

Las PM2.5 se depositan en la región traqueobronquial: tráquea hasta bronquiolo terminal, aunque pueden ingresar a los alvéolos.

La concentración de ambas partículas está relacionado con un incremento en las visitas a urgencias por asma, ya que afectan la función pulmonar de quien padece esta enfermedad, y con un aumento en las consultas por infecciones de vías respiratorias.

Leer: Sufren mareos, alergias. Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

“La exposición a largo plazo a niveles altos de PM2.5 se asocia significativamente a hospitalizaciones por neumonía adquirida, mientras que la exposición a PM10 durante los meses de verano se asocia con mayores síntomas de apnea obstructiva y menor saturación durante el sueño”, explica la Norma.

Las PM2.5 también afectan la frecuencia cardiaca reduciendo el ritmo; los pacientes con hipertensión son más sensibles a los efectos.

Las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, adultos mayores y niños son más propensos a verse afectados por la exposición a la contaminación por partículas, señala la EPA. Si se está sano, puede sentir síntomas temporales si está expuesto a altos niveles de contaminación por partículas.

Algunos síntomas son:

-Irritación de los ojos, nariz y garganta; tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar.

-Función pulmonar reducida

-Latido del corazón irregular

-Ataques de asma

-Ataques al corazón

-Muerte prematura en personas con enfermedad cardíaca o pulmonar

¿Qué harán las autoridades?

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo en entrevista con El Financiero que actualmente no hay un protocolo ante el aumento de las PM2.5, pues históricamente, las medidas de contingencia ambiental solo aplican para las PM10 y el ozono.

Las PM2.5 se miden desde 2004 pero no había una norma específica, la más reciente NOM se publicó en 2014. Por lo que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) trabaja en el plan de contingencias.

Sheinbaum explicó que debido a los incendios, altas temperaturas y vientos de baja intensidad prevalece un ambiente de poca visibilidad en la Ciudad de México, pero no se había decretado la contingencia ambiental porque no se ha sobrepasado la cifra de 150 puntos del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire.

Este martes, se alcanzaron los 160 puntos, por lo que se declaró contingencia para el Valle de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2019
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.